sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

síguenos en twitter

        audiovideoteca por nombre

 
 Sabeli Ceballos Franco

   Balada para dos locos Balada para dos locos de Sabeli Ceballos Franco


      En la voz de Sabeli Ceballos Franco    
primeros versos

mi corazón para que en él escarbes busques tesoros entierres muertos no estaba muerta pero me vi nacer en la primera cita con tu cuerpo tengo muy poco pero te entrego todo la margarita anciana el pavimento las cuerdas que me rodean el cuello no te pedí que aparecieras mas llegaste...

   La vida es buena La vida es buena de Sabeli Ceballos Franco


      En la voz de Sabeli Ceballos Franco    
primeros versos

la vida es buena andando descalzos y en calzones en nuestra casa de tres piezas el sol desafinando en nuestro patio tres cuerpos mojados una manguera vieja y un patito de hule en la bañera la vida es buena cuando dejamos abiertas las puertas para mirarnos para entonar a coro country...

   Llorarte es bueno Llorarte es bueno de Sabeli Ceballos Franco


      En la voz de Sabeli Ceballos Franco    
primeros versos

Ya he llorado hasta sentirme viva Me he comido de dolor hasta los dientes Llorarte, sí pero lamiendo el mundo Amarte, sí y llorar de amor por eso Llorar sin religión sobre una biblia de lágrimas He pensado demasiado en lo que te falta y me sobra Lloro sin querer, como si hubiesen...

   No lo puedo evitar No lo puedo evitar de Sabeli Ceballos Franco


      En la voz de Sabeli Ceballos Franco    
primeros versos

no te imaginas qué bien me veo hoy con el orgullo abanderando la cabeza con qué garbo me iré andando hacia [el trabajo con la sonrisa terca como una etiqueta que se asoma por el vestido ¡qué buen porte! dirán los que me [vean ¿a qué se debe? inquirirán muertos [de envidia lo...

   No me quejo No me quejo de Sabeli Ceballos Franco


      En la voz de Sabeli Ceballos Franco    
primeros versos

no me quejo de la minusvalía con que tasaron a mi género los vecinos del débil sexo fuerte ni remedio tampoco dejaré de ser por eso pterodáctilo maternal sobreviviendo los milenios ciberferomona de pantalla con regulador de llanto en el cabello ni lavándome la cara me quitaría el...

 
 Salomón de la Selva

   La bala La bala de Salomón de la Selva


      En la voz de Yolanda Blanco    
primeros versos

La bala que me hiera será bala con alma. El alma de esa bala será como sería la canción de una rosa si las flores cantaran o el olor de un topacio si las piedras olieran, o la piel de una música si nos fuese posible tocar a las canciones desnudas con las manos. Si me hiere el...

 
 Salvador Díaz Mirón

   Deseos Deseos de Salvador Díaz Mirón


      En la voz de Frank Moro    
primeros versos

¡Yo quisiera salvar esa distancia, ese abismo fatal que nos divide, y embriagarme de amor con la fragancia mística y pura que tu ser despide! ¡Yo quisiera ser uno de los lazos con que decoras tus radiantes sienes! ¡Yo quisiera, en el cielo de tus brazos, beber la gloria que en los...

   El fantasma El fantasma de Salvador Díaz Mirón


      En la voz de Fernando Díez de Urdanivia    
primeros versos

Blancas y finas, y en el manto apenas visibles, y con aire de azucenas, las manos -que no rompen mis cadenas. Azules y con oro enarenados, como las noches limpias de nublados, los ojos que contemplan mis pecados. Como albo pecho de paloma el cuello, y como crin de sol barba y...

 
 Salvador Novo

   A Griselda Álvarez para su Anatomía superficial A Griselda Álvarez para su Anatomía superficial  de Salvador Novo


      En la voz de Griselda Álvarez Ponce de León    
primeros versos

Oreja, mano, brazo, pierna, ojo cuenta de amor que resta de la mía una tan envidiable anatomía que al mirarme al espejo, me sonrojo. En tintas de alabanza tiño y mojo plumas que empuño, y canto de alegría y ante tan lujuriosa paganía mirtos y rosas a su pie deshojo..

   Al poema confío la pena de perderte Al poema confío la pena de perderte de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Al poema confío la pena de perderte. He de lavar mis ojos de los azules tuyos, faros que prolongaron mi naufragio. He de coger mi vida deshecha entre tus manos, leve jirón de niebla que el viento entre sus alas efímeras dispersa. Vuelva la noche a mí, muda y eterna, del diálogo...

   Amor Amor de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Amar es este tímido silencio cerca de tí, sin que lo sepas, y recordar tu voz cuando te marchas y sentir calor de tu saludo. Amar es aguardarte como si fueras parte del ocaso, ni antes ni después, para que estemos solos entre los juegos y los cuentos sobre la tierra seca. Amar es...

   Breve romance de ausencia Breve romance de ausencia de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Único amor, ya tan mío que va sazonando el tiempo ¡qué bien nos sabe la ausencia cuando nos estorba el cuerpo! Mis manos te han olvidado pero mis ojos te vieron y cuando es amargo el mundo para mirarte los cierro. No quiero encontrarte nunca, que estás conmigo y no quiero que...

   Cuántos veremos más, soles ardientes... Cuántos veremos más, soles ardientes... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Cuántos veremos más, soles ardientes nuestras horas regir, y hacia un ocaso ¡tan parecido al alba! ¿nuestro paso llevar a cuántas más noches silentes? ¿Acaso nos reserva sus presentes mejores el futuro? ¿Cuáles brazos aguardarán los nuestros dulces lazos , reposo al fin, o dádivas fervientes?...

   De cuál oscuro océano... De cuál oscuro océano... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

¿De cuál oscuro océano la gota lágrima al fin de sal apasionada en voz, en luz, en hálito mudada, me delegó su triunfo o su derrota? ¿Hasta cuál rendiré rivera ignota este grano de arena iluminada, o qué raíz a mi raíz atada redimirá mi sabia seca y rota?...

   Detrás del muro blanco de los días... Detrás del muro blanco de los días... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Detrás del muro blanco de los días calla el Misterio. Pródigas, las horas nos llevan de la mano a las auroras de sus sorpresas y sus alegrías. Días, horas, auroras y alegrías llenen de dicha, pródigas, las horas de un Año Nuevo tal, que sus auroras renueven la ventura de sus días...

   Diluvio Diluvio de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Espaciosa sala de baile alma y cerebro dos orquestas, dos, baile de trajes las palabras iban entrando las vocales daban el brazo a las consonantes. Señoritas acompañadas de caballeros y tenían trajes de la Edad Media y de muchísimo antes y ladrillos cuneiformes papiros, tablas, gama,...

   El amigo ido El amigo ido de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Me escribe Napoleón: El Colegio es muy grande nos levantamos muy temprano hablamos únicamente inglés te mando un retrato del edificio... Ya no robaremos juntos dulces de las alacenas, ni escaparemos hacia el río para ahogarnos a medias y pescar sandías sangrientas. Ya voy a...

   El amigo ido El amigo ido de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Me escribe Napoleón: El Colegio es muy grande, nos levantamos muy temprano, hablamos únicamente en inglés, te mando un retrato del edificio... Ya no robaremos juntos dulces de las alacenas, ni escaparemos hacia el río para ahogarnos a medias y pescar sandías sangrientas. Ya voy a...

   El mar El mar de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Post natal total inmersión para la ahijada de Colón con un tobillo en Patagonia y un masajista en Nueva York. (Su apendicitis abrió el canal de Panamá.) Caballeriza para el mar continentófago doncellez del agua playera frente a la luna llena. Cangrejos y tortugas para los ejemplares...

   Elegía Elegía de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Los que tenemos unas manos que no nos pertenecen, grotescas para la caricia, inútiles para el taller o la azada, largas y fláccidas como una flor privada de simiente o como un reptil que entrega su veneno porque no tiene nada más que ofrecer. Los que tenemos una mirada culpable y...

   En la cárcel de ayer, de que me evado... En la cárcel de ayer, de que me evado... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

En la cárcel de ayer, de que me evado a la muerta distancia del olvido; con polvo, en el sendero recogido: con astillas, del tiempo desgajado; con el canto y la flor, apasionado, su perfume en el viento fallecido; con atisbos del sueño desistido, con arenas del mar nunca surcado...

   En las catorce redes del soneto... En las catorce redes del soneto... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

En las catorce redes del soneto año tras año, penas y alegrías urdí, con hilo tenue de los días, a su apagado sístole sujeto. A gotas decantado su secreto, en arcas encerráronse vacías esperanzas, anhelos, cobardías signo precario , mínimo amuleto....

   En palabras aroma contenida En palabras aroma contenida de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

En palabras aroma contenida a vuestros ojos llegue flor y canto que en la pradera de los meses planto collar de la amistad rosa encendida. Sobre la primavera fenecida tiende el invierno riguroso manto. Pastor, el paso débil adelanto que el hato de los años intimida...

   Epifania Epifania de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Un domingo Epifania no volvió más a la casa. Yo sorprendí conversaciones en que contaban que un hombre se la había robado y luego, interrogando a las criadas, averigüé que se la había llevado a un cuarto. No supe nunca dónde estaba ese cuarto pero lo imaginé, frío, sin muebles, con...

   Esta vez, caro amigo... Esta vez, caro amigo... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Esta vez, caro amigo, mi saludo de Navidad y para el Año Nuevo que en humildad hasta su puerta llevo, inicio apenas, terminarlo dudo. Mi invalidez en procurarlo escudo; con intentarlo, la esperanza elevo que de aferrarme a perdurar atrevo frente a la vida, de palabras mudo..

   Este fácil soneto cotidiano Este fácil soneto cotidiano de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Este fácil soneto cotidiano que mis insomnios nutre y desvanece, sin objeto ni dádiva, se ofrece al nocturno sopor del sueño vano. ¡Inanimado lápiz, que en mi mano mis odios graba o mis ensueños mece! En tus concisas líneas, aparece la vida fácil, el camino llano. Extinguiré la luz...

   Este perfume intenso de tu carne Este perfume intenso de tu carne de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibañez    
primeros versos

Este perfume intenso de tu carne, no es nada más que el mundo que desplazan y mueven los globos azules de tus ojos, y la tierra y los ríos azules de las venas que aprisionan tus brazos. Hay todas las redondas naranjas en tu beso de angustia, sacrificado al borde de un huerto en que...

   Florido laude Florido laude de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Lo menos que yo puedo para darte las gracias porque existes es conocer tu nombre y repetirlo. Si brotas de la tierra, hostil de espinas, ávida de cielo, en vigoroso impulso y ofreces un capullo a la caricia leve del viento y cálida del día, sé que abrirás a la mañana bruja tu...

   Glosa incompleta en tres tiempos sobre un tema de amor Glosa incompleta en tres tiempos sobre un tema de amor de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

I Dentro de estos cuatro muros pretendí ocultar mi dicha: Pero el fruto, pero el aire ¿cómo me los guardaría? Hora mejor que pospuse, camino que no elegí, voces que eran para mí, destino que no dispuse; ¡cómo os volvisteis oscuros! ¡qué amargo vuestro sabor cuando nos encerró mi amor...

   Gota a gota... Gota a gota... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Gota a gota acendró hiel y ambrosía su vino el Tiempo. Trémula sorpresa depara al labio férvido que besa crátera de oro milagroso día. Espumas elevó con alegría embriagador minuto de belleza. Apuramos, extinta su pavesa, la desazón de la melancolía....

   Gracias, Señor, porque me diste un año... Gracias, Señor, porque me diste un año... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Gracias, Señor, porque me diste un año en que abrí a tu luz mis ojos ciegos; gracias porque la fragua de tus fuegos templó en acero el corazón de estaño. Gracias por la ventura y por el daño, por la espina y la flor; porque tus ruegos redujeron mis pasos andariegos a la dulce quietud de tu rebaño...

   Hoy no lució la estrella de tus ojos Hoy no lució la estrella de tus ojos de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Hoy no lució la estrella de tus ojos. Náufrago de mí mismo, húmedo del abrazo de las ondas, llego a la arena de tu cuerpo en que mi propia voz nombra mi nombre, en que todo es dorado y azul como un día nuevo y como las espigas herméticas, perfectas y calladas. En ti mi soledad se...

   Junto a tu cuerpo Junto a tu cuerpo de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Junto a tu cuerpo totalmente entregado al mío junto a tus hombros tersos de que nacen las rutas de tu abrazo, de que nacen tu voz y tus miradas, claras y remotas, sentí de pronto el infinito vacío de su ausencia. Si todos estos años que me falta como una planta trepadora que se coge...

   La poesía La poesía de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Para escribir poemas, para ser un poeta de vida apasionada y romántica cuyos libros están en las manos de todos y de quien hacen libros y publican retratos los periódicos, es necesario decir las cosas que leo, esas del corazón, de la mujer y del paisaje, del amor fracasado y de la...

   Llama el Invierno, tímido... Llama el Invierno, tímido... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Llama el Invierno, tímido si puro, muda voz de cristal, lágrima dura, y hace temblar la llama que perdura visible apenas en el monte oscuro. Abrámosle la puerta. Halle el seguro tibio recinto, dulce en la ventura de la mano tendida en que madura la semilla del Tiempo su conjuro....

   Los catorce peldaños del soneto... Los catorce peldaños del soneto... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Los catorce peldaños del soneto ¿reincidiré en treparlos? ¿A la cima de nuevo llevaré la fácil rima de un año más, a fórmula sujeto? Clamó mi corazón mutis discreto, más no las flores, en cosecha opima las guarezca el invierno las redima si primavera estalla su secreto...

   Mayo nos dio corolas asombradas... Mayo nos dio corolas asombradas... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Mayo nos dio corolas asombradas, su fuego Julio; y en Agosto hubimos la exaltación sorbida en los racimos de sus uvas azules y doradas. Crepúsculos Octubre en llamaradas espiga coronó frutos opimos. Y en la sien de Noviembre percibimos un augurio de nieves angustiadas...

   Mea Culpa Mea Culpa de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Desde su gestación en la grávida tierra yo pude contemplar, maravillado, iniciar, reanudarse una vida a la mía confiada, el milagroso germinar de la semilla, la nueva luz en ojos que en mi se abrieron a absorber el mundo oscurecido mil veces antes, sobre los que cerró una muerte siempre vencida...

   Nos volvemos a ver... Nos volvemos a ver... de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Nos volvemos a ver. Año tras año soñé con encontrarte en mi camino. ¡Sol de mis ojos, luz de mi destino! ¿No quisieras, mi bien, tomar un baño? Nos encontramos uno al otro extraño: Gordo tú, flaco yo ¡mundo mezquino! y me complace ver ¡oh, desatino! que hay cosas que no cambian de...

   Nuevo amor Nuevo amor de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

La renovada muerte de la noche en la que ya no nos queda sino la breve luz de la conciencia y tendernos al lado de los libros de donde las palabras escaparon sin fuga, crucificadas en mi mano, y en esta cripta de familia en la que existe en cada espejo y en cada sitio la evidencia...

   Pienso, mi amor... Pienso, mi amor... de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

Pienso, mi amor, en ti todas las horas del insomnio tenaz en que me abraso; quiero tus ojos, busco tu regazo y escucho tus palabras seductoras. Digo tu nombre en sílabas sonoras, oigo el marcial acento de tu paso, te abro mi pecho y el falaz abrazo humedece en mis ojos las auroras...

   Retrato de niño Retrato de niño de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

En este retrato hay un niño mirándome con ojos grandes; este niño soy yo y hay una fecha: 1906. Es la primera vez que me miré atentamente. Por supuesto que yo hubiera querido que ese niño hubiera sido más serio, con esa mano más serena, con esa sonrisa más fotográfica. Esta...

   Rosa del aire, pétalo vencido... Rosa del aire, pétalo vencido... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Rosa del aire, pétalo vencido; onda en el mar del Tiempo sin arena; caricia, sed, espuma, gloria, pena ; breve fulgor del astro presentido. Día fugaz apenas poseído que forja y bruñe grávida cadena; triunfo que en la memoria se enajena, posesión del recuerdo en el olvido...

   Surco rotura nuevo mi corteza... Surco rotura nuevo mi corteza... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Surco rotura nuevo mi corteza dura de inviernos y de cicatrices; avanzan más profundas mis raíces a sorber a la tierra fortaleza. Despojada de flores y maleza, quemen mis hojas áridos tapices y crepiten o tristes o felices , lograda en la ceniza su pureza...

   Tesoro concedido gota a gota... Tesoro concedido gota a gota... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Tesoro concedido gota a gota: el perfume a la flor, la luz a una sorprendida mirada que la cuna sombra, siglos incógnitos derrota. Férvido manantial, la vida brota dilapidada en horas su fortuna; fulge la noche lágrima de luna, se contiene la música en la nota...

   Tú, yo mismo Tú, yo mismo de Salvador Novo


      En la voz de Pilar Pellicer    
primeros versos

Tú, yo mismo, seco como un viento derrotado que no pudo sino muy brevemente sostener en sus brazos una hoja que arrancó de los árboles ¿cómo será posible que nada te conmueva que no haya lluvia que te estruje ni sol que rinda tu fatiga? Ser una transparencia sin objeto sobre los...

   Un año más Un año más de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Un año más sus pasos apresura; un año más nos une y nos separa; un año más su término declara y un año más sus límites augura. Un año más diluye su amargura; un año más sus dones nos depara; un año más, que con justicia avara meció una cuna, abrió una sepultura. ¡Oh! dulce amigo,...

   Un año más sus pasos apresura... Un año más sus pasos apresura... de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Un año más sus pasos apresura; un año más nos une y nos separa; un año más su término declara y un año más sus límites augura. Un año más diluye su amargura; un año más sus dones nos depara; un año más, que con justicia avara meció una cuna, abrió una sepultura...

   Viaje Viaje de Salvador Novo


      En la voz de Salvador Novo    
primeros versos

Los nopales nos sacan la lengua pero los maizales por estaturas con su copetito mal rapado y su cuaderno debajo del brazo nos saludan con sus mangas rotas. Los magueyes hacen gimnasia sueca de quinientos en fondo y el sol -policia secreto- (tira la piedra y esconde la mano) denuncia...

   X.V. X.V. de Salvador Novo


      En la voz de José Luis Ibáñez    
primeros versos

No podemos abandonarnos, nos aburrimos mucho juntos, tenemos la misma edad, gustos semejantes, opiniones diversas por sistema. Muchas horas, juntos, apenas nos oíamos respirar rumiando la misma paradoja o a veces nos arrebatábamos la propia nota inexpresada de la misma canción...

 
 San Juan de la Cruz

   Canciones del alma que se goza Canciones del alma que se goza de San Juan de la Cruz


      En la voz de Susana Francis    
primeros versos

En una noche obscura, con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada, a escuras, y segura por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a oscuras y en celada, estando ya mi casa sosegada; en la Noche dichosa, en...

   Cántico espiritual Cántico espiritual de San Juan de la Cruz


      En la voz de Elia Domenzáin y Fernando Díez de Urdanivia    
primeros versos

ESPOSA:¿Adónde te escondiste, Amado, y me dejaste con gemido? Como el ciervo huíste habiéndome herido; salí tras ti clamando, y eras ido. Pastores, los que fuerdes allá por las majadas al otero, si por ventura vierdes aquél que yo más quiero, decidle que adolezco, peno y...

   El pastorcito El pastorcito de San Juan de la Cruz


      En la voz de Adolfo Marsillach     
primeros versos

Un pastorcico solo está penando, ajeno de placer y de contento, y en su pastora puesto el pensamiento, y el pecho del amor muy lastimado. No llora por haberle amor llagado, que no le pena verse así afligido, aunque en el corazón está...

   Llama de amor viva Llama de amor viva de San Juan de la Cruz


      En la voz de Ángel Baltanas    
primeros versos

¡Oh llama de amor viva que tiernamente hieres de mi alma en el más profundo centro, pues ya no eres esquiva, acaba ya si quieres; rompe la tela de este dulce encuentro! ¡Oh cauterio suave! ¡Oh regalada llaga! ¡Oh mano blanda!...

   Sin arrimo y con arrimo Sin arrimo y con arrimo de San Juan de la Cruz


      En la voz de Luis Prendes    
primeros versos

Sin arrimo y con arrimo, sin luz y a oscuras viviendo todo me voy consumiendo. Mi alma está desasida de toda cosa criada, y sobre sí levantada, y en una sabrosa vida, sólo en su Dios arrimada. Por eso ya se dirá la cosa que más...

 
 Santa Teresa de Jesús

   A la profesión de Isabel de los Ángeles A la profesión de Isabel de los Ángeles de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Sea mi gozo en el llanto, sobresalto mi reposo, mi sosiego doloroso, y mi bonanza el quebranto. Entre borrascas mi amor, y mi regalo en la herida, esté en la muerte mi vida, y en desprecios mi favor. Mis tesoros en pobreza, y mi triunfo en pelear, mi descanso en trabajar, y mi contento en tristeza...

   Ayes del destierro Ayes del destierro de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

¡Cuán triste es, Dios mío, la vida sin ti! Ansiosa de verte, deseo morir. Carrera muy larga es la de este suelo, morada penosa, muy duro destierro. ¡Oh sueño adorado! sácame de aquí! Ansiosa de verte, deseo morir. Lúgubre es la vida, amarga en extremo; que no vive el alma que está de ti lejos...

   Dilectus meus mihi (Ya toda me entregué y di...) Dilectus meus mihi (Ya toda me entregué y di...) de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Susana Francis    
primeros versos

Ya toda me entregué y di, y de tal suerte he trocado, que mi Amado es para mí, y yo soy para mi Amado. Cuando el dulce Cazador me tiró y dejó rendida, en los brazos del amor mi alma quedó caída, y cobrando nueva vida de tal manera he trocado, que mi Amado es para mí y yo soy para mi...

   Moradas Primeras (fragmento) Moradas Primeras (fragmento) de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Estando hoy suplicando a nuestro Señor hablase por mí, porque yo no atinaba a cosa que decir ni cómo comenzar a cumplir esta obediencia, se me ofreció lo que ahora diré, para comenzar con algún fundamento: que es considerar nuestra alma como un castillo todo de un diamante o muy claro cristal...

   Nada te turbe Nada te turbe de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda; la paciencia todo lo alcanza; quien a Dios tiene nada le falta: Sólo Dios basta...

   Véante mis ojos Véante mis ojos de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Lola Villaespesa    
primeros versos

Véante mis ojos, dulce Jesús bueno; véante mis ojos, muérame yo luego.Vea quien quisiere rosas y jazmines, que si yo te viere, veré mil jardines: flor de serafines, Jesús Nazareno, véante mis ojos, muérame yo luego. No quiero...

   Versos nacidos del fuego del amor de Dios que en si tenía Versos nacidos del fuego del amor de Dios que en si tenía de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero. Aquesta divina unión, del amor con que yo vivo, hace a Dios ser mi cautivo, y libre mi corazón; mas causa en mi tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero. ¡Ay! ¡Que larga es esta vida! ¡Que...

   Versos nacidos del fuego del amor de Dios que en si tenía Versos nacidos del fuego del amor de Dios que en si tenía de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero. Aquesta divina unión, del amor con que yo vivo, hace a Dios ser mi cautivo, y libre mi corazón; mas causa en mi tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero...

   Vivo sin vivir en mí Vivo sin vivir en mí de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Susana Francis    
primeros versos

Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero. Aquesta divina unión del amor con quien yo vivo, hace a Dios ser mi cautivo y libre mi corazón; mas causa en mí tal pasión ver a mi Dios prisionero, que muero porque no muero. ¡Ay que larga es esta vida! ¡Qué...

   Vuestra soy, para Vos nací... Vuestra soy, para Vos nací... de Santa Teresa de Jesús


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Vuestra soy, para Vos nací. ¿Qué mandáis hacer de mí? Soberana Majestad, Eterna sabiduría, Bondad buena al alma mía; Dios, alteza, un ser, bondad, La gran vileza mirad, Que hoy os canta amor así. ¿Qué mandáis hacer de mí?...

 
 Santiago Castelo

   Lienzo Lienzo de Santiago Castelo


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Cuando la tierra se deshace y llora en un amargo y suave desconsuelo toda tu sinrazón se prende al vuelo de esa palmera que, mecida, implora Una lágrima tuya. ¡Cómo dueles, mi viejo corazón, amartillado en un antiguo beso desvelado que se hizo curva y luz en los pinceles!...

   Paisaje con dos encinas Paisaje con dos encinas de Santiago Castelo


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Sobre el ardiente corazón cansado de luz flamenca y tenues resplandores ni Rembrandt ni Vermeer bordan amores como este cuadro chico y embrujado . Aquí, junto a la niebla, desvelado por canales de silbos y de flores, este lienzo de tímidos colores es una flecha herida en mi costado...

   Por ser contigo Por ser contigo de Santiago Castelo


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

EL mar, el mar de tanto recordarte se ha aprendido tu nombre en cada ola; por él tengo la pena menos sola y la vaga esperanza de llamarte. El mar tiene esa gracia adolescente de evocar tu mirada y tu sonrisa. ¡Si vieras cómo pinta en cada brisa el filo de tu labio!...

   Por ser contigo Por ser contigo de Santiago Castelo


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

El mar, el mar de tanto recordarte se ha aprendido tu nombre en cada ola; por él tengo la pena menos sola y la vaga esperanza de llamarte. El mar tiene esa gracia adolescente de evocar tu mirada y tu sonrisa. ¡Si vieras cómo pinta en cada brisa el filo de tu labio! Fieramente me he llenado de mar por ser contigo...

   Soneto al Mar de Extremadura Soneto al Mar de Extremadura de Santiago Castelo


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

En olas de trigal va el marinero Soñando una canción de carabela Vibra Lisboa y Huelva se desvela de tanto rubio mar. En el velerohay jarcias de encinar con un ligero corazón desplegado por la vela y porque no le falte centinela cien torres dan escolta al mar entero...

 
 Santiago Sylvester

   Las casas Las casas de Santiago Sylvester


      En la voz de Santiago Sylvester    
primeros versos

Las casas se pusieron inhóspitas y tuvimos que abandonarlas a su suerte. Primero fue la casa de los patios donde la infancia ponía expectativa en ciertas plantas que todavía ofrecían protección. y en una muy querida forma de llamarnos a la mesa. en otra casa las chirimoyas ordenaban...

   Sobre el amor Sobre el amor de Santiago Sylvester


      En la voz de Santiago Sylvester    
primeros versos

No importa dónde nace el amor (los nacimientos son asuntos de registro o de parroquia) pero sé que no dura al aire libre, en ese prado aséptico con un molino al fondo. Nace en cualquier parte pero no prospera en la ilusión bucólica: busca la complicación, no el caos pero si su...

 
 Santos Domínguez Ramos

   El reino de los hielos El reino de los hielos de Santos Domínguez Ramos


      En la voz de Santos Domínguez Ramos    
primeros versos

Lo he visto algunas tardes de diciembre con nieve, confundido en las hojas caídas de los chopos y en la emboscada blanca de la niebla en el río. Lo he visto en la mirada redonda de los peces, en el hueco que deja el vuelo de los pájaros y en las nubes de fuego que disipó un mal viento...

   Lear bajo la tormenta Lear bajo la tormenta de Santos Domínguez Ramos


      En la voz de Santos Domínguez Ramos    
primeros versos

Sobrevuelan los buitres mi ceguera de nieve. Ladran los perros. Anda despierta la mentira mientras la esquirla afila su venganza agudísima por mis ojos nublados. Un erial pedregoso como una penitencia abona mi osamenta y nutre la morada...

   Vocativo singular Vocativo singular de Santos Domínguez Ramos


      En la voz de Santos Domínguez Ramos    
primeros versos

Te lo advertía tu padre al final del verano, cuando agosto ponía las primeras tormentas por un sur de relámpagos, detrás de las montañas, y silbaban los trenes de la estación remota. Sonaban sus bocinas como un lamento negro, bajaban al hollín que había en la chimenea...

 
 Sara de Ibáñez

   Apocalipsis XX (Visión primera) Apocalipsis XX (Visión primera) de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

El cuerpo del monstruo fulmíneo llenaba el espacio como un pez que se hubiese tragado la mar. No existía ya sitio más que para un temblor y la luz era a un tiempo su piel y su carne. Un leve punto, gota, gota, embrión de la tiniebla, apareció en el tenso vientre en llamas, en el...

   Callar Callar de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Rigor de esta ciencia rara que en relámpago indiviso del infierno al paraíso quiebra el color de mi cara. Que ya no me desampara su asistencia abrasadora, la palabra me devora si me aviva el pensamiento, y en callada flor del viento mi antigua canción demora. De: Las...

   Desdén Desdén de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Vuélvete rosa desnuda al carmen rosa del cielo. La forma de mi desvelo frente a tu sonrisa duda. Quiero y no quiero tu ayuda pábulo de mi agonía; vuelvo la espalda a tu día, y en esta nocturna rosa, con tu ausencia rencorosa, me quema la geometría. De: Las estaciones...

   Interrogación ¿ ? Interrogación ¿ ? de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Dejóme Dios ver su cara cuando entre paloma y flor sobre aquel cielo mayor brotó una blanca almenara; dejóme Dios ver su cara? Me miraba Dios acaso cuando en la noche sin mella dejaron lirio y centella testimonio de mi paso; me miraba Dios acaso? El rostro de Dios veía cuando en el...

   La muerte La muerte de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Sol amargo, agua amarga, amargo viento y amarga sangre para siempre amarga. Vencido y solo en carne y pensamiento, y el sueño antiguo por tesoro y carga. Quiso callado y solo y sin lamento sorbo a sorbo agotar su fuente larga. Miserable señor de su destino, de espaldas a la aurora...

   La página vacía La página vacía de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Cómo atrever esta impura cerrazón de sangre y fuego, esta urgencia de astro ciego contra tu feroz blancura. Ausencia de la criatura que su nacimiento espera, de tu nieve prisionera y de mis venas deudora, en el revés de la aurora y no de la primavera. De: Las...

   La ráfaga La ráfaga de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Tuvo en la mano el ramo erguido, brioso relámpago de fiesta. Por las corolas de ascendía la luz amarga de la tierra, la luz del hueso amanecido, la luz en trance de cometa, la luz alzada por su rostro contra el fragor de la tiniebla; la luz audaz que abre en su risco despeñaderos a...

   Liras (IV) Liras (IV) de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

¿Por qué me duele el cielo su luz de llaga que olvidó la muerte? ¿Por qué este oscuro duelo que mi lengua pervierte y en mi propio verdugo me convierte? Voy a vivir la estrella voy a tocar su frente de alegría. Voy a matar la huella. Voy a estrenar el día. Voy a olvidar la gran...

   Liras (V) Liras (V) de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Voy a llorar sin prisa. Voy a llorar hasta olvidar el llanto y lograr la sonrisa sin cerrazón de espanto que traspase mis huesos y mi canto. Por el árbol inerme que un corazón de pájaro calienta y sin gemido duerme, y al gran silencio enfrenta sin esta altiva lengua cenicienta. Por el...

   Mira Mira de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Ven, acércate hermano, ven y mira la vena enlucerada que desciende lenta por las entrañas pudorosas del animal vencido; ven y mira como quien quiere ver: adentro mira. Quiero mostrarte esta sencilla puerta que no has abierto nunca y se te ofrece bajo las cerraduras celestiales que...

   Tiempo II (X) Tiempo II (X) de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

¿Cuándo la rosa concibió este frío? ¿Cuándo esta leve sombra cazadora afinó en mi garganta su rudeza y me detuvo en la canción que llora? ¿Cuándo nació la pálida maleza que enturbia el goce de su pulcra aurora? ¿Cuándo perdí su celestial privanza, de sangre a sangre el nudo y la...

   Tiempo III (XV) Tiempo III (XV) de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Tu aire esculpe el otoño en mi garganta. La lumbre de las uvas montaraces mis arriscadas vértebras levanta. Dividido entre lágrimas rapaces cruzo tus laberintos transparentes empañados de perros y torcaces. Palpo en tu rostro mis cenizas, claras, mis pies vislumbro en tus cerradas...

   Yo te sentí, paloma... Yo te sentí, paloma... de Sara de Ibáñez


      En la voz de Sara de Ibáñez    
primeros versos

Yo te sentí, paloma, en las mejillas recién salidas del manzano alerta. Tu cauto pico me encontró despierta deletreando arenales y gramillas. Jugaba un aire enano en mis rodillas cuando tu anunciación pasó mi puerta. Liviano amanecer, mi frente abierta sufrió la voluntad de las...

 
 Saúl Ibargoyen

   Aquellos animales Aquellos animales de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Aquel perro se burla de nuestros dramáticos ladridos Aquel pájaro no puede traducir lo que silbamos Aquella lombriz desprecia la oscuridad de nuestra ánima Aquel delfín no tolera nuestros desafinados cánticos Aquel tigre no admite nuestras caricias brutales y solas Aquella abeja no comprende por qué decapitamos margaritas y rosas...

   Belleza Belleza de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Eres como el amor: naces de la destrucción que tu ausencia ha provocado. Mencioné tu nombre muchas veces, y muchas veces hablé de ti largamente con los pájaros. Siempre anduve cerca de aquellos caminos por donde iba tu voz, sin encontrarte; y siempre dispuse de seguras señales: quién...

   Belleza Belleza de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Eres como el amor: naces de la destrucción que tu ausencia ha provocado. Mencioné tu nombre muchas veces, y muchas veces hablé de ti largamente con los pájaros. Siempre anduve cerca de aquellos caminos por donde iba tu voz, sin encontrarte...

   Canción del escriba de pie (1-3) Canción del escriba de pie (1-3) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

1 No yo no soy el escriba ni el pintor yo no soy el que manda en las palabras. Mi nombre no fue encerrado en tinta mortal mi nombre nunca fue borrado de la piedra. Ni el nombre de mi madre con su pubis de barro ni el nombre de mi padre con sus venas colgando debajo del sol. No soy...

   Canción del escriba de pie (10-11) Canción del escriba de pie (10-11) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

10 Eres perfecto en el interior de tu apartado corazón: en él estuvo desde el inicio la acostumbrada carne en él se reúnen todavía la piedra y la sombra en él continúa asentándose tu muerte de ayer. Mientras la misma barca conducida por cambiantes remeros como un camello del agua...

   Canción del escriba de pie (4-6) Canción del escriba de pie (4-6) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

4 Si miramos el desierto como un cuero de camello aplastado por la luz no podremos ver cada partícula que a cada instante abandona su grano de arena. Y el polvo así formándose con quemados elementos de planetas de veloces deyecciones y de tronchadas médulas llegará sin fatiga a...

   Canción del escriba de pie (7-9) Canción del escriba de pie (7-9) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

7 La mujer enviejada se mueve adentro de su túnica y sus paños pintados con el color de la luz que está detrás de la luz. Dos manos se desprenden de la imagen que los vapores del fulgente aire multiplican y deshacen. Y los dedos estiran sus uñas coagulosas hasta el impuro blancor...

   Carta a propósito del mundo Carta a propósito del mundo de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Hijo mío: cada día es todo más difícil y oscuro. Quién sabe si mañana tocaremos el mar con estos dedos si podremos sentir el olor de la hierba que nace si veremos la sombra que las hojas dejan caer en el suelo. Debes por lo tanto cuidar de las enormes maravillas del mundo: los...

   Casa con olores Casa con olores de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

El opaco olor de la recámara cocinándose en polvos corporales: en calcetines desorbitados más allá del sótano caído debajo de las camas: en cobijas tronchadas a cuchillazo de insecto: en zapatillas deslenguándose: en faldas contaminadas por viejos almuerzos: en espejos olientes a carnes desgonzadas...

   Cero Cero de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Aquello sucedió rápidamente. Tan de pronto ocurrió que no hubo tiempo de cerrar los ojos de mirar de tener miedo. Quedaron manos detenidas en actos de amor de piedad de furia los gritos fueron rígidas flechas absorbidas por el viento el sol un diente helado comiéndonos los nervios la...

   Ciertas lágrimas Ciertas lágrimas de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Una muchacha arroja sus lágrimas a través de los nervios negros del teléfono. ¿Dónde ha nacido el origen de esas aguas desesperadas que manchan la acidez de la sal? Una muchacha simplemente expulsa respiraciones floraciones dulces mocos y oxígenos oxidados. Hay palabras sin alcohol...

   Composición: La primavera Composición: La primavera de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

(para Víctor Hugo Quintanilla C.) La silla blanca con sus huesos descansa en el jardín. Los pinares se encienden cerca de otras playas. Ningún árbol camina hasta las raíces de aquí. Una mujer y un hombre con cada pie traspasan el asfalto las piedras y tocan un terregal de costras...

   Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura... Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura... de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura, antes que yo mis castigados pies querrán llegar, y peinaré los cabellos no segados por el tiempo y quitaré de mis ropas las lluvias que el viento secó. Las mismas letras formarán el nombre de esta calle...

   Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura... Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura... de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Cuando regrese a la casa que habitó tu hermosura, antes que yo mis castigados pies querrán llegar, y peinaré los cabellos no segados por el tiempo y quitaré de mis ropas las lluvias que el viento secó. Las mismas letras formarán el nombre de esta calle...

   De las estatuas De las estatuas de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Mira si puedes mirar en estos ahoras de ceniza cómo caen piedra abajolos ojos sólo polvode una estatua innominada. Esos ojos con la forma de un astro descubierto entre los relámpagos que lo obligan a morir.Esos ojos que caen como pozos volanderos debajo de las losas bermejas de cualquier jardín...

   Diálogo Diálogo de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

¿Diálogo? No hay preguntas en los colores vacíos del aire No hay respuestas en aquel diálogo de palomas mojadas que las férreas campanas despedazan No hay preguntas debajo de los paraguas ensombrecidos debajo de pellejos disolviéndose entre hervores de sudor y lejanía...

   El escriba otra vez El escriba otra vez de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Yo soy otra vez el escriba de pie con un corazón que empieza a herrumbrarse por decisión de los dioses inalcanzables. Escribo así y aquí para simplemente tozudamente respirar en la memoria de algunos otros pues en este pincel o cálamo o lápiz están las crónicas las tachaduras los gestos los silencios...

   El escriba otra vez (FRAGMENTOS) El escriba otra vez (FRAGMENTOS) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Ulises Paniagua y Brenda Herrera al canto.    
Colaboración: Ulises Paniagua
primeros versos

Yo soy otra vez el escriba de pie con un corazón que empieza a herrumbrarse por decisión de los dioses inalcanzables. Escribo así y aquí para simplemente tozudamente respirar en la memoria de algunos otros pues en este pincel o cálamo o lápiz están las crónicas las tachaduras los gestos los silencios...

   Elegía 2005 Elegía 2005 de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Ayer estuvimos entre las muelas rojas de la araña. Hoy besamos con ancianos labios un fulgor de ceniza que antes fue ¿cuándo aquí o dónde allá? un cuerpo carnal respirando desde el hueso. ¿Por qué aceptar las ácidas espumas que nos queman?...

   Erótica Erótica de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Erótica mía: escribiré en tu espalda con un trazo de dientes una sola historia: no puedo mirarte sin sangre en los ojos no puedo amarte fuera del incendio. Besar es oficio que a veces nos pierde en bocas de bestias oscuras en grietas dolorosas que el sudor ilumina...

   Fundación o nacimiento Fundación o nacimiento de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

En la caja de papel hemos puesto las palabras de cobre. La mesa tomada de la sustancia ciega del laurel o del cedro está simplemente debajo del ligero cofre que ahora balbucea como un pulmón de hombre cotidiano. Debajo de las patas sin uñas que contienen la dirección de los rumbos...

   Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

(para Enrique Santos Discépolo, mucho después) Gran Cambalache, corazón, mirá no mirés para atrás ni pal costado, el futuro ya no está el porvenir de todos lo han hipotecado, o por ahí quedó es un billete de muerta lotería. Y el tiempo nuestro se nos va, y ya se fue como un gorrión...

   Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado (FRAGMENTOS) Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado (FRAGMENTOS) de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Ray Manzanárez     
Colaboración: Ulises Paniagua
primeros versos

Gran Cambalache, corazón, mirá no mirés para atrás ni pal costado, el futuro ya no está el porvenir de todos lo han hipotecado, o por ahí quedó es un billete de muerta lotería. Y el tiempo nuestro se nos va, y ya se fue como un gorrión en la neblina. Mirá si es que podés, mirá de a poco cada vez...

   Hombre esperando Hombre esperando de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

El hombre se acuesta con sus mudas palabras trepándole por la boca. Hay miedo en esas palabras miedo en esa lengua miedo en la espalda enterrándose entre las vaciedades de la sábana miedo en el cuerpo que no encuentra ahora la suave sombra carnal que lo sustente miedo en los relojes...

   La banqueta La banqueta de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Un duro pedazo de silencio cae sobre la banqueta indefensa:trozos fragmentos partículas mínimas galaxias lastiman la partida raíz de las jacarandas: hienden la piel de lejanos eucaliptos buscan en las breves tierras su primera ánima mineral...

   La calle en septiembre La calle en septiembre de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Hasta el fondo de tu calle de este oscuro septiembre llegan chillidos de gorriones tardíos puntos de polvo de inmedibles torres despedazadas y un silencio de incompleta primavera. ¿Qué pasos qué caminares de qué pies casi extranjeros se mueven debajo de tantas sustancias que las jornadas humanas entremezclan?...

   La piedra La piedra de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Es inútil el peso de la piedra ¿de una piedrade todas las piedras? Porque la piedra quiere pesar tal vez: Y eso pues a pesar de su peso y contra las pesanteces que entre polvo suciedad metales óxidos fósiles bacterias secas la oprimen y la envuelven: así convirtiéndola en la piedra ¿una piedra todas las piedras...

   La voz más voz La voz más voz de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

¿Cada voz que llega a la punta de tus dedos: trae ronqueras de fiebre transporta rasguidos chillidos chasquidos abriéndose un rumbo casual entre gargantas de celo y agonía? ¿Es la voz de aquella niña con su sombrero de fibras azules con sus camisas de pálida transparencia con sus cabellos liberados para que los aires entreguen su frescor a este mundo?...

   Lapsit Exilla Lapsit Exilla de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

(para Julio Ricci, in memoriam) Sobre estas piedras tomadas de cualquier calle habrán de abrirse los pasos extranjeros. En cada suela de estos esos aquellos pies se acumulan sedimentos de toses perdidas y babas de gorriones enfermos y lágrimas de caracoles condenados y las migajas...

   Libélulas Libélulas de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

El viento salta desde los más lejanos verdores de la ceiba: rompe las confusiones de la luz: destruye el perfecto temblor de un vuelo transparente. De espaldas en la alberca la libélula no puede gritar los colores de su muerte: sus quietos dientes aún se ocupan de un hígado de...

   Lista Lista de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Palabra Virtual    
primeros versos

Entre burbujas agotadas: entre plumas de caballos muy tristes: entre láminas calcinándose y cayendo sobre un techo universal de sangre pobre: entre palomas que se ahogan en una atmósfera encadenada: entre figuraciones de ceniza y ropas nuevas...

   Los asesinos Los asesinos de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

En estas calles ya no hay visitas de asesinos: solamente aquella sangre que sin apuro envejece. Dedos de gatos reverdecidos estallan contra las duras telas de una acacia o jacaranda. Y plumas estériles saltan de la estrechez de cada hueco. Una boca mira la falta de sombra de este cuerpo solo...

   Los hombres gordos Los hombres gordos de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Como un látigo naufragando en el sudor de las bestias Así encuentran su corazón Los hombres gordos: Deforme engañado repleto de fichas y píldoras Insomnios y precios Con lágrimas que no saltan de la sangre Con el deseo enterrado en la grasa Con el latido separado del recuerdo. Así...

   Neblinas Neblinas de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Viejas neblinas se mezclan con las frías polvaredas del invierno inicial. Cuál es o dónde está el origen de esas aguas que tenuemente introducen lenguas de invisible pavor: hilachas hebras hiladas nervaduras médulas salidas de la panza de la bestia universal. Habrá zapatos que deshagan esas nieblas...

   Nocturno en el Distrito Federal Nocturno en el Distrito Federal de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Había un cráneo de aire entre las fibras de la noche unos huesos negros como harapos colgantes unas médulas ateridas fuera de su cauce unas grietas abriéndose como gritos de triste bacteria aplastada. Había una nebulosa de pesada grisura un escándalo de silencio y gelatina...

   Nuestras manos Nuestras manos de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

La mano que ahora contemplamos se pierde entre sus dedos tan enhuesados sí de propias suciedades y escamas desprendiéndose. Se pierde se espirala se ensimisma se busca al recorrer con dedos imparablesuna esfera de barro imperfecto: ah la carne cotidiana metida en sus movidos y frágiles pellejos pasando y repasandolas sustancias sensuales de la tierra...

   Ojos que ya no ven Ojos que ya no ven de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Es este el mar que tus ojos de ayer ya no contemplan Y aquella es la luz que tus ojos no verán Venir hacia ti con sus impalpables escamas De oros populares y de lúcida sangre. No es este el aire del Sur que transita tus pulmones Cerrados a veces como una voz que no quería cantar...

   Oscuridades Oscuridades de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

No hay lugar en donde el aire ponga sus raíces: no hay sitio adonde el dolor de cualquier estómago establezca un poderío sin fin: no hay marcas en tierra alguna adonde no deje su temblor el viejo gritar de las galaxias: no hay región adonde toda sombra pueda esconder su oscuridad sin término...

   Otras voces Otras voces de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Cabalgaron tus voces por las calles que el barro con sus lluvias contamina: tropezaron ésas tus voces con pequeños astros cancerosos que huelen a muladar a cochinero a porquería: se alzaron algunas de tus voces como estatuas indecisas entre soltarse de su mármol o penetrarse más en su cerrado abismo...

   Palabra aquí Palabra aquí de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Aquí hay una palabra deshabitándose de sí: cinco vocales que fulguran quince consonantes entre la madera sagrada y el agua siete vocales invencibles trece consonantes entre el fuego y el frío. Aquí hay una esa tal palabra desigualándose de sí nutrida de astros...

   Panorama de Teotihuacan Panorama de Teotihuacan  de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Teotihuacan: en tus nubosos lugares sin sombra el pie vamos poniendo sobre cada figura de otros pies transfigurados. Borrosos de luz seca y quemante ruedan los rodillos que portaron pesados colores apretados átomos de sol ilevantable...

   Patria perdida Patria perdida de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Ya no puedo volver ¿cuál es mi patria? Me han pedido que descanse el corazón que resucite la insistencia lograda tenazmente que reitere mi atención por el perfume de las pálidas estrellas imprevistas. En el principio de las huellas allá lejos permanecen un símbolo enfermo y una...

   Perro con palabras Perro con palabras de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Estas palabras así tan otras empiezan con un perro. Nuevas y ya contaminadas palabras que traen entre hilos y fibras de silencio el pedazo envejecido de este solo perro. Porque todo animal toda pulsación de mugre o de energía todo pétalo todo océano toda mínima mancha de materia en...

   Perro con persona Perro con persona de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Hay olor a personas hambrientas adentro de este perro. Adentro de los estómagos de ese perro que vuela perdido se ladra y se babea una persona hambrienta. Y unas muelas con agudos apetitos y con ganas de morderse y golpearse y machacarse se mueven adentro de las oscuras encías de aquel perro...

   Piedras blancas y negras Piedras blancas y negras de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Están allí pueden ser vistas o imaginadas fuera de sus caminos o rumbos o carreteras o calles habituales o montañas o playas. Están allí con sus millones de décadas atrapadas en moléculas que giran en su propio vacío: hecho con la nada de incontables vacíos de innumerables universos fracasados...

   Refracción Refracción de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

¿Has visto esos cueros de cristal que abrazan el cuerpo de las calles que tactan la raigambre de las jacarandas que absorben jugos de perros que borran andares de babosas que no se quiebran azotados por la ceniza del sol? ¿Has visto la sombra de las corambres aferradas a un cielo que no puede alzarse sometido por el humo grasoso de carruajes extraviados...

   Regreso en septiembre Regreso en septiembre de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Ahora es septiembre padre como hace mil años. Las cosas han cambiado han cambiado tanto. Muchas lluvias se extinguieron en el aire mucho polvo ha sido desde entonces barro. Y tú regresas nuevamente hacia mi sangre. Es éste un viaje de momentos y sombras de recuerdos y dolor cayendo...

   Regresos Regresos de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Regresan las musas de sus viajes profundos: en el rostro estallan mínimas arrugas y lunares. Las pieles de cada mano retienen el sabor de contactos súbitamente lejanos el calor del pan tejido con harinas extrañas el olor de otras manos que de golpe envejecieron...

   Respiración Respiración de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

El hombre respira con su pecho de alambre: arterias de cobre como fuego joven venas de fierro adelgazadas por el oxígeno negro de la asfixia tubos obturados por mantecas de sangre espinas huecas con su mensaje de ácidos gases pelos de acero oscurecidos por las flemas filamentos...

   Saliva Saliva de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

De tu múltiple boca huyen las salivas negras como buscando los cruentos olores de cada orgasmo muerto. No crezca en la fatiga de tu cráneo ninguna memoria de muchachas cocinándose en un sudor luminoso que otros cuerpos encendieron. Sí cada objeto de piedra de jugos de gases de silencio...

   Sólo mirar Sólo mirar de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Miramos sí otra vez todo lo mirado todo lo que incluye un sabor de sudores en rechazo: todo lo que lleva un temblor de sombras descompuestas: todo lo que arrastra voces no preparadas para nombrar la perfección de tu cabal ausencia. Miramos sí como quien camina entre ciudades de árboles muertos: entre cementerios derrotados por aquella soledad que desde lo pútrido de viejos océanos nos llama...

   Tercer mundo Tercer mundo de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

(para Pilar Cabrera) Aquel hombre sostenido por su rostro de ciego completo sufridamente iluminándose en la carnal oscuridad: ¿le adjudicamos estos versos un cuenco de arroz unas monedas pálidas? Aquella sirvienta o costurera de a sesenta centavos o hembra leprosa pariendo o negra...

   Tiempo de reír Tiempo de reír de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Hace tiempo sabíamos reír en una edad sin sombras apretados bajo el olor incandescente del cielo. No fue en el paraíso donde nuestros labios aprendieron a moverse ni hubo magos legendarios que sacaran de su corazón aquel sonido. Pero reíamos y el mundo cambiaba en un milímetro a la...

   Tus calles Tus calles de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

En estas calles hay plumas deshojándose de gorriones antiguos y un cauce polvoroso de lluvias desterradas. Están ahí para el uso de tus pies con su firme tendón enternecido: para el apoyo a lo frágil de la hembredad de toda tu sombra: para el saltante sonido del eco que tu boca evocada desata: para el espacio de maderas verticales donde la avidez de tu silencio se levanta...

   Un no sueño Un no sueño de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Esto no es un sueño: las palabras sabenque esto no es un sueño. Porque soñarse no es apalabrarse. Porque la tinta del sueño se prepara con punzantes sudores y desenterradas lágrimas. Porque un sueño es el comienzo de algo que en nosotros ha sido contemplado a través de un líquido vivo...

   Versos del vino Versos del vino de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

El vino no se bebe el vino se vive. El vino es el cielo del infierno. El beso nace en la boca la boca nace en el vino. Vino de muchas jarras hay en este vino. El fuego del vino es oscuro como el amor. Sólo merece su vino aquel que en el vino muere. Ganarás el vino con el chocar de tu copa...

   Versos, etc Versos, etc de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

Cansado en re menor y sin sustancia: circunstanciado de mí entre palotes que un trágico niño escribe en su cuaderno: extremoso en frágiles cuidados y en cuitas de insolente singladura: caminado por adentro del zapato que ayer nomás perdió su ardiente suela...

   Viajes Viajes de Saúl Ibargoyen


      En la voz de Saúl Ibargoyen    
primeros versos

¿Viajes? En el viaje hacia el hambre en un fondo de sucias gelatinas habrán de aparecer tus dientes muertos. Allí quizás otra vez no crezcan las sílabas multitudinarias levantadas desde el barro por las fuerzas verdes del sol. Porque tus encías y el techo de tu boca envejecen con distinta velocidad que pelos y uñas usan para morir...

 
 Saúl Pérez Gadea

   Camino bajo el sol Camino bajo el sol de Saúl Pérez Gadea


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Camino bajo el sol, los pensamientos quemados por la luz de un claro día. Una rueda descansa en mis ideas, una grieta el amor abre en sí mismo: tierra roja hasta ser sangre quemada, verde horizonte de escarpada loma sobre el cansancio de algún mal antiguo...

   Jornada de trabajo Jornada de trabajo de Saúl Pérez Gadea


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Sobre las moradas pasa la luz rasante del despertar. El cuarzo de la profundidad se desnuda en las orillas para vestir las ropas del residuo. Se levanta la custodia del sueño, los días pasan a la calle de quien paga, al plato de sal de cada vientre, al ácido en el metal de los andenes...

   Palabras a mi tierra Palabras a mi tierra de Saúl Pérez Gadea


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Hoy miro con mis antiguos ojos este lugar donde pasó la infancia. Tierra inmaterial tejida y sola que combate a la muerte con miradas. Tantos años cruzaron, tantas lluvias cavaron el jardín de esta llorada, de esta querida al fin tierra sin dueño, montón sobre montón, que ya no es nada. Déjame poner la frente sobre el polvo...

 
 Sebastián Salazar Bondy

   Mujer y perros Mujer y perros  de Sebastián Salazar Bondy


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Recuerdo en Lima una mujer, una cansada sombra de pordiosera que juntaba perro a perro como los frutos de su vientre. Eran canes de paso, animales manchados, negros, hoscos, melancólicos hijos que la escuchaban en el suelo y lamían su mano agradecidos de una llaga, un harapo mejor, un simple hueso...

 
 Selva Casal

   Cuadernos Cuadernos de Selva Casal


      En la voz de Selva Casal    
Marcos Ibarra
primeros versos

Con un cuaderno donde escribes tus sueños padre nuestro hijo oremos con poesía pan y barro fui madre hijo tigre en la maleza asesino alevoso la eternidad descalza grito descarnado hueso puro y de tus pies ausencia no sé ser otro no sé ser nada por un campo de trigo emocionado...

   Desgarrón Desgarrón de Selva Casal


      En la voz de Selva Casal    
Marcos Ibarra
primeros versos

Yo soy un desgarrón que nada sacia encendido de furia un desgarrón que cuando el mundo arda en llamaradas y todos los clarines del cielo te celebren junto a ti arderá y con su sangre cubrirá los cuerpos con un ritmo de ola a mar abierto mas de pronto sospecho que nada de esto es cierto...

   Esto está escrito para leer bajo el agua Esto está escrito para leer bajo el agua de Selva Casal


      En la voz de Selva Casal    
Marcos Ibarra
primeros versos

El universo flota en el espacio sideral tú en el mar como cuando en el líquido amniótico el cielo palidece, la tierra tiembla tú la haces temblar y yo la criatura más pequeña bajo una lluvia de estrellas sin comprender nada todo silencio duele desde la asombrosa maldad del mundo...

   Quiero el mar en la alcoba Quiero el mar en la alcoba de Selva Casal


      En la voz de Selva Casal    
Marcos Ibarra
primeros versos

Quiero el mar en la alcoba su resaca su ausencia desde esta telaraña donde vivo respiro tus secretos no cierren no mis ojos sigan golpeándome madre estaba absurda aquella tarde en que nací sabiéndote a madre ahora es como tu ausencia la vida y el amor un inmenso naufragio donde nadie recuerda...

   Siempre al amanecer Siempre al amanecer de Selva Casal


      En la voz de Selva Casal    
Marcos Ibarra
primeros versos

Extraño la violencia tu mano el acendrado acento de la noche tantas veces me has muerto siempre al amanecer andabas por la sangre yo estaba amando sin saber tu golpe el duro tiempo éste ahora estamos desnudos en la tierra la casa nos arroja descubre el trashumante corazón que nos vive...

 
 Silvina Ocampo

   El balcón El balcón de Silvina Ocampo


      En la voz de Silvina Ocampo (en español) y Victoria Ocampo (en francés)    
primeros versos

En el verano de un balcón, en Francia, mirábamos los cedros extranjeros y un demasiado azul en la distancia lago, lejos de ceibos y jilgueros. Nos gustaba una patria más vacía: no hay aquí una palmera, yo decía, no nos despierta el canto de las aves con las aguas barrosas, con las...

   Enumeración de la patria Enumeración de la patria de Silvina Ocampo


      En la voz de Marilú Marini    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz
primeros versos

Oh, desmedido territorio nuestro, violentísimo y párvulo. Te muestro en un infiel espejo: tus paisanos esplendores, tus campos y veranos sonoros de relinchos quebradizos, tus noches y caminos despoblados y con rebaños de ojos constelados...

 
 Sophia de Mello Breyner Andresen

   Mitad de la vida Mitad de la vida de Sophia de Mello Breyner Andresen


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Porque las mañanas son rápidas y su sol quebrado porque el mediodía en su desnudo fulgor rodea la tierra. La casa compone una por una sus sombras la casa prepara la tarde frutos y canciones se multiplican desnuda y aguda la dulzura de la vida...

   Nunca más Nunca más de Sophia de Mello Breyner Andresen


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Nunca más caminarás en los caminos naturales. Nunca más te podrás sentir invulnerable, real y densa. Para siempre está perdido lo que más que todo procuraste: la plenitud de cada presencia. Y será siempre el mismo sueño, la misma ausencia...

   Terror de amarte Terror de amarte de Sophia de Mello Breyner Andresen


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Terror de amarte en un sitio tan frágil como el mundo. Mal de amarte en este lugar de imperfección donde todo nos quiebra y enmudece donde todo nos miente y nos separa...

 
 Sor Juana Inés de la Cruz

   A la esperanza, escrito en uno de sus retratos A la esperanza, escrito en uno de sus retratos de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Verde embeleso de la vida humana, loca esperanza, frenesí dorado, sueño de los despiertos intrincado, como de sueños, de tesoros vana; alma del mundo, senectud lozana, decrépito verdor imaginado, el hoy de los dichosos esperado y de los desdichados el mañana: sigan tu sombra en busca...

   A la muerte del Excelentísimo Señor Duque de Veraguas A la muerte del Excelentísimo Señor Duque de Veraguas de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Meche Pascual o Virginia Manzano    
primeros versos

I ¿Ves, caminante? En esta triste pira la potencia de Jove está postrada; aquí Marte rindió la fuerte espada aquí Apolo rompió la dulce lira; aquí Minerva, triste, se retira; y la luz de los astros, eclipsada, toda está en la ceniza venerada del excelso Colón que aquí se mira. Tanto...

   A lo mismo A lo mismo de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Bello compuesto en Laura dividido, alma inmortal, espíritu glorioso, ¿por qué dejaste cuerpo tan hermoso? ¿Y para qué tal alma has despedido? Pero ya ha penetrado en mi sentido que sufres el divorcio riguroso porque el día final puedas gozoso volver a ser enteramente unido. Alza tú,...

   A su retrato ( Soneto CXLV ) A su retrato ( Soneto CXLV ) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Este que ves, engaño colorido, que, del arte ostentando los primores, con falsos silogismos de colores es cauteloso engaño del sentido; éste, en quien la lisonja ha pretendido excusar de los años los horrores, y venciendo del tiempo los rigores triunfar de la vejez y del olvido, es...

   Al Niño Divino que llora en Belén... (Villancico II) Al Niño Divino que llora en Belén... (Villancico II) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Estribillo Al Niño divino que llora en Bélen, ¡déjen-lé, pues llorando mi mal, consigo mi bien! 1.- ¡Déjen-lé, que a lo Criollito yo le cantaré! 2.- ¡Le, le, que le, le le! Coplas 1.- Sed tiene de penas Dios, y es bien le den sus ojos el agua, el barro mi ser: ¡déjen-lé! 2.- Dejen...

   Al que ingrato me deja, busco amante... Al que ingrato me deja, busco amante... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de María Teresa Aviña    
primeros versos

Al que ingrato me deja, busco amante; al que amante me sigue, dejo ingrata; constante adoro a quien mi amor maltrata; maltrato a quien mi amor busca constante. Al que trato de amor, hallo diamante y soy diamante al que de amor me trata; triunfante quiero ver al que me mata y mato a...

   Continúa el asunto y aun le expresa con más viva elegancia Continúa el asunto y aun le expresa con más viva elegancia de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Feliciano me adora y le aborrezco; Lisardo me aborrece y yo le adoro; por quien no me apetece ingrato, lloro, y al que me llora tierno, no apetezco: a quien más me desdora, el alma ofrezco; a quien me ofrece víctimas, desdoro; desprecio al que enriquece mi decoro y al que le hace...

   De tu ligera planta... De tu ligera planta... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Dámaso Alonso, Eulalia Galvarriato, Eulalia Soldevilla, Luis Miguel y Rosalía Payno    
primeros versos

De tu ligera planta el curso, Fenix rara, pára, pára; mira que se adelanta, en tan ligero ensayo, a la nave, a la cierva, al ave, al rayo. ¿Por qué surcas ligera el viento transparente? Tente, tente, consuélanos siquiera; no nos lleves contigo el consuelo, el amparo, el bien y...

   Décimas que acompañaron un retrato enviado a una persona Décimas que acompañaron un retrato enviado a una persona de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

A tus manos me traslada la que mi original es, que aunque copiada la ves, no la verás retratada: en mí toda transformada, te da de su amor la palma; y no te admire la calma y silencio que hay en mí, pues mi original por ti pienso que está más sin alma. De mi venida envidioso queda,...

   Detente sombra Detente sombra de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

QUE CONTIENE UNA FANTASÍA CONTENTA CON AMOR DECENTE Detente, sombra de mi bien esquivo, imagen del hechizo que más quiero, bella ilusión por quien alegre muero, dulce ficción por quien penosa vivo. Si al imán de tus gracias, atractivo, sirve mi pecho de obediente acero, ¿para qué me...

   Efecto muy penoso de amor, y que no por grandes se igualan con las prendas de quien le causa Efecto muy penoso de amor, y que no por grandes se igualan con las prendas de quien le causa de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Con el dolor de la mortal herida, de un agravio de amor me lamentaba, y por ver si la muerte se llegaba procuraba que fuese más crecida. Toda en el mal el alma divertida, pena por pena su dolor sumaba, y en cada circunstancia ponderaba que sobraban mil muertes a una vida. Y cuando,...

   El Alcalde de Belén... (Villancico III) El Alcalde de Belén... (Villancico III) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Introducción El Alcalde de Belén en la Noche Buena, viendo que se puso el azul raso como un negro terciopelo, hasta ver nacer al Sol, de faroles llena el pueblo, y anuncia al Alba en su parto un feliz alumbramiento. Estribillo 1.- Oigan atentos; y porque ninguno se niegue al...

   El ausente, el celoso, se provoca... El ausente, el celoso, se provoca... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

SOLO CON AGUDA INGENIOSIDAD ESFUERZA EL DICTAMEN DE QUE SEA LA AUSENCIA MAYOR MAL QUE LOS CELOS El ausente, el celoso, se provoca, aquél con sentimiento, éste con ira; presume éste la ofensa que no mira, y siente aquél la realidad que toca. Éste templa, tal vez, su furia loca, cuando...

   El retrato del Niño... (Villancico VI) El retrato del Niño... (Villancico VI) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Introducción El retrato del Niño mírenlo Uscedes, y verán cosas grandes en copia breve. De oro y plata en listones, un ramillete de encarnado es, y blanco, de azul y verde. No es retrato del arte, ni de pinceles, que es divino, aunque Humano sólo parece. Aunque parezca Humano, es tan...

   En la muerte de la excelentísima señora marquesa de Mancera En la muerte de la excelentísima señora marquesa de Mancera de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

De la beldad de Laura enamorados los cielos, la robaron a su altura, porque no era decente a su luz pura ilustrar estos valles desdichados. O porque los mortales, engañados de su cuerpo en la hermosa arquitectura, admirados de ver tanta hermosura no se juzgasen bienaventurados. Nació...

   En que da moral censura a una rosa, y en ella a sus semejantes En que da moral censura a una rosa, y en ella a sus semejantes de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Rosa divina que en gentil cultura eres con tu fragante sutileza magisterio purpúreo en la belleza, enseñanza nevada a la hermosura; amago de la humana arquitectura, ejemplo de la vana gentileza en cuyo ser unió naturaleza la cuna alegre y triste sepultura: ¡cuán altiva en tu pompa,...

   En que describe racionalmente los efectos irracionales del Amor En que describe racionalmente los efectos irracionales del Amor de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Este amoroso tormento que en mi corazón se ve, sé que lo siento y no sé la causa porque lo siento. Siento una grave agonía por lograr un devaneo, que empieza como deseo y para en melancolía. Y cuando con más terneza mi infeliz estado lloro, sé que estoy triste e ignoro la causa de mi...

   En que descubre digna estirpe a un borracho linajudo En que descubre digna estirpe a un borracho linajudo de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

Porque tu sangre se sepa, cuentas a todos, Alfeo, que eres de Reyes. Yo creo que eres de muy buena cepa; y que, pues a cuentos topas con esos Reyes enfadas, que, más que Reyes de Espadas, debieron de ser de...

   Enseña modo con que la hermosura, solicitada de amor importuno, pueda quedarse fuera de él con entereza tan cortés, que haga bienquisto hasta el mismo desaire... Enseña modo con que la hermosura, solicitada de amor importuno, pueda quedarse fuera de él con entereza tan cortés, que haga bienquisto hasta el mismo desaire... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Dos dudas en qué escoger tengo, y no sé a cual prefiera: pues vos sentís que no quiera, y yo sintiera querer. Con que si a cualquiera lado quiero inclinarme, es forzoso, quedando el uno gustoso, que otro quede disgustado. Si daros gusto me ordena la obligación, es injusto que por...

   Entre la muerte y la vejez Entre la muerte y la vejez de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Miró Celia una rosa que en el prado ostentaba feliz la pompa vana y con afeites de carmín y grana bañaba alegre el rostro delicado; y dijo: goza, sin temor del Hado, el curso breve de tu edad lozana, pues no podrá la muerte de mañana quitarte lo que hubieres hoy gozado; y aunque...

   Escuchen dos Sacristanes... (Villancico VIII) Escuchen dos Sacristanes... (Villancico VIII) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Introducción Escuchen dos Sacristanes que disputan, arguyendo, si es el Niño el Verbum Caro, o es el Niño el Tantum Ergo. ¡Oigan atentos, no se queden a asperges del argumento! Estribillo 1.- Sacristane. 2.- Sacristane. 1.- Exi foras. 2.- Vade retro. 1.- Famularum. 2.- Famularum. 1.-...

   Esmera su respetuoso amor hablando a un retrato Esmera su respetuoso amor hablando a un retrato de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

Copia divina, en quien veo desvanecido al pincel, de ver que ha llegado él donde no pudo el deseo; alto, soberano empleo de más que humano talento; exenta de atrevimiento, pues tu beldad increíble, como excede a lo posible, no la alcanza el pensamiento. ¿Qué pincel tan soberano fue a...

   Esta tarde mi bien Esta tarde mi bien de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

EN QUE SATISFACE UN RECELO CON LA RETÓRICA DEL LLANTO Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba, como en tu rostro y tus acciones vía que con palabras no te persuadía, que el corazón me vieses deseaba; y Amor, que mis intentos ayudaba, venció lo que imposible parecía: pues entre el...

   Habiendo muerto un Toro el caballo a un Caballero toreador Habiendo muerto un Toro el caballo a un Caballero toreador de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Meche Pascual o Virginia Manzano    
primeros versos

El que Hipogrifo de mejor Rugero, Ave de Ganimedes más hermoso, Pegaso de Perseo más airoso, de más dulce Arión, Delfín ligero fue, ya sin vida yace el golpe fiero de transformado Jove, que celoso los rayos disimula, belicoso, sólo en un semicírculo de acero. Rindió el fogoso...

   Lámina sirva el Cielo al retrato... Lámina sirva el Cielo al retrato... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

PINTA LA PROPORCIÓN HERMOSA DE LA EXCELENTÍSIMA SEÑORA CONDESA DE PAREDES, CON OTRA DE CUIDADOS, ELEGANTES ESDRÚJULOS, QUE AÚN LE REMITE DESDE MÉJICO A SU EXCELENCIA. Lámina sirva el Cielo al retrato, Lísida, de tu angélica forma: cálamos forme el Sol de sus luces; sílabas las...

   Muestra sentir que la baldonen por los aplausos de su habilidad Muestra sentir que la baldonen por los aplausos de su habilidad de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

¿Tan grande, ¡ay Hado!, mi delito ha sido que por castigo de él o por tormento no basta el que adelanta el pensamiento sino el que le previenes al oído? Tan severo en mi contra has procedido, que me persuado, de tu duro intento, a que sólo me diste entendimiento porque fuese mi daño...

   No quiere pasar por olvido lo descuidado No quiere pasar por olvido lo descuidado de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Dices que yo te olvido, Celio, y mientes, en decir que me acuerdo de olvidarte, pues no hay en mi memoria alguna parte en que, aun como olvidado, te presentes. Mis pensamientos son tan diferentes y en todo tan ajenos de tratarte, que ni saben ni pueden olvidarte, ni si te olvidan...

   Pidiendo unos versos a un caballero que se excusaba de hacerlos, diciendo que no sabía Pidiendo unos versos a un caballero que se excusaba de hacerlos, diciendo que no sabía de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Mis quejas pretendo dar en estilo tosco y llano, que el hablar muy cortesano no es término de cobrar. Y es bien que el ardid deshaga de quien, con tanta malicia, me concede la justicia para negarme la paga. Pues con intención doblada, sólo por hacerme mal, con tan notorio caudal, me...

   Pinta la armonía simétrica que los ojos perciben en la hermosura, con otra de música Pinta la armonía simétrica que los ojos perciben en la hermosura, con otra de música de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Cantar, Feliciana, intento tu belleza celebrada; y pues ha de ser cantada, tú serás el instrumento. De tu cabeza adornada, dice mi amor sin recelo que los tiples de tu pelo la tienen tan entonada; pues con presunción no poca publica con voz süave que, como componer sabe, él solamente...

   Por celebrar del Infante... (Villancico I) Por celebrar del Infante... (Villancico I) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Por celebrar del Infante el temporal Nacimiento, los cuatro elementos vienen: Agua, Tierra y Aire y Fuego. Con razón, pues se compone la humanidad de su Cuerpo de Agua, Fuego, Tierra y Aire, limpia, puro, frágil y fresco. En el Infante mejoran sus calidades y centros, pues les dan...

   Primero sueño (fragmento) Primero sueño (fragmento) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

Pero apenas la bella precursora signífera del Sol, el luminoso en el Oriente tremoló estandarte, tocando al arma todos los suaves si bélicos clarines de las aves (diestros, aunque sin arte, trompetas sonorosos), cuando como tirana al fin, cobarde, de recelos medrosos embarazada,...

   Prólogo al lector Prólogo al lector de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Meche Pascual o Virginia Manzano    
primeros versos

Estos versos, lector mío, que a tu deleite consagro, y sólo tienen de buenos conocer yo que son malos, ni disputártelos quiero ni quiero recomendarlos, porque eso fuera querer hacer de ellos mucho caso. No agradecido te busco: pues no debes, bien mirado, estimar lo que yo nunca...

   Prosigue en su pesar; y dice que aun no quisiera aborrecer a tan indigno sujeto, por no tenerle así aún cerca del corazón Prosigue en su pesar; y dice que aun no quisiera aborrecer a tan indigno sujeto, por no tenerle así aún cerca del corazón de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Meche Pascual o Virginia Manzano    
primeros versos

Silvio, yo te aborrezco, y aun condeno el que estés de esta suerte en mi sentido: que infama el hierro el escorpión herido, y a quien lo huella, mancha inmundo el cieno. Eres como el mortífero veneno que daña a quien lo vierte inadvertido, y en fin eres tan malo fementido que aun...

   Pues mi Dios ha nacido... (Villancico V) Pues mi Dios ha nacido... (Villancico V) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Grupo: Teatro 61    
primeros versos

Estribillo 1.- Pues mi Dios ha nacido a penar, déjenle velar. 2.- Pues está desvelado por mí, déjenle dormir. 1.- Déjenle velar, que no hay pena, en quien ama, como no penar. 2.- Déjenle dormir, que quien duerme, en el sueño se ensaya a morir. 1.- Silencio, que duerme. 2.- Cuidado,...

   Que consuela un celoso epilogando la serie de los amores Que consuela un celoso epilogando la serie de los amores de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Amor empieza por desasosiego, solicitud, ardores y desvelos; crece con riesgos, lances y recelos; susténtase de llantos y de ruego. Doctrínanle tibiezas y despego, conserva el ser entre engañosos velos, hasta que con agravios o con celos apaga con sus lágrimas su fuego. Su principio,...

   Que dan el colirio merecido a un soberbio Que dan el colirio merecido a un soberbio de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

El no ser de Padre honrado, fuera defecto, a mi ver, si como recibí el ser de él, se lo hubiera yo dado. Más piadosa fue tu Madre, que hizo que a muchos sucedas: para que, entre tantos, puedas tomar el que más te...

   Que demuestran decoroso esfuerzo de la razón contra la vil tiranía de un amor violento Que demuestran decoroso esfuerzo de la razón contra la vil tiranía de un amor violento de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Dime vencedor Rapaz, vencido de mi constancia, ¿qué ha sacado tu arrogancia de alterar mi firme paz? Que aunque de vencer capaz es la punta de tu arpón, el más duro corazón, ¿qué importa el tiro violento, si a pesar del vencimiento queda viva la razón? Tienes grande señorío; pero tu...

   Que responde a un caballero que dijo ponerse hermosa la mujer con querer bien Que responde a un caballero que dijo ponerse hermosa la mujer con querer bien de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

Silvio, tu opinión va errada; que en lo común, si se apura, no admiten por hermosura hermosura enamorada. Pues si bien de la extrañeza el atractivo más grato, es el agrio de lo ingrato la sazón de la belleza. Porque gozando exenciones de perfección más que humana, la acredita...

   Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios y justifica su divertimiento a las Musas Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios y justifica su divertimiento a las Musas de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

¿En perseguirme, mundo, qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas? Yo no estimo tesoros ni riquezas, y así, siempre me causa más contento poner riquezas en mi entendimiento que no mi entendimiento en...

   Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios y justifica su divertimiento a las Musas Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios y justifica su divertimiento a las Musas de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina     
primeros versos

¿En perseguirme, mundo, qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas? Yo no estimo tesoros ni riquezas, y así, siempre me causa más contento poner riquezas en mi entendimiento...

   Redondillas (Hombres necios que acusais...) Redondillas (Hombres necios que acusais...) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Manuel Bernal    
primeros versos

Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis. Si con ansia sin igual solicitáis su desdén. ¡Por qué queréis que obren bien, si las incitáis al mal! Combatís su resistencia y luego, con gravedad, decís que fue liviandad lo que...

   Resuelve la cuestión de cuál sea pesar más molesto en encontradas correspondencias: amar o aborrecer Resuelve la cuestión de cuál sea pesar más molesto en encontradas correspondencias: amar o aborrecer de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Que no me quiera Fabio al verse amado es dolor sin igual, en mi sentido; mas que me quiera Silvio aborrecido es menor mal, mas no menor enfado. ¿Qué sufrimiento no estará cansado, si siempre le resuenan al oído, tras la vana arrogancia de un querido, el cansado gemir de un desdeñado?...

   Sonetos (170, 172, 174) Sonetos (170, 172, 174) de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Laura Castanedo     
Música: Santiago de Murcia Arreglos y guitarra: Alberto Ubach
primeros versos

De amor, puesto antes en sujeto indigno, es enmienda blasonar del arrepentimiento Cuando mi error y tu vileza veo, contemplo, Silvio, de mi amor errado, cuán grave es la malicia del pecado, cuán violenta la fuerza de un deseo. A mi mesma memoria apenas creo que pudiese caber en mi...

   Sospecha crueldad disimulada, el alivio que la esperanza da Sospecha crueldad disimulada, el alivio que la esperanza da de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Guadalupe (Pita) Amor    
primeros versos

Diuturna enfermedad de la esperanza que así entretienes mis cansados años y en el fiel de los bienes y los daños tienes en equilibrio la balanza; que siempre suspendida en la tardanza de inclinarse, no dejan tus engaños que lleguen a excederse en sus tamaños la desesperación o la...

   Yo no puedo tenerte ni dejarte... Yo no puedo tenerte ni dejarte... de Sor Juana Inés de la Cruz


      En la voz de Ofelia Medina    
primeros versos

QUE DA MEDIO PARA AMAR SIN MUCHA PENA Yo no puedo tenerte ni dejarte, ni sé por qué, al dejarte o al tenerte, se encuentra un no sé qué para quererte y muchos sí sé qué para olvidarte. Pues ni quieres dejarme ni enmendarte, yo templaré mi corazón de suerte que la mitad se incline a...

 
 Stella Díaz Varín

   Cuando la recién desposada... Cuando la recién desposada... de Stella Díaz Varín


      En la voz de Stella Díaz Varín    
primeros versos

Cuando la recién desposada desprovista de sinsabor es sometida a la sombra. Sí. A su sombra... Enciende la bujía y lee. ¡Ah! Entonces no es nada la venida del apocalipsis, los hijos anteriores enterrados y un hilo de sangre desprendido del techo. No es nada...

   La palabra La palabra de Stella Díaz Varín


      En la voz de Stella Díaz Varín    
primeros versos

Una sola será mi lucha Y mi triunfo; Encontrar la palabra escondida aquella vez de nuestro pacto secreto a pocos días de terminar la infancia. Debes recordar dónde la guardaste Debiste pronunciarla siquiera una vez... Ya la habría encontrado Pero tienes razón ese era el pacto...

   Palomas Palomas de Stella Díaz Varín


      En la voz de Stella Díaz Varín    
primeros versos

Palomas con alas tiesas Que van y vienen Palomas atolondradas Que no regresan Palomas que son sin número Así perecen Palomas estalactitas Así parecen Palomas dueñas del mito No reverdecen Palomas Parodia y alas de las gaviotas Palomas cautivas de aire Ala y congoja...

 
 Stella Sierra

   Motivo bañado de luna Motivo bañado de luna de Stella Sierra


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

El viento peina la sombra que se ha mojado de luna. La luna besa la huella de su esperanza desnuda. ¡Media luna de los vientos, media luna de la espuma.....! (¡La sombra dejó olvidado su peine de media luna....!) En el cáliz de un lucero una ojera azul fulgura. El viento peina la sombra que se ha mojado de luna...

































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

188 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas