☰ menú
 


        25 poemas aleatorios en audio


 

   Una estación en Amorgós Una estación en Amorgós de Hugo Gutiérrez Vega

   Hugo Gutiérrez Vega
      En la voz de Hugo Gutiérrez Vega    
primeros versos

Antes de partir A la izquierda está el mar. La alta montaña con su ermita y su senda entre los pinos se recorta en lo azul y las gaviotas van hablando de viajes, llegadas o naufragios. Recuerdo los primeros días en la isla, el verano de fuego y, en la alta madrugada, el olor de la sal...

 

   Fin de otoño Fin de otoño de Hjalmar Flax

   Hjalmar Flax
      En la voz de Hjalmar Flax    
primeros versos

Un hombre ataja por un campo abierto. Su abrigo es color tierra. Le florece el aliento a cada paso. El viento lo despeina. El campo abierto es ancho para el hombre. Para los astronautas es pequeño. Y si de cerca...

 

   Gran mundo Gran mundo de Octavio Paz

   Octavio Paz
      En la voz de Octavio Paz    
primeros versos

Habitas en un bosque de vidrio. El mar de labios delgados, el mar de las cinco de la mañana, centellea a las puertas de tu dormir. Cuando lo rozan tus ojos, su lomo metálico brilla como un cementerio de corazas. El mar amontona a tus pies espadas, azagayas, picas, ballestas, dagas...

 

   La silla La silla de Jaime Augusto Shelley

   Jaime Augusto Shelley
      En la voz de Jaime Augusto Shelley    
primeros versos

Si tengo que mirar un día la silla como la miro ahora y tengo que callar a los poetas para decir tan sólo es negra (Y una callejuela de árboles suntuosos se detiene sombra y sopla en los follajes) si tengo que mirar de día la silla y estrecharla y sostenerla (como a una ola hueca...

 

   Material nupcial Material nupcial de Pablo Neruda

   Pablo Neruda
      En la voz de Pablo López del Castillo    
primeros versos

De pie como un cerezo sin cáscara ni flores, especial, encendido, con venas y saliva, y dedos y testículos, miro una niña de papel y luna, horizontal, temblando y respirando y blanca y sus pezones como dos cifras separadas, y la rosal reunión de sus piernas en donde su sexo de pestañas nocturnas parpadea...

 

   Soliloquio de la desconocida Soliloquio de la desconocida de Roberto Ibáñez

   Roberto Ibáñez
      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Hacia una soledad que no lastime, desando con mis lágrimas el viento. Inocente y odiada, me prohíbo la pequeña alegría de un jilguero o el rumor de una abeja distraída, ya nunca más abeja entre mis dedos. Un caballo me mira para siempre. Lacra en mis pies su lengua un perro ciego. Me ve una hoja y piensa en el otoño...

 

   Un castellano leal Un castellano leal de Duque de Rivas

   Duque de Rivas
      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Romance Primero Hola, hidalgos y escuderos de mi alcurnia y mi blasón, mirad como bien nacidos de mi sangre y casa en pro, esas puertas se defiendan; que no ha de entrar, vive Dios, por ellas quien no estuviere más limpio que lo está el sol. No profane mi palacio un fementido...

 

   De tu centro entrañable la noche se derrama... De tu centro entrañable la noche se derrama... de Tomás Segovia

   Tomás Segovia
      En la voz de Tomás Segovia    
primeros versos

De tu centro entrañable la noche se derrama tú sola por los dos la traes a nuestra casa lleva su sello por los dos tu cuerpo solo huele a antiguos metales la efusión de tu sangre a luna de hondas minas y mercurial tiniebla son el fuego y la sombra un solo óxido...

 

   Tú traes tu memoria... Tú traes tu memoria... de Eduardo Langagne

   Eduardo Langagne
      En la voz de Eduardo Langagne    
primeros versos

Tú traes tu memoria, muchacha, tu historia; yo traigo la mía. Están en la almohadasin nada de filosofía.

 

   Tres árboles Tres árboles de Gabriela Mistral

   Gabriela Mistral
      En la voz de Horacio Salinas    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Tres árboles caídos quedaron a la orilla del sendero. El leñador los olvidó, y conversan, apretados de amor, como tres ciegos. El sol de ocaso pone su sangre viva en los hendidos leños ¡y se llevan los vientos la fragancia de su costado abierto!...

 

   Responso del peregrino Responso del peregrino  de Alí Chumacero

   Alí Chumacero
      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Yo, pecador, a orillas de tus ojos miro nacer la tempestad. Sumiso dardo, voz en la espesura, incrédulo desciendo al manantial de gracia; en tu solar olvida el corazón su falso testimonio, la serpiente de luz y aciago fallecer, relámpago vencido en la límpida zona de laúdes que a mi maldad despliega tu ternura...

 

   Alta traición Alta traición de José Emilio Pacheco

   José Emilio Pacheco
      En la voz de José Emilio Pacheco    
primeros versos

No amo mi Patria. Su fulgor abstracto es inasible. Pero (aunque suene mal) daría la vida por diez lugares suyos. cierta gente, puertos, bosques de pinos, fortalezas, una ciudad deshecha, gris, monstruosa, varias figuras de su historia. montañas (y tres o cuatro ríos...

 

   Cuando sobre el pecho inclinas... (Rima XIX) Cuando sobre el pecho inclinas... (Rima XIX) de Gustavo Adolfo Bécquer

   Gustavo Adolfo Bécquer
      En la voz de Favio Camero    
primeros versos

Cuando sobre el pecho inclinas la melancólica frente, una azucena tronchada me pareces. Porque al darte la pureza, de que es símbolo celeste, como a ella te hizo Dios de oro y de nieve...

