sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

síguenos en twitter

        audiovideoteca por nombre

 
 Rafael Alberti

   A Claudio de la Torre, de las Islas Canarias A Claudio de la Torre, de las Islas Canarias de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Yo sé, Claudio, que un día tus islas naturales navegarán con rumbo hacia la playa mía y, verdes cañoneros, mirando a Andalucía, dispararán al alba sus árboles frutales. ¡Oh Claudio! ¡E mar me llama! Nómbrame marinero, el último aunque sea, de tu marinería. Sé almirante, el más bueno,...

   A Federico García Lorca, poeta de Granada A Federico García Lorca, poeta de Granada de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

I (Otoño) En esta noche en que el puñal del viento acuchilla el cadáver del verano, yo he visto dibujarse en mi aposento tu rostro oscuro de perfil gitano. Vega florida. Alfanjes de los ríos, tintos en sangre pura de las flores. Adelfares. Cabañas. Praderíos. Por la sierra, cuarenta...

   A la estepa un viento sur... A la estepa un viento sur... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

A la estepa un viento sur convirtiéndola está en mar. ¡Alegría! Ya la mar está a la vista. ¡Alegría! Pronto voy a navegar. ¡Alegría! Ya mi sueño marinero ¡alegría! va a zarpar. De: Marinero en...

   A la sombra de una barca... A la sombra de una barca... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

A la sombra de una barca, fuera de la mar, dormido. Descalzo y el torso al aire. Los hombros, contra la arena. Y contra la arena el sueño, a la sombra de una barca, fuera de la mar, sin remos. De: Marinero en...

   A los islotes del cielo... A los islotes del cielo... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡A los islotes del cielo! Prepara la barca, niña. Yo seré tu batelero. ¿Marzo? ¿Abril? ¿El mes de mayo? ¡Más verde es la mar de enero! Prepara tu barca, niña. Ya canta tu batelero. De: Marinero en...

   A Pablo Neruda, con Chile en el corazón A Pablo Neruda, con Chile en el corazón de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

No dormiréis, malditos de la espada, cuervos nocturnos de sangrientas uñas, tristes cobardes de las sombras tristes, violadores de muertos. No dormiréis. Su noble canto, su pasión abierta, su estatura más alta que las cumbres, con el cántico libre de su pueblo os ahogarán un día. No...

   A Pablo Neruda, en el corazón A Pablo Neruda, en el corazón de Rafael Alberti


      En la voz de Jesús Quintero    
primeros versos

No dormireis, malditos de la espada, cuervos nocturnos de sangrientas uñas, tristes cobardes de las sombras tristes, violadores de muertos. No dormireis. Su noble canto, su pasión abierta, su estatura más alta que las cumbres, con el cántico libre de su pueblo...

   A Rosa de Alberti, que tocaba, pensativa, el arpa A Rosa de Alberti, que tocaba, pensativa, el arpa de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Rosa de Alberti allá en el rodapié del mirador del cielo se entreabría, pulsadora del aire y prima mía, al cuello un lazo blanco de moaré. El barandal del arpa, desde el pie hasta el bucle en la nieve, la cubría. Enredando sus cuerdas, verdecía alga en hilos la mano que se fue...

   A Tagore A Tagore de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Dejadme pintar de azul el mar de todos los atlas! Mientras, salúdame tú, cantando al alba del agua, pájaro en una palmera que mire al mar de Bengala. De: Marinero en...

   A un capitán de navío A un capitán de navío de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Sobre tu nave un plinto verde de algas marinas, de moluscos, de conchas, de esmeralda estelar , capitán de los vientos y de las golondrinas, fuiste condecorado por un golpe de mar. Por ti los litorales de frentes serpentinas, desenrollan al paso de tu arado un cantar: Marinero,...

   A volar A volar de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Leñador, no tales el pino, que un hogar hay dormido en su copa. Señora abubilla, señor gorrión, hermana mía calandria, sobrina del ruiseñor; ave sin cola, martín-pescador, parado y triste alcaraván: ¡a volar, pajaritos, al mar! De: Marinero en...

   Alba de noche oscura Alba de noche oscura de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Sobre la luna inmóvil de un espejo, celebra una redonda cofradía de verdes pinos, tintos de oro viejo, la transfiguración del rey del día. La plata blanda, ayuna de reflejo, muere ya. Del cristal lámina fría dice la voz del vaho en agonía: Doró mi lengua el sol, ¿de qué me quejo?...

   Amada de metal fino... Amada de metal fino... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Amada de metal fino, de los más finos cristales. ¿Quién la despertará? El aire, sólo el aire. De: Marinero en...

   Amor de miramelindo Amor de miramelindo de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Ay miramelindo, mira qué estrellita tan galana, suspira que te suspira, peinándose a la ventana! Miramelindo, mi amor, mírame qué linda estoy. Mira qué roja color me puse por verte hoy. Tú tan lindo en tu maceta, regada por la mañana. Yo tan linda y pizpireta, dondiego de mi...

   Ayer y hoy Ayer y hoy de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Novia ayer del pino verde, hoy novia del pino seco. Greñas ayer para el aire, hoy soledad para el viento. AYER Cuando ibas a la ermita, pastora de los altares, calladas, las mariquitas bajaban de los pinares. La del más limpio escarlata, de negros puntos clavado, era alfiler de...

   Balada de lo que el viento dijo Balada de lo que el viento dijo de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

La eternidad bien pudiera ser un río solamente, ser un caballo olvidado y el zureo de una paloma perdida. En cuanto el hombre se aleja de los hombres, viene el viento que ya le dice otras cosas, abriéndole los oídos y los ojos a otras cosas. Hoy me alejé de los hombres, y solo, en...

   Balada del que nunca fue a Granada Balada del que nunca fue a Granada de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

¡Qué lejos por mares, campos y montañas! Ya otros soles miran mi cabeza cana. Nunca fui a Granada. Mi cabeza cana, los años perdidos. Quiero hallar los viejos, borrados caminos. Nunca vi Granada. Dádle un ramo verde de luz a mi mano. Una rienda corta y un galope largo. Nunca entré en Granada...

   Balcón del Guadarrama Balcón del Guadarrama de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Hotel de azules perdidos, de párpados entornados, custodiado por los grillos, débilmente conmovido por los ayes de los trenes. El tren de la una..., el tren de las dos... El que va para las playas se lleva mi corazón. Con la nostalgia del mar, mi novia bebe cerveza en el...

   Barco carbonero... Barco carbonero... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Barco carbonero, negro el marinero. Negra, en el viento, la vela. Negra, por el mar, la estela. ¡Qué negro su navegar! La sirena no le quiere. El pez espada le hiere. ¡Negra su vida en la mar! De: Marinero en...

   Branquias quisiera tener... Branquias quisiera tener... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Branquias quisiera tener porque me quiero casar. Mi novia vive en el mar y nunca la puedo ver. Madruguera, plantadora, allá en los valles salinos. ¡Novia mía, labradora de los huertos submarinos! ¡Yo nunca te podré ver jardinera en tus jardines albos del amanecer! De: Marinero en...

   Catalina de Alberti, ítalo-andaluza Catalina de Alberti, ítalo-andaluza de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Llevaba un seno al aire, y en las manos nieve roja una crespa clavellina. Era honor de la estirpe gongorina y gloria de los mares albertianos. Brotó como clavel allá en los llanos de Córdoba la fértil y la alpina, y rodó como estrella y trasmarina perla azul por los mares...

   Chinita Chinita de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Contigo, Rafael Arcángel, patrón de los caminantes! Chinita blanca del río, se me ha perdido mi amante. Rodando, rodando, al mar. ¡Contigo, Rafael Arcángel! ¡Que la mar nunca te trague, chinita de mi cantar! Yo no paro de llorar: se me ha perdido mi amante. ¡Chinita, Rafael...

   Clara de luna Clara de luna de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Despierta la mar, velando. San Telmo, velando, arriba. Yo, por la rada, remando. Y el viento de la bahía, sin sombra, silabeando. De: Marinero en...

   Colgadura, no muralla... Colgadura, no muralla... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Colgadura, no muralla, pone a tu calle la mar. Sal. Una ciudad marinera quiere a tu casa arribar. Sal. Di que no, con tu bandera. De: Marinero en...

   Con él Con él de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Zarparé, al alba, del Puerto, hacia Palos de Moguer, sobre una barca sin remos. De noche, solo, ¡a la mar, y con el viento y contigo! Con tu barba negra tú, yo barbilampiño. De: Marinero en...

   Creemos el hombre nuevo Creemos el hombre nuevo de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Creemos el hombre nuevo cantando, el hombre nuevo de España cantando, el hombre nuevo del mundo cantando. Canto esta noche de estrellas en que estoy solo y desterrado. Pero en la tierra no hay nadie que esté solo si está cantando. Al árbol lo acompañan las hojas y si está seco ya no...

   Cruz de viento Cruz de viento de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Nevada clara de nieve, flor de los témpanos, tú, sobre una corza marina. Norte. Sur. Dorada, clara de oro, flora de los fuegos, tú, sobre un cocodrilo verde. Este. Oeste. De: Marinero en...

   Cuándo llegará el verano... Cuándo llegará el verano... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¿Cuándo llegará el verano? ¿Cuándo veré desde tierra, amor, tu tienda de baños? Vestida, en tu bañador azul, hundirás el agua, y saldrás desnuda, amor; que el mar sabe lo que hace para que te quiera yo. ¡Oh, tu cuerpo, henchido al viento, desafiando la mar, desafiando la playa, la...

   De 2 a 3 De 2 a 3 de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Las dos, en la vaquería. La luna borda un mantel, cantando, en mi galería. Una niña chica, sin cuna, jugando. La Virgen María la está custodiando. Tres gatitos grises y un mirlo enlutado, la araña hilandera y el pez colorado. Un blanco elefante y un pardo camello, y toda la flora...

   De la Habana ha venido un barco De la Habana ha venido un barco de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

De mi ventana huye el barco venido ayer de La Habana. ¡Saltemos del lecho al barco, lucero de la mañana! A pasar por tu azotea, me echarás una naranja y un zapatito de oro, lleno de almendras y agua. ¡A las Antillas me voy por unas mares de menta amarga! De: Marinero en...

   Del barco que yo tuviera... Del barco que yo tuviera... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Del barco que yo tuviera, serías la costurera. Las jarcias, de seda fina; de fina holanda, la vela. ¿Y el hilo, marinerito? Un cabello de tus trenzas. De: Marinero en...

   Del poeta a un pintor Del poeta a un pintor de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Los dos, buenos pilotos del aire, subiríamos sobre los aviones del sueño, al alto soto de la gloria, y al mundo, celestes, bajaríamos e! mirto y el laurel, la palmera y el loto. Descender ya ¡qué dulce!, ¡los héroes! coronados por los súbitos lampos, sobre el carro del trueno, con...

   Desde alta mar Desde alta mar de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

No quiero barca, corazón barquero, quiero ir andando por la mar al puerto. ¡Qué dulce el agua salada con su salitre hecho cielo! ¡No quiero sandalias, no! Quiero ir descalzo, barquero No quiero barca, corazón barquero, quiero ir andando por la mar al puerto. De: Marinero en...

   Dialoguillo de otoño Dialoguillo de otoño de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Oh qué tarde para irse en avión, en volandas, por el aire! Anda, amor. ¿Pero qué sabes tú de volar, corazón? Nada, amor. El viento fue quien movió los faralaes de tu traje, silbándome la canción: ¡Oh qué tarde para irse en avión, en volandas, por el aire! De: Marinero en...

   Dime que sí... Dime que sí... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Dime que sí, compañera, marinera, dime que sí. Dime que he de ver la mar, que en la mar he de quererte. Compañera, dime que sí. Dime que he de ver el viento que en el viento he de quererte. Marinera, dime que sí. Dime que sí, compañera, dime, dime que sí. De: Marinero en...

   Dondiego sin don Dondiego sin don de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Dondiego no tiene don. Don. Don dondiego de nieve y de fuego. Don, din, don, que no tienes don. Ábrete de noche, ciérrate de día cuida no te corte quien te cortaría, pues no tienes don. Don dondiego, que al sol estás ciego. Don, din, don, que no tienes don. De: Marinero en...

   El alma en pena El alma en pena de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Esa alma en pena, sola, esa alma en pena siempre perseguida por un resplandor muerto. Por un muerto. Cerrojos, llaves, puertas saltan a deshora y cortinas heladas en la noche se alargan, se estiran, se incendian, se prolongan. Te conozco, te recuerdo, bujía inerte, lívido halo,...

   El alma en pena El alma en pena de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Esa alma en pena, sola, esa alma en pena siempre perseguida por un resplandor muerto. Por un muerto. Cerrojos, llaves, puertas saltan a deshora y cortinas heladas en la noche se alargan, se estiran, se incendian, se prolongan. Te conozco, te recuerdo, bujía inerte, lívido halo, nimbo...

   El ángel bueno El ángel bueno de Rafael Alberti


      En la voz de Carmen Bernardos    
primeros versos

Vino el que yo quería, el que yo llamaba. No aquel que barre cielos sin defensas, luceros sin cabañas, lunas sin patria, nieves. Nieves de esas caídas de una mano, un nombre, un sueño, una frente. No aquel que a sus cabellos ató la muerte...

   El ángel del misterio El ángel del misterio de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Un sueño sin faroles y una humedad de olvidos, pisados por un nombre y una sombra. No sé si por un nombre o muchos nombres, si por una sombra o muchas sombras. Reveládmelo. Sé que habitan los pozos frías voces, que son de un solo cuerpo o muchos cuerpos, de un alma sola o muchas...

   El ángel rabioso El ángel rabioso de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Son puertas de sangre, milenios de odios, lluvias de rencores, mares. ¿Qué te hice, dime, para que los saltes? ¿Para que con tu agrio aliento me incendies todos mis ángeles? Hachas y relámpagos de poco me valen. Noches armadas, ni vientos leales. Rompes y me asaltas. Cautivo...

   El aviador El aviador de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Madre, ha muerto el caballero del aire, que fue mi amor. Y en el mar dicen que ha muerto de teniente aviador. ¡En el mar! ¡Qué joven, madre, sin ser todavía capitán! De: Marinero en...

   El herido El herido de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Dame, tu pañuelo, hermana, que vengo muy mal herido. Dime qué pañuelo quieres, si el rosa o color de olivo. Quiero un pañuelo bordado, que tenga en sus cuatro picos tu corazón dibujado. De: Marinero en...

   El mar muerto El mar muerto de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

I Mañanita fría. ¡Se habrá muerto el mar! La nave que yo tenía ya no podrá navegar. Mañanita fría, ¿lo amortajarán? Los pueblos de tu ribera naranja del mediodía , entre laureles y olivas. Mañanita fría, ¿quién lo enterrará? Marinero, tres estrellas muy dulces: las Tres Marías...

   El mar. La mar... El mar. La mar... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar? En sueños, la marejada me tira del corazón. Se lo quisiera llevar. Padre, ¿por qué me trajiste acá? De: Marinero en...

   El piloto perdido El piloto perdido de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Torrero, que voy perdido y está apagado tu faro! Noroeste. Nada claro por el cielo, ¡y te has dormido! ¡Que se ha dormido el torrero y nadie del astillero talar su sueño ha querido! ¡Corre, ve, viento marero, y dile a algún marinero que el faro no está encendido! De: Marinero en...

   El poeta en la calle El poeta en la calle de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

...Y las viejas familias cierran las ventanas, afianzan las puertas, y el padre corre a oscuras a los Bancos y el pulso se le para en la Bolsa y sueña por las noches con hogueras, con ganados ardiendo, que en vez de trigos tiene llamas, en vez de granos, chispas, cajas, cajas de hierro llenas de pavesas...

   El rey del mar El rey del mar de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

I Los marineros lo han visto llorar por la borda, fiero. ¡Por las sirenas malditas, matádmelo, marineros! Que él quiere ser rey del mar y yo también quiero serlo. II ¡Mis hombros de hombre de mar! (Un manto de agua salada, para vosotros, mis hombros.) ¡Mi frente de rey del mar! (Una...

   Elegía del cometa Halley Elegía del cometa Halley de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ya era yo lo que no era, cuando apareció el cometa. Del mar de Cádiz, Sofía, saltaba su cabellera. ¡Ay, quién se la peinaría! Con un escarpidor fino salí a la ribera mía. ¡Suéltale la cauda, madre, que se la peine Sofía! Ya era yo lo que no era. De: Marinero en...

   Elegía del niño marinero Elegía del niño marinero de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Marinerito delgado, Luis Gonzaga de la mar, ¡qué fresco era tu pescado, acabado de pescar! Te fuiste, marinerito, en una noche lunada, ¡tan alegre, tan bonito, cantando, a la mar salada! ¡Qué humilde estaba la mar! ¡Él cómo la gobernaba! Tan dulce era su cantar, que el aire se...

   Funeral Funeral de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Pescadores, pescadores, lanzad el arpón al viento y en banderas sin colores izad vuestro sentimiento! Lloren los ojos del puente las aguas de treinta ríos; que el puño de la corriente rompa en el mar los navíos. ¡Lampiños guardias marinas, que alegres guardáis las olas, giman las...

   Galope Galope de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Las tierras, las tierras, las tierras de España, las grandes, las solas, desiertas llanuras. Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo, al sol y a la luna. ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar! A corazón suenan, resuenan, resuenan las tierras de España, en las herraduras...

   Geografía física Geografía física de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Nadie sabe Geografía mejor que la hermana mía. La anguila azul del canal enlaza las dos bahías. Dime, ¿dónde está el volcán de la frente pensativa? A pie de la mar morena, solo, en un banco de arena. (Partiendo el agua, un bajel sale del fondeadero. Camino del astillero, va...

