☰ menú
 


        25 poemas aleatorios en audio


 

   El Hacedor El Hacedor de José García Nieto

   José García Nieto
      En la voz de José García Nieto    
primeros versos

Entra en la playa de oro el mar y llena la cárcava que un hombre antes, tendido, hizo con su sosiego. El mar se ha ido y se ha quedado, niño, entre la arena. Así es este eslabón de tu cadena que como el mar me has dado. Y te has partido luego, Señor. Mi huella te ha servido para...

 

   Vida, pasión y muerte del anti-hombre (IV) Vida, pasión y muerte del anti-hombre (IV) de Pedro Geoffroy Rivas

   Pedro Geoffroy Rivas
      En la voz de Pedro Geoffroy Rivas    
primeros versos

De légamos profundos, inconforme, Levantándose absurda, desmedida, Monstruosa de protestas, Agria voz que me agobia, Que me empuja, Que me alza y me sumerge. Ronca voz que desconoce las palabras, Ancho grito sin fondo, Hosco alarido Descubriéndome entrañas ignoradas...

 

   Johnny Weissmuller Johnny Weissmuller de Eduardo Langagne

   Eduardo Langagne
      En la voz de Eduardo Langagne    
primeros versos

El molinero blanco cruzaba el lago Michigan en el helado invierno sólo con la fuerza de sus brazos y el poderío del cadencioso pataleo. Era un niño empapado en el agua aventurera de sus fantasías cuando en Holanda soñaba que había sido tragado por el mar...

 

   Las flores del romero Las flores del romero de Luis de Góngora y Argote

   Luis de Góngora y Argote
      En la voz de María Ángeles Herranz    
primeros versos

Las flores del romero, niña Isabel, hoy son flores azules, mañana serán miel. Celosa estás, la niña, celosa estás de aquel dichoso, pues, le buscas, ciego, pues no te ve, ingrato, pues te enoja y confiado, pues no se disculpa hoy de lo que hizo ayer...

 

   Era mi corazón piedra de río... Era mi corazón piedra de río... de Carlos Pellicer

   Carlos Pellicer
      En la voz de Carlos Pellicer    
primeros versos

Era mi corazón piedra de río que sin saber por qué daba remanso, era el niño del agua, era el descanso de hojas y nubes y brillante frío. Alguien algo movió, y se alzó el río. ¡Lástima de aquel hondo siempre manso! Y la piedra lavada y el remanso liáronse en sombras de esplendor sombrío...

 

   Dominí Dominí de Pedro Mir

   Pedro Mir
      En la voz de Pedro Mir    
primeros versos

En tu peñón solitario lleno de olvido y dolor, estrictamente salario, perpetuamente sudor. En tu girón de archipiélago de ron y cañaveral, chupado por el murciélago numeroso del central. En tu estirpe de malarias secretas como tu voz, llena de angustias agrarias y de silencio feroz;...

 

   Canto (III) Canto (III) de Mario Bojórquez

   Mario Bojórquez
      En la voz de Mario Bojórquez    
primeros versos

Te acercas A los patios De las primeras casas El ruido De tus trastos Altera los ladridos Pareces Una sombra Que se mueve En el aire De: El deseo postergado Premio Nacional de Poesía Aguascalientes...

 

   Te alisas, amor, las alas... Te alisas, amor, las alas... de Javier Sologuren

   Javier Sologuren
      En la voz de Javier Sologuren    
primeros versos

Te alisas, amor, las alas, tus cálidas plumas. El oro de la tarde está muy quieto; Pero la angustia es mucho cielo, muchas celestes llamas huyendo de tus ojos. Otros países hay de niebla y lejanía, otras comarcas pudriéndose de frutos, otros espacios indecibles, amor...

 

   el 24 de agosto de 1976... el 24 de agosto de 1976... de Juan Gelman

   Juan Gelman
      En la voz de Federico Bonasso    
primeros versos

el 24 de agosto de 1976 mi hijo marcelo ariel y su mujer claudia, encinta, fueron secuestrados en buenos aires por un comando militar. como decenas de miles de otros casos, la dictadura militar nunca reconoció oficialmente a estos desaparecidos...

 

   Sé de un pintor atrevido... Sé de un pintor atrevido... de José Martí

   José Martí
      En la voz de Carlos Muñoz    
primeros versos

Sé de un pintor atrevido Que sale a pintar contento Sobre la tela del viento Y la espuma del olvido. Yo sé de un pintor gigante, El de divinos colores, Puesto a pintarle las flores A una corbeta mercante. Yo sé de un pobre pintor Que mira el agua al pintar, - El agua ronca del mar,-...

 

   Retrato epigramático Retrato epigramático de Gerardo Diego

   Gerardo Diego
      En la voz de Gerardo Diego    
primeros versos

Fernando Villalón, almanaque de sol. Piedra picada y halo de sombrero. Si yo fuera cubista sin dejar de ser Goya, qué retrato. Y rebosando del chaleco, reloj de oro y de oro el corazón. Por la calle Lira allá va con su médium Fernando el cristianísimo, ángel rebelde del espiritismo...

 

   Pero ya no hay locos Pero ya no hay locos de León Felipe

   León Felipe
      En la voz de León Felipe    
primeros versos

Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego, aquel estrafalario fantasma del desierto y... ni en España hay locos. Todo el mundo está cuerdo, terrible, monstruosamente cuerdo. Oíd... esto, historiadores... filósofos... loqueros... Franco... el sapo iscariote y...

 

   Paradiso (fragmento) Paradiso (fragmento) de José Lezama Lima

   José Lezama Lima
      En la voz de José Lezama Lima    
primeros versos

Rodaba ya el primer cuadrante de la medianoche y José Cerní tarareaba y quería pasar más dentro del silencio. La noche caía incesante como si se hubiera apeado de un normando caballo de granja. Cerní se sentía apoyado por el traqueteo de los ómnibus, los dialogantes esquinados,...

 

   Tía Chofi Tía Chofi de Jaime Sabines

   Jaime Sabines
      En la voz de Jaime Sabines    
primeros versos

Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui al cine e hice el amor. Yo no sabía que a cien leguas de aquí estabas muerta con tus setenta años de virgen definitiva, tendida sobre tu catre, estúpidamente muerta. Hiciste bien en morirte, tía Chofi...

 

   Lo inefable Lo inefable de Delmira Agustini

   Delmira Agustini
      En la voz de María Teresa Aviña    
primeros versos

Yo muero extrañamente... No me mata la Vida, no me mata la Muerte, no me mata el Amor; muero de un pensamiento mudo como una herida. ¿No habéis sentido nunca el extraño dolor de un pensamiento inmenso que se arraiga en la vida devorando alma y carne, y no alcanza a dar flor? ¿Nunca...

 

   Murcia Murcia de Manuel Benítez Carrasco

   Manuel Benítez Carrasco
      En la voz de Manuel Benítez Carrasco acompañado al piano por Agustín Lara    
primeros versos

Vestida de huertas viene, vestida de huertas va, vestida de huertas llega Murcia frutal. Apenas si se le ve de tan vestida que va con su falda pimentica, con su pañuelo floral y rebosante de frutos el pecho y el delantal. Vestida de huertas viene, vestida de huertas va...

 

   Qué doloroso es amar... Qué doloroso es amar... de Joaquín Dicenta

   Joaquín Dicenta
      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

Qué doloroso es amar... y no poderlo decir! Si es doloroso saber, que va marchando la vida como una mujer querida, que jamás ha de volver. Si es doloroso ignorar, donde vamos a morir; ¡más doloroso es amar... y no poderlo decir! ...

 

   La bella palabra La bella palabra de Luis Raúl Calvo

   Luis Raúl Calvo
      En la voz de Luis Raúl Calvo    
primeros versos

Lo mítico: aura ignorada de los sabios. Tanta belleza cavada en las profundidades de las ostras. En tus manos, hay palabras que interrogan. No toda respuesta conduce a lo siniestro. Van Gogh amurado entre calaveras que no sangran. Una cría de monjas hacinadas en el sepulcro. Salvaje...

 

   Escuela Escuela de León Felipe

   León Felipe
      En la voz de Augusto Benedico    
primeros versos

Oí tocar a los grandes violinistas del mundo, a los grandes virtuosos . Y me quedé maravillado. ¡Si yo tocase así!... ¡Como un Virtuoso ! Pero yo no tenía escuela ni disciplina ni método... Y sin estas tres virtudes no se puede ser Virtuoso . Me entristecí. Y me fui por el mundo a...

 

   No hay señales No hay señales de Héctor Rosales

   Héctor Rosales
      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Estuve barriendo los emblemas del otoño en la antesala de este lunes. Aroma de un clima tuyo agrupaba hojas en orquesta. Ocres letanías a la manera de un destierro. Le crecían barrotes al jardín donde te amé. ¿Quién permanece en el jadeo que la fuente rememora? No hay señales; no hay...

 

   Se lavaron sus heridas en el agua del mar... Se lavaron sus heridas en el agua del mar... de José Saramago

   José Saramago
      En la voz de José Saramago    
primeros versos

Se lavaron sus heridas en el agua del mar y ahora están sentados en la arena mientras los centinelas vigilan desde lo alto de las dunas. Es éste el precio de la paz cuando el amanecer se acerca y el miedo de morir es ese más humano de no vivir bastante...

 

   Escena prima Escena prima de Rodolfo Hinostroza

   Rodolfo Hinostroza
      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

La cadenza en el fondo del jardín caballeros laberínticos la mano que deja caer la mierda se llena de rocío has escuchado este mismo canto en tu infancia llamados en los largos corredores I love you I hate you la avidez de la boca me ahoga Quiero Quiero Quiero morder despedazar...

 

   Las palabras Las palabras de Vilma Vargas

   Vilma Vargas
      En la voz de Vilma Vargas    
primeros versos

Las palabras no son de este mundo sino cuando caen a tierra semejantes a frutos o demonios.. Vivir ha sido convocarlas. Tengo una sola almohada, un solo respaldar, pero cuido mi vaso, mi risa: en la espesura de las hierbas inclino mi cabeza. Y también he llorado, pequeña, mal...

 

   Nada es real sino tu ceño... Nada es real sino tu ceño... de Martín Adán

   Martín Adán
      En la voz de Martín Adán    
primeros versos

Nada es real sino tu ceño Y una roca Y alguna mano humana que va haciendo La vista, la cosa, la forma Y la divinidad de lo inmediato, Y el instante del sentido, y el vientre en sombra. Piedra, escúchame: Yo te quiero enseñar y engañar. La Soledad es una cosa. Como las que encierras, y no es más. La Soledad es como tu cielo...

 

   No existe más oasis que tu cuerpo No existe más oasis que tu cuerpo de Agustín Labrada Aguilera

   Agustín Labrada Aguilera
      En la voz de Agustín Labrada Aguilera    
primeros versos

Mientras dura el relámpago, ardemos lluviosos en su aroma que ilumina tu cama hasta volverla un bote, donde está la pasión tras el diluvio. Mientras dura el relámpago -cuyas águilas roen nuestro ayer-, somos bajo su lumbre el cuchillo y la fruta repitiendo un milagro en pos del alba...