 

   Narcisiana Narcisiana de Jorge Zalamea

   Jorge Zalamea
      En la voz de Jorge Zalamea    
primeros versos

Ésta era otra casa. La de los muchos patios: el patio de las ceremonias y los grandes; el patio de los huéspedes bienvenidos; el patio de los niños; el patio de las criadas; el patio de los lavaderos y los bebederos; el patio de las caballerizas; el patio de las aves de corto vuelo;...

 

   Invocación Invocación de Efraín Bartolomé

   Efraín Bartolomé
      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Lengua de mis abuelos habla por mí No me dejes mentir No me permitas nunca ofrecer gato por liebre sobre los movimientos de mi sangre sobre las variaciones de mi corazón En ti confío En tu sabiduría pulida por el tiempo como el oro en pepita bajo el agua paciente del claro río...

 

   Que demuestran decoroso esfuerzo de la razón contra la vil tiranía de un amor violento Que demuestran decoroso esfuerzo de la razón contra la vil tiranía de un amor violento de Sor Juana Inés de la Cruz

   Sor Juana Inés de la Cruz
      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Dime vencedor Rapaz, vencido de mi constancia, ¿qué ha sacado tu arrogancia de alterar mi firme paz? Que aunque de vencer capaz es la punta de tu arpón, el más duro corazón, ¿qué importa el tiro violento, si a pesar del vencimiento queda viva la razón? Tienes grande señorío...

 

   El cementiri dels mariners El cementiri dels mariners  de Josep Maria de Sagarra

   Josep Maria de Sagarra
      En la voz de Núria Espert    
primeros versos

Quan la passada del vent afina la tarda tèbia del mes d agost, penges com una morta gavina dalt de la pedra grisa del rost. Des de les blanques parets estretes veus una mica de mar només; i encara et poses tot de puntetes, blanc cementiri dels mariners. Ningú que als vespres a tu s atansa...

 

   El agua desdichada El agua desdichada de Efraín Bartolomé

   Efraín Bartolomé
      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

Todo quiere ser aguaQuiere licuarse la montaña entera Las atalayas hunden en el río sus leves pies calcáreos Quemados por la boca espumeante del calor loscactos arden amando ya su polvosu ceniza que un día descenderá sobre las aguas Se quieren agua el lirio y la sombra y la piedra...

 

   Existamos aquí Existamos aquí de Poesía náhuatl

   Poesía náhuatl
      En la voz de Enrique Lizalde (español) y Lino Balderas (náhuatl)    
primeros versos

Tienen raíz, son verdaderos los hombres? Nadie acabará de entender lo que es tu riqueza, lo que son tus flores, ¡Inventor de ti mismo! Sin terminar dejamos las cosas. Por esto lloro, me aflijo. Aquí entrelazo con flores, a la nobleza, a los amigos. ¡Alegraos! Nuestra casa común es la tierra...

 

   Con un gesto Con un gesto de Eliseo Diego

   Eliseo Diego
      En la voz de Eliseo Diego    
primeros versos

El gato mira con sus ojos de oro, pero no dice nada. El perro, en cambio, aúlla incansable. La muerte acaricia al gato y le concede siete dones. Al perro lo enloquece con un gesto...

 

   Más alto Más alto de Floridor Pérez

   Floridor Pérez
      En la voz de Floridor Pérez    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

Anoche Dios soñó conmigo. Fui la paja en su ojo zumbé en sus santas narices o pulga en el oído. Y Dios con bendita paciencia dormía el sueño de los justos mientras yo me desvelaba por despertar, antes queÉl pestañara mueva un dedo o de un solo soplido...

 

   Glorias (fragmento) Glorias (fragmento) de Juan Gelman

   Juan Gelman
      En la voz de Federico Bonasso    
primeros versos

Era rubia la pulpera de Santa Lucía? ¿Tenía los ojos celeste? ¿Y cantaba como una calandria la pulpera? ¿Reflejaban los ojos la gloria del día? ¿Era la gloria del día inmensa luz? Son preguntas inútiles para este invierno no se las puede echar al fuego para que ardan no sirven para calentar en el país no sirven para calentar al país helado de sangre...

 

   Proposición de la boa Proposición de la boa de Rosario Castellanos

   Rosario Castellanos
      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

No comas nunca nada que no seas capaz de digerir, que no seas capaz de vomitar. De: Poesía no eres...

 

   Luz de la noche Luz de la noche de Pedro Salinas

   Pedro Salinas
      En la voz de Pedro Salinas    
primeros versos

Estoy pensando, es de noche, en el día que hará allí donde esta noche es de día. En las sombrillas alegres, abiertas todas las flores, contra ese sol, que es la luna tenue que me alumbra a mí. Aunque todo está tan quieto, tan en silencio en lo oscuro, aquí alrededor, veo a las gentes...

 

   La injusticia La injusticia de Dámaso Alonso

   Dámaso Alonso
      En la voz de Dámaso Alonso    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

De qué sima te yergues, sombra negra? ¿Qué buscas? Los oteros, como lagartos verdes, se asoman a los valles que se hunden entre nieblas en la infancia del mundo. Y sestean, abiertos, los rebaños, mientras la luz palpita, siempre recién creada, mientras se comba el tiempo, rubio mastín que duerme a las puertas de Dios...