   Gimiendo por ver el mar... Gimiendo por ver el mar... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Gimiendo por ver el mar, un marinerito en tierra iza al aire este lamento: ¡Ay mi blusa marinera! Siempre me la inflaba el viento al divisar la escollera. De: Marinero en...

   Goya Goya de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

La dulzura, el estupro, la risa, la violencia, la sonrisa, la sangre, el cadalso, la feria. Hay un diablo demente persiguiendo a cuchillo la luz y las tinieblas. De ti me guardo un ojo en el incendio. A ti te dentelleo la cabeza. Te hago crujir los húmeros. Te sorbo el caracol que te hurga en una oreja...

   Grumete Grumete de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

En las bodegas del buque, muerto y solo. ¿Quién será? ¿Qué nombre el suyo, marineros? ¡A tu tumba, cueva abierta de los mares! Noroeste. Noche fría. De: Marinero en...

   Ilusión Ilusión de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

¡Traje mío, traje mío, nunca te podré vestir, que al mar no me dejan ir! ¡Nunca me verás, ciudad, con mi traje marinero; guardado está en el ropero, ni me lo dejan probar! ¡Mi madre me lo ha encerrado, para que no vaya al mar! De: Marinero en...

   Ilusión Ilusión de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

I Por el alba, una verde aspidistra clara. ¡Si me escapara de casa y fuera al mar por retama...! Retama para el florero mío, que no tiene agua; para el altar ultramar de mi traje marinero, para... ¡A la playa, por las retamas saladas! II Al alba me fui, volví con el alba. Vuelvo,...

   Infancia mía en el jardín... (Elegía) Infancia mía en el jardín... (Elegía) de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Infancia mía en el jardín: Las cochinillas de humedad, las mariquitas de San Antón, también vagaba la lombriz y patinaba el caracol. Infancia mía en el jardín: ¡Reina de la jardinería! El garbanzo asomaba su nariz y el alpiste en la jaula se moría. Infancia mía en el jardín: La...

   Invitación al arpa Invitación al arpa de Rafael Alberti


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

1 Lejos, lejos. Adonde las estancias olvidan guantes de polvo y las consolas sueñan párpados y nombres ya idos. Un sombrero se hastía y unos lazos sin bucles se cansan. Si las violetas se aburren, es porque están nostálgicas de moaré y abanicos. Lejos, más lejos. A los cielos rasos...

   Jardinera cantadora... Jardinera cantadora... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Jardinera cantadora, blanca y roja arrebolera, tus vergeles me enamoran. Tus vergeles de luceros, tu jardín de volanderas, con brocal de jazmineros, cantadora jardinera. De: Marinero en...

   Jardinero Jardinero de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Vete al jardín de los mares y plántate un madroñero bajo los yelos polares. Jardinero. Para mi amiga, una isla de cerezos estelares, murada de cocoteros. Jardinero. Y en mi corazón guerrero plántame cuatro palmeras a modo de masteleros. Jardinero. De: Marinero en...

   Jee, compañero, jee, jee... Jee, compañero, jee, jee... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Jee, compañero, jee, jee! ¡Un toro azul por el agua! ¡Ya apenas si se le ve! ¿Queeé? ¡Un toro por el mar, jee! De: Marinero en...

   La aurora va resbalando... La aurora va resbalando... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

La aurora va resbalando entre espárragos trigueros. Se le ha clavado una espina en la yemita del dedo. ¡Lávalo en el río, aurora, y sécalo luego al viento! De: Marinero en...

   La mar del Puerto viene... La mar del Puerto viene... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

La mar del Puerto viene negra y se va. ¿Sabes adónde va? ¡No lo sé yo! De blanco, azul y verde, vuelve y se va. ¿Sabes adónde va? ¡Sí lo sé yo! De: Marinero en...

   La niña que se va al mar La niña que se va al mar de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Qué blanca lleva la falda la niña que se va al mar! ¡Ay niña, no te la manche la tinta del calamar! ¡Qué blancas tus manos, niña, que te vas sin suspirar! ¡Ay niña, no te las manche la tinta del calamar! ¡Qué blanco tu corazón y qué blanco tu mirar! ¡Ay niña, no te los manche la...

   La niña rosa... (Elegía) La niña rosa... (Elegía) de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

La niña rosa, sentada. Sobre su falda, como una flor, abierto, un atlas. ¡Cómo la miraba yo viajar, desde mi balcón! Su dedo, blanco velero, desde las islas Canarias iba a morir al mar Negro. ¡Cómo lo miraba yo morir, desde mi balcón! La niña, rosa sentada. Sobre su falda, como una...

   La puttana andaluza La puttana andaluza de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Señora, la conozco. ¿Dónde vive? Por Dios, que he visto esos dos ojos negros, esas caderas anchas, esa forma de culear andando, esas dos tetas... ¿Que la ofendí? Perdón. Tanta sonrisa, acompañada de tan claros dientes, prueba que no, señora... ¿Es usted muda? ¿Quiere que lo adivine?...

   La sirena del campo La sirena del campo de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Sonámbula, la sirena. ¡Seguidla por la ladera! (Bajo la verde lluvia de dos sauces, sola, una hamaca que columpia el aire.) Duerme, sirena del valle, hija de la madreselva. Tus trenzas de perejil se te enreden por la yerba. El esquilón del buey padre da la hora de la siesta. Bajo la...

   La sirenilla cristiana La sirenilla cristiana de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

...Aaaa! ¡De los naranjos del mar! La sirenilla cristiana, gritando su pregonar de tarde, noche y mañana. ...aaaa! ¡De los naranjos del mar! De: Marinero en...

   La Virgen de los Milagros La Virgen de los Milagros de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

(Procesión) La Virgen de los Milagros es la patrona del Puerto. Para el ocho de septiembre, se asoma al balcón del río. Las aguas del Guadalete, soñando, van de verbena. San Alejandro, alto puente, biznaga de farolillos. La Virgen de los Milagros era una Virgen guerrera. Bajó del...

   Llamada Llamada de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Zumbó el lamento del mar, cuando me habló por teléfono. Yo, en la llanura. ¡Qué lejos la novia del litoral! Saltó del norte a levante. Dejó un mar por otro mar. ¡El mar de las Baleares! De: Marinero en...

   Los ángeles bélicos (Norte, sur) Los ángeles bélicos (Norte, sur) de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Viento contra viento. Yo, torre sin mando, en medio. Remolinos de ciudades bajan los desfiladeros. Ciudades de viento sur, que me vieron. Por las neveras, rodando, pueblos. Pueblos que yo desconozco, ciudades del viento norte, que no me vieron. Gentío de mar y tierra, nombres,...

   Los ángeles de la prisa Los ángeles de la prisa de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Espíritus de seis alas, seis espíritus pajizos, me empujaban. Seis ascuas. Acelerado aire era mi sueño por las aparecidas esperanzas de los rápidos giros de los cielos, de los veloces, espirales pueblos, rodadoras montañas, raudos mares, riberas, ríos, yermos. Me empujaban. Enemiga...

   Los dos ángeles Los dos ángeles de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Ángel de luz, ardiendo, ¡oh, ven!, y con tu espada incendia los abismos donde yace mi subterráneo ángel de las nieblas. ¡Oh espadazo en las sombras! Chispas múltiples, clavándose en mi cuerpo, en mis alas sin plumas, en lo que nadie ve, vida. Me estás quemando vivo. Vuela ya de mí...

   Los dos ángeles Los dos ángeles de Rafael Alberti


      En la voz de Francisco Valladares    
primeros versos

Ángel de luz, ardiendo, ¡ah, ven!, y con tu espada incendia los abismos donde yace mi subterráneo ángel de las nieblas. ¡Oh espadazo de las sombras! Chispas múltiples, clavándose en mi cuerpo, en mis alas sin plumas, en lo que nadie ve, vida. Me estás quemando vivo...

   Los ocho nombres de Pablo Picasso Los ocho nombres de Pablo Picasso de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Qué hubiera sido de ti Pablo, si de los ocho nombres con que fuiste bautizado, hubieras preferido al de Pablo Picasso el de Diego Picasso, al de Diego Picasso el de José Picasso, al de José Picasso el de Francisco de Paula Picasso, al de Francisco de Paula Picasso el de Juan...

   Los ojos de Picasso Los ojos de Picasso de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Siempre es todo ojos. No te quita los ojos. Se come las palabras con los ojos. Es el siete ojos. Es el cien mil ojos en dos ojos. El gran mirón como un botón marrón y otro botón. El ojo de la cerradura por el que se ve la pintura. El que te abre bien los ojos cuando te muerde con los...

   Madre, vísteme a la usanza... Madre, vísteme a la usanza... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Madre, vísteme a la usanza de las tierras marineras: el pantalón de campana, la blusa azul ultramar y la cinta milagrera. ¿Adónde vas, marinero, por las calles de la tierra? ¡Voy por las calles del mar! De: Marinero en...

   Madrigal de Blanca-nieve Madrigal de Blanca-nieve de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Blanca-nieve se fue al mar. ¡Se habrá derretido ya! Blanca-nieve, flor del norte, se fue al mar del mediodía, para su cuerpo bañar. ¡Se habrá derretido va! Blanca-nieve, Blanca-y-fría, ¿por qué te fuiste a la mar para tu cuerpo bañar? ¡Te habrás derretido ya! De: Marinero en...

   Madrigal dramático de ardiente-y-fría Madrigal dramático de ardiente-y-fría de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ardiente-y-fría clavel herido del mediodía , desnuda, en la sastrería. El niño, aprendiz de sastre, ¡cómo la deshojaría! Ardiente-y-fría un corpiño de ondas calientes y frías quisiera para sus senos algas flotantes del mar blanco y quieto del espejo . El niño, aprendiz de sastre,...

   Mala ráfaga Mala ráfaga de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Boyeros del mar decían: Bueyes rojos, raudas sombras, ya oscuro, ¿hacia dónde irían? (¡Fuego en la noche del mar!) Carabineros del viento tampoco, no lo sabían: ¿Adónde esos bueyes rojos, raudas sombras, volarían? (¡Ardiendo está todo el mar!) De: Marinero en...

   Malva-luna-de-yelo Malva-luna-de-yelo de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Las floridas espaldas ya en la nieve, y los cabellos de marfil al viento. Agua muerta en la sien, el pensamiento color halo de luna cuando llueve. ¡Oh qué clamor bajo del seno breve! ¡Qué palma al aire el solitario aliento! ¡Qué témpano, cogido al firmamento, el pie descalzo, que a...

   Mar Mar de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

En las noches, te veo como una colgadura del mirabel del sueño. Asomadas a ella, velas como pañuelos me van diciendo adiós a mí, que estoy durmiendo. De: Marinero en...

   México (El indio) México (El indio) de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Todavía más fino, más fino, casi desvaneciéndose de pura transparencia, de pura delgadez como el aire del Valle. Es como el aire. De pronto, suena a hojas, suena a seco silencio, a terrible protesta de árboles, de ramas que prevén los aguaceros. Es como los aguaceros. Se apaga como...

   Mi amante lleva grabado... Mi amante lleva grabado... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Mi amante lleva grabado, en el empeine del pie, el nombre de su adorado. Descálzate, amante mía, deja tus piernas al viento y echa a nadar tus zapatos por el agua dulce y fría. De: Marinero en...

   Mi corazón, repartido... Mi corazón, repartido... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Mi corazón, repartido entre la ciudad y el campo. ¡Luminarias de la noche! ¡Mis verdes sauces llorones! ¡Ay claras confiterías de anises y de piñones! ¡El olor a trementina, a suave alcol de romero del bosque! ¡Novia azul en la baranda de los últimos balcones! ¡Novia del monte,...

   Mi corza Mi corza de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Mi corza, buen amigo, mi corza blanca. Los lobos la mataron al pie del agua. Los lobos, buen amigo, que huyeron por el río. Los lobos la mataron dentro del agua. De: Marinero en...

   Murallas azules, olas... Murallas azules, olas... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Murallas azules, olas, del África, van y vienen. Cuando van... ¡Ay, quién con ellas se fuera! ¡Ay, quién con ellas volviera! Cuando vuelven... De: Marinero en...

   Nací para ser marino... Nací para ser marino... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Nací para ser marino y no para estar clavado en el tronco de este árbol. Dadme un cuchillo. ¡Por fin, me voy de viaje! ¿Al mar, a la luna, al monte? ¡Qué sé yo! ¡Nadie lo sabe! Dadme un cuchillo. De: Marinero en...

   Nana Nana de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Mar, aunque soy hijo tuyo, quiero decirte: ¡Hija mía! Y llamarte, al arrullarte: Marecita madrecita , ¡marecita de mi sangre! De: Marinero en...

   Nana de capirucho Nana de capirucho de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Si te llaman Capirucho, tú a nadie le digas nada, porque el capirucho puede estar lleno de avellanas, de ajonjolí, de grageas y de lo que el niño sabe... Si te llaman Capirucho, no se lo digas a nadie. De: Marinero en...

   Nana de la cabra Nana de la cabra de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

La cabra te va a traer un cabritillo de nieve para que juegues con él. Si te chupas el dedito, no te traerá la cabra su cabritillo. De: Marinero en...

   Nana de la cigüeña Nana de la cigüeña de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Que no me digan a mí que el canto de la cigüeña no es bueno para dormir. Si la cigüeña canta arriba en el campanario, que no me digan a mí que no es del cielo su canto. De: Marinero en...

   Nana de la tortuga Nana de la tortuga de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Verde, lenta, la tortuga. ¡Ya se comió el perejil, la hojita de la lechuga! ¡Al agua, que el baño está rebosando! ¡Al agua pato! Y sí que nos gusta a mí y al niño ver la tortuga tontita y sola nadando. De: Marinero en...

   Nana de negra-flor Nana de negra-flor de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ya la flor de la noche duerme la nana, con la frente caída y las alas plegadas. Negra-flor, no despiertes, hasta que la alborada te haga flor del corpiño de la mañana. Negra-flor, no despiertes, hasta que el aire en su corpiño rosa te haga de encaje. De: Marinero en...

   Nana del niño malo Nana del niño malo de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡A la mar, si no duermes, que viene el viento! Ya en las grutas marinas ladran sus perros. ¡Si no duermes, al monte! Vienen el búho y el gavilán del bosque. Cuando te duermas: ¡al almendro, mi niño, y a la estrella de menta! De: Marinero en...

   Nana del niño muerto Nana del niño muerto de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Barquero yo de este barco, sí, barquero yo. Aunque no tenga dinero, sí, barquero yo. Rema, niño, mi remero. No te canses, no. Mira ya el puerto lunero, mira, miraló. De: Marinero en...

   No pruebes tú los licores... No pruebes tú los licores... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡No pruebes tú los licores! ¡Tú no bebas! ¡Marineros bebedores, los de las obras del puerto, que él no beba! ¡Que él no beba, pescadores! ¡Siempre sus ojos abiertos, siempre sus labios despiertos a la mar, no a los licores! ¡Que él no beba! De: Marinero en...

   Ojos tristes, por la banda... Ojos tristes, por la banda... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ojos tristes, por la banda de babor... ¿Adónde irán? ¿Adónde van, capitán? Ojos tristes, que verán las costas que otros no vean... Sin rumbo van. ...Mis ojos tristes, sin rumbo... De: Marinero en...

   Para quién, galera mía... Para quién, galera mía... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¿Para quién, galera mía, para quién este cantar? ¡Búcaro fino del mar, poroso de azul salado, quién te pudiera quebrar! De: Marinero en...

   Picasso (fragmento) Picasso (fragmento) de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti con Paco de Lucía    
primeros versos

Málaga Azul, blanco y añil postal y marinero. De azul se arrancó el toro del toril, De azul el toro del chiquero. De azul se arrancó el toro. ¡Oh guitarra de oro, oh toro por el mar, toro y torero! España: fina tela de araña, guadaña y musaraña, braña, entraña, cucaña, saña,...

   Picasso por Alberti Picasso por Alberti de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Picasso es un hombre con un deseo incontenible de tener dos narices y presentarse el día menos pensado a las puertas del cielo o del infierno dando la gran tocata con ellas. Picasso es un movimiento sísmico cuyo epicentro se halla en los dedos de su...

   Pirata Pirata de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Pirata de mar y cielo, si no fui ya lo seré. Si no robé la aurora de los mares, si no la robé, ya la robaré. Pirata de cielo y mar, sobre un cazatorpederos, con seis fuertes marineros, alternos, de tres en tres. Si no robé la aurora de los cielos, si no la robé, ya la robaré. De:...

   Por el mar, la primavera... Por el mar, la primavera... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Por el mar, la primavera! ¡A bordo va! ¿De qué barco, compañero? Del Florinda, compañera. ¡A bordo va! Llega. ¡Pronto, a la escala real, por verla desembarcar! De: Marinero en...

   Pregón submarino Pregón submarino de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Tan bien como yo estaría en una huerta del mar, contigo, hortelana mía! En un carrito, tirado por un salmón, ¡qué alegría vender bajo el mar salado, amor, tu mercadería! ¡Algas frescas de la mar, algas, algas! De: Marinero en...

   Qué altos... Qué altos... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Qué altos los balcones de mi casa! Pero no se ve la mar. ¡Qué bajos! Sube, sube, balcón mío, trepa el aire, sin parar: sé terraza de la mar, sé torreón de navío. ¿De quién será la bandera de esa torre de vigía? ¡Marineros, es la mía! De: Marinero en...

   Qué piensas tú junto al río... Qué piensas tú junto al río... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¿Qué piensas tú junto al río, junto al mar que entra en tu río? Aquellas torres tan altas, no sé si torres de iglesia son, o torres de navío. Torres altas de navío. De: Marinero en...

   Quién cabalgara el caballo... Quién cabalgara el caballo... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Quién cabalgara el caballo de espuma azul de la mar! De un salto, ¡quién cabalgara la mar! ¡Viento, arráncame la ropa! ¡Tírala, viento, a la mar! De un salto, quiero cabalgar la mar. ¡Amárrame a tus cabellos, crin de los vientos del mar! De un salto, quiero ganarme la mar. De:...

   Recuérdame en alta mar... Recuérdame en alta mar... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Recuérdame en alta mar, amiga, cuando te vayas y no vuelvas. Cuando la tormenta, amiga, clave un rejón en la vela. Cuando alerta el capitán ni se mueva. Cuando la telegrafía sin hilos ya no se entienda. Cuando ya al palo-trinquete se lo trague la marea. Cuando en el fondo del mar...

   Retorcedme sobre el mar... Retorcedme sobre el mar... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Retorcedme sobre el mar, al sol, como si mi cuerpo fuera el jirón de una vela. Exprimid toda mi sangre. Tended a secar mi vida sobre las jarcias del muelle. Seco, arrojadme a las aguas con una piedra en el cuello para que nunca más flote. Le di mi sangre a los mares. ¡Barcos, navegad...

   Retorno del amor en la noche triste Retorno del amor en la noche triste de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ven, amor mío, ven, en esta noche sola y triste de Italia. Son tus hombros fuertes y bellos los que necesito. Son tus preciosos brazos, la largura maciza de tus muslos y ese arranque de pierna, esa compacta línea que te rodea y te suspende, dichoso mar, abierta playa mía. ¿Cómo...

   Retornos del amor en los balcones Retornos del amor en los balcones de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Ha llegado ese tiempo en que los años, las horas, los minutos, los segundos vividos se perfilan de ti, se llenan de nosotros, y se hace urgente, se hace necesario, para no verlos irse con la muerte, fijar en ellos nuestras más dichosas, sucesivas imágenes. ¿Dónde estás hoy, en dónde...

   Retornos del amor en una azotea Retornos del amor en una azotea de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Poblado estoy de muchas azoteas. Sobre la mar se tienden las más blancas, dispuestas a zarpar al sol, llevando como velas las sábanas tendidas. Otras dan a los campos, pero hay una que solo da al amor, cara a los montes. Y es la que siempre vuelve. Allí el amor peinaba sus geranios,...

   Ribera Ribera de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ojos míos, ¿quién habría detrás de la celosía? ¿Alguna niña bordando amores de contrabando para la marinería? ¡Ojitos que estáis mirando, abrid vuestra celosía, que estoy de amores penando! Ojos míos, ¿quién habría detrás de la celosía? De: Marinero en...

   Rosa-fría, patinadora de la luna Rosa-fría, patinadora de la luna de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ha nevado en la luna, Rosa-fría. Los abetos patinan por el yelo; tu bufanda rizada sube al cielo, como un adiós que el aire claro estría. ¡Adiós, patinadora, novia mía! De vellorí tu falda, da un revuelo de campana de lino, en el pañuelo tirante y nieve de la nevería. Un silencio...

   Sal desnuda y negra, sal... Sal desnuda y negra, sal... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¡Sal desnuda y negra, sal, que paso por el canal! A la salida del golfo, boga, negrita, la isla, blanca y azul, de la sal. ¡Sal, negrita boreal, sal desnuda y negra, sal, que salgo yo del canal! De: Marinero en...

   Salinero Salinero de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

...Y ya estarán los esteros rezumando azul de mar. ¡Dejadme ser, salineros, granito del salinar! ¡Qué bien, a la madrugada, correr en las vagonetas llenas de nieve salada, hacia las blancas casetas! Dejo de ser marinero, madre, por ser salinero. De: Marinero en...

   Santoral agreste Santoral agreste de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¿Quién rompió las doradas vidrieras del crepúsculo? ¡Oh cielo descubierto, de montes, mares, vientos, parameras y un santoral de par en par abierto! Tres arcángeles van por las praderas con la Virgen marina al blanco puerto del pescado; ayunando, entre las fieras, se disecan los...

   Se equivocó la paloma... Se equivocó la paloma... de Rafael Alberti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Se equivocó la paloma. Se equivocaba. Por ir al Norte, fue al Sur. Creyó que el trigo era agua. Se equivocaba. Creyó que el mar era el cielo, que la noche, la mañana. Se equivocaba. Que las estrellas, rocío; que la calor, la nevada. Se equivocaba...

   Si Garcilaso volviera... Si Garcilaso volviera... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Si Garcilaso volviera, yo sería su escudero; que buen caballero era. Mi traje de marinero se trocaría en guerrera ante el brillar de su acero; que buen caballero era. ¡Qué dulce oírle, guerrero, al borde de su estribera! En la mano, mi sombrero; que buen caballero era. De: Marinero...

   Si mi voz muriera en tierra Si mi voz muriera en tierra de Rafael Alberti


      En la voz de Rafael Alberti    
primeros versos

Si mi voz muriera en tierra, llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera. Llevadla al nivel del mar y nombradla capitana de un blanco bajel de guerra. ¡Oh mi voz condecorada con la insignia marinera: sobre el corazón un ancla y sobre el ancla una estrella y sobre la estrella el...

   Si yo nací campesino... Si yo nací campesino... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Si yo nací campesino, si yo nací marinero, ¿por qué me tenéis aquí, si este aquí yo no lo quiero? El mejor día, ciudad a quien jamás he querido, el mejor día ¡silencio! habré desaparecido. De: Marinero en...

   Siempre que sueño las playas... Siempre que sueño las playas... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Siempre que sueño las playas, las sueño solas, mi vida. ...Acaso algún marinero... quizás alguna velilla de algún remoto velero... De: Marinero en...

   Sin nadie, en las balaustradas... Sin nadie, en las balaustradas... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Sin nadie, en las balaustradas, mi niña virgen del mar borda las velas nevadas. ¡Ay que vengo, que yo vengo herido, en una fragata, sin nadie, mi vida, huyendo de tu corazón pirata! ¡De prisa, mi marinera! Que un jirón de tu bordado haga que yo no me muera. De: Marinero en...

   Sol negro... Sol negro... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Sol negro. De una mar, de una mar muerta, la empujó un mal viento. Carabela negra, cargada, hundida de huesos. Mar negro. De: Marinero en...

   Sola Sola de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

La que ayer fue mi querida va sola entre los cantuesos. Tras ella, una mariposa y un saltamonte guerrero. Tres veredas: Mi querida, la del centro. La mariposa, la izquierda. Y el saltamonte guerrero, saltando, por la derecha. De: Marinero en...

   Sueño Sueño de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Noche. Verde caracol, la luna. Sobre todas las terrazas, blancas doncellas desnudas. ¡Remadores, a remar! De la tierra emerge el globo que ha de morir en el mar. Alba. Dormíos, blancas doncellas, hasta que el globo no caiga en brazos de la marea. ¡Remadores, a remar! Hasta que el...

   Sueño del marinero Sueño del marinero de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Yo, marinero en la ribera mía, posada sobre un cano y dulce río que da su brazo a un mar de Andalucía, sueño en ser almirante de navío, para partir el lomo de los mares al sol ardiente y a la luna fría. ¡Oh los yelos del sur! ¡Oh las polares islas del norte! ¡Blanca primavera,...

   Sueño del marinero Sueño del marinero de Rafael Alberti


      En la voz de Carmen Bernardos    
primeros versos

Yo, marinero, en la ribera mía, posada sobre un cano y dulce río que da su brazo a un mar de Andalucía, sueño en ser almirante de navío, para partir el lomo de los mares, al sol ardiente y a la luna fría. ¡Oh los yelos de! sur! ¡Oh las polares islas de! norte!...

   Trenes Trenes de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Tren del día, detenido frente al cardo de la vía. Cantinera, niña mía, se me queda el corazón en tu vaso de agua fría. Tren de noche, detenido frente al sable azul del río. Pescador, barquero mío, se me queda el corazón en tu barco negro y frío. De: Marinero en...

   Triduo del alba Triduo del alba de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

1. DÍA DE CORONACIÓN Sobre el mar que le da su brazo al río de mi país, te nombran capitana de los mares, la voz de la mañana y la sirena azul de mi navío. Los faros verdes pasan su diana por el quieto arenal del playerío. Del fondo de la mar, el vocerío sube, en tu honor ¡tin, tan!...

   Vengo de los comedores... Vengo de los comedores... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Vengo de los comedores que dan al jardín de Amores. ¡Oh reina de los ciruelos, bengala de los manteles, dormida entre los anhelos de las aves moscateles! ¡Princesa de los perales, infanta de los fruteros, dama en los juegos florales de los melocotoneros! ¿A quién nombraré duquesa de...

   Verano Verano de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Del cinema al aire libre vengo, madre, de mirar una mar mentida y cierta, que no es la mar y es la mar. Al cinema al aire libre, hijo, nunca has de volver, que la mar en el cinema no es la mar y la mar es. De: Marinero en...

   Viajeros Viajeros de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Dormida y rubia, en la roca. Dormida y rubia, llegada ayer tarde de Polonia. El Arcángel de su guarda, San Rafael, la acompaña. No sueñes tú, prima mía, no sueñes, que estás cansada. Las aldeas de Suiza y los pueblos de Alemania pasando van por su frente, bajo una luna nevada. No...

   Ya se fue la marinera... Ya se fue la marinera... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ya se fue la marinera que a ver vino al marinero, nacida en la Normandía y desterrada al mar Muerto. Como ofrenda le traía sus dos senos grises, yertos, una manzana podrida y un pez con cinco agujeros. Mar muerta tiene que ser la que no da frutos buenos, sirena de Normandía, flotando...

   Ya se la lleva de España... Ya se la lleva de España... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Ya se la lleva de España, que era lo que más quería, su marido, un marinero genovés. ¡Adiós, murallas natales, coronas de Andalucía! Ya lejos: ¡Ay, cómo tiemblan los campanarios de Cádiz, los que tanto me querían! De: Marinero en...

   Yo te hablaba con banderas... Yo te hablaba con banderas... de Rafael Alberti


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Yo te hablaba con banderas, hija de la panadera, la que siempre eras de pan entre la grey marinera. Me perdí en la tierra, fuera de la mar. Yo te hablaba, a los luceros, con la luna del espejo de una estrella volandera. Fuera de la mar, me perdí en la tierra. De: Marinero en...

 
 Rafael Arévalo Martínez

   Los hombres-lobo Los hombres-lobo de Rafael Arévalo Martínez


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Primero dije hermanos y les tendí las manos; después en mis corderos hicieron mal sus robos; y entonces en mi alma murió la voz de hermanos y me acerqué a mirarlos; ¡y todos eran lobos! ¿Qué sucedía en mi alma que así marchaba a ciegas, en mi alma pobre y triste que sueña y se encariña?...

 
 Rafael de León

   Otro domingo más sin tu mirada... Otro domingo más sin tu mirada... de Rafael de León


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Otro domingo más sin tu mirada, dejándome morir junto a la gente que pasa y que traspasa indiferente a mi canción de amor desesperada. Una yegua de celos colorada corre llena de furia por mi frente y galopa de oriente hasta occidente en busca de tu falsa coartada...

   Para toda la vida Para toda la vida de Rafael de León


      En la voz de Ricardo de la Castilleja    
primeros versos

¿Me quieres, amor, me quieres? ¡Sí, para toda la vida!... y era yo quien preguntaba, siempre soñando una espina, siempre rondando una duda, siempre imaginando heridas. ¿Me quieres, amor, me quieres? ¡Sí, para toda la vida!... Tardes, madrugadas, noches, mañanas y mediodías; en el...

   Pena y alegría del amor Pena y alegría del amor de Rafael de León


      En la voz de Ricard Ardevol    
primeros versos

A José González Marín Mira cómo se me pone la piel cuando te recuerdo. Por la garganta me sube un río de sangre fresco de la herida que atraviesa de parte a parte mi cuerpo. Tengo clavos en las manos y cuchillos en los dedos y en mi sien una corona hecha de alfileres...

   Pena y alegría del amor Pena y alegría del amor de Rafael de León


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

Mira cómo se me pone la piel cuando te recuerdo. Por la garganta me sube un río de sangre fresco de la herida que atraviesa de parte a parte mi cuerpo. Tengo clavos en las manos y cuchillos en los dedos y en mi sien una corona hecha de alfileres negros...

   Réquiem por Federico Réquiem por Federico de Rafael de León


      En la voz de Miguel Herrero    
primeros versos

I Lo mataron en Granada, una tarde de verano y todo el cielo gitano recibió la puñalada... Sangre en verso derramada, poesía dulce y roja que toda la vega moja en amargo desconsuelo sin paño de terciopelo ni cáliz que la recoja . (Por cielos de ceniza se va el poeta; la frente se...

 
 Rafael Heliodoro Valle

   Ángelus amoroso Ángelus amoroso  de Rafael Heliodoro Valle


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Y nada más: para las primaveras tendremos en las tardes montesinas la intimidad del agua en las praderas y el ángelus violeta en las colinas. Campanas lentamente cristalinas, pétalos de dulzuras postrimeras y ensoñación de sol en las cortinas y florecer en las enredaderas...

 
 Rafael Maya

   La espina La espina     de Rafael Maya


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

De todo cuanto he sido: del hombre universal que he ambicionado realizar, vanamente, prolongando hacia los cuatro lados de la vida todas las ramas de mi ser, y, a veces, dando, en sólo una flor, toda la fuerza, y toda la virtud en un perfume. De todo cuanto he sido: del rey ilusionado corona de papel, cetro de caña...

 
 Rafael Morales

   Cántico doloroso al cubo de la basura Cántico doloroso al cubo de la basura de Rafael Morales


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Tu curva humilde, forma silenciosa, le pone un triste anillo a la basura. En ti se hizo redonda la ternura, se hizo redonda, suave y dolorosa. Cada cosa que encierras, cada cosa, tuvo esplendor, acaso hasta hermosura. Aquí de una naranja se aventura su delicada cinta leve y rosa...

   El toro El toro de Rafael Morales


      En la voz de Gemma Cuervo    
primeros versos

Es la noble cabeza negra pena, que en dos furias se encuentra rematada, donde suena un rumor de sangre airada y hay un oscuro llanto que no suena. En su piel poderosa se serena su tormentosa fuerza enamorada que en los amantes huesos va encerrada para tronar volando por la arena...

 
 Rafael Olivares Figueroa

   Canción sin alas Canción sin alas  de Rafael Olivares Figueroa


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Pelota de hilo: las lenguas en tu hilo van a enredarse. (¡Ruede la pelota, ruede, fuerza es que así se desate!) Soñaba la caracola que tenía presos los mares, y el arroyo le decía: Asómate a mis cristales . Se rompió la caracola. El arroyo secó el aire. ¡Pobre canción, que no tiene alas para remontarse!...

 
 Rafael Pineda

   Recado bajo una piedra para María Moñitos Recado bajo una piedra para María Moñitos de Rafael Pineda


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

¿Quieres que te invite a probar dulce de cabello de ángel, María Moñitos? Mi primo mató, de una pedrada en la frente, cuatro serafines en el catecismo. Preparando el almíbar está mi abuela. Yo prefiero el cristal de guayaba para mirarte a través del vidrio empañado...

 
 Rafael Pombo

   Arrullo Arrullo de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Duerme, duerme, vida mía; No más juego y parlería. Cierra, cierra los ojitos, Que los ángeles benditos Mientras haya quien los vea No te vienen a arrullar. Duerme pronto, dulce dueño, Que yo misma tengo empeño De quedarme dormidita...

   Cartilla objetiva o alfabeto imaginario Cartilla objetiva o alfabeto imaginario de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Contiene el abecedario Veintinueve, de las cuales Cinco se llaman vocales, Consonantes las demás. Las vocales suenan solas; Mientras que una consonante Sin vocal de acompañante No se hace escuchar jamás. A La A ...

   El gato bandido El gato bandido de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Michín dijo a su mamá: Voy a volverme Pateta, Y el que a impedirlo se meta En el acto morirá. Ya le he robado a papá Daga y pistolas; ya estoy Armado y listo; y me voy A robar y matar gente, Y nunca más (¡ten presente!) Verás a Michín...

   El renacuajo paseador El renacuajo paseador de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

El hijo de Rana. Rinrín Renacuajo, Salió esta mañana muy tieso y muy majo Con pantalón corto, corbata a la moda, Sombrero encintado y chupa de boda. ¡Muchacho, no salgas! le grita mamá, Pero él le hace un gesto y orondo se va...

   El rey borrico El rey borrico de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

La Animalía reunida eligió un día Por soberano a un burro de alquería, Y el Rey Borrico inauguró su mando Con el rebuzno del siguiente bando: Óyeme, Falderí, dijo al Faldero, Sé por hoy mi ordenanza o mensajero; Ponte la gorra...

   Juaco el ballenero Juaco el ballenero de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Yo soy Juaco el ballenero Que hace veinte años me fui A pescar ballenas gordas A dos mil leguas de aquí. Enorme como una iglesia Una por fin se asomó, Y el capitán dijo: ¡Arriba! Esa es la que quiero yo . Al agua va el capitán...

   La ovejita de Ada La ovejita de Ada de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

La oveja es el símbolo de la inocencia por su blancura y mansedumbre, y nada le gusta tanto como la compañía de los que son inocentes como ella. Ada tiene una preciosa ovejita que es su compañera de juego y de paseo; siempre andan juntas...

   La pobre viejecita La pobre viejecita de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Érase una viejecita Sin nadita que comer Sino carnes, frutas, dulces, Tortas, huevos, pan y pez. Bebía caldo, chocolate, Leche, vino, té y café, Y la pobre no encontraba Qué comer ni qué beber. Y esta vieja no tenía Ni un ranchito en qué...

   Las siete vidas del gato Las siete vidas del gato de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Preguntó al gato Mambrú El lebrel Perdonavidas: Pariente de Micifú, ¿Qué secreto tienes tú Para vivir siete vidas? Y Mambrú le contestó: Mi secreto es muy sencillo. Pues no consiste sino En frecuentar como yo El aseo y el cepillo.

   Mirringa Mirronga Mirringa Mirronga de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Mirringa Mirronga, la gata candonga, Va a dar un convite jugando escondite, Y quiere que todos los gatos y gatas No almuercen ratones ni cenen con ratas. A ver mis anteojos, y pluma y tintero, Y vamos poniendo las cartas primero...

   Pastorcita Pastorcita de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Pastorcita perdió sus ovejas ¡Y quién sabe por dónde andarán! No te enfades, que oyeron tus quejas Y ellas mismas bien pronto vendrán. Y no vendrán solas, que traerán sus colas, Y ovejas y colas gran fiesta darán. Pastorcita se queda...

   Perico Zanquituerto Perico Zanquituerto de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Perico Zanquituerto Se huyó con un dedal, Y su abuelita Marta No lo pudo alcanzar. El corre como un perro Y ella como un costal, Y apenas con la vista Persigue al perillán. Bien pronto se tropieza, Da media vuelta y cae, Y ella le dijo...

   Simón el Bobito Simón el Bobito de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Simón el Bobito llamó al pastelero: ¡A ver los pasteles! ¡los quiero probar! Sí, repuso el otro, pero antes yo quiero Ver ese cuartillo con que has de pagar. Buscó en los bolsillos el buen Simoncito Y dijo: ¡De veras! no tengo ni unito...

   Tía Pasitrote Tía Pasitrote de Rafael Pombo


      En la voz de Gloria Valencia de Castaño    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Tía Pasitrote Salió con Mita Y en el cogote Va la chiquita. Toda la gente Soltó la risa Y ella les dijo: Voy muy de prisa; Ríanse ustedes; Yo también río . Y doña Gata Les hizo Muío . Compró zapatos Para Madama, Pero a su vuelta...

 
 Ramón de Campoamor

   La carta La carta de Ramón de Campoamor


      En la voz de Gemma Cuervo    
primeros versos

Mi carta, que es feliz, pues va a buscaros, cuenta os dará de la memoria mía. Aquel fantasma soy que, por gustaros, jugó estar viva a vuestro lado un día. Cuando lleve esta carta a vuestro oído el eco de mi amor y mis dolores el cuerpo en que mi espíritu ha vivido ya durmiendo estará...

 
 Ramón de Garciasol

   Plegaria Plegaria de Ramón de Garciasol


      En la voz de Fernando Guillén    
primeros versos

Pido con voz de sangre por mis ojos, con voz de madre por mis ojos vengo, con voz crucificada en mis temores pido, Señor, más luz: ahora espero. Oye bajo la hierba un soplo herido, mi voz, Señor, llorando a ras del suelo; escucha en el perfume de las rosas el vaho dolorido con que ruego...

 
 Ramón del Valle Inclán

   El pasajero El pasajero de Ramón del Valle Inclán


      En la voz de Ramón del Valle Inclán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

¡Tengo rota la vida! En el combate de tantos años ya mi aliento cede, y al orgulloso pensamiento abate la idea de la muerte, que lo obsede. Quisiera entrar en mí, vivir conmigo, poder hacer la cruz sobre mi frente, y sin saber de amigo ni enemigo, apartado, vivir devotamente. ¿Dónde...

   Garrote vil Garrote vil de Ramón del Valle Inclán


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

¡Tan ! ¡tan! ¡tan! canta el martillo. El garrote alzando están. Canta en el campo un cuclillo, y las estrellas se van al compás del estribillo con que repica el martillo: ¡tan! ¡tan! ¡tan! El patíbulo destaca trágico, nocturno y gris. La ronda de la petaca sigue a la ronda de anís;...

   La trae una paloma La trae una paloma de Ramón del Valle Inclán


      En la voz de Ramón del Valle Inclán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Corazón, melifica en ti el acimo fruto del mundo, y de dolor llagado, aprende a ser humilde en el racimo que es de los pies en el lagar pisado. Por tu gracia de lágrimas el limo de mi forma será vaso sagrado, verbo de luz la cárcel donde gimo con la sierpe del tiempo encadenado...

   Rosa en Job Rosa en Job de Ramón del Valle Inclán


      En la voz de Ramón del Valle Inclán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

¡Todo hacia la muerte avanza de concierto, toda la vida es mudanza hasta ser muerto! ¡Quién vio por tierra rodado el almenar y tan alto levantado el muladar! ¡Mi existir se cambia y muda todo entero, como árbol que se desnuda en el enero! ¡Fueron mis goces auroras de alegrías, más fugaces...

 
 Ramón López Velarde

   El retorno maléfico El retorno maléfico de Ramón López Velarde


      En la voz de Enrique Lizalde    
primeros versos

Mejor será no regresar al pueblo, al edén subvertido que se calla en la mutilación de la metralla. Hasta los fresnos mancos, los dignatarios de cúpula oronda, han de rodar las quejas de la torre acribillada en los vientos de fronda. Y la fusilería grabó en la cal de todas las paredes...

   Hoy como nunca Hoy como nunca de Ramón López Velarde


      En la voz de Enrique Lizalde    
primeros versos

Hoy como nunca, me enamoras y me entristeces; si queda en mí una lágrima, yo la excito a que lave nuestras dos lobregueces. Hoy, como nunca, urge que tu paz me presida; pero ya tu garganta solo es una sufrida blancura, que se asfixia bajo toses y toses, y toda tu una epístola de...

   La mancha de púrpura La mancha de púrpura de Ramón López Velarde


      En la voz de Guillermo Sheridan    
primeros versos

Me impongo la costosa penitencia de no mirarte en días y días, porque mis ojos, cuando por fin te miren, se aneguen en tu esencia como si naufragasen en un golfo de púrpura, de melodía y de vehemencia. Pasa el lunes, y el martes, y el miércoles... Yo sufro tu eclipse ¡oh criatura...

   La suave patria La suave patria de Ramón López Velarde


      En la voz de Enrique Lizalde    
primeros versos

Proemio Yo que solo canté de la exquisita partitura del íntimo decoro, alzo la voz a la mitad del foro a la manera del tenor que imita la gutural modulación del bajo, para cortar a la epopeya un gajo. Navegaré por las olas civiles con remos que no pesan, porque van como los brazos...

   Me estás vedada tú... Me estás vedada tú... de Ramón López Velarde


      En la voz de Guillermo Sheridan    
primeros versos

¿Imaginas acaso la amargura que hay en no convivir los episodios de tu vida pura? Me está vedado conseguir que el viento y la llovizna sean comedidos con tu pelo castaño. Me está vedado oír en los latidos de tu paciente corazón (sagrario de dolor y clemencia) la fórmula escondida de...

   Mi corazón se amerita Mi corazón se amerita de Ramón López Velarde


      En la voz de Guillermo Sheridan    
primeros versos

A Rafael López. Mi corazón, leal, se amerita en la sombra. Yo lo sacara al día, como lengua de fuego que se saca de un ínfimo purgatorio a la luz; y al oírlo batir su cárcel, yo me anego y me hundo en ternura remordida de un padre que siente, entre sus brazos, latir un hijo ciego. Mi...

   Mi prima Agueda Mi prima Agueda de Ramón López Velarde


      En la voz de Enrique Lizalde    
primeros versos

A Jesús Villalpando Mi madrina invitaba a mi prima Agueda a que pasara el día con nosotros, y mi prima llegaba con un contradictorio prestigio de almidón y de temible luto ceremonioso. Agueda aparecía, resonante de almidón, y sus ojos verdes y sus mejillas rubicundas me protegían...

   Mi villa Mi villa de Ramón López Velarde


      En la voz de Pepe Alameda    
primeros versos

Si yo jamás hubiera salido de mi villa, con una santa esposa tendría el refrigerio de conocer el mundo por un solo hemisferio. Tendría, entre corceles y aperos de labranza, a Ella, como octava bienaventuranza. Quizá tuviera dos hijos, y los tendría sin un remordimiento ni una...

   Y pensar que pudimos Y pensar que pudimos de Ramón López Velarde


      En la voz de Guillermo Sheridan    
primeros versos

Y pensar que extraviamos la senda milagrosa en que se hubiera abierto nuestra ilusión, como perenne rosa. Y pensar que pudimos, enlazar nuestras manos y apurar en un beso la comunión de fértiles veranos. Y pensar que pudimos, en una onda secreta de embriaguez, deslizarnos, valsando...

 
 Ramón Xirau

   Cerezas Cerezas de Ramón Xirau


      En la voz de Ramón Xirau    
primeros versos

Rojas las cerezas, rojo el claustro iluminado de vidas limpias. Claridad. ¿El sol, cántico de fuego? Rojas las cerezas todo luz, todo mar todo claustro. Cireresa Octavio Pazen seu aniversario Vermelles les cireres, vermell el claustre...

   Gradas Gradas de Ramón Xirau


      En la voz de Ramón Xirau    
primeros versos

a Ana María I Las estrellas nos miran lentamente cierran sus ojos las bahías. El arco de luz cerca los cabos en la ruta del fuego, foques, banderas en las barcas, fosco el fuego atónito de las naranjas, en el aguanueva de los naranjales. Las bridas de caballos pensados, pesados,...

   Templo II Templo II de Ramón Xirau


      En la voz de Ramón Xirau    
primeros versos

No sé si el tiempo nos busca anillo de luz no sé si las naves azules ven olas de luz en el camino del templo. No sé si las miradas de las olas renacen en las hojas, en las yedras, en las arenas. Las encrucijadas del viento, las ferias de la mañana encienden, noche adentro, las...

 
 Raúl Gómez García

   Ya estamos en combate Ya estamos en combate de Raúl Gómez García


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Ya estamos en combate. Por defender la idea de todos los que han muerto. Para arrojar a los malos del histórico Templo. Por el heroico gesto de Maceo, Por la dulce memoria de Martí. En nuestra sangre hierve el hado azaroso De las generaciones que todo lo brindaron...

 
 Raúl Gómez Jattin

   Lola Jattin Lola Jattin de Raúl Gómez Jattin


      En la voz de Humberto Dorado    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Más allá de la noche que titila en la infancia, más allá incluso de mi primer recuerdo, Está Lola mi madre frente a un escaparate, empolvándose el rostro y arreglándose el pelo, Tiene ya treinta años de ser hermosa y fuerte y está enamorada de Joaquín Pablo...

 
 Raúl González Tuñón

   Canción que compuso Juancito Caminador para la supuesta muerte de Juancito Caminador Canción que compuso Juancito Caminador para la supuesta muerte de Juancito Caminador  de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Juancito Caminador... Murió en un lejano puerto el prestidigitador. Poca cosa deja el muerto. Terminada su función canción, paloma y baraja todo cabe en una caja. Todo, menos la canción. Ponle luto a la pianola, al conejito, a la estrella, al barquito, a la botella, al botellón, a la bola...

   Canto a los judíos asesinados en Europa Canto a los judíos asesinados en Europa de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Devueltos a la tierra por decreto ella os recibirá como a elegidos jugo al carbón, abono a los ejidos, lejano oriente del cristal. Muertos sin velatorio, sin campanas, sin baños, sin lloronas, sin desvelo juncos de amor crecidos hacia el cielo, carne celeste como el pan. Decid adiós a los verdes mercados...

   Eche veinte centavos en la ranura Eche veinte centavos en la ranura  de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

A pesar de la sala sucia y oscura de gentes y de lámparas luminosa si quiere ver la vida color de rosa eche veinte centavos en la ranura. Y no ponga los ojos en esa hermosa que frunce de promesas la boca impura. Eche veinte centavos en la ranura si quiere ver la vida color de rosa. El dolor mata, amigo, la vida es dura...

   El Poeta murió al amanecer El Poeta murió al amanecer  de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Sin un céntimo, solo, tal como vino al mundo, murió al fin en la plaza, frente a la inquieta feria. Velaron el cadáver del dulce vagabundo dos Musas: la esperanza y la miseria. Fue un poeta completo de su vida y su obra. Escribió versos casi celestes, casi mágicos, de invención verdadera...

   La calle del agujero en la media La calle del agujero en la media de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Yo conozco una calle que hay en cualquier ciudad y la mujer que amo con una boina azul. Yo conozco la música de un barracón de feria barquitos en botellas y humo en el horizonte. Yo conozco una calle que hay en cualquier ciudad. Ni la noche tumbada sobre el ruido del bar ni los labios sesgados sobre un viejo cantar...

   La cerveza del pescador Schiltigheim La cerveza del pescador Schiltigheim  de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Para que bebamos la rubia cerveza del pescador Schiltigheim. Para que amemos Carcassonne y Chartres, Chicago y Québec, torres y puertos. Los blancos molinos harineros y la luz de las altas ventanas de la noche encendidas para los hombres de frac y los ladrones...

   La Libertaria La Libertaria de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Estaba toda manchada de sangre, estaba toda matando a los guardias, estaba toda manchada de barro, estaba toda manchada de cielo, estaba toda manchada de España. Ven, catalán jornalero, a su entierro, ven, campesino andaluz, a su entierro, ven a su entierro, yuntero extremeño, ven a su entierro...

   Lluvia Lluvia de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Entonces comprendimos que la lluvia también era hermosa. Unas veces cae mansamente y uno piensa en los cementerios abandonados. Otras veces cae con furia, y uno piensa en los maremotos que se han tragado tantas espléndidas islas de extraños nombres...

   Los seis hermanos rápidos dedos en el gatillo Los seis hermanos rápidos dedos en el gatillo de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Los seis hermanos rápidos dedos en el gatillo Earl Himie Weiss no pudo llevarlos a dar una vuelta oían cantar a Sam Samoots Amatuma guantes de sedaSam Samoots qué bien cantaba guantes de seda en el alma. En la taberna de los Cuatro 2 y de parte de Al , una sonrisa le regalaban en cada tiro...

   Poema para la Virgencita del Teatro Cervantes Poema para la Virgencita del Teatro Cervantes de Raúl González Tuñón


      En la voz de Raúl González Tuñón    
primeros versos

Ruega por mí, que tengo pasta de santo y de bandido. Mi corazón es tierno como un niño dormido. Ruega por mí, que tengo alma de evangelista, sangre de aventurero. ¡Ruega por mí, que nunca tuve un smoking! Por mí que heredé el perro de Carlitos Chaplin y amo las altas torres florecidas de trinos y creo en Norte América...

 
 Raúl Zurita

   Canto a su amor desaparecido (fragmento) Canto a su amor desaparecido (fragmento) de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Ahora Zurita me largó ya que de puro verso y desgarro te pudiste entrar aquí, en nuestras pesadillas; ¿tú puedes decirme dónde está mi hijo? A la Paisa A las Madres de la Plaza de Mayo A la Agrupación de Familiares de los que no aparecen A todos los tortura, palomos del amor, países chilenos y…

   El INRI de los paisajes El INRI de los paisajes de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Epílogo Cientos de cuerpos fueron arrojados sobre las montañas, lagos y mar de Chile. Un sueño quizás soñó que habían unas flores, que habían unas rompientes, un océano subiéndolos salvos desde sus tumbas en los paisajes...

   Guárdame en ti Guárdame en ti de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Amor mío: guárdame entonces en ti en los torrentes más secretos que tus ríos levantan y cuando ya de nosotros sólo que de algo como una orilla tenme también en ti guárdame en ti como la interrogación de las aguas que se marchan Y luego: cuando las grandes aves se derrumben y las…

   No deseo otro prestigio… No deseo otro prestigio… de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

No deseo otro prestigio que aquel que me da el amarte, hijo de mi pueblo que tienes un nombre (te pongo los nombres que yo quiero en esta noche) y si no sabes nada de poesía mucho mejor. Yo que no soy ni Neruda, ni Huidobro y que aspiro sin embargo al honor...

   Pastoral Pastoral de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Chile entero es un desierto sus llanuras se han mudado y sus ríos están más secos que las piedras No hay un alma que camine por sus calles y sólo los malos parecieran estar en todas partes ¡Ah si tan sólo tú me tendieras tus brazos las rocas se derretirían al verte!...

   Recito entonces… Recito entonces… de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

Recito entonces mi poema militante a toda voz, gritando, mientras el demolido viento de las banderas se agiganta y los cientos de miles de rostros se funden en silencio, escuchando. Pienso que tal vez tú estás entre la multitud escuchando y en verdad llegué a creer que estabas...

   Una ruta en las soledades (fragmento) Una ruta en las soledades (fragmento) de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Y poco a poco, como un océano que se encrespa, íbamos emergiendo sobre las llanuras y las llanuras parecían olas ondulando con el movimiento de nuestros cuerpos. Sí, porque se encenderá el cielo y las cordilleras, los desiertos...

   Y ya casi amanece y estás despierta o durmiendo… (ZURITA Poema de amor) Y ya casi amanece y estás despierta o durmiendo… (ZURITA Poema de amor) de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Y ya casi amanece y estás despierta o durmiendo, pero me llamas entre sueños pensando que quizás he salido. Esa vez ella me había sujetado de las mangas del abrigo reteniéndome y el mayor, tenía algo más de dos años, me tomaba de los pantalones y se reía...

   Y ya casi amanece y no puedo parar de llorar… (ZURITA Poema de amor) Y ya casi amanece y no puedo parar de llorar… (ZURITA Poema de amor) de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Y ya casi amanece y no puedo parar de llorar; de llorar primero por ti que te enamoraste de un viejo con Parkinson, y después llorar por las que me tomaron de los brazos para que no me fuera y yo también lloraba como cuando niño pero igual me fui...

   Y ya casi amanece y siento mis lágrimas... (ZURITA Poema de amor) Y ya casi amanece y siento mis lágrimas... (ZURITA Poema de amor) de Raúl Zurita


      En la voz de Raúl Zurita    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Y ya casi amanece y siento mis lágrimas correr por mi cara y son como cuchillos cartoneros las lágrimas cortándome la cara. Me hiero y me desangro y mi sangre está repartida por todos partes como si me carnearan. Sobre todas las cosas...

 
 René Chacón Linares

   Angeles de la muerte Angeles de la muerte de René Chacón Linares


      En la voz de José Guillermo Vargas    
primeros versos

Despacio cae la lluvia, se confunde con las lágrimas ¿Será la muerte que ronda? ¿El abrigo de la vida errónea que envuelve? Una bruma densa y oscura borra los pensamientos Pasos perdidos se deslizan en las paredes El aire es más denso No es nadie, no es nada sólo el otoño ansioso de...

   Angeles del cementerio... Angeles del cementerio... de René Chacón Linares


      En la voz de José Guillermo Vargas    
primeros versos

Ángeles del cementerio, de mirada inmóvil, rostros perfectos, senos ocultos, estrechas cinturas y pies descalzos. Cómo quisiera con un beso agudo, romper el frío mármol que los envuelve y descubrirles el río de luz, que esconden bajos sus aguas dormidas Déjemne beber de su manantial...

 
 René Depestre

   Testamento de Ernesto Che Guevara Testamento de Ernesto Che Guevara de René Depestre


      En la voz de René Depestre    
primeros versos

Largo es el camino del Che en el hombre Largo el río, largo el surco Que espera las semillas, largo El paso marino de Ulises en nuestros pasos Largo el sable vegetal para avanzar por la selva desconocida! A nuestras puertas siempre tendremos Cada mañana su olor de café fuerte...

 
 Ricardo Gómez López

   Dísticos Dísticos de Ricardo Gómez López


      En la voz de Ricardo Gómez López    
primeros versos

Me cansé de pelear con los ególatras ¡Viva yo! * Cuando se juntan dos cobardes algo no va a ocurrir. * VANIDAD El que esté libre de culpa que no se mire al espejo. * ACCIDENTE NUMÉRICO Se creía la mujer 10 Soy el 1 que se fue de su lado.

   Generaciones Generaciones de Ricardo Gómez López


      En la voz de Ricardo Gómez López    
primeros versos

GENERACIONES te tiemblan las piernas A T L A S aguanta otro poquito Quiero conocer a mis nietos.

   Semilla—cemento Semilla—cemento de Ricardo Gómez López


      En la voz de Ricardo Gómez López    
primeros versos

Estábamos en el campo y plantamos una ciudad. Lástima que no podamos podar los edificios.

 
 Ricardo J. Bermúdez

   Playera Playera de Ricardo J. Bermúdez


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Playera Hora de bajamar salobre y verde, cuando crece la fruta de la playa sin espinas de niños marineros y canta así la brisa de la tarde: El perro blanco y el perro negro juegan en la arena, juegan al sexo en la gris complacencia de la sombra. Hora de pleamar, amplia y jocunda, cuando lloran los ojos del cangrejo...

 
 Ricardo Molinari

   Oda a la sangre Oda a la sangre de Ricardo Molinari


      En la voz de María Rosa Gallo    
primeros versos

Esta noche en que el corazón me hincha la boca duramente, sin pudor, sin nadie, quisiera ver mi sangre corriendo por la tierra: golpeando su cuerpo de flor, -de soledad perdida e inaguantable- para quejarme angustiosamente y poder llorar la huida de otros días, el color áspero de mis viejas venas...

 
 Ricardo Morales Avilés

   Carta mínima a mi mujer Carta mínima a mi mujer de Ricardo Morales Avilés


      En la voz de Gabriel García Márquez    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Si me matan, quiero que sepan que he vivido en lucha por la vida y por el hombre. Un mundo de todos para todos. Si me matan, una rosa roja modelo de mi corazón es el amor que te dejo. Si me matan, es igual. No veré el maíz a la orilla de todos los caminos ni el rastro de ternura...

   Cuando pierda sus cabellos la burguesía Cuando pierda sus cabellos la burguesía de Ricardo Morales Avilés


      En la voz de Gabriel García Márquez    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Cuando llegue la aurora y pierda sus cabellos la burguesía ¿me seguirás amando como lo haces ahora y tendrás la misma luz que hoy tienen tus ojos? Si para entonces encuentro lugar de reposo ¿seguirás necesitándome y querrás quedarte conmigo? Tendremos más años y muchos más sueños que...

   Poema para los dolores de tu cuerpo Poema para los dolores de tu cuerpo de Ricardo Morales Avilés


      En la voz de Gabriel García Márquez    
primeros versos

Doris María, las fieras no van a la selva y la jauría de tantos gritos se agolpa en esos cuerpos donde se descubren cuántas torturas se requieren para alcanzar victorias. No alcanza la calumnia ni el ultraje para desangrar tu cuerpo ni secreto que conspire para roer tanto mediodía inevitable...

 
 Roberto Fernández Retamar

   A mi amada A mi amada de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

En el Día de los Enamorados, el domingo, he despedido a mi amada. Subió al ómnibus de la mano de su compañero, Que en la otra mano llevaba una guitarra remendada. Se sentaron sonrientes en el primer asiento: ella ocultaba su tristeza con un giro de sus bellos ojos, Y él estaba ya...

   A mis hijas A mis hijas de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Hijas: muy poco les he escrito, y hoy lo hago de prisa. Quiero decirles que si también este momento pasa y puedo estar de nuevo con ustedes, en el sillón, oyendo el radio, cómo vamos a reírnos de estas cosas, de estos versos y de estas botas, y de la cara que ponían algunos, y hasta...

   Con las mismas manos Con las mismas manos de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Con las mismas manos de acariciarte estoy construyendo una escuela. Llegué casi al amanecer, con las que pensé que serían ropas de trabajo, Pero los hombres y los muchachos que en sus harapos esperaban Todavía me dijeron señor. Están en un caserón a medio derruir, Con unos cuantos...

   El otro (enero 1, 1959) El otro (enero 1, 1959) de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Nosotros, los sobrevivientes, ¿a quiénes debemos la sobrevida? ¿quién se murió por mí en la ergástula, quién recibió la bala mía, la para mí, en su corazón? ¿sobre qué muerto estoy yo vivo, sus huesos quedando en los míos, los ojos que le arrancaron, viendo por la mirada de mi cara,...

   El otro (enero 1, 1959) El otro (enero 1, 1959) de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Nosotros, los sobrevivientes, ¿a quiénes debemos la sobrevida? ¿quién se murió por mí en la ergástula, quién recibió la bala mía, la para mí, en su corazón? ¿sobre qué muerto estoy yo vivo, sus huesos quedando en los míos, los ojos que le arrancaron...

   Felices los normales Felices los normales de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

A Antonia Eiriz Felices los normales, esos seres extraños. Los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho, un hijo delincuente, Una casa en ninguna parte, una enfermedad desconocida, Los que no han sido calcinados por un amor devorante, Los que vivieron los diecisiete...

   Lezama persona Lezama persona de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Un momento entre óleos de Mariano y manchas de humedad, Junto a un grueso jarrón de bronce cuneiforme, Y el soplo ladeado de la voz de doña Rosa, anunciando Que Joseíto viene para acá: anoche No ha dormido bien usté sabe Retamar cómo es el asma, Era lo necesario para que llegara...

   Oyendo un disco de Benny Moré Oyendo un disco de Benny Moré de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Es lo mismo de siempre: ¡Así que este hombre está muerto! ¡Así que esta voz Delgada como el viento, hambrienta y huracanada Como el viento, es la voz de nadie! ¡Así que esta voz vive más que su hombre, Y que ese hombre es ahora discos, retratos, lágrimas, un sombrero Con alas...

   Usted tenía razón, Tallet: somos hombres de transición Usted tenía razón, Tallet: somos hombres de transición de Roberto Fernández Retamar


      En la voz de Roberto Fernández Retamar    
primeros versos

Entre los blancos a quienes, cuando son casi polares, se les ve circular la sangre por los ojos, debajo del pelo pajizo, Y los negros nocturnos, azules a veces, escogidos y purificados a través de pruebas horribles, de modo que sólo los mejores sobrevivieron y son la única raza...

 
 Roberto Ibáñez

   Soliloquio de la desconocida Soliloquio de la desconocida de Roberto Ibáñez


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Hacia una soledad que no lastime, desando con mis lágrimas el viento. Inocente y odiada, me prohíbo la pequeña alegría de un jilguero o el rumor de una abeja distraída, ya nunca más abeja entre mis dedos. Un caballo me mira para siempre. Lacra en mis pies su lengua un perro ciego. Me ve una hoja y piensa en el otoño...

 
 Roberto Juarroz

   A veces parece... A veces parece... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

A veces parece que estamos en el centro de la fiesta. Sin embargo, en el centro de la fiesta no hay nadie. En el centro de la fiesta está el vacío. Pero en el centro del vacío hay otra fiesta. De: Poesía Vertical XII -...

   Cómo amar lo imperfecto... Cómo amar lo imperfecto... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

¿Cómo amar lo imperfecto, si escuchamos a través de las cosas cómo nos llama lo perfecto? ¿Cómo alcanzar a seguir en la caída o el fracaso de las cosas la huella de lo que no cae ni fracasa? Quizá debamos aprender que lo imperfecto es otra forma de la perfección: la forma que la...

   Dónde está la sombra... Dónde está la sombra... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

¿Dónde está la sombra de un objeto apoyado contra la pared? ¿Dónde está la imagen de un espejo apoyado contra la noche? ¿Dónde está la vida de una criatura apoyada contra sí misma? ¿Dónde está el imperio de un hombre apoyado contra la muerte? ¿Dónde está la luz de un dios apoyado...

   El amor empieza... El amor empieza... de Roberto Juarroz


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

El amor empieza cuando se rompen los dedos y se dan vuelta las solapas del traje, cuando ya no hace falta pero tampoco sobra la vejez de mirarse, cuando la torre de los recuerdos, baja o alta, se agacha hasta la sangre. El amor empieza cuando Dios termina Y cuando el hombre cae,...

   El centro del amor... El centro del amor... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

El centro del amor no siempre coincide con el centro de la vida. Ambos centros se buscan entonces como dos animales atribulados. Pero casi nunca se encuentran, porque la clave de la coincidencia es otra: nacer juntos. Nacer juntos, como debieran nacer y morir todos los amantes. De:...

   El fondo de las cosas no es la vida o la muerte... El fondo de las cosas no es la vida o la muerte... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

El fondo de las cosas no es la vida o la muerte. Me lo prueban el aire que se descalza en los pájaros, un tejado de ausencias que acomoda el silencio y esta mirada mía que se da vuelta en el fondo, como todas las cosas se dan vuelta cuando acaban. Y también me lo prueba mi niñez que...

   El mundo es el segundo término... El mundo es el segundo término... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

El mundo es el segundo término de una metáfora incompleta, una comparación cuyo primer elemento se ha perdido. ¿Dónde está lo que era como el mundo? ¿Se fugó de la frase o lo borramos? ¿O acaso la metáfora estuvo siempre trunca? De: Poesía Vertical V -...

   Hay mensajes cuyo destino es... (Poesía vertical VI - 3) Hay mensajes cuyo destino es... (Poesía vertical VI - 3) de Roberto Juarroz


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Hay mensajes cuyo destino es la pérdida, palabras anteriores o posteriores a su destinatario, imágenes que saltan del otro lado de la visión, signos que apuntan más arriba o más abajo de su blanco, señales sin código, mensajes envueltos por otros mensajes, gestos que chocan contra la...

   Hay que caer y no se puede elegir dónde... Hay que caer y no se puede elegir dónde... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Hay que caer y no se puede elegir dónde. Pero hay cierta forma del viento en los cabellos, cierta pausa del golpe, cierta esquina del brazo que podemos torcer mientras caemos. Es tan sólo el extremo de un signo, la punta sin pensar de un pensamiento. Pero basta para evitar el fondo...

   He encontrado el lugar justo... He encontrado el lugar justo... de Roberto Juarroz


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

He encontrado el lugar justo donde se ponen las manos, a la vez mayor y menor que ellas mismas. He encontrado el lugar donde las manos son todo lo que son y también algo más. Pero allí no he encontrado algo que estaba seguro de encontrar: otras manos esperando las mías. Selección:...

   La parte de sí... La parte de sí... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

La parte de sí que hay en el no y la parte de no que hay en el sí se separan a veces de sus cauces y se unen en otro que ya no es sí ni no. Por ese cauce corre el río de los cristales más despiertos. De: Poesía Vertical VIII -...

   Mientras haces cualquier cosa... Mientras haces cualquier cosa... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Mientras haces cualquier cosa, alguien está muriendo. Mientras te lustras los zapatos, mientras odias, mientras le escribes una carta prolija a tu amor único o no único. Y aunque pudieras llegar a no hacer nada, alguien estaría muriendo, tratando en vano de juntar todos los rincones,...

   Pienso que en este momento... Pienso que en este momento... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Pienso que en este momento tal vez nadie en el universo piensa en mí, que sólo yo me pienso, y si ahora muriese, nadie, ni yo, me pensaría. Y aquí empieza el abismo, como cuando me duermo. Soy mi propio sostén y me lo quito. Contribuyo a tapizar de ausencia todo. Tal vez sea por esto...

   Rozamos a veces una zona... Rozamos a veces una zona... de Roberto Juarroz


      En la voz de Fabián Vena    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Rozamos a veces una zona que parece vacía hasta de espacio, pero en la cual percibimos un ritmo que nunca ha entrado en ninguna música. Desde entonces sabemos que el vacío tiene un ritmo y también que detrás de la vida y de la muerte...

   Una escritura que soporte la intemperie... Una escritura que soporte la intemperie... de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Una escritura que soporte la intemperie, que se pueda leer bajo el sol o la lluvia, bajo el grito o la noche, bajo el tiempo desnudo. Una escritura que soporte lo infinito, las grietas que se reparten como el polen, la lectura sin piedad de los dioses, la lectura iletrada del...

   Una red de mirada... Primera poesía vertical (I) Una red de mirada... Primera poesía vertical (I) de Roberto Juarroz


      En la voz de Roberto Juarroz    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Una red de mirada mantiene unido al mundo, no le deja caerse. Y aunque yo no sepa qué pasa con los ciegos, mis ojos van a apoyarse en una espalda que puede ser de dios. Sin embargo, ellos buscan otra red, otro hilo, que anda cerrando ojos con un traje prestado y descuelga una lluvia...

   Vaivén de la ternura... (Poesía Vertical XII -33) Vaivén de la ternura... (Poesía Vertical XII -33) de Roberto Juarroz


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Vaivén de la ternura, que llega o se retira como el sueño en un niño, manejando distancias que se acortan o alargan sin cambiar de medida. El encuentro y la separación usan el mismo espacio, que despierta a veces hacia un lado y a veces hacia el otro, como un hombre en su lecho,...

 
 Roberto Obregón

   Casi oda a la oreja Casi oda a la oreja de Roberto Obregón


      En la voz de Manuel Galich     
primeros versos

Variadísimas son las orejas del hombre: largas, redondas, pegadas, separadas y orejitas. Un pétalo húmedo es la oreja del niño y concentradamente erógena la de la mujer. Toda oreja guarda en su rosada cavidad el lloroso discurrir de las lluvias, el silbo delgado del viento y la bala...

   El flautista mágico El flautista mágico de Roberto Obregón


      En la voz de Manuel Galich    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

El flautista del Parque de la Concordia supura a inmediaciones del país para que Guatemala no se olvide de sí misma. ¡Y de ajuste, que mero enfrente de la Policía! Para que no olvidemos que corre en nuestra Sangre Sangre pura. Que alguien muere arrastrado por las aguas oscuras...

 
 Rodolfo Hinostroza

   Adolescente que despierta Adolescente que despierta de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

Una deliberación del ala y la tormenta es lo que cae cuando la agria balandronada de los sueños se pega al paladar y el muchacho despierta en la mañana penetrando el espejo con un grito. La estridencia que acecha en la materia de los violoncellos, el enemigo bosque turgente como una...

   Adolescente que despierta Adolescente que despierta de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Una deliberación del ala y la tormenta es lo que cae cuando la agria balandronada de los sueños se pega al paladar y el muchacho despierta en la mañana penetrando el espejo con un grito. La estridencia que acecha en la materia de los violoncellos...

   Con el sol en Los Órganos Con el sol en Los Órganos de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

El mar al borde de la carretera Con su lonja de sol que reverbera Como un pectoral de oro mientras se hunde En la memoria de esta tierra roja Mezclada con astillas de ceramios chaquiras Y osamentas envueltas en harapos Que fueron vestimentas de príncipe...

   Del infante difunto Del infante difunto de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

La llamada de mi padre, alta como un penacho de plumas y al tacto como la pringamosa de aquellos baños. ¿Recuerdas? Las aguas ferrosas que calentaban tu cuerpo tenían colores, de serpiente plana, y la tierra se había descosido en sus espacios, y llevábamos nuestra infancia como un...

   Escena prima Escena prima de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

La cadenza en el fondo del jardín caballeros laberínticos la mano que deja caer la mierda se llena de rocío has escuchado este mismo canto en tu infancia llamados en los largos corredores I love you I hate you la avidez de la boca me ahoga Quiero Quiero Quiero morder despedazar...

   Los huesos de mi padre Los huesos de mi padre de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Serán éstos los 206 aristocráticos huesos de mi padre? Todos completos, con su maxilar inferior, su frontal, sus falangetas, su astrágalo, su vomer, sus clavículas? No se habrán confundido en la Fosa Común con los de un vagabundo...

   Nudo borromeo Nudo borromeo de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

Un hombre vaga durante numerosos años fuera de su patria, estrechamente vigilado por Poseidón, y solo. Aristóteles Y ahora remontas rue Vavin subiendo a Montparnasse Hay un río que duerme otro que murmura Aquí Clayton hablaba de Loutine Los dorados temblores de Diana en el patio...

   Relato de Odiseo Relato de Odiseo de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Scila y Caribdis, esas dos putas viejas, maldijeron mi espalda, y allí mismo me crecieron ojos para ver, y un unicornio brotó de mi saliva diciéndose protegido de Artemisa, y su lengua caliente restañó mis heridas en nombre de los dioses, en nombre de esos dioses...

   Relato de Otelo Relato de Otelo de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
primeros versos

Sí, te amo! Y cuando no te amo vuelve otra vez el Caos Shakespeare Cierta vez, en Aleppo, sí, fue en Aleppo donde me desgracié con ese turco circunciso: le ceñí con sus propias babas, y su lengua morada escupió las plegarias, y así salvé mi vida. Esta vida que tan poco valía, y que...

   Relato de Otelo Relato de Otelo de Rodolfo Hinostroza


      En la voz de Rodolfo Hinostroza    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

Cierta vez, en Aleppo, sí, fue en Aleppo donde me desgracié con ese turco circunciso: le ceñí con sus propias babas, y su lengua morada escupió lasplegarias, y así salvé mi vida. Esta vida que tan poco valía, y que hoy pesa en tusmanos como un cofre de ébano...

 
 Rodrigo Caro

   Canción a las ruinas de Itálica Canción a las ruinas de Itálica de Rodrigo Caro


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora campos de soledad, mustio collado, fueron un tiempo Itálica famosa. Aquí de Cipión la vencedora colonia fue; por tierra derribado yace el temido honor de la espantosa muralla, y lastimosa reliquia es solamente de su invencible gente. Sólo...

 
 Rogelio Sinán

   Arrullo Arrullo de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Como un niño que dormido se ha quedado en el camino yo arrullo a tu pensamiento. Lo arrullo... No lo despierto. Pero presiento que sigo mi camino como un loco arrullando a un niño muerto. De: Onda

   Balada del seno desnudo Balada del seno desnudo de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

¡Mangos!... ¡Mira!... ¡Tantos!... ¡Oh!... ¡Uno maduro!... (¡Dio un salto... y salióse su seno, desnudo!) ¡Yo salté del árbol! ¡Upa!... ¡Tan!... (¡Qué rudo!) ¡Por mirar de cerca su seno desnudo! ¡Me miró asustada! ¡Cubrió... lo que pudo y... huyó...! ¿Qué robaba? ¡Su seno desnudo!...

   Candombe Candombe de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

¡Zamba, zambé, zarabanda! ¡Mi perro, la luna y tú! ¿Por qué te pones tan brava cuando te llaman Chombita del Curundú? (A la luna se le puso la cara toda de grana, porque no quería llamarte jamaicana.) ¡Bríndame espumas de mar y embriágame de arreboles!...

   Frescura Frescura de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Se burlaba el surtidor ¡la risa casi lo ahogaba! porque la lluvia bajaba y él la devolvía al Señor... De: Onda

   Guitarra decapitada Guitarra decapitada de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Voces de fusil se oyeron a eso de la madrugada ... ¡Parad el canto, que ha muerto Federico, en su Granada! Guitarra decapitada, ay, Federico García, ya nadie podrá decir la canción que tú dirías. ¡Corre, luna, luna, luna, avísale a los gitanos que Federico García allí se está desangrando!...

   Huellas Huellas de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Las huellas que dejaste, que dejé, se enredaron... Son heridas que sangran en las almas Me enredé te enredaste, se enredaron las huellas en las almas... De: Saloma sin Salomar

   Infancia Infancia de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Infancia clara pasada entre barriles y hongos y aros de bicicletas, cuando, corriendo entre hojas, el alma era más blanda y el camino era savia... Cada caída al margen de la dicha era una danza de sangre y de gritos mientras el viento promovía un levantamiento de ramas...

   Júbilo y súplica Júbilo y súplica de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Tiernos soles benignos han rasgado la niebla y esta vigilia ahuyenta mil temores ocultos. ¡Ya te he vencido, noche, y en plenitud de vida puedo lanzar mis flechas hacia océanos posibles! ¡Hoy es, oh mar, el alba! ¡Pregonemos el júbilo! ¡Barcos, pájaros, rocas, vuelvo a estar con ustedes!...

   Los ojos en la calle, bajo la lluvia Los ojos en la calle, bajo la lluvia de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Huele a pared lamida por ubres y mugidos este mapa ilusorio salpicado de estrellas, y la calle, inundada de pupilas de niños, va nutriendo de polvo sus mejores culebras. Pasaporte de patios para la mar, el fango deshilvana pronósticos en plenitud de fábulas...

   Mancha de sol Mancha de sol de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Campo traviesa, cansada, con el hijo en el cuadril, la moza va hacia el lejano cuchitril. El sol coloca en los árboles sus moneditas de oro. Y el niño suelta la fuente de su lloro... La rapaza saca el seno rozagante a se lo dar... El niño bebe. Ella ríe. Y echa a andar...

   Mi doble malo se muere Mi doble malo se muere de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Yo me alejé de mí mismo de mi doble que tenía su rumbo en estrella fija. Pupila verde me lleva me llevaba hacia presente esmeralda embravecido. En ese mar empapada lucha, yerta, mi nostalgia contra ola y pez que devoran. ¡Mira mi ser desdoblado!...

   Poema del viaje Poema del viaje de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Diámetro de mar y cielo en círculo de horizonte exacto siempre y eterno. Errando en viento de hielo me están creciendo las alas, y aullando se van mis ojos tras una huella de puertos. Cada cadena del barco es un pedazo de estrella. Miradas de rumbo ciego y suciedumbre de pueblos...

   Ruptura y lejanía Ruptura y lejanía de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Rompiste lloro y súplica hacia meta benigna tus amarras postrimeras, y del oleaje a estelas ya ligeras bebí, solo, visiones de poeta. Enloquecida al viento, mi veleta sur y oeste de aguas lisonjeras buscaba entre mis lágrimas sinceras la noche que me vio sin alma quieta...

   Seguiremos andando Seguiremos andando de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Pensativos de sombra, más altos que la vida nos ha visto la noche boca a boca en la niebla. Me bebí tu silencio. Te bebiste mi angustia, y hemos quedado tenues, sofocados de miedo. Nos aventó de golpe marcha atrás la borrasca de endurecidas bocas rugiendo en espirales...

   Soledad Soledad de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Traje a ti mi soledad para que le dieras alma. Pero la dejaste sola en el camino, ¡qué sola dejaste mi soledad!... (¡Pensar que la traje a ti para que le dieras alma!) De: Onda

   Viaje Viaje de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Las nubes escolares de escuela elemental han tomado sus libros de luz y se van... El caballo del viento las conduce sobre su lomo tierno. ¡Ya se van! ¡Ea! ¡Ea! Y ¡adiós! les van diciendo con sus pañuelos de humo las chimeneas... De: Onda

   Vigilia de la sangre Vigilia de la sangre de Rogelio Sinán


      En la voz de Rogelio Sinán    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Te has hundido en mis venas nutriéndolas de yodo por sencillo milagro: tu mejilla en mi mano. Y he levantado el ancla para surcar la noche salomando banderas y mordiendo el espacio. ¡Qué dolorosamente crece, dentro, una imagen, a medida que la otra disminuye en el tiempo!...

 
 Rolando Faget

   La segunda oportunidad La segunda oportunidad de Rolando Faget


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Quién te diera el ayer nuevo sin uso quién te dijera es tuyo ahora todo el tiempo que usaste irreflexivamente para no arrepentirte de haberlo malgastado para construir de veras para no ir deshaciendo. Quién te diera el ayer un cielo entero la luz de los domingos en verano el agua, el...

   Luego Luego de Rolando Faget


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

cada casa encontrada toda calle que tenga un nombre antiguo sol / retama la madreselva aún cierta capilla el fino atardecer del arrabalde crepusculea aún y hay sol entero ardiente invierno pueblo aquestas gentes aquel la hermana aquel la río comarca de sol de invierno hirviente...

   Luego Luego de Rolando Faget


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

cada casa encontrada toda calle que tenga un nombre antiguo sol / retama la madreselva aún cierta capilla el fino atardecer del arrabalde crepusculea aún y hay sol entero ardiente invierno pueblo aquestas gentes aquel la hermana...

   Porque tu sangre aterra Porque tu sangre aterra de Rolando Faget


      En la voz de Rolando Faget    
Arreglos y guitarra: Eduardo Larbanois
Colaboración: Héctor Rosales
primeros versos

Claro que no se me muere tu nombre noche olivo estás en cada rabia en todo padrenuestro. Cierto, crecerá el pasto irán, vendrán los ríos tu semilla, tu mayo cotidiano tu nombre por siempre como el agua. Llevarán nuestros hijos mucho de tu manera tu tiempo...

 
 Romancero Español

   La Jura de Santa Gadea La Jura de Santa Gadea de Romancero Español


      En la voz de Manuel Dicenta    
primeros versos

En Santa Gadea de Burgos do juran los hijosdalgo, allí toma juramento el Cid al rey castellano, sobre un cerrojo de hierro y una ballesta de palo. Las juras eran tan recias que al buen rey ponen espanto. - Villanos te maten, rey, villanos...

   Muerte de Don Alvaro de Luna Muerte de Don Alvaro de Luna de Romancero Español


      En la voz de Luis Prendes    
primeros versos

Con triste y grave semblante oyendo está la sentencia el Condestable de Luna, sin género de flaqueza. No le ha turbado el temor de la muerte, ni el afrenta del acusado delito; antes dice con paciencia: Justo pago ha dado el cielo a mi privanza soberbia, que de servicios humildes...

   Presentimiento que anuncia a Don Alvaro de Luna su caída en la privanza del Rey Presentimiento que anuncia a Don Alvaro de Luna su caída en la privanza del Rey de Romancero Español


      En la voz de Luis Prendes    
primeros versos

A don Álvaro de Luna, condestable de Castilla, el rey don Juan el segundo con mal semblante le mira. Dio vuelta la rueda varia, trocó en saña sus caricias, el favor en amenazas privaba, mas ya no priva. Ejemplo dejó en la tierra porque el hombre mire arriba: no hay seguridad humana...

   Prisión de Don Alvaro de Luna. Pide ver al Rey, sin conseguirlo Prisión de Don Alvaro de Luna. Pide ver al Rey, sin conseguirlo de Romancero Español


      En la voz de Luis Prendes    
primeros versos

El rey se sale de misa de Santa María la Blanca; don Alvaro, el Condestable, con otros lo acompañaba. Díjole el rey en llegando, con enojo estas palabras: Partios de aquí, Condestable, que por vos me desacatan: por creer vuestros consejos mal me quieren en España; si por ende...

   Romance de Rosaflorida Romance de Rosaflorida de Romancero Español


      En la voz de Ángel Baltanas    
primeros versos

En Castilla está un castillo, que se llama Rocafrida; al castillo llaman Roca, y a la fonte llaman Frida. El pie tenía de oro y almenas de plata fina; entre almena y almena está una piedra zafira; tanto relumbra de noche como el sol a mediodía...

   Romance del infante vengador Romance del infante vengador de Romancero Español


      En la voz de Manuel Dicenta    
primeros versos

¡Helo, helo por do viene el infante vengador, caballero a la jineta en un caballo corredor, su manto revuelto al braço, demudada la color, y en la su mano derecha un venablo cortador! Con la punta del venablo sacarían un arador...

 
 Roque Dalton

   Alta hora de la noche Alta hora de la noche de Roque Dalton


      En la voz de Julio Cortazar    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre porque se detendría la muerte y el reposo. Tu voz, que es la campana de los cinco sentidos, sería el tenue faro buscado por mi niebla. Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta. No...

   Buscándome líos Buscándome líos de Roque Dalton


      En la voz de Julio Cortázar    
primeros versos

La noche de mi primera reunión de célula llovía mi manera de chorrear fue muy aplaudida por cuatro o cinco personajes del dominio de Goya todo el mundo ahí parecía levemente aburrido tal vez de la persecución y hasta de la tortura diariamente soñada. Fundadores de confederaciones y de huelgas...

   Cincuenta aniversario Cincuenta aniversario de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Un hombre sale al patio trasero de su casa (ahí no llega nunca el duro viento del otoño) tiene en sus manos una pequeña copa de aguardiente y se mesa con cariño el cabello aquí las canas del hambre aquí las de aquel día en que fue héroe entre miles de héroes aquí las huellas del asco...

   Cincuenta aniversario Cincuenta aniversario de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Un hombre sale al patio trasero de su casa (ahí no llega nunca el duro viento del otoño) tiene en sus manos una pequeña copa de aguardiente y se mesa con cariño el cabello aquí las canas del hambre aquí las de aquel día en que fue héroe entre miles de héroes...

   Decires Decires de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

El marxismo-leninismo es una piedra para romperle la cabeza al imperialismo y a la burguesía. No. El marxismo-leninismo es la goma elástica con que se arroja esa piedra. No, no. El marxismo-leninismo es la idea que mueve el brazo que a su vez acciona la goma elástica de la honda que...

   Desnuda Desnuda de Roque Dalton


      En la voz de Juan Ignacio Aranda    
primeros versos

Amo tu desnudez porque desnuda me bebes con los poros, como hace el agua cuando entre sus paredes me sumerjo. Tu desnudez derriba con su calor los límites, me abre todas las puertas para que te adivine, me toma de la mano como un niño perdido que a ti dejara quietas su edad y sus...

   Después de la bomba atómica Después de la bomba atómica de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Polvo serán, mas, ¿polvo enamorado? De: Taberna y otros lugares

   Escrito en una servilleta Escrito en una servilleta de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Alzo mi copa, camaradas, y ante todo pido que me perdonéis por atravesar sin permiso y sin compostura las puertas de la emoción: nuestro hermano de tan lejano país, nuestra hija de las entrañas, niña de nuestros ojos, fundan su noble casa sobre una firme piedra. Hijos del pueblo,...

   La cabeza contra el muro La cabeza contra el muro de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

(Conclusión filosófico-moral.) La materia es dura, la materia es indestructible: por lo tanto la materia es incomprensiva, la materia es cruel. De: Poesía,...

   La lucha de los contrarios, pero... La lucha de los contrarios, pero... de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Las dificultades no se remontan ayudándonos con una garrocha. Las dificultades se rompen con el pecho abierto. Ellas también son como el aire de la mañana que puede congelarte los pulmones, pero ¿acaso la tierra, el fuego, el agua, te sirven para respirar? De: Poesía

   Las feas palabras Las feas palabras de Roque Dalton


      En la voz de Julio Cortazar    
Colaboración: Eduardo Ortiz Moreno
primeros versos

En la garganta de un beodo muerto se quedan las palabras que despreció la poesía. Yo las rescato con manos de fantasma con manos piadosas es decir ya que todo lo muerto tiene la licuada piedad de su propia experiencia. Furtivamente os las abandono: feas las caras sucias bajo el...

   Los jóvenes Los jóvenes de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

seres inquietantes como nuevas especies que vivieran en un espacio tangente con el nuestro, acechando nuestra autonomía y superioridad. Nosotros no oímos hablar demasiado del siglo pero el sol nos encuentra parados en su centro. Olvidamos bien pronto el olor a pólvora de nuestra infancia...

   Revisionismo Revisionismo de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

No siempre. Porque, por ejemplo, en Macao, el opio es el opio del pueblo. De: Taberna y otros...

   Sobre dolores de cabeza Sobre dolores de cabeza de Roque Dalton


      En la voz de Roque Dalton    
primeros versos

Es bello ser comunista, aunque cause muchos dolores de cabeza. Y es que el dolor de cabeza de los comunistas se supone histórico, es decir que no cede ante las tabletas analgésicas sino sólo ante la realización del Paraíso en la tierra. Así es la cosa. Bajo el capitalismo nos duele...

 
 Rosalía de Castro

   Dicen que no hablan las plantas... Dicen que no hablan las plantas... de Rosalía de Castro


      En la voz de María Teresa Aviña    
primeros versos

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros, ni la onda con sus rumores, ni con su brillo los astros: lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso de mí murmuran y exclaman:-Ahí va la loca, soñando con la eterna primavera de la vida y de los campos, y...

   Era apacible el día Era apacible el día de Rosalía de Castro


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Era apacible el día y templado el ambiente, y llovía, llovía callada y mansamente; Y mientras silenciosa lloraba y yo gemía, mi niño, tierna rosa durmiendo se moría. Al huir de este mundo, ¡qué sosiego en su frente! Al verle yo alejarse, ¡qué borrasca en la mía! Tierra sobre el cadáver insepulto antes que empiece a corromperse...

   Volved (II) Volved (II) de Rosalía de Castro


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Volved, que os aseguro que al pie de cada arroyo y cada fuente de linfa trasparente donde se reflejó vuestro semblante, y en cada viejo muro que os prestó sombra cuando niños erais y jugabais inquietos, y que escuchó más tarde los secretos del que ya adolescente o mozo enamorado, en...

 
 Rosario Castellanos

   Accidente Accidente de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Temí... no el gran amor. Fui inmunizada a tiempo y para siempre con un beso anacrónico y la entrega ficticia capaz de simular hasta el rechazo y por el juramento, que no es más retórico porque no es más solemne. No, no temí la pira que me consumiría sino el cerillo mal prendido y...

   Ajedrez Ajedrez de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Porque éramos amigos y, a ratos, nos amábamos; quizá para añadir otro interés a los muchos que ya nos obligaban decidimos jugar juegos de inteligencia. Pusimos un tablero enfrente de nosotros: equitativo en piezas, en valores, en posibilidad de movimientos. Aprendimos las reglas, les...

   Al árbol que hay en medio de los pueblos Al árbol que hay en medio de los pueblos de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

Por caminos de hormigas traje el pie del regreso hasta este corazón de alto follaje trémulo. Ceiba que disemina mi raza entre los vientos, sombra en la que se amaron mis abuelos. Bajo tus ramas deja que mi canto se acueste. Padre de tantas voces, protégeme. De: El rescate el...

   Amanecer Amanecer de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

¿Qué se hace a la hora de morir? ¿Se vuelve la cara a la pared? ¿Se agarra por los hombros al que está cerca y oye? ¿Se echa uno a correr, como el que tiene las ropas incendiadas, para alcanzar el fin? ¿Cuál es el rito de esta ceremonia? ¿Quién vela la agonía? ¿Quién estira la...

   Apelación al solitario Apelación al solitario de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Es necesario, a veces, encontrar compañía. Amigo, no es posible ni nacer ni morir sino con otro. Es bueno que la amistad le quite al trabajo esa cara de castigo y a la alegría ese aire ilícito de robo. ¿Cómo podrás estar solo a la hora completa, en que las cosas y tú hablan y hablan,...

   Autorretrato Autorretrato de Rosario Castellanos


      En la voz de María Teresa Aviña    
primeros versos

Yo soy una señora: tratamiento arduo de conseguir, en mi caso, y más útil para alternar con los demás que un título extendido a mi nombre en cualquier academia. Así, pues, luzco mi trofeo y repito: yo soy una señora. Gorda o flaca según las posiciones de los astros, los ciclos...

   Bella dama sin piedad Bella dama sin piedad de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Se deslizaba por las galerías. No la vi. Llegué tarde, como todos, y alcancé nada más la lentitud púrpura de la cauda; la atmósfera vibrante de aria recién cantada. Ella no. Y era más que plenitud su ausencia y era más que esponsales y era más que semilla en que madura el tiempo:...

   Canción Canción de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Yo conocí una paloma con las dos alas cortadas; andaba torpe, sin cielo, en la tierra, desterrada. La tenía en mi regazo y no supe darle nada. Ni amor, ni piedad, ni el nudo que pudiera estrangularla. De: Poesía no eres tú

   Comentario al escultor Comentario al escultor de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

El que se lamentaba de hacer su propia estatua con arcilla que pruebe las materias que nosotros usamos. Nosotros, es decir, los marginales: memoria, ensueño, humo, sueño, esperanza. Nada. De: Poesía no eres...

   Conversación entre viajeros Conversación entre viajeros de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

A una mujer, ya vieja que entreduerme mientras el tren avanza pero que corre a la excursión con una avidez que le quita la nobleza de sus años (como si todavía creyera o si esperara) le pregunto: su historia ¿tiene alguna coherencia? ¿El mosaico de días y acciones formó alguna figura...

   De la vigilia estéril De la vigilia estéril de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I No voy a repetir las antiguas palabras de la desolación y la amargura ni a derretir mi pecho en el pomo del llanto. El pudor es la cima más alta de la angustia y el silencio la estrella más fúlgida en la noche. Diré una vez, sin lágrimas, como si fuera ajeno el tema exasperado de...

   De mutilaciones De mutilaciones de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Un día dices: la uña. ¿Qué es la uña? Una excrecencia córnea que es preciso cortar. Y te la cortas. Y te cortas el pelo par estar a la moda y no hay en ello merma ni dolor. Otro día viene Shylock y te exige una libra de carne, de tu carne, para pagar la deuda que le debes. Y,...

   Desamor Desamor de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Me vio como se mira al través de un cristal o del aire o de nada. Y entonces supe: yo no estaba allí ni en ninguna otra parte ni había estado nunca ni estaría. Y fui como el que muere en la epidemia, sin identificar, y es arrojado a la fosa común. De: Poesía no eres...

   Día del esplendor y la abundancia... Día del esplendor y la abundancia... de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Día del esplendor y la abundancia. La cosecha me pesa sobre la falda. Abrid puertas, amigos, y ventanas convidando las gentes a mi casa. Dad a todos el pan, la posada. No ahuyentéis las palomas si bajan. De: Misterios gozosos...

   Diálogo del sabio y su discípulo Diálogo del sabio y su discípulo de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Cuando decimos yo nos atamos al cuello una vocal redonda, una cuerda de ahorcar; nos taladramos la nariz con un aro como el que rige al buey; nos ceñimos grillete de prisionero. Círculo de exclusión, rómpelo, sáltalo. Tus ojos son poliédricos como los de la avispa. Cuando lo miras...

   Diálogos con los hombres más honrados Diálogos con los hombres más honrados de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Tal vez, bajo otro cielo, la vida nos sonría. Hombre ingenuo. Porfirio con cara de caballo, ¿no alcanzas a saber que a vida no tiene ni aquí ni antes ni después ni sonrisa? Es tan corto el amor y es tan largo el olvido. Ay, Neruda, Neruda. ¿Con qué vara mediste lo continuo? Qué...

   Distancia del amigo Distancia del amigo de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

En una tierra antigua de olivos y cipreses ha fechado mi amigo su más reciente carta. Lo imagino escribiendo, sentado en una roca a la orilla del mar, tirando piedrecitas sobre el lomo verduzco de las olas. (Si estuviera en un parque tiraría migas a los gorriones, si en un estanque,...

   Economía doméstica Economía doméstica de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

He aquí la regla de oro, el secreto del orden: Tener un sitio para cada cosa y tener cada cosa en su sitio. Así arreglé mi casa. Impecable anaquel el de los libros: Un apartado para las novelas, otro para el ensayo y la poesía en todo lo demás. Si abres una alacena huele a espliego y...

   El despojo El despojo de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Me arrebataron la razón del mundo y me dijeron: gasta tus años componiendo este rompecabezas sin sentido. No hay más. Un acto es una estatua rota. Una palabra es sólo la imagen deformada en un espejo. ¿Qué vas a amar? ¿Un cuerpo que se pudre -ese pantano lento en que te ahogas- o un...

   El otro El otro de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

¿Por qué decir nombres de dioses, astros espumas de un océano invisible, polen de los jardines más remotos? Si nos duele la vida, si cada día llega desgarrando la entraña, si cada noche cae convulsa, asesinada. Si nos duele el dolor en alguien, en un hombre al que no conocemos, pero...

   El pobre El pobre de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Me ve como desde un siglo remoto, como desde un estrato geológico distinto. Del idioma que algunos atesoran le dieron de limosna una palabra para pedirle su pan y otra para dar gracias. Ninguna para el diálogo. El domador, con látigo y revólveres, le enseña a hacer piruetas...

   El retorno El retorno de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Piso la tierra de Anáhuac que es la tierra de mis muertos. Pues bien: como su nombre lo indica y otros signos están muertos. No hablan... Algunos, los recientes, con el mentón atado todavía al último pañuelo, otros con la mandíbula intacta, calcio vuelto a su existencia mineral que...

   Elegía Elegía de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Nunca, como a tu lado, fui de piedra. Y yo que me soñaba nube, agua, aire sobre la hoja, fuego de mil cambiantes llamaradas, sólo supe yacer, pesar, que es lo que sabe hacer la piedra alrededor del cuello del ahogado. De: Poesía no eres...

   Elegías del amado fantasma (Primera elegía) Elegías del amado fantasma (Primera elegía) de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I Inclinada, en tu orilla, siento como te alejas. Trémula como un sauce contemplo tu corriente formada de cristales transparentes y fríos. Huyen contigo todas las nítidas imágenes, el hondo y alto cielo, los astros inventados, la vehemencia ingrávida del canto. Con un afán inútil mis...

   Elegías del amado fantasma (Segunda elegía) Elegías del amado fantasma (Segunda elegía) de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I Convaleciente de tu amor y débil como el que ha aposentado largamente en sí mismo agonías y fiebres, salgo, purificada y tambaleante, al reclamo de calles y de patios. ¡Qué algarabía de ruidos confusos y de olores mezclado! ¡Qué agresivo desorden de colores esparcidos! Con los...

   Elegías del amado fantasma (Tercera elegía) Elegías del amado fantasma (Tercera elegía) de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I Como la cera blanda, consumida por una llama pálida, mis días se consumen ardiendo en tu recuerdo. Apenas iluminas el túnel de silencio y el espanto impreciso hacia el que paso a paso voy entrando. Algo vibra en mi ser que aún protesta contra el alud de olvido que arrastra en pos...

   En el filo del gozo En el filo del gozo de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I Entre la muerte y yo he erigido tu cuerpo: que estrelle en ti sus olas funestas sin tocarme y resbale en espuma deshecha y humillada. Cuerpo de amor, de plenitud, de fiesta, palabras que los vientos dispensan como pétalos, campanas delirantes al crepúsculo . Todo lo que la tierra...

   Entrevista de prensa Entrevista de prensa de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Pregunta el reportero, con la sagacidad que le da la destreza de su oficio: ¿por qué y para qué escribe? Pero, señor, es obvio. Porque alguien (cuando yo era pequeña) dijo que la gente como yo, no existe. Porque su cuerpo no proyecta sombra, porque no arroja peso en la balanza,...

   Epitafio del hipócrita Epitafio del hipócrita de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Quería y no quería. Quería con su piel y con sus uñas, con lo que cambia y cae; negaba con sus vísceras, con lo que de sus vísceras no era aserrín, con todo lo que latía y sangraba en sus entrañas. Quería ser él y el otro. Siamés partido a la mitad, buscaba la columna de hueso para...

   Esta tierra que piso Esta tierra que piso de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Esta tierra que piso es la sábana amante de mis muertos. Aquí, aquí vivieron y, como yo, decían: Mi corazón no es mi corazón, es la casa del fuego. Y lanzaban su sangre como un potro vehemente a que mordiera el viento y alrededor de un árbol danzaban y bebían canciones como un vino...

   Falsa elegía Falsa elegía de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

Compartimos sólo un desastre lento Me veo morir en ti, en otro, en todo Y todavía bostezo o me distraigo Como ante el espectáculo aburrido. Se destejen los días, Las noches se consumen antes de darnos cuenta; Así nos acabamos. Nada es. Nada está. Entre el alzarse y el caer del...

   Hipótesis del solitario Hipótesis del solitario de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Una cotorra, un timbre postal, un gato, un perro, algún espantapájaros cualquiera, alguien que, si recibe una dosis de amor, no segregue anticuerpos, no cree resistencias sino que simplemente asimile. Asimile sin intoxicaciones peligrosas y sin alteración de su naturaleza. Y luego,...

   Jornada de la soltera Jornada de la soltera de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Da vergüenza estar sola. El día entero arde un rubor terrible en su mejilla. (Pero la otra mejilla está eclipsada.) La soltera se afana en quehacer de ceniza, en labores sin mérito y sin fruto; y a la hora en que los deudos se congregan alrededor del fuego, del relato, se escucha el...

   La anunciación La anunciación de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

I Porque desde el principio me estabas destinado. Antes de las edades del trigo y de la alondra y aun antes de los peces. Cuando Dios no tenía más que horizontes de ilimitado azul y el universo era una voluntad no pronunciada. Cuando todo yacía en el regazo divino, entremezclado y...

   La nostalgia La nostalgia de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Si te digo que fui feliz, no es cierto. No creas lo que yo creo cuando me engaño. El recuerdo embellece lo que toca: te quita la jaqueca que tuviste, el sopor de la siesta lo transfigura en éxtasis y, en cuanto a ese zapato que apretaba tanto que te impidió bailar el primer baile, no...

   La Victoria de Samotracia La Victoria de Samotracia de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Avanza como avanzan los felices: ingrávida, ligera, no tanto por las alas cuanto porque es acéfala. Una cabeza es siempre algo que tiene un peso: la estructura del cráneo que es ósea y el propósito siempre de mantenerla erguida, alerta. Y lo que adentro guarda. De: Poesía no eres...

   Lamentación de Dido Lamentación de Dido de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Guardiana de las tumbas; botín para mi hermano, el de la corva garra de gavilán; nave de airosas velas, nave graciosa, sacrificada al rayo de las tempestades; mujer que asienta por primera vez la planta del pie en tierras desoladas y es más tarde nodriza de naciones, nodriza que...

   Lecciones de las cosas Lecciones de las cosas de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Me enseñaron las cosas equivocadamente los que enseñan las cosas: los padres, el maestro, el sacerdote pues me dijeron: tienes que ser buena. Basta ser bueno. Al bueno se le da un dulce, una medalla, todo el amor, el cielo. Y ser bueno es muy fácil. Basta abatir los párpados y no ver...

   Límite Límite de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Aquí, bajo esta rama, puedes hablar de amor. Más allá es la ley, es la necesidad, la pista de la fuerza, el coto del terror, el feudo del castigo. Más allá, no. De: Poesía no eres...

   Linaje Linaje de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Hay cierta raza de hombres (ahora ya conozco a mis hermanos) que llevan en el pecho como un agua desnuda temblando. Que tienen manos torpes y todo se les quiebra entre las manos; que no quieren mirar para no herir y levantan sus actos como una estatua de ángel amoroso y...

   Lo cotidiano Lo cotidiano de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Para el amor no hay cielo, amor, sólo este día; este cabello triste que se cae cuando te estás peinando ante el espejo. Esos túneles largos que se atraviesan con jadeo y asfixia, las paredes sin ojos, el hueco que resuena de alguna voz oculta y sin sentido. Para el amor no hay...

   Los distraídos Los distraídos de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Algunos lo ignoran. Creían que la tierra era aún habitable. No miraron la grieta que es sismo abrió; no estaban cuando el cáncer aparecía en el rostro espantado de un hombre. Rieron en el instante en que una manzana, en vez de caer, voló y el universo fue declarado loco. No...

   Mala fe Mala fe de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Ni el cielo constelado de estrellas ni la ley moral, urdida en la raíz del hombre. No, a diferencia exacta de Kant, no me suscitan tales contemplaciones tales meditaciones, maravilla o asombro. Me conmueve más bien la vastedad del espacio, la inmensa magnitud de los tiempos y las...

   Malinche Malinche de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Desde el sillón del mando mi madre dijo: Ha muerto . Y se dejó caer, como abatida, en los brazos del otro, usurpador, padrastro que la sostuvo no con el respeto que el siervo da a la majestad de reina sino con ese abajamiento mutuo en que se humillan ambos, los amantes, los...

   Mirando a la Gioconda Mirando a la Gioconda de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

¿Te ríes de mi? Haces bien. Si yo fuera Sor Juana o la Malinche o, para no salirse del folklore, alguna encarnación de la Güera Rodríguez (como ves, los extremos, igual que Gide, me tocan) me verías, quizá, como se ve al espécimen representativo de algún sector social de un país del...

   Misterios gozosos Misterios gozosos de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

1 Ah, nunca, nunca más la conocida ternura, la palabra pequeña, familiar, que cabía en mi boca. Nunca ya mi cabeza segada dulcemente por la mano más próxima. Nunca la juventud como una casa espaciosa, asoleada de niños y de pájaros. Adiós para la tierra que en mi torno bailaba. Voy...

   Monólogo de la extranjera Monólogo de la extranjera de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Vine de lejos. Olvidé mi patria. Ya no entiendo el idioma que allá usan de moneda o herramienta. Alcancé la mudez mineral de la estatua. Pues la pereza y el desprecio y algo que no sé discernir me han defendido de este lenguaje, de este terciopelo pesado, recamado de joyas, con que...

   Nacimiento Nacimiento de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Estuvo aquí. Ninguno (y él menos que ninguno) supo quién era, cómo, por qué, adónde. Decía las palabras que los otros entienden las suyas no llegó a escucharlas nunca -; se escondía en el lugar en que los otros buscan, en su casa, en su cuerpo, en sus edades, y sin embargo ausente...

   Narciso 70 Narciso 70 de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Cuando abro los periódicos (perdón por la inmodestia, pero a veces un poco de verdad es más alimenticia y confortante que un par de huevos a la mexicana) es para leer mi nombre escrito en ellos. Mi nombre, que no abrevio por ninguna razón, es, a pesar de todo, tan pequeño como una...

   Nazareth Nazareth de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Descendiendo a la cueva en que el Arcángel hizo su anuncio, pienso en María, ese vaso de elección. Como todos los vasos, quebradizo. Como todos los vasos, demasiado pequeño para el destino que se vierte en él. De: Poesía no eres...

   Pasaporte Pasaporte de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

¿Mujer de ideas? No, nunca he tenido una. Jamás repetí otras (por pudor o por fallas nemotécnicas). ¿Mujer de acción? Tampoco. Basta mirara la talla de mis pies y mis manos. Mujer, pues, de palabra. No, de palabra no. Pero sí de palabras, muchas, contradictorias, ay, insignificantes,...

   Pequeña crónica Pequeña crónica de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Entre nosotros hubo lo que hay entre dos cuando se aman: sangre del himen roto. (¿Te das cuenta? Virgen a los treinta años ¡y poetisa! Lagarto.) La hemorragia mensual o sea en la que un niño dice que sí, dice que no a la vida. Y la vena mía o de otra ¿qué más da? en que el tajo...

   Piedra Piedra de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

La piedra no se mueve. En su lugar exacto permanece. Su fealdad está allí, en medio del camino, donde todos tropiecen y es, como el corazón que no se entrega, volumen de la muerte. Sólo el que ve se goza con el orden que la piedra sostiene. Sólo en el ojo puro del que ve su ser se...

   Poesía no eres tú Poesía no eres tú de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

Porque si tú existieras tendría que existir yo también. Y eso es mentira. Nada hay más que nosotros: la pareja, los sexos conciliados en un hijo, las dos cabezas juntas, pero no contemplándose (para no convertir a nadie en un espejo) sino mirando frente a sí, hacia el otro. El otro:...

   Post-scriptum Post-scriptum de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Mi antagonista (que soy siempre yo) me dice: Muy sencillo. Has resuelto tu problema como Spinoza, more geometricum : un lugar, una forma para permanecer y una función, quizá, para cumplir. Pero se te ha olvidado decir quién supervisa la coincidencia exacta entre el tornillo y lo...

   Presencia Presencia de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Algún día lo sabré. Este cuerpo que ha sido mi albergue, mi prisión, mi hospital, es mi tumba. Esto que uní alrededor de un ansia, de un dolor, de un recuerdo, desertará buscando el agua, la hoja, la espora original y aun lo inerte y la piedra. Este nudo que fui (inexplicable de...

   Proposición de la boa Proposición de la boa de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

No comas nunca nada que no seas capaz de digerir, que no seas capaz de vomitar. De: Poesía no eres...

   Se habla de Gabriel Se habla de Gabriel de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

Como todos los huéspedes mi hijo me estorbaba ocupando un lugar que era mi lugar, existiendo a deshora, haciéndome partir en dos cada bocado. Fea, enferma, aburrida lo sentía crecer a mis expensas, robarle su color a mi sangre, añadir un peso y un volumen clandestinos a mi modo de...

   Silencio cerca de una piedra antigua Silencio cerca de una piedra antigua de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

Estoy aquí, sentada, con todas mis palabras como con una cesta de fruta verde, intactas. Los fragmentos de mil dioses antiguos derribados se buscan por mi sangre, se aprisionan, queriendo recomponer su estatua. De las bocas destruidas quiere subir hasta mi boca un canto, un olor de...

   Telenovela Telenovela de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

El sitio que dejó vacante Homero, el centro que ocupaba Scherezada (o antes de la invención del lenguaje, el lugar en que se congregaba la gente de la tribu para escuchar al fuego) ahora está ocupado por la Gran Caja Idiota. Los hermanos olvidan sus rencillas y fraternizan en el...

   Toma de conciencia Toma de conciencia de Rosario Castellanos


      En la voz de Rosario Castellanos    
primeros versos

A medianoche el centinela alerta grita ¿quién vive? y alguien yo, sí, yo, no ese mudo de enfrente debía responder por sí, por otros. Pero apenas despierto y además ignoro el santo y seña de los que hablan. Malhumorada, irónica, levantando los hombros como a quien no le importa...

   Una palmera Una palmera de Rosario Castellanos


      En la voz de Carmen Farías    
primeros versos

Señora de los vientos, garza de la llanura cuando te meces canta tu cintura. Gesto de la oración o preludio del vuelo, en tu copa se vierten uno a uno los cielos. Desde el país oscuro de los hombres he venido, a mirarte, de rodillas. Alta, desnuda, única. Poesía. De: El rescate del...

   Valium 10 Valium 10 de Rosario Castellanos


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

A veces (y no trates de restarle importancia diciendo que no ocurre con frecuencia) se te quiebra la vara con que mides, se te extravía la brújula y ya no entiendes nada. El día se convierte en una sucesión de hechos incoherentes, de funciones que vas desempeñando por inercia y por...

 
 Rubén Bonifaz Nuño

   Ábrese el fuego... Ábrese el fuego... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Ábrese el fuego, y salta la burbuja metálica de un pez; barre los ojos una flor instantánea; doble salto mortal, ensaya el corazón. Amigos, algo mejor gocemos que un lamento.Ya, para no caerme, estoy colgado de tu clavo, alegría; de tu absorto badajo, de tu azúcar infalible de mujer conseguida...

   Amenazados contundidos... Amenazados contundidos... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Amenazados, contundidos. Umbrales en peligro. Yo diría que es por la edad; que con la edad aumenta de largo y de redondo el esqueleto; que los forros van quedando chicos a los huesos salientes, y se muestra desvergonzadamente la cebrada torre de las costillas, y los goznes arácnidos de pies y manos bailan al viento...

   Área sonante Área sonante de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Área sonante, ovario de la noche carnal; abrevadero insistente y monótono en la arena del oído terrestre.Y tocar, hacia dentro, el oleaje como aquel remotísimo, asilado en lo vacío de las conchas. Urna, seda contigua que despliega en hileras cayendo, una por una, golpes de espuma deslazada...

   Cada día levanto... Cada día levanto... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Cada día levanto, entre mi corazón y el sufrimiento que tú sabes hacer, una delgada pared, un muro simple. Con trabajo solícito, con material de paz, con silenciosos bienamados instantes, alzo un muro que rompes cada día. No estás para saberlo. Cuando a solas camino, cuando nadie puede mirarme, pienso en ti...

   Crece la torre nueva en el naufragio... Crece la torre nueva en el naufragio... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Crece la torre nueva en el naufragio del muro combatido; del alveolo de la sal, el rumbo celeste de la espiga, el transparente olor de la manzana, y surgen el olivo y su perla amarillenta y los suntuosos pórticos del vino. Canto que no aprendí, silencio en que instituye el canto las raíces...

   Cuál es la mujer que recordamos... Cuál es la mujer que recordamos... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

¿Cuál es la mujer que recordamos al mirar los pechos de la vecina de camión; a quién espera el hueco lugar que está al lado nuestro, en el cine? ¿A quién pertenece el oído que oirá la palabra más escondida que somos, de quién es la cabeza que a nuestro costado nace entre sueños? Hay...

   Era también de fuego... Era también de fuego... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Era también de fuego: sobre el tizón, hirientes, casi diáfanas violetas duras a los ojos, coronadas de oro. De esto era, de esto se construía bajo el humo. También como de alas en asalto; pluviales hojas enjambradas, arboladuras de reloj a vela. Y en vela yo, sumiso y vigilante a la corriente en que me estoy hundiendo...

   He detenido la respiración... He detenido la respiración... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

He detenido la respiración para sentir si tú respiras. A la vez has quedado tan presente y lejana. Eterna casi. Fuera del tiempo, sola, sin moverte. Y me llenó el terror incontenible de que te hubieras ido; de que te hubieras muerto en sueños, y me hubieras dejado entre los brazos...

   Hervor de calles... Hervor de calles... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Hervor de calles; desembocadura de pábulos ardiendo, en la caldera sediciosa del mísero. Como hierba de gritos, como en humo lumbrarada de pelos espantados; como chubasco tupidísimo y turbio, en ascensión. Así llegaba. Y alégrate si nadie, en esta plaza, si nadie, de tan juntos y de...

   Hoja al aire, indefensa... Hoja al aire, indefensa... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Hoja al aire, indefensa, detenida apenas, única en el árbol enrojecido y respirante; ojo sobresaltado, abierto, lúcido: en el temor mi corazón. Asfixia, duermevela con fantasma inminente. Deshabitado el traje suspendido, suena con un temblor de piel que busca su bestia desollada, su...

   Nadie sale... Nadie sale... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Nadie sale. Parece que cuando llueve en México, lo único posible es encerrarse desajustadamente en guerra mínima, a pensar los ochenta minutos de la hora en que es hora de lágrimas. En que es el tiempo de ponerse, encenizado de colillas fúnebres, a velar con cerillos algún recuerdo ya cadáver...

   No es una desgracia abrir los ojos... No es una desgracia abrir los ojos... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

No es una desgracia abrir los ojos ni tener despiertos los deseos y estar triste y solo y pensando. Y no ser de aquellos que consiguieron su placer a ciegas para cegarse; su televisión después del cine, sus bailes, su ruido, sus limonadas; pero que a la medianoche se sientan, pesados...

   No me ilusiono... No me ilusiono... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

No me ilusiono, admito, es de mi gusto, que soy un hombre igual a todos. Trabajo en algo, cobro un sueldo insuficiente; me divierto cuando puedo, o me aburro hasta morirme; hablo, me callo a veces, pido mi comida, y a ratos quisiera ser feliz gloriosamente, y hago el amor, o voy y vengo sin nadie que me siga....

   Para los que llegan a las fiestas... Para los que llegan a las fiestas... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Para los que llegan a las fiestas ávidos de tiernas compañías, y encuentran parejas impenetrables y hermosas muchachas solas que dan miedo pues no uno sabe bailar, y es triste ; los que se arrinconan con un vaso de aguardiente oscuro y melancólico, y odian hasta el fondo su miseria,...

   Qué fácil sería para esta mosca... Qué fácil sería para esta mosca... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Qué fácil sería para esta mosca, con cinco centímetros de vuelo razonable, hallar la salida. Pude percibirla hace tiempo, cuando me distrajo el zumbido de su vuelo torpe. Desde aquel momento la miro, y no hace otra cosa que achatarse los ojos, con todo su peso, contra el vidrio duro...

   Siempre ha sido mérito del poeta... Siempre ha sido mérito del poeta... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Siempre ha sido mérito del poeta comprender las cosas; sacar las cosas, como por milagro, de la impura corriente en que pasan confundidas, y hacerlas insignes, irrebatibles frente a la ceguera de los que miran. Por ejemplo: todos nos sentimos mordidos por algo, desgastados por innumerables bocas...

   Viéramos amarilla construirse... Viéramos amarilla construirse... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Viéramos, amarilla, construirse la corona sulfúrica de humo en la huella del chivo, y floreciera la doliente señora del incienso con el siete de espadas. Viernes santo. Y más: la pesadumbre que con uñas insomnes nos exprime del corazón un grito de dormido. Pero ya no recuerdo ni siquiera lo que pude contarte...

   Volaron águilas... Volaron águilas... de Rubén Bonifaz Nuño


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Volaron águilas, leones gimieron vencedores. Alas lívidas despliega en mi cabeza el vino. Y un orden puro, como el de la noche en torno de las mesas, se construye. Y aunque nada es seguro, me deleito en el lugar de la amistad ahora. Como puño de tierra es lo que hacemos; como otoño en las ramas...

 
 Rubén Darío

   A Juan Ramón Jiménez A Juan Ramón Jiménez de Rubén Darío


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

XI ¿Tienes, joven amigo, ceñida la coraza para empezar, valiente, la divina pelea? ¿Has visto si resiste el metal de tu idea la furia del mandoble y el peso de la maza? ¿Te sientes con la sangre de la celeste raza que vida con los números pitagóricos crea? ¿Y, como el fuerte Herakles...

   A Juan Ramón Jiménez A Juan Ramón Jiménez de Rubén Darío


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

¿Tienes, joven amigo, ceñida la coraza para empezar, valiente, la divina pelea? ¿Has visto si resiste el metal de tu idea la furia del mandoble y el peso de la maza? ¿Te sientes con la sangre de la celeste raza que vida con los números pitagóricos crea?...

   Al rey Óscar Al rey Óscar de Rubén Darío


      En la voz de Fernando Guillén    
primeros versos

Así, sire, en el aire de la Francia nos llega la paloma de plata de Suecia y de Noruega, que trae en vez de olivo una rosa de fuego. Un búcaro latino, un noble vaso griego recibirá el regalo del país de la nieve. Que a los reinos boreales el patrio viento lleve otra rosa de sangre y...

   Ay, triste del que un día... Ay, triste del que un día... de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

¡Ay, triste del que un día en su esfinge interior pone los ojos e interroga! Está perdido. ¡Ay del que pide eurekas al placer o al dolor! Dos dioses hay, y son: Ignorancia y Olvido. Lo que el árbol desea decir y dice al viento, y lo que el animal manifiesta en su instinto,...

   Canción de otoño en primavera Canción de otoño en primavera de Rubén Darío


      En la voz de Juan Gelman    
primeros versos

Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro..., y a veces lloro sin querer. Plural ha sido la celeste historia de mi corazón. Era una dulce niña, en este mundo de duelo y aflicción. Miraba como el alba pura sonreía como una flor. Era su...

   Cantos de vida y esperanza Cantos de vida y esperanza de Rubén Darío


      En la voz de Juan Gelman    
primeros versos

A José Enrique Rodó Yo soy aquel que ayer no más decía el verso azul y la canción profana, en cuya noche un ruiseñor había que era alondra de luz por la mañana. El dueño fuí de mi jardín de sueño, lleno de rosas y de cisnes vagos; el dueño de las tórtolas, el dueño de góndolas y...

   De otoño De otoño de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Yo sé que hay quienes dicen: ¿Por qué no canta ahora con aquella locura armoniosa de antaño? Esos no ven la obra profunda de la hora, la labor del minuto y el prodigio del año. Yo, pobre árbol, produje, al amor de la brisa, cuando empecé a crecer, un vago y dulce son. Pasó ya el...

   Lo fatal Lo fatal de Rubén Darío


      En la voz de Juan Gelman    
primeros versos

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente, pues no hay dolor más grande que el dolor de estar vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente. Ser y no saber nada y ser sin rumbo cierto, y el temor de haber sido y un futuro terror... Y el...

   Los motivos del lobo Los motivos del lobo de Rubén Darío


      En la voz de Jaime Torres Bodet    
primeros versos

El varón que tiene corazón de lis, alma de querube, lengua celestial, el mínimo y dulce Francisco de Asís, está con un rudo y torvo animal, bestia temerosa, de sangre y de robo, las fauces de furia, los ojos de mal: ¡el lobo de Gubbio, el terrible lobo! Rabioso, ha asolado los...

   Los que auscultasteis el corazón... (Nocturno) Los que auscultasteis el corazón... (Nocturno) de Rubén Darío


      En la voz de Jaime Torres Bodet    
primeros versos

A Mariano de Cavia Los que auscultasteis el corazón de la noche, los que por el insomnio tenaz habéis oído el cerrar de una puerta, el resonar de un coche lejano, un eco vago, un ligero rüido... En los instantes del silencio misteriosos, cuando surgen de su prisión los olvidados, en...

   Marina Marina de Rubén Darío


      En la voz de Carmen Montejo    
primeros versos

Mar armonioso, mar maravilloso, tu salada fragancia, tus colores y músicas sonoras me dan la sensación divina de mi infancia en que suaves las horas venían en un paso de danza reposada a dejarme un ensueño o regalo de hada. Mar armonioso, mar maravilloso, de arcadas de diamante que...

   Melancolía Melancolía de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Hermano, tú que tienes la luz, dame la mía. Soy como un ciego. Voy sin rumbo y ando a tientas. Voy bajo tempestades y tormentas ciego de ensueño y loco de armonía. Ese es mi mal. Soñar. La poesía es la camisa férrea de mil puertas cruentas que llevo sobre el alma. Las espinas...

   Poema del otoño Poema del otoño de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Tú, que estás la barba en la mano meditabundo, ¿has dejado pasar, hermano, la flor del mundo? Te lamentas de los ayeres con quejas vanas: ¡aún hay promesas de placeres en los mañanas! Aún puedes casar la olorosa rosa y el lis, y hay mirtos para tu orgullosa cabeza gris. El alma ahíta...

   Quiero expresar mi angustia en versos... (Nocturno) Quiero expresar mi angustia en versos... (Nocturno) de Rubén Darío


      En la voz de Jaime Torres Bodet    
primeros versos

Quiero expresar mi angustia en versos que abolida dirán mi juventud de rosas y de ensueños, y la defloración amarga de mi vida por un vasto dolor y cuidados pequeños. Y el viaje a un vago Oriente por entrevistos barcos, y el grano de oraciones que floreció en blasfemias, y los...

   Salutación del optimista Salutación del optimista de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda, espíritus fraternos, luminosas almas, ¡salve! Porque llega el momento en que habrán de cantar nuevos himnos lenguas de gloria. Un vasto rumor llena los ámbitos; mágicas ondas de vida van renaciendo de pronto; retrocede el olvido,...

   Sonatina Sonatina de Rubén Darío


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave sonoro; y en un vaso olvidada se desmaya una flor. El...

   Sonatina Sonatina de Rubén Darío


      En la voz de Gemma Cuervo    
primeros versos

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro; está mudo el teclado de su clave sonoro, y en vano, olvidada, se desmaya una flor...

   Triste, muy tristemente Triste, muy tristemente de Rubén Darío


      En la voz de Juan Gelman    
primeros versos

Un día estaba yo triste, muy tristemente viendo cómo caía el agua de una fuente; era la noche dulce y argentina. Lloraba la noche. Suspiraba la noche. Sollozaba la noche. Y el crepúsculo en su suave amatista, diluía la lágrima de un misterioso artista. Y ese artista era yo,...

   Venus Venus de Rubén Darío


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría. En busca de quietud, bajé al fresco y callado jardín. En el obscuro cielo, Venus bella temblando lucía, como incrustado en ébano en dorado y divino jazmín. A mi alma enamorada, una reina oriental parecía, que esperaba a su amante,...

   Versos de otoño Versos de otoño de Rubén Darío


      En la voz de Rubén Bonifaz Nuño    
primeros versos

Cuando mi pensamiento va hacia ti, se perfuma; tu mirar es tan dulce, que se torna profundo. Bajo tus pies desnudos aún hay blancos de espuma, y en tus labios compendias la alegría del mundo. El amor pasajero tiene encanto breve, y ofrece un igual término para el gozo y la pena. Hace...

   Yo persigo una forma Yo persigo una forma de Rubén Darío


      En la voz de Juan Gelman    
primeros versos

Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo, botón de pensamiento que busca ser la rosa; se anuncia con un beso que en mis labios se posa al abrazo imposible de la Venus de Milo. Adornan verdes palmas el blanco peristilo; los astros me han predicho la visión de la Diosa; y en mi...































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

175 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas