sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter

        audiovideoteca por nombre

 
 Adolfo Sánchez Vázquez

   Nostalgia Nostalgia de Adolfo Sánchez Vázquez


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

Como río que pierde sus riberas mi corazón invades. Yo te siento en cuanto se repliega el pensamiento hacia sus más recónditas laderas. Quema tu paso, queman tus hogueras y la razón se queda sin sustento. El alma la modela el sentimiento y se exaltan las viejas primaveras. ¡Oh ciega...

   Sentencia Sentencia de Adolfo Sánchez Vázquez


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

Si el árbol de la sangre se secara y el corazón, ya seco y sin latido, fuera polvo total, norte abolido que nadie en este mundo recordara; si el alma sin soporte se quedara y la tierra, materia del olvido, de muertos se cubriera y lo podrido en un bosque de heridas germinara; si el...

   Tierra de dolor Tierra de dolor de Adolfo Sánchez Vázquez


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

¿En qué región del aire, por qué mares oh latitud humana del tormento tuvo el crimen tan claro yacimiento y la muerte más vivos hontanares? ¿En qué bosques las hachas seculares gozaron de tan largo valimiento? ¿Dónde tuvo el dolor mejor cimiento? ¿Dónde el llanto tan pródigos...

 
 Agustí Bartra

   Canción Canción de Agustí Bartra


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

Abolida la estrella al final de la aurora de falda forestal, abro al viento mi mano con huella de crisálida y digo la palabra más dulce de mi tiempo, la gran Sílaba que prolonga el rumor del olivo solar y brilla en el coral de los ojos de la paloma. Paz de labios de leche para el...

   Casi un canto para el mar Casi un canto para el mar de Agustí Bartra


      En la voz de Juan Rejano    
primeros versos

¿Qué puede vencer, dime, la distancia entre el sueño y las islas blanquísimas? El mastín de la noche dormirá entre jazmines. Mástil mitad del sol y mitad de la luna. Caen fardos de estrellas en las barcas. Aquel que anduvo sobre el agua y murió tan abierto cuelga como una lamparilla...

   Cinquena elegia Cinquena elegia  de Agustí Bartra


      En la voz de Agustí Bartra    
primeros versos

Era l autumne dels llops. A les secretes cruïlles la nit armava el sanglot sota mil flagells de vidre, i l esparracada boira, jaguda sobre l ampit d un pont d ombra tremolosa, com una vella florista llançava a les aigües somes ses violetes humides Era l autumne, a París. La mort duia esclops de plom i túnica de salines...

 
 Agustín Labrada Aguilera

   El poema de Norma El poema de Norma de Agustín Labrada Aguilera


      En la voz de Agustín Labrada Aguilera    
primeros versos

He cruzado esta isla como fiesta de pobre y creo en sus prodigios, pero toda la angustia cae dormida a mis ojos y no llego a decir más que la noche. Cruzo otra vez la isla y trueco mi destino entre personas que mueren de su propio rencor cada mañana. Pero tropiezo con tus ojos que...

   No existe más oasis que tu cuerpo No existe más oasis que tu cuerpo de Agustín Labrada Aguilera


      En la voz de Agustín Labrada Aguilera    
primeros versos

Mientras dura el relámpago, ardemos lluviosos en su aroma que ilumina tu cama hasta volverla un bote, donde está la pasión tras el diluvio. Mientras dura el relámpago -cuyas águilas roen nuestro ayer-, somos bajo su lumbre el cuchillo y la fruta repitiendo un milagro en pos del alba...

   Tercer poema del viaje Tercer poema del viaje de Agustín Labrada Aguilera


      En la voz de Agustín Labrada Aguilera    
primeros versos

En casa esperaron las noticias del viaje. Mis cartas eran un falso testimonio cuando dejé escaparse el aguacero, sin retener sus gotas en los párpados. Entre duda y acción: toda la agonía, y en ella he tejido los fragmentos que una vez alegraron nuestro estar en el mundo. Este año es...

 
 Agustín Pérez Pardella

   Epitafio para la muerte de un europeo desconocido Epitafio para la muerte de un europeo desconocido de Agustín Pérez Pardella


      En la voz de Agustín Pérez Pardella    
primeros versos

¡Muerte! préstame tus voces ya tan mías. Préstame ¡aire! tu infinito heraldo. Vengan a mí los ecos de la tierra. Carga tus flautas ¡viento! en mis heridas y muestra mi dolor a más hermanos. A mundo más ¡por Dios! A más hermanos. Muéstrame a los ojos de otra parte: donde el trigo crece sin custodia...

   Palabras para palabras Palabras para palabras  de Agustín Pérez Pardella


      En la voz de Agustín Pérez Pardella    
primeros versos

No pregunten mi nombre. No techen mi estatura. Nadie endurezca el brazo de mi angustia con el vicio del odio. Nadie me vuelque en grito y juramento con raudos empellones de trompetas. No juren con mi voz los numerados. Nadie llore la gracia de ser hombre. Nadie crea en el canto de la fuerza...

 
 Alan Mills

   Ricosabrosodeliciosoyexquisito Ricosabrosodeliciosoyexquisito de Alan Mills


      En la voz de Alan Mills    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

lo escupo así pelado y sin pelos en la lengua, quién dijo miedo atrás de un palo, se los dejo ir así nomás porque ya no iba a soportar ningún encierro, ni alegrón de burro, humillación es una melodía que ya no me gusta, shic, shicsabros, xicsabrosdelicios...

   Síncope VI Síncope VI de Alan Mills


      En la voz de Alan Mills    
Colaboración: Ignacio Muñoz Cristi y Víctor Campbell Saffie
productores de La Belleza de No Pensar
primeros versos

podría gritar beber de tu sangre que me dejes mamá se está volviendo creo que podría gritar que me dejes mamá beber de tu podría me creo se está volviendo gritar loca que me dejes tu sangre beber mamá se está loca volviendo podría gritar que me dejes beber de tu sangre...

 
 Alberto Blanco

   El arte de vivir El arte de vivir de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco y Dana Blanco    
Música y letra: Alberto Blanco
primeros versos

No dije nada que te pudiera herir y sin embargo tuve que mentir Tú no querías oír la verdad pero me pediste, sí, sí, sí, sí sinceridad Y yo sinceramente tuve que mentir y allí radica -tal vez- (tal vez) el arte de vivir ¿Cuál es el arte de vivir? Unas palabras pueden cambiar...

   El cuervo El cuervo de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Sé que es diciembre en alguna parte y que saltan los astros en las copas blandas de los abetos recién nevados. Sé que hay una especie de cuervo que llega a encender su propia mecha y extiende lentas alas de humo a lo largo del cielo. Una tenue luz -mientras tanto- atraviesa las...

   El grajo El grajo de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Un grajo entre las nubes salta como una mancha de tinta en un cuaderno, como un pozo sin fondo y sin cubeta donde el agua se queja mientras grazna. Sus plumas son carbón para aquel horno que de las pesadillas se alimenta y sus ojos un círculo de lumbre que deja las promesas sin...

   El jilguero El jilguero de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

El natural cansancio del jilguero rinde sus frutos en el crepúsculo: se posa en un alero o en una rama y entra temblando levemente al sueño. Su cuerpo es tan sutil y delicado como la carne de los dioses pueriles o bien como las notas más sedosas que la viola es capaz de sostener Mas...

   El pinzón real El pinzón real de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Un salmo cadencioso peina el bosque De raya en medio: la luz solar sobre las hojas y el abrigo de la sombra en un costado. Hay un eco ancestral en la salmodia de los pinzones reales: el otoño tiene sus plumas propias y el color de los corazones que se despiden. Caen las hojas y se...

   El ruiseñor El ruiseñor de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Ella soñó hace mucho tiempo este mismo sueño musical. Ahora lo traigo a la memoria. El camino estaba bordeado de estrellas, los lirios pesaban en plena noche y ella me sugería la silueta de un ciprés estremecido. Del túnel vimos salir a la luna seguida de otras máquinas brillantes...

   El zenzontle El zenzontle de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Lo sostiene el camino: El mundo está en llamas, ¡y tú estás riendo! Y la ceniza de la imagen desciende lentamente del agua del cielo. En tiempos de la luna gris se asoma a los espejos de cola blanca y negra. Su reflejo es una leyenda que habla de otro tiempo: de largos días sin...

   La alondra La alondra de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

La alondra construye con su canto topacios inalterados por el vuelo: paisajes remotos en lo inmediato El sol en los viñedos de las colinas y las últimas sombras en la tierra bajo el cielo plateado más que azul. Cristales nacidos de los 4 vientos: memorias de viajeros que no aceptan...

   La ciudad dormida La ciudad dormida de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco y Dana Blanco    
Música y letra: Alberto Blanco
primeros versos

Miras la ciudad dormida bajo un halo de luz no despierta todavía porque no ha dormido aún No ha dormido aún lo suficiente no la vayas a molestar pero un día como cualquier otro día la ciudad va a despertar va a despertar Si pudieras ver en este instante toda la ciudad imponente,...

   Las líneas paralelas del metro Las líneas paralelas del metro de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Las vías del metro, vidas paralelas corren juntas pero no se tocan, cambia la escenografía más no cambia la trama, cambian los actores más no cambia el autor. El metro se balancea suavemente como un vaso de lágrimas que amenaza con desbordarse...

   Los azulejos Los azulejos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Los espejos no cantan como antaño y el espacio no es más que una lágrima corriendo desde los ojos hasta el sueño cuando nos dan una mala noticia Como cuando se embarca la tristeza en una discusión sin más razón de ser que una súbita parvada de reflejos a un cambio en la dirección...

   Los búhos Los búhos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Detrás de cada nube, de cada monte de cada copa, de cada rama hay búhos en la noche. Se esconden en el humo de las pipas. Se alimentan de malentendidos y estrellas de neón. En la oscuridad se pueden confundir lo mismo con esas cenizas que con sus sombras. Con los faros gemelos de sus...

   Los flamencos Los flamencos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Aquella larga noche mi sueño me llevó a la alberca de las luces profundas y los flamencos prendidos como rosas eléctricas en el interior de una aguamarina. Y en la soledad de aquel paraje comprendí9472;dentro del sueño 9472; que eran otros pájaros los que soñaban minuciosamente a...

   Los gorriones Los gorriones de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Bajan de nueva cuenta hasta el jardín bajan en grupo, solos, en parejas en busca de semillas o de pan, de agua fresca, de frutos o de insectos pero los amilana una mirada. Siguiendo loa atávicos auspicios de su naturaleza, los gorriones alzan el vuelo y tímidos se posan en los cables...

   Los mirlos Los mirlos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

El canto de los mirlos compuesto en la quietud es como un pensamiento. Por momentos parece crecer para luego concentrarse en su puntual irradiación. Si se le presta atención cada pétalo de sonido convoca a su contrario. Se diría que este silbido es tan sólo la mitad de una canción...

   Los pericos Los pericos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Hablan todo el día y entrada la noche a media voz discuten con su propia sombra y con el silencio. Son como todo el mundo9472;los pericos 9472; de día el cotorreo, de noche malos sueños. Con sus anillos de oro en la mirada astuta, las plumas brillantes y el corazón inquieto por el...

   Los pericos Los pericos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Hablan todo el día y entrada la noche a media voz discuten con su propia sombra y con el silencio. Son como todo el mundo9472;los pericos 9472; de día el cotorreo, de noche malos sueños. Con sus anillos de oro en la mirada astuta, las plumas brillantes y el corazón inquieto por el lenguaje Son…

   Los petirrojos Los petirrojos de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Música de Armando Contreras.
primeros versos

Con la puesta del sol los colorines cantaron: de todos los puntos cardinales convergieron los petirrojos en la almendra. Paulatinamente llenaron con sus cuerpecitos las ramas duras y secas del otoño. Las jacarandas en tonos menores y las nubes sonrojadas después del primer acorde...

   Mi tribu Mi tribu de Alberto Blanco


      En la voz de Alberto Blanco    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

La tierra es la misma el cielo es otro. El cielo es el mismo la tierra es otra. De lago en lago de bosque en bosque: ¿cuál es mi tribu? me pregunto ¿cuál es mi lugar? Tal vez pertenezco a la tribu de los que no tienen tribu; o a la tribu de las ovejas negras; o a una tribu cuyos ancestros vienen del futuro…

 
 Alberto Escobar

   El cielo será otra vez azul El cielo será otra vez azul  de Alberto Escobar


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

No llores compañera, aún no, no llores, la brisa tarda, pero no estés triste, dame la mano, ven mira hacia el cielo, contemos las estrellas. Canta y cuenta. Di una palabra, una de aquellas que retiene la luz, clara en tus ojos y en tu vientre tierna. Un día llegará, un día alegre y entonces lloraremos...

 
 Alberto Girri

   Arte de la poética Arte de la poética de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

Un elemento de controversia que nos lleve a lo paradojal tras cada línea, cada pausa; la ambigüedad a expensas de la convención. Una premisa constante, la duda, indagando en la realidad, buscándola fuera del contexto; la materia a expensas del lenguaje. Una síntesis intransferible y bella...

   Atlántico Atlántico de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

En la marea que empuja, en la niebla escurriéndose en los árboles, anuncia el próximo mandato, la profecía del retorno a su vientre, todos devueltos a él como las anguilas que viajan de regreso al lugar de apareamiento. Y besamos estos muros, nuestro haber, la ilusión de pisar aislados en cimientos y ladrillos...

   El tigre El tigre de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

El bostezo, el paseo circular, el prisionero, la majestad, como la más implacable de las formas. Diríase que combina en su derrota la reflexión de la mente con la mirada de sus antecesores, pero contemplándolo nuestra curiosidad es una derrota mayor porque no somos lo que aquéllos vieron, los excéntricos solitarios...

   Poema Poema  de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

Ustedes, todos han visto alguna vez cómo, súbitamente, un nido cae por tierra, abierta y rota la unidad con el árbol, y se vuelve barro: la materia prima de su nobleza degradándolo; así, la comprensión, fascinante Alegría en el vasto dominio de lo amargo, fascinante en las tentativas de comunidad...

   Retrato de un actor Retrato de un actor  de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

Como precaria concesión Dios te otorga su poder, y tu rostro versátil que según antiguas normas por azar y por accidente debe excitar pasiones, absorber tinieblas y dar luz y vida activa a nuestro caos secreto, nada retendrá consigo dialogando con un libro que no lee, con una calavera, escuchando las brujas...

   Suicida Suicida de Alberto Girri


      En la voz de Alberto Girri    
primeros versos

Alguien que se dolió muchísimo de haber conocido la excitación de la impaciencia consigo mismo, que se arrojó una piedra desalentado por la sombra del cuerpo y su dependencia, que en la enfermedad incurable y la derrota pasó por alto, ignorándolo, el acoso del destino y esa nuestra manera de librar los días...

 
 Alberto Hidalgo

   Telegrafía simplista Telegrafía simplista de Alberto Hidalgo


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

La lluvia pone paraguas sobre las cabezas de los ciudadanos. Las miradas se resbalan al suelo, ignorantes del equilibrio. Los hilos de las conversaciones se humedecen y quedan en las aceras sus ovillos mojados. El telégrafo sin hilo es inútil. La lluvia es un aparato Morse sobre los vidrios de las ventanas: tac, tactac, tac, tac...

 
 Alberto Lista

   A la amistad A la amistad de Alberto Lista


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

¿Dónde, santa amistad, tu pura llama anima a los mortales? ¿qué dichoso clima ilustra tu rayo generoso, o en cuál región tu fuego se derrama? ¿En qué pueblo el luciente Febo de cuantos dora de la remota aurora hasta do muere el día...

 
 Alberto Ureta

   Estabas conmigo todavía Estabas conmigo todavía de Alberto Ureta


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Estabas conmigo todavía y eras ausencia ya. Y venías en tu voz como un eco lejano, que llega desde el monte o desde el mar. Venías en tu mirada distante, en tu indolente ademán, en tu halo de cosas sin mañana, que era ya un poco muerte y un poco eternidad...

 
 Alejandra Pizarnik

   A la espera de la oscuridad A la espera de la oscuridad de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Nuria del Saz    
primeros versos

Ese instante que no se olvida Tan vacío devuelto por las sombras Tan vacío rechazado por los relojes Ese pobre instante adoptado por mi ternura Desnudo desnudo de sangre de alas Sin ojos para recordar angustias de antaño Sin labios para recoger el zumo de las violencias perdidas en...

   Amantes (fragmento) Amantes (fragmento) de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil    
primeros versos

una flor no lejos de la noche mi cuerpo mudo se abre a la delicada urgencia del rocío De: Los trabajos y las noches...

   Días en que una palabra... Días en que una palabra... de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Días en que una palabra lejana se apodera de mí. Voy por esos días sonámbula y transparente. La hermosa autómata se canta, se encanta, se cuenta casos y cosas: nido de hilos rígidos donde me danzo y me lloro en mis numerosos funerales...

   El ausente (fragmento) El ausente (fragmento) de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil y Darío Grandinetti    
primeros versos

I La sangre quiere sentarse. Le han robado su razón de amor. Ausencia desnuda. Me deliro, me desplumo. ¿Qué diría el mundo si Dios lo hubiera abandonado así? II Sin ti el sol cae como un muerto abandonado. Sin ti me tomo en mis brazos y me llevo a la vida a mendigar fervor...

   El miedo El miedo de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

En el eco de mis muertes aún hay miedo. ¿Sabes tú del miedo? Sé del miedo cuando digo mi nombre. Es el miedo, el miedo con sombrero negro escondiendo ratas en mi sangre, o el miedo con labios muertos bebiendo mis deseos...

   En esta noche, en este mundo (fragmento) En esta noche, en este mundo (fragmento) de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil    
primeros versos

I en esta noche en este mundo las palabras del sueño de la infancia de la muerte nunca es eso lo que uno quiere decir la lengua natal castra la lengua es un órgano de conocimiento del fracaso de todo poema castrado por su propia lengua que es el órgano de la re-creación del re-conocimiento pero...

   Extracción de la piedra de locura Extracción de la piedra de locura de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

La luz mala se ha avecinado y nada es cierto. Y si pienso en todo lo que leí acerca del espíritu... Cerré los ojos, vi cuerpos luminosos que giraban en la niebla, en el lugar de las ambiguas vecindades. No temas, nada te sobrevendrá, ya no hay violadores de tumbas...

   Extracción de la piedra de locura (fragmento) Extracción de la piedra de locura (fragmento) de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ingrid Pelicori    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

La luz mala se ha avecinado y nada es cierto. Y si pienso en todo lo que leí acerca del espíritu... Cerré los ojos, vi cuerpos luminosos que giraban en la niebla, en el lugar de las ambiguas vecindades. No temas, nada te sobrevendrá, ya no hay violadores de tumbas. El silencio, el...

   La carencia La carencia de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Yo no sé de pájaros, no conozco la historia del fuego. Pero creo que mi soledad debería tener alas...

   La enamorada La enamorada de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

esta lúgubre manía de vivir esta recóndita humorada de vivir te arrastra Alejandra no lo niegues hoy te miraste en el espejo y te fuiste triste estabas sola y la luz rugía el aire cantaba pero tu amado no volvió enviarás mensajes sonreirás tremolarás tus manos...

   La última inocencia La última inocencia de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Partir en cuerpo y alma partir. Partir deshacerse de las miradas piedras opresoras que duermen en la garganta. He de partir no más inercia bajo el sol no más sangre anonadada no más formar fila para morir. He de partir Pero arremete ¡viajera!

   Linterna sorda Linterna sorda de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Los ausentes soplan y la noche es densa. La noche tiene el color de los párpados del muerto. Toda la noche hago la noche. Toda la noche escribo. Palabra por palabra yo escribo la noche.

   Mucho más allá Mucho más allá de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

¿Y si nos vamos anticipando de sonrisa en sonrisa hasta la última esperanza? ¿Y qué? ¿Y qué me das a mí, a mí que he perdido mi nombre, el nombre que me era dulce sustancia en épocas remotas, cuando yo no era yo sino una niña engañada por su sangre? ¿A qué, a qué este deshacerme, este desangrarme...

   Sombra de los días a venir Sombra de los días a venir de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil    
primeros versos

Mañana me vestirán con cenizas al alba, me llenarán la boca de flores. Aprenderé a dormir en la memoria de un muro, en la respiración de un animal que sueña...

   Una mirada desde la alcantarilla... (fragmento) Una mirada desde la alcantarilla... (fragmento) de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil    
primeros versos

una mirada desde la alcantarilla puede ser una visión del mundo la rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos 23 de Árbol de Diana (1962)...

   Versos varios Versos varios de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Ariadna Gil y Darío Grandinetti    
primeros versos

...la noche bebió vino y bailó desnuda entre los huesos de la niebla. Los muertos no emiten señales de ninguna suerte. Mala suerte y paciencia, puesto que la vida es un lapso de aprendizaje musical del silencio. Sonríe y yo soy una minúscula marioneta rosa con un paraguas triste...

   Vida, mi vida Vida, mi vida de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Cristian Tonhaiser (voz distorsionada digitalmente)    
primeros versos

Vida, mi vida, déjate caer, déjate doler, mi vida, déjate enlazar de fuego, de silencio ingenuo, de piedras verdes en la casa de la noche, déjate caer y doler, mi vida. (Selección: Rafael...

   Vida, mi vida Vida, mi vida de Alejandra Pizarnik


      En la voz de Cristian Tonhaiser     
(voz distorsionada digitalmente)
primeros versos

Vida, mi vida, déjate caer, déjate doler, mi vida, déjate enlazar de fuego, de silencio ingenuo, de piedras verdes en la casa de la noche, déjate caer y doler, mi vida.

 
 Alejandro Aura

   Allá ella, abandonada Allá ella, abandonada de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Ya entiendo: la ciudad vivirá más que yo que la he amado. Allá ella, abandonada. Su corazón será un inmenso cacto, cubierto de primores y de muertos. Sin embargo me iré a hacer otras ciudades; por un leve tiempo dejarás de importarme...

   Alma Alma de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Allá hace un pájaro sus ruidos siempre lejosy cerca del oído allá debe de estar de allá viene el sonido hacia allá va toda la alegría de esta pájara mía. De: Causa de vida

   Antiquísimo Antiquísimo de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

¡Malhayan el desprestigio y el prestigio! Si sólo venimos a morir sobre la tierra,sobre la flor,sobre las flores de la tierra, déjenme arder auque sea en la realidad olímpica y eterna de los sueños. De: Causa de vida

   Canción para la golondrina Canción para la golondrina de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

La golondrina es animal corriente, es obvia su semejanza con el torso de una mujer flaca aullando en la cama de los árboles; tocan sus plumas más ocultas las ramas con el viento; es obvia su semejanza con sus piernas, sus caderas (la línea)...

   Carta a mis amigos pintores Carta a mis amigos pintores de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Iba por las calles viendo el esplendoroso andar de las mujeres bellas, compungido por mi azarosa consistencia de venado; a través de la campana de humo, que tarde o temprano tañerá por nuestra retirada, hendía el prepotente sol y nos tocaba con indiferencia...

   Cate de mi corazón Cate de mi corazón de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Me arde la piel, soy más hachón que hombre un metro setentaiséis centímetros de lumbre con la cresta blanqueando enrojecida: ya no tengo remedio; ardo en la Ciudad de México. Eran líquidos mis pies y eran líquidas mis manos y todo de agua me vi...

   Cinco veces la flor Cinco veces la flor de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Tres: Alguien dejó una flor de papel sobre mi mesa, es linda y morada y verde, gracias. Esperé una flor toda la vida, y hoy, martes raspado de melancolía, no sé de dónde, me ha llegado. Pinche florecita de papel, te quiero...

   De piedritas el buche De piedritas el buche de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Las palabras no son aire ni se las lleva el aire. Las palabras, cuando caen, se filtran en la tierra, se escurren por las eras geológicas, por las cavernas subterráneas y llegan al fin a un gran depósito que ha ido creciendo con los siglos de donde parte la sustancia...

   Desayuno de trabajo Desayuno de trabajo de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Éste que sale del baño no soy el que entré en la regadera. Era otro. Tenía un topacio en cada ojo. Venía de ver la verdad escueta y la trenzada hilatura de los sueños. Era un yo mismo mucho más potente, capaz de salir de sí, de su piyama y ponerse en la tierra...

   Día domingo Día domingo de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Te tomaré descalza en día domingo, te santificaré, te haré feliz. Andaremos rodando por la casa le pondremos alfombras y correremos las cortinas para que entre el sol. Tomaremos cerveza y nos bañaremos. A la hora de comer encenderemos el radio...

   El dueño de la ciudad El dueño de la ciudad de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

El dueño de la ciudad vendrá algún día con su claro rostro iluminado; el que la dejó para ir a conocer otros vistosos sitios; el que vestía con riqueza y llenaba de júbilo los corazones de quienes le oían. ¿Dónde están mis edificios y mis amplias calzadas...

   El fantasma del amor El fantasma del amor de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

La primera noche que pasé fuera de casa me quedé leyendo hasta ver fantasmas entre ellos estaba el fantasma del amor los años pasan comedidos y azarosos y se van descontando como uvas del racimo de modo que el esqueleto del tiempo sarmentoso...

   El halcón El halcón de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

He causado la ruina de los demás pájaros y las palomas me tienen pavor; he aquí por qué se dice que hay que pensar bien las cosas. Antes de que yo me eligiera fui señalado para el vuelo, no tuve la oportunidad del mamífero ni del reptil...

   Entre la noche y el día Entre la noche y el día de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Entre la noche y el día ¡qué misterio, carajo, qué misterio! Urna cerrada de la luz, ábreme las compuertas. Vengo del huracán, hollado por los escombros:partes de coche, conservas, esqueletos tranquilos, ramas, callejones oscuros para que dos se presenten al espacio...

   Fuentes Fuentes de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

La primera a duras penas se acerca el de la voz al pozo se asoma se abisma el alma pierde pie y cae como un idiota la ley clama sus fueros y esa no materia que hablaba se alebresta le da envidia que el sol salga tan recio haya música...

   Gato en la noche Gato en la noche de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

El gato no se sube a la mesa, ni menos a las siete de la tarde cuando en julio comienza a oscurecer. Ronda por toda la casa, inquieto, buscando el paso entre el día y la noche, asuntos diferentes de tratar. Ha comido, ha bebido, ha dormido su porción de reposo...

   Hacer ciudades Hacer ciudades de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Que la ciudad sea principio y fin porque no hay soplo que la hurte de su sitio; cimiento la sangre de quienes la habitaron modulando su espeso fundamento. Óyeme decir que no me iré. Que parta el solitario y se hunda en el viento entre los pájaros perdidos...

   Haz el amor conmigo Haz el amor conmigo de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

La fruta Dame ese racimo de uvas negras, niña, dame ese racimo. El antojo Una chiquita en pantalón vaquero, su boquita en francés; al sur del Ecuador la verdad es al revés. Las piernas largas, la cadera angosta, su nalguita alzada; en el Perú yo no soy nada...

   Inopinado vasallaje Inopinado vasallaje de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

No encuentro dónde poner el grito, ni bote donde líquido echarlo, ni cajón, ni hoyo de topo, ni capullo, ni bolsillo, ni confesonario; abro una máscara atrevida que ni vista de cerca ni de lejos es serena; doy un paso tras otro conteniendo la respiración a duras penas...

   Junto las manos Junto las manos de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Junto las manos, formo en ellas un hueco, soplo y puedo hacer como cantan las palomas. Una desde un árbol me saluda. Hace su doble ruido, hondo y suave y espera hasta que yo contesto. Hablamos (cantamos) breve y luego vuela...

   La mano abierta La mano abierta de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Si tuviera un riachuelo te lo daba si tuviera una cascada mansa te la diera también si tuviera un estanque igual te lo daría el día es un pasar de sombras y la noche un griterío de brillos escondidos No tengo nada no tengo nada De: Causa de vida

   La quincuagésima segunda La quincuagésima segunda de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

el trapo empapa de su agua concentrada la trama entera de sus viejas historias a ver de dónde viene esa humedad de ardores densos con que pone la tela de mi ropa su envoltura acogedora a mojar mi piel ni modo que sea surtidor interno o medio o ejercicio...

   La septuagésima quinta La septuagésima quinta de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

para la oreja el ruido perro un dardo certero en el centro del ojo del ruido ha dado y éste ruge o ay ay ay quien lo ha dañado así por qué en parte vital tan importante por qué a ver reflexionemos en las causas un dios se ha enojado con el ruido claro...

   La septuagésima segunda La septuagésima segunda de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

en mucho estima el agua su condición quién no si yo fuera agua apenas una infinitesimal desviación mis moléculas no hubieran hecho esta complicada bestia ay teoría de achaques y de sueños imposible de explicar de solventar de fluir si yo fuera agua...

   La septuagésima séptima La septuagésima séptima de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

pues todo hacia un limitado fin se encamina la cabra la piedra la estrella el paso decidido todo un fin próximo y sabido al migajón a la pulga al agua ¿al agua dije? ¿se acabarán el agua el fuego el viento y la tierra? mucho más pronto que la sorpresa de imaginarlo...

   La septuagésima sexta La septuagésima sexta de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

de dónde nace el fuego vasta luz basta candente luz déjame pensar de dónde cómo he de sacar en claro nada entre tanta claridad de la rajada primera del oculto corte del medio de la carne de mujer ya sé de dónde de un ojo que puede construir lo que no ve...

   La sexagésima segunda La sexagésima segunda de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

que está desnudo que anda a saltos que ruge gime brama las órbitas de sus ojos se han abierto hacia atrás hasta fundirse que ha sido espejo de dones y crisol de fantasías el cabello le nace como una fuente negra y hosca que tira al derredor palabras sucias...

   La sexagésima séptima La sexagésima séptima de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

hacia dónde las cosas se dirigen no la vida y no los grandes temas el objeto la cosa material lo natural ajeno y cierto y todo lo que hacemos como el poliuretano y el vinyl el aluminio el nailon sus juegos de moléculas abren ante mí los ojos asombrados...

   Las olas del mar Las olas del mar de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

No es el mar menor que esta ola escapada del grupo en que venía, tenía espuma, vuelo, asunto, y se detuvo donde menos aprecio y duración tendría. ¿A mis pies una ola? ¿Qué tengo yo que que mi amistad procura? Ya ni siquiera olor la identifica...

   Los doce apóstoles mandan por Tamayo Los doce apóstoles mandan por Tamayo de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Caballeros sentados en el éter cantaban espasmódicas salmodias y en el gusto y color de sus melodías dibujábanse gréculas de suéter, grequillas de zigzagues como el rayo, cenefas que entreveran masallases, columnatas, ribetes, antifaces...

   Mi hermano mayor Mi hermano mayor de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Yo tenía un hermano mayor; era siempre cinco años más amable y más sereno; quería un escritorio y un caballo y una manera nueva de contar los sueños y una mina de azúcar, de seguro. Le gustaba leer y razonaba, a veces era tierno con las cosas...

   Mientras tanto Mientras tanto de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

a las nueve a las ocho a las siete me levanto y es entonces que el día se remonta tanto los pájaros mis hijos el mercado el canto y a las cinco a las tres a la una el desencanto de saber que estoy vivo apenas mientras tanto De: Causa de vida

   Ninón Sevilla Ninón Sevilla de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Querida Ninón Sevilla: quiero decirte que después de todo no ha sido tan difícil vivir como me parecía en aquellas tardes de domingo en el cine Lux; claro que mi abuela no me enseñó a quererte sino todo lo contrario pero mi educación fue tan tonta...

   Pasan las estaciones del año, pasan y no entran Pasan las  estaciones del año, pasan y no entran de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

La última calle de la ciudad no existe, en las orillas a todas horas nacen calles bajo los pies de los que pasan, y transitan muchos más sueños de los que el gobierno se imagina; por eso no es posible contarlas, no es posible manejar a la ciudad con una tabla aritmética...

   Pausa Pausa de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Si te he de perder un día que no sea entre semana ni en domingo ni en sábado ni en nada. Ah mi pequeño capulín, qué manera de hablar tiene tus ojo; me platican historias de amor que no conozco, me platican la rosa entera de los vientos...

   Primera llamada Primera llamada de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

He vuelto al bosque de mi penosa adolescencia bajo cuya fronda entonces loca mis penas sacudía para que las llevaran los pájaros a donde se guarda el llanto de los hijos tristes y no, ya no es como antes, ya nada es como era y mis ojos que ahora ven de otra manera...

   Ronda de amor Ronda de amor de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

El colibrí El colibrí que vuela en la huerta de mi amiga, como sobreviviente de la belleza, va a morir. Pero alguien se para frente al árbol padre y aprieta el click que dejará vivos sus ojos. El colibrí ni gana ni pierde; se detiene por fin en la quietud de la copa...

   Sal y pimienta Sal y pimienta de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

No describo la cosa cuando nombro y en rombos de sonido en espirales en volutas digo pues la cosa es pastel muchacha zanahoria y así la cosa dicha me provoca en la boca una humedad un charco un chorro y tal viene a quedar la cosa ya descrita...

   Transmutación Transmutación de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

En el espejo retrovisor se proyecta su boca besucona no veo sus ojos yo a solas desde acá soy alma de los dos y ambos allá somos la boca. De: Causa de vida

   Un muchacho que puede amar Un muchacho que puede amar de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Huele a muchacha el aire de mediodía, huele a muchacha natural, y está tan cargado de olor a muchacha el aire de mediodía que estoy a punto de gritar que el aire de mediodía huele a muchacha. Me he puesto mi traje nuevo y he limpiado mis zapatos...

   Vagar, vagar Vagar, vagar de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Poner un pie en la tierra me llevaría sin duda al fin del mundo; un pasito tras otro, conectando el alma al alma, como cuando no podía entrar a la escuela y me echaba a caminar embelesado. Me parece sin embargo que es mía la última hora de esta tarde...

   Vida súbita Vida súbita de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Y de qué vivió, preguntan asombrados: vivió de vida natural, vivió de encantamiento, de un fuerte golpe, de un pulmón que le salió magnífico. Tenía horas y horas para volar, para bailar, para morirse de la risa. Daba cosa mirarlo tan contento...

   Volver a casa Volver a casa de Alejandro Aura


      En la voz de Alejandro Aura    
primeros versos

Un día abandonaremos la ciudad de México; la dejaremos en pie y desierta para que las conjeturas crezcan, y nos iremos a fundar en otra parte nuestras maravillas. El jueves en la mañana despertamos alegres, llenos de sueños...

 
 Alejandro Carrión

   Lección Lección de Alejandro Carrión


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Es fácil aprender a morir. Es como aprender a anochecer. El día lo sabe, lo saben la flor, la abeja, el agua clara. Lo sabe el niño. Es como aprender a amanecer. Lo saben el alba, el viento, la nodriza. Lo saben el musgo, el arroyuelo, el ánade. Es como aprender a sollozar. ¿Quién no lo sabe? Solloza la paloma...

 
 Alejandro Casona

   El milagro pequeño El milagro pequeño de Alejandro Casona


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Aquella pobre niña que aún no tenía senos... Y la niña lloraba: Yo quiero tener senos. Señor, haz un milagro: un milagro pequeño. Pero Dios no la oía, allá arriba, tan lejos... Y cogió dos palomas, se las puso en el pecho... Pero las dos palomas levantaron el vuelo. Y cogió dos...

 
 Alejandro Romualdo

   El movimiento y el sueño El movimiento y el sueño de Alejandro Romualdo


      En la voz de Alejandro Romualdo    
primeros versos

Entramos en la tierra al fin de la batalla, por la noche seguimos, tú te levantas mientras hubo luna, Che, y luego descansamos. Te hundes en la tierra, en la luna todo está muerto, tú te alzas en las montañas, en la tierra todo está vivo, tú estás vivo en la palanca de comando, estás vivo en el motor de propulsión...

   Si me quitaran totalmente todo Si me quitaran totalmente todo de Alejandro Romualdo


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

Si me quitaran totalmente todo si, por ejemplo, me quitaran el saludo de los pájaros, o los buenos días del sol sobre la tierra, me quedaría aún una palabra. Aún me quedaría una palabra donde apoyar la voz. Si me quitaran las palabras, o la lengua, hablaría con el corazón en la mano, o con las manos en el corazón...

 
 Alfonsina Storni

   Alma desnuda Alma desnuda de Alfonsina Storni


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Soy un alma desnuda en estos versos, alma desnuda que angustiada y sola va dejando sus pétalos dispersos. Alma que puede ser una amapola, que puede ser un lirio, una violeta, un peñasco, una selva y una ola. Alma que como el viento vaga inquieta y ruge cuando está sobre los mares y...

   Barrancas del Plata en Colonia Barrancas del Plata en Colonia de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Redoble en verde de tambor los sapos y altos los candelabros mortecinos de los cardos me escoltan con el agua que un sol esmerilado carga al hombro. El sol me dobla en una larga torre que va conmigo por la tarde agreste y el paisaje se cae y se levanta en la falda y el filo de las...

   Bien pudiera ser Bien pudiera ser de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido no fuera más que aquello que nunca pudo ser, no fuera más que algo vedado y reprimido de familia en familia, de mujer en mujer. Dicen que en los solares de mi gente, medido estaba todo aquello que se debiera hacer... Dicen que...

   Broche Broche de Alfonsina Storni


      En la voz de Luisa Pastor Martínez    
primeros versos

A pesar de todo esto donde muero de angustia Oigo voces que me dicen: date más, date más... ¿Qué más puedo yo darte? A los vientos mi alma, Para quien la comprenda... a los vientos está. Algunas voces siguen diciendo todavía: El alma es poca cosa, date más, date más...

   Cigarra en noche de luna Cigarra en noche de luna de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Atalayada, agita la matraca de su voz, que traspasa el horizonte del árbol, la cigarra, y llama a mitin a los grillos en camas de rocío. Sobre los tanques frescos de los sapos los grillos mueven verdes batallones. Manda la capitana chilladora y cercan los balcones de la luna. Con...

   Date a volar Date a volar de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Anda, date a volar, hazte una abeja, En el jardín florecen amapolas, Y el néctar fino colma las corolas; Mañana el alma tuya estará vieja. Anda, suelta a volar, hazte paloma, Recorre el bosque y picotea granos, Come migajas en distintas manos La pulpa muerde de fragante poma. Anda, date a volar, sé golondrina...

   El divino amor El divino amor de Alfonsina Storni


      En la voz de Miriam Penela. Música: W. Belloso    
primeros versos

Te ando buscando, amor que nunca llegas, te ando buscando, amor que te mezquinas, me aguzo por saber si me adivinas, me doblo por saber si te me entregas. Las tempestades mías, andariegas, se han aquietado sobre un haz de espinas; sangran mis carnes gotas purpurinas porque a...

   El silencio El silencio de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

¿Nunca habéis inquirido Por qué, mundo tras mundo, Por el cielo profundo Van pasando sin ruido? Ellos, los que transpiran Las cosas absolutas, Por sus azules rutas Siempre callados giran. Sólo el hombre, pequeño, Cuyo humano latido En la tierra, es un sueño, ¡Sólo el hombre hace ruido!...

   El tumulto (fragmento) El tumulto (fragmento) de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
primeros versos

Yo fui la planta llena de hojarasca De torcida raíz, si que bien honda: Un tumulto de savia, y su borrasca Donde faltaba fruto puso fronda. Error de exceso que no fue problema, Pues no duró; el dolor me puso a poda y hacha en la mano despojóme toda para encauzarme en una sola yema:...

   Flor en una mano Flor en una mano de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

También sedosos pétalos abría y eran cinco. Crecido su rosado entre los dedos reposaba blanda casi dormida ya en el sueño fuerte. Sombreaba los canales diminutos de la mano, sepulcro de sus horas, y como un cuerno alzaba un petalillo más allá de los otros resignados. ¡Cuán gemelos...

   Frente al mar Frente al mar de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Oh mar, enorme mar, corazón fiero De ritmo desigual, corazón malo, Yo soy más blanda que ese pobre palo Que se pudre en tus ondas prisionero. Oh mar, dame tu cólera tremenda, Yo me pasé la vida perdonando, Porque entendía, mar, yo me fui dando: Piedad, piedad para el que más ofenda...

   Inútil soy Inútil soy de Alfonsina Storni


      En la voz de Cecilia Salerno    
Colaboración: Cecilia Salerno
primeros versos

Por seguir de las cosas el compás, A veces quise, en este siglo activo, Pensar, luchar, vivir con lo que vivo, Ser en el mundo algún tornillo más. Pero, atada al ensueño seductor, De mi instinto volví al oscuro pozo, Pues, como algún insecto perezoso Y voraz, yo nací para el amor. Inútil soy...

   La caricia perdida La caricia perdida de Alfonsina Storni


      En la voz de Alejandra Flores    
primeros versos

Se me va de los dedos la caricia sin causa, se me va de los dedos... En el viento, al rodar, la caricia que vaga sin destino ni objeto, la caricia perdida, ¿quién la recogerá? Pude amar esta noche con piedad infinita, pude amar al primero que acertara a llegar. Nadie llega. Están...

   La loba La loba de Alfonsina Storni


      En la voz de Luisa Pastor Martínez    
primeros versos

Yo soy como la loba. Quebré con el rebaño Y me fui a la montaña Fatigada del llano. Yo tengo un hijo fruto del amor, de amor sin ley, Que no pude ser como las otras, casta de buey Con yugo al cuello; ¡libre se eleve mi cabeza! Yo quiero con mis manos apartar la maleza. Mirad cómo se ríen y cómo me señalan...

   Las rosas Las rosas de Alfonsina Storni


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Cuando mueran las rosas, cuando mueran, En una tarde gris, tarde de frío, Entre mis manos temblarán sus pétalos Y poco a poco moriré de hastío. Cuando mueran las rosas, no habrá sol, Una neblina cubrirá el jardín Y flotará sobre las cosas todas...

   Lo inacabable Lo inacabable de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

No tienes tú la culpa si en tus manos mi amor se deshojó como una rosa. Vendrá la primavera y habrá flores... El tronco seco dará nuevas hojas. Las lágrimas vertidas se harán perlas de un collar nuevo; romperá la sombra un sol precioso que dará a las venas la savia fresca, loca y bullidora...

   Melancolía Melancolía de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Oh, muerte, yo te amo, pero te adoro vida Cuando vaya en mi caja para siempre dormida, Haz que por vez postrera Penetre en mis pupilas el sol de primavera. Déjame algún momento bajo el calor del cielo, Deja que el sol fecundo se estremezca en mi hielo...

   Nocturno Nocturno de Alfonsina Storni


      En la voz de Carmen Feito Maeso     
acompañada al órgano en directo por Juan Paradell Solé
primeros versos

Es muy dulce el silencio de esta hora; hay algo en el jardín que tiembla y llora. Oh, ven, que entre tus manos haré almohada, para apoyar mi testa desolada. Te esperaré en nuestro banco y por gustarte vestiré de blanco. No esperes, al llegar, que yo me mueva de la glorieta que nos...

   Odio Odio de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Oh, primavera de las amapolas, Tú que floreces para bien mi casa, Luego que enjoyes las corolas, Pasa. Beso, la forma más voraz del fuego, Clava sin miedo tu endiablada espuela, Quema mi alma, pero luego, Vuela. Risa de oro que movible y loca Sueltas el alma, de las sombras, Presa, en cuanto asomes a la boca, Cesa...

   Oh, tú Oh, tú de Alfonsina Storni


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Oh, tú, que me subyugas. ¿Por qué has llegado tarde? ¿Por qué has venido ahora cuando el alma no arde, cuando rosas no tengo para hacerte con ellas una alegre guirnalda salpicada de estrellas? Oh, tú, de la palabra dulce como el murmullo del agua de la fuente; dulce como el arrullo...

   Perro y mar Perro y mar de Alfonsina Storni


      En la voz de Carmen Montejo    
primeros versos

Estaba solo el mar y solo el cielo y era todo un espacio gris y frío, y yo no oía nada ni veía más que ese gris monótono y sin vida. Y a mi costado el perro, contra el viento aullaba; y sus ladridos sacudían las olas muertas; y en el aire de plomo su quejido abría rumbo; y las orejas...

   Pie de árbol Pie de árbol de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

No sé cuándo Por una arboladura como ésta yo trepaba acelerando y a cuatro manos descendía a tierra la lengua alegre de jugosos frutos. Y vi una caballada por el aire de negra crin y a látigos de fuego azuzar sus turbiones de tormenta y yo chillé con voz no articulada. Y huía; y con...

   Planos de un crepúsculo Planos de un crepúsculo de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
primeros versos

Primero había una gran tela azúrea de rosados dragones claveteada: muy alta y desde lejos avanzando, pero recién nacida y pudorosa. Y más abajo grises continentes de nubes separaban los azules; y más abajo pájaros oscuros bañábanse en los mares intermedios. Y más abajo aún, ceñudo el bosque de milenarios pinos...

   Presentimiento Presentimiento de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Tengo el presentimiento que he de vivir muy poco. Esta cabeza mía se parece al crisol, Purifica y consume. Pero sin una queja, sin asomo de horror, Para acabarme quiero que una tarde sin nubes, Bajo el límpido sol, Nazca de un gran jazmín una víbora blanca...

   Primavera Primavera de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

¿Y vendrás tú? Por mis jardines vuelan Ya las primeras mariposas Sobre las rosas, Velan De noche los cocuyos Entre los yuyos. Sonríen las estrellas Pálidamente bellas. ¿Y vendrás tú? Se cubren Alegres, mis floreros De madreselvas. Anda por los largos canteros La risa azul del nomeolvides...

   Río de la Plata en arena pálido Río de la Plata en arena pálido de Alfonsina Storni


      En la voz de Alfonsina Storni    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

¿De qué desierto antiguo eres memoria que tienes sed y en agua te consumes y alzas el cuerpo muerto hacia el espacio como si tu agua fuera la del cielo? Porque quieres volar y más se agitan las olas de las nubes que tu suave yacer tejiendo vagos cuerpos de humo que se repiten hasta...

   Si la muerte quisiera Si la muerte quisiera   de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Tú como yo, viajero, en un día cualquiera Llegamos al camino sin elegir acera. Nos pusimos un traje como el que llevan todos Y adquirimos su aspecto, sus costumbres, sus modos. Hemos andado mucho, sujetados por riendas Invisibles, los ojos fatigados de vendas...

   Transfusión Transfusión de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

La vida tuya sangre mía abona y te amo a muerte, te amo; si pudiera bajo los cielos negros te comiera el corazón con dientes de leona. Antes de conocerte era ladrona y ahora soy menguada prisionera. ¡Cómo luce de bien mi primavera! ¡Cómo brilla en tu frente mi corona!...

   Tú me quieres blanca Tú me quieres blanca de Alfonsina Storni


      En la voz de Rosa Furman    
primeros versos

Tú me quieres alba, me quieres de espumas, me quieres de nácar. Que sea azucena sobre todas, casta. De perfume tenue. corola cerrada Ni un rayo de luna filtrado me haya. Ni una margarita se diga mi hermana; tú me quieres blanca, tú me quieres nívea, tú me quieres casta. Tú que...

   Tú me quieres blanca Tú me quieres blanca  de Alfonsina Storni


      En la voz de María Rosa Gallo o Delia Garcés    
primeros versos

Tú me quieres alba, Me quieres de espumas, Me quieres de nácar. Que sea azucena Sobre todas, casta. De perfume tenue. Corola cerrada. Ni un rayo de luna. Filtrado me haya. Ni una margarita Se diga mi hermana. Tú me quieres nívea, Tú me quieres blanca...

   Voy a dormir Voy a dormir de Alfonsina Storni


      En la voz de María Teresa Aviña    
primeros versos

(Últimos versos escritos el día del suicidio) Dientes de flores, cofia de rocío, manos de hierbas, tú, nodriza fina, tenme prestas las sábanas terrosas y el edredón de musgos escardados. Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame. Ponme una lámpara a la cabecera, una constelación, la que...

 
 Alfonso Álvarez de Villasandino

   Excelencias de la Virgen Excelencias de la Virgen de Alfonso Álvarez de Villasandino


      En la voz de Dámaso Alonso, Eulalia Galvarriato, Eulalia Soldevilla, Luis Miguel y Rosalía Payno    
primeros versos

Quien sabría nin diría cuánta fué tu omildanza, o María, puerta e vía de salud e de holganza. Fianza tengo en ti, muy dulce flor, que por ser tu servidor habré de Dios perdonanza. Noble rosa, hija e esposa de Dios, e su madre dina, amorosa es la tu prosa, Ave, estela matutina...

 
 Alfonso Gumucio Dagron

   Che Che de Alfonso Gumucio Dagron


      En la voz de Alfonso Gumucio Dagron    
primeros versos

habrá una sombra siempre allí habrá una sombra una luz cerca aquí siempre una frente en la maleza no se la ve se la siente en la humedad de cada árbol se descuelga el latido vivo de la selva viva desde que la sangre escogió allí su caparazón verdadero a despecho de hijos de puta...

 
 Alfonso Reyes

   Ifigenia Cruel (I) Ifigenia Cruel (I) de Alfonso Reyes


      En la voz de Alfonso Reyes    
primeros versos

Personas: Ifigenia, sacerdotisa y sacrificadora Orestes, náufrago Pílades, su amigo Toas, rey de los tauros Pastor, mensajero de noticias. Coro de mujeres de Táuride. Gente marinera y pastores, adornados con curnecillos. TARDE, COSTA DE TÁURIDE, CIELO, MAR, PLAYA, BOSQUE, TEMPLO,...

   Ifigenia Cruel (II) Ifigenia Cruel (II) de Alfonso Reyes


      En la voz de Alfonso Reyes    
primeros versos

II CORO Pero callemos, que un pastor color de tierra, vago engendro de lanas y hojarasca, se acerca aquí, como bulto que echa a andar, filtrando una mirada de ansia y susto por entre el heno de la barba y las cejas. Con el cayado sólo bate el aire, y parece irradiar palabras con la...

   Ifigenia Cruel (III) Ifigenia Cruel (III) de Alfonso Reyes


      En la voz de Alfonso Reyes    
primeros versos

III Entran hombres con los cautivos atados. ORESTES atado, apedreado, delira así: Cabra de sol y Amaltea de plata que, en la última ráfaga, suspiras aire de rosas, palabras de liras, sueño de sombras que los astros desata; al viejo Dios leche difusa y grata, y, del reflejo mismo en...

   Ifigenia Cruel (IV) Ifigenia Cruel (IV) de Alfonso Reyes


      En la voz de Alfonso Reyes    
primeros versos

IV Toas y el séquito. Suspensión entre los que llegan y los que estaban presentes. TOAS Soy el rey Toas, de leves pies como las aves. Como quien manda, olvido mis cuidados por el oír el rumor que corre el pueblo. Hecha de mar y roca, alta señora, sacerdotisa que llevas la clava...

   Ifigenia Cruel (V) Ifigenia Cruel (V) de Alfonso Reyes


      En la voz de Alfonso Reyes    
primeros versos

V ORESTES ¿Diré, Pílades, el nombre que azuce las bandadas de nombres temerosas? Evitaré más bien el torbellino que alzan los vientos súbitos, y habré de conducirla paso a paso, como a ciega extraviada que tantea el camino, hasta dejarla donde la perdí. Oye, sacerdotisa:...

 
 Alfredo Cardona Peña

   Amor amo tus claras mocedades... Amor amo tus claras mocedades... de Alfredo Cardona Peña


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Amor, amo tus claras mocedades, amo, Amor, tu recinto, tu pie leve; amo tu amor amante, que conmueve el reino de las tiernas heredades. Estoy amando el lirio que se atreve a juntar dos esbeltas soledades, al que ha sido, en la frente de la nieve, esposo de las albas suavidades. Te estoy amando, Amor...

 
 Alfredo Fressia

   Calle Rondeau (Primera parte) Calle Rondeau (Primera parte) de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Fue cuando descendía por la calle Rondeau, ocupo mi cuerpo como si él fuera un arcano. Supe que entre el exilio y la sinuosa ceremonia del exilio huye el poema, resbala Rondeau abajo y yo lo sigo, lo acecho hasta llegar al mar como a un destino. Le hice tantas preguntas, sentado al borde de los muelles...

   Calle Rondeau (Segunda parte) Calle Rondeau (Segunda parte) de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Calle Rondeau (Segunda parte) Yo sabía que alguien me acechaba, alguien me observa frente al mar porque soy y seré sin para qué, soy más allá de la gracia de un Dios y de las obras, como los corales que no existen en la bahía de Montevideo, o como yo mismo que tampoco existo...

   Domingo por la tarde Domingo por la tarde de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Domingo por la tarde, ya es la hora de contemplar la ausencia de mi rostro siete días postergado. Nadie impedirá un domingo por la tarde que desarme lentamente mi mentón si la mueca de angustia ha sido en el silencio que abandona el secreto de los huesos y sólo fue sudor mi antiguo desaliento....

   El miedo, padre El miedo, padre de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Padre, yo me espanto de estar preso en mi cuerpo, el condenado umbral, perfecto, este retorno, padre, eternamente en viaje y muerto, por las cuatro estaciones y la suerte echada de los hombres, los hijos obedientes de la especie, padre, los muertos venideros. ¿Quién es este huésped en mi cuerpo?...

   Hora de sal Hora de sal de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Esta es la hora amarilla de los lobos. Esta es la hora de los huesos incendiados como columnas huecas al pie de su derrumbe. (Hay dos mil pistas de sabuesos hasta las uñas profanadas de todas las estatuas) Esta es la hora compuesta en que el actor sudado grita su penúltimo monólogo...

   No soy nadie… (fragmento) No soy nadie… (fragmento) de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

No soy nadie. Estoy tendido en la cama, finjo leer mientras Alfredo escribe frente a la computadora. Hace casi dos horas que está escribiendo. Se ha ido encorvando con los años y, para ver mejor, o por ansiedad frente al texto, aproxima la cabeza a la pantalla. Hace pensar en un insecto gigantesco atraído por la luz blanca del monitor...

   Paréntesis Paréntesis de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Cuando nací el sexo fue un destino. No se puede elegir ser poeta. De las mujeres nunca amé a ninguna sin duda porque las amé en bloque. Fue un amor largo y sin alegría. Ellas también me amaron sin deseo y sin gozo. Las miré con la nostalgia de una vida más bella...

   Última cena Última cena de Alfredo Fressia


      En la voz de Alfredo Fressia    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Uno de estos días se me escapaban cuervos de los bolsillos y un huevo en el alma como un malentendido, como el alma, me obstruía el esófago. Victimario de los cuervos, antes huevo, y alma, ellos me anulaban como a un muerto. Escribo la sombra del alma en el esófago...

 
 Alfredo R. Placencia

   Ciego Dios Ciego Dios de Alfredo R. Placencia


      En la voz de Fernando Díez de Urdanivia    
primeros versos

Así te ves mejor, crucificado. Bien quisieras herir, pero no puedes. Quien acertó a ponerte en ese estado no hizo cosa mejor. Que así te quedes. Dices que quien tal hizo estaba ciego. No lo digas; eso es un desatino. ¿Cómo es que dio con el camino luego, si los ciegos no dan con el...

 
 Alí Chumacero

   A una estatua A una estatua de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Cesa tu voz y muere sobre tus labios mi alegría. No habrá palabra que en tu piel levante ni un incierto sabor de brisa oscurecida como el recuerdo que en mis ojos deja el paso de tu aliento, porque vives inmersa en tu silencio, impenetrable a mis sentidos y si mis manos en tu piel se...

   A una flor inmersa A una flor inmersa de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Cae la rosa, cae atravesando el agua, lenta por el cristal de sombra en que su tallo ahoga; desciende imperceptible, clara, ingrávida, pura y las olas la cubren, la desnudan, la vuelven a su aroma, hácenla navegante por la savia que de la tierra nace y asciende temblorosa, desborda...

   Alabanza secreta Alabanza secreta  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Sobre el azar alzaba su cabello súbito resplandor, y en avaricia alucinante hendía el porvenir como regresa el héroe, después de la batalla, dando al escudo sones de cansancio. Órbita del asombro, su mirar ornaba el viento fervoroso del sí antes de ser, en el venal recinto de los labios...

   Anestecia final Anestecia final de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

La muerte bajo el agua y la noche navega lentamente. Herida va mi sangre, más ligera que el sueño y el despertar sediento del inicial recuerdo. Una mortal navegación a oscuras, marítimo dolor, cristal amargo; un estar descendiendo sin encontrarse asido, como un río que fuera de los...

   Anunciación Anunciación de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Inserto en soledad de palabra vertida que apenas hiriera el silencio, siento la voz del sueño con su descenso casi imperceptible y sus labios de hielo, mas no el letal dolor que de mí nace, ni la perenne dicha del misterio aclarado más allá de las cosas, del último verano de la...

   De cuerpo presente De cuerpo presente de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Yo no estaré presente. La ilusoria marea irrumpirá letal y fría, en olas conmovidas todavía, Anegada de ceniza la memoria. Fuego abatido, cólera desierta, la urna en sábanas al fin vencida olvidará su resplandor: La vida ayer a su cuidado amante muerta. Indiferente imagen...

   Debate del cuerpo Debate del cuerpo de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Lamento que entre tumbas se consume como época de sombra en una desatada tempestad, mi corazón esparce su evidencia, su dura flor de roca desolada y al desbordarse forma un cálido latir sobre la piel; golpean más allá del cuerpo sus defendidos límites prolongando su extrema...

   Diálogo con un retrato Diálogo con un retrato de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Surges amarga, pensativa, profunda tal un mar amurallado; reposas como imagen hecha hielo en el cristal que te aprisiona y te adivino en duelo, sostenida bajo un mortal cansancio o bajo un sueño en sombra, congelada. En vano te defiendes cuando tus ojos alzas y me miras a través de...

   El orbe de la danza El orbe de la danza de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Mueve los aires, torna en fuego su propia mansedumbre: el frío va al asombro y el resplandor a música es llevado. Nadie respira, nadie piensa y sólo el ondear de las miradas luce como una cabellera. En la sala solloza el mármol su orden recobrado, gime el río de ceniza y cubre...

   El pensamiento olvidado El pensamiento olvidado de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Pensar en tu mirada y en mi olvido dejando el pensamiento dilatado a través de tus ojos, anegado de su mismo vivir con tu sentido; después mirar tu olvido que en mí asoma como una rosa que al espacio diera leve prolongación y luego fuera la propia luz que toca con su aroma, es...

   El proscrito El proscrito  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Agua reverdecida, la palabra que fue apariencias turba nuevamente: catástrofe encima de la cal, ávida vid que apresurada cae de vuelo a onda a eterna superficie hendiendo el demorado ardor de la quietud. Donde el hastío los naufragios cubre, su exhalación levanta en vendaval y sílabas la sombra en torno del corcel...

   El sueño de Adán El sueño de Adán de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Ligera fue tu voz, mas tu palabra dura con vuelo de paloma sin más peso que su inmóvil cruzar el mar del viento; y persistes como un sonido bajo el agua, desde mi piel al aire levantada, ligera como fuiste, como esa ala que olvidada del mundo se recrea, convertida en ausencia y en...

   Elegía del marino Elegía del marino  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Los cuerpos se recuerdan en el tuyo: su delicia, su amor o sufrimiento. Si noche fuera amar, ya tu mirada en incesante oscuridad me anega. Pasan las sombras, voces que a mi oído dijeron lo que ahora resucitas, y en tus labios los nombres nuevamente vuelven a ser memoria de otros nombres...

   En la orilla del silencio En la orilla del silencio de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Ahora que mis manos apenas logran palpar dúctilmente, como llegando al mar de lo ignorado, este suave misterio que me nace, túnica y aire, cálida agonía, en la arista más honda de la piel, junto a mí mismo, dentro, ahí donde no crece ni la noche, donde la voz no alcanza a...

   Entre mis manos... Entre mis manos... de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Entre mis manos vives en confusión de nacimiento y corazón herido, como desvanecerse o contemplar un alto simulacro de ruinas; sobre mis dedos mueres, materia pensativa que se abate bajo el murmullo de mi tacto, y eres tristeza en mí, suave como la forma de la nieve, como cerrar la...

   Espejo y agua Espejo y agua de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Tu alma en mí dejó su fría imagen, sólo recuerdo de lo que vivías, y si al espejo miro y me reflejo allí encuentro tus ojos, tu silencio de cera con un reposo de apagado aliento, como si descendiendo arenas o un tropel de recuerdos sobre mi piel, con sosegado paso hacia el cristal...

   Jardín de ceniza Jardín de ceniza de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Haber creído alguna vez viendo la noche desplomarse al mundo y una tristeza al corazón volcada, y después ese cuerpo que oprimen nuestras manos: la mujer que sonríe y sobre el lecho se nos vuelve cadáver mutilado en el recuerdo, como mentira ínfima o rosa desde siglos viviendo en el...

   La imprevista La imprevista  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Mírame así, a la frente: deshacías en himnos la apariencia semejante al sueño, y la lujuria en el sudor ardía témpanos de mal, araba en oquedades los remordimientos. Cuando con esa voz de lejanías invocabas los sitios, las costumbres, era tu cabellera la humedad del alma en el verano...

   Los ojos verdes Los ojos verdes  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Solemnidad de tigre incierto, ahí en sus ojos vaga la tentación y un náufrago se duerme sobre jades pretéritos que aguardan el día inesperado del asombro en épocas holladas por las caballerías. Ira del rostro, la violencia es río que despeña en la quietud el valle, azoro donde el tiempo se abandona a una corriente análoga...

   Mi amante Mi amante de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Desnuda, mi funesta amante de piel vencida y casta como deshabitada, sacudes sobre el lecho voces y ternuras contrarias a mis manos, y un crepúsculo escucho entre tu cuerpo cuando al caer en ti agonizo en un nacer marchito, sin el duelo comparable al temor de tu agonía. Contigo...

   Monólogo del viudo Monólogo del viudo de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Abro la puerta, vuelvo a la misericordia de mi casa donde el rumor defiende la penumbra y el hijo que no fue sabe a naufragio, a ola o fervoroso lienzo que en ácidos estíos el rostro desvanece. Arcaico reposar de dioses muertos llena las estancias, y bajo el aire aspira la conciencia...

   Muerte del hombre Muerte del hombre de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Si acaso el ángel desplegara la sábana final de mi agonía y levantara el sueño que me diste, oh vida, un sueño como ave perdida entre la niebla, igual al pez que no comprende la ola en que navega o el peligro cercano con las redes; si acaso el ángel frente a mi dijera la ultima...

   Ola Ola de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Hacia la arena tibia se desliza la flor de las espumas fugitivas, y en su cristal navega el aire herido, imperceptible, desplomado, oscuro como paloma que de pronto niega de su mármol idéntico el estío o el miedo que en silencios se apresura y sólo huella fuese de un viraje,...

   Poema de amorosa raíz Poema de amorosa raíz de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Antes que el viento fuera mar volcado, que la noche se unciera su vestido de luto y que estrellas y luna fincaran sobre el cielo la albura de sus cuerpos. Antes que luz, que sombra y que montaña miraran levantarse las almas de sus cúspides; primero que algo fuera flotando bajo el...

   Poema de amorosa raíz Poema de amorosa raíz de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
Colaboración: Círculo de Poesía
primeros versos

Antes que el viento fuera mar volcado, que la noche se unciera su vestido de luto y que estrellas y luna fincaran sobre el cielo la albura de sus cuerpos. Antes que luz, que sombra y que montaña miraran levantarse las almas de sus cúspides...

   Pureza en el tiempo Pureza en el tiempo  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Rosa desvanecida sobre el túmulo, al germinar del tiempo derrumbada en una tumultuosa transparencia. Veo la gloria en ella, pues los días hijos son del espacio donde mueren como el eco infinito de mis ojos. Levanto el rostro, miro los naufragios y mis hermanos muertos en olvido bajo la tierra...

   Responso del peregrino Responso del peregrino  de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Yo, pecador, a orillas de tus ojos miro nacer la tempestad. Sumiso dardo, voz en la espesura, incrédulo desciendo al manantial de gracia; en tu solar olvida el corazón su falso testimonio, la serpiente de luz y aciago fallecer, relámpago vencido en la límpida zona de laúdes que a mi maldad despliega tu ternura...

   Salón de baile Salón de baile de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Música y noche arden renovando el espacio, inundan sobre el cieno las áridas pupilas, relámpagos caídos al bronce que precede la cima del letargo. De orilla a orilla flota la penumbra siempre reconocible, aquella que veían y hoy miramos y habrán de contemplar en el dintel donde una estrella elude la catástrofe...

   Sombría imagen Sombría imagen de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Como el fúnebre aire desciende por las noches sobre los árboles, irrumpes fiel, devastadora y ciega; pueblas así de nubes y de dolientes rosas la soledad ardida del deseo y esa callada tierra de mis ojos mirando la quietud, lívida arena donde el pensamiento yace sosegado...

   Vencidos Vencidos de Alí Chumacero


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Igual que roca o rosa, renacemos y somos como aroma o sueño tumultuoso en incesante amor por nuestro duelo; fugitivos sin fin que el rostro guardan, mudos cadáveres precipitados a una impasible tempestad; y morimos en nuestras propias manos, sin saber de agonías, caídos descuidados...

 
 Almafuerte (Pedro B. Palacios)

   El misionero (fragmentos) El misionero (fragmentos) de Almafuerte (Pedro B. Palacios)


      En la voz de Jorge Luis Borges    
primeros versos

Yo renuncié las glorias mundanales Por el arduo desierto solitario, Para sembrar, también, abecedario, Donde mismo se siembran los trigales. Yo tuve mi covacha siempre abierta Para cualquier afán, falaz o cierto, Y tan franco, tan libre, tan abierto, Mi hermoso corazón como mi puerta...

 
 Alvaro Castaño Castillo

   Borges graba a Borges Borges graba a Borges de Alvaro Castaño Castillo


      En la voz de Alvaro Castaño Castillo    
Colaboración: Álvaro Castaño Castillo, fundador y director de la emisora HJCK
primeros versos

Abierta la pupila a un mundo vano que sólo escoria de la luz concede, Borges recuerda a Borges, retrocede, toca antiguos olvidos con su mano. ¿Dónde estarán, en qué escondido plano, los versos de otro ayer, lo que antecede a La lluvia...

 
 Alvaro Figueredo

   Canto al más puro mar Canto al más puro mar de Alvaro Figueredo


      En la voz de Horacio Cavallo    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Oh, rojo mar en ristre ¡qué aguas altas y fuertes te arrancas desde el seno trágico y desvelado para volcar tus pulsos sobre estas arduas muertes y estas ciudades negras! Y sobre el oxidado diente de las estrellas, y sobre las llanuras donde la sangre llora ¡Oh joven mar airado emergiendo entre acacias y mausoleos...

   La madre La madre  de Alvaro Figueredo


      En la voz de Alvaro Figueredo    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Una que sin rubor ni tregua lame el mundo el ácido salobre amargo y siempre y es una y una y una madre nocturna donde fuera y nadie se arrastra aúlla aúlla cruza a ciegas la brasa el hormiguero con su mano llena de leche y lástima empujando la piedrapiedra el enmohecido cristo de hiel y nieve...

   Poema salvaje Poema salvaje de Alvaro Figueredo


      En la voz de Nelson Guerra    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Este es el poema salvaje del reflector de los colores próximos que da su tobogán a los vientos lisos Este es el poema salvaje del verde, del rojo y del azul que se descansan en los silbatos de las frutas Este es el poema salvaje del árbol, de la sangre y del cielo en la tecla instantánea de los viajeros...

   Teoría del suicida Teoría del suicida de Alvaro Figueredo


      En la voz de Rafael Gomensoro    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Dadle un teatro una tribuna un pórtico dadle un balcón de gala dadle su frac su cátedra amarilla quiere morir al alba o a la hora del té dictando su discurso con su chaleco blanco dadle un bastón un arpa una azucena un espejo una góndola devolvedle los yo que le usurparon yo en el tranvía...

   Yo le decía a Álvaro Yo le decía a Álvaro  de Alvaro Figueredo


      En la voz de Horacio Cavallo    
Colaboración: Juan Pablo Pedemonte
primeros versos

Álvaro ¿quién es Álvaro qué turno qué delirio qué número qué dulce vez qué agria vez qué un transformándose en él en este en otro en ambos sí pero no y mi mundo mi alvaridad fluyendo de calle en calle usándome sobre mi voz girando su hoja turbia de grada en grada el eco invadiendo mis hábitos...

 
 Alvaro Miranda Buranelli

   aria aria de Alvaro Miranda Buranelli


      En la voz de Alvaro Miranda Buranelli    
primeros versos

de pronto, en medio de la representación, cantó nadie lo había invitado, no era una pieza aburrida pero empezó a salirle sola la voz y tuvo que pararse y cantó, aunque no sabía cantar, y los siseos iban y venían para hacerle callar, que no cantara, fue en un instante crítico...

 
 Alvaro Mutis

   Cita Cita de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Y ahora que sé que nunca visitaré Estambul, me entero que me esperan en la calle de Shidah Kardessi, en el cuarto que está encima de la tienda del oculista. Un golpe de aguas contra las piedras de la fortaleza, me llamará cada día y cada noche hasta cuando todo haya terminado. Me...

   Ciudad Ciudad de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Un llanto, un llanto de mujer interminable, sosegado, casi tranquilo. En la noche, un llanto de mujer me ha despertado. Primero un ruido de cerradura, después unos pies que vacilan y luego, de pronto, el llanto. Suspiros intermitentes como caídas de un agua interior, densa, imperiosa, inagotable...

   Doscientos cuatro (204) Doscientos cuatro (204) de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Escucha Escucha Escucha la voz de los hoteles, de los cuartos aún sin arreglar, los diálogos en los oscuros pasillos que adorna una raída alfombra escarlata por donde se apresuran los sirvientes que salen al amanecer como espantados murciélagos. Escucha Escucha Escucha los murmullos en la escalera...

   El festín de Baltazar El festín de Baltazar de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

En la sombra de las altas salas de casta piedra, murmura aún la bestia del banquete su rezo interminable. Un quieto polvo reunido por los años, apaga la música de los amargos cobres que anunciaron las últimas palabras. Descansa su débil materia en el perfil de las bestias detenidas...

   La muerte del capitán Cook La muerte del capitán Cook de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Cuando le preguntaron cómo era Grecia, habló de una larga fila de casas de salud levantadas a orillas de un mar cuyas aguas emponzoñadas llegaban hasta las angostas playas de agudos guijarros, en olas lentas como el aceite. Cuando le preguntaron cómo era Francia, recordó un breve...

   Nocturno Nocturno de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Nocturno La fiebre atrae el canto de un pájaro andrógino y abre caminos a un placer insaciable que se ramifica y cruza el cuerpo de la tierra. ¡Oh el infructuoso navegar alrededor de las islas donde las mujeres ofrecen al viajero la fresca balanza de sus senos y una extensión de terror en las caderas!...

   Nocturno en Al-Mansurâh Nocturno en Al-Mansurâh de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Beau Sire Dieu, gardez moi ma gent. San Luis Rey en Bar-al-Seghir Tendido en un jergón de la humilde morada del escriba Fakhr-el-Din, Luis de Francia, noveno de su nombre, ausculta la noche del delta. Los pies descalzos de los centinelas pisan el polvo del desierto que llega con el...

   Señal Señal de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

Van a cerrar el parque. En los estanques nacen de pronto amplias cavernas en donde un tenue palpitar de hojas denuncia los árboles en sombra. Una sangre débil de consistencia, una savia rosácea, se ha vertido sin descanso en ciertos rincones del bosque, sobre ciertos bancos. Van a...

   Sonata Sonata de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

¿Sabes qué te esperaba tras esos pasos del arpa llamándote de otro tiempo, de otros días? ¿Sabes por qué un rostro, un gesto, visto desde el tren que se detiene al final del viaje, antes de perderte en la ciudad que resbala entre la niebla y la lluvia, vuelven un día a visitarte, a...

   Trilogía Trilogía de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

DE LA CIUDAD ¿Quién ve a la entrada de la ciudad la sangre vertida por antiguos guerreros? ¿Quién oye el golpe de las armas y el chapoteo nocturno de las bestias? ¿Quién guía la columna de humo y dolor que dejan las batallas al caer la tarde? Ni el más miserable, ni el más vicioso ni...

   Tríptico del Alhambra Tríptico del Alhambra de Alvaro Mutis


      En la voz de Alvaro Mutis    
primeros versos

I EN EL PARTAL Hace tanto la música ha callado. Sólo el tiempo en las paredes, en las leves columnas, en las inscripciones de los versos de Ibn Zamrak que celebran la hermosura del lugar, sólo el tiempo cumple su tarea con leve, sordo roce sin pausa ni destino. Al fondo, ajenos a...

 
 Amado Nervo

   Amemos Amemos de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Si nadie sabe ni por qué reímos ni por qué lloramos; si nadie sabe ni por qué vinimos ni por qué nos vamos; si en un mar de tinieblas nos movemos, si todo es noche en derredor y arcano, ¡a lo menos amemos! ¡Quizás no sea en vano! De: Serenidad

   Autobiografía Autobiografía de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón y Aurora Molina    
primeros versos

¿Versos autobiográficos? Ahí están mis canciones, allí están mis poemas: yo, como las naciones venturosas, y a ejemplo de la mujer honrada, no tengo historia: nunca me ha sucedido nada, ¡oh, noble amiga ignota!, qué pudiera contarte. Allá en mis años mozos adiviné del Arte la armonía y el ritmo, caros al Musageta...

   Cobardía Cobardía de Amado Nervo


      En la voz de Rosa Furman    
primeros versos

Pasó con su madre. ¡Qué rara belleza! ¡Qué rubios cabellos de trigo garzul! ¡Qué ritmo en el paso! ¡Qué innata realeza de porte! ¡Qué formas bajo el fino tul... Pasó con su madre. Volvió la cabeza: ¡me clavó muy hondo su mirada azul! Quedé como en éxtasis... Con febril premura,...

   Delicta carnis Delicta carnis de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Carne, carne maldita que me apartas del cielo; carne tibia y rosada que me impeles al vicio; ya rasgué mis espaldas con cilicio y flagelo por vencer tus impulsos, y es en vano: ¡te anhelo a pesar del flagelo y a pesar del cilicio! Crucifico mi cuerpo con sagrados enojos, y se abraza a mis plantas Afrodita la impura...

   Después Después de Amado Nervo


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Te odio con el odio de la ilusión marchita. ¡Retírate! He bebido de tu cáliz, y por eso mis labios ya no saben dónde poner su beso; mi carne, atormentada de goces, muere ahíta. Safo, Crisis, Aspasia, Magdalena, Afrodita, cuanto he querido fuiste para mi afán avieso. ¿En dónde hallar...

   El día que me quieras El día que me quieras de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

El día que me quieras tendrá más luz que junio; la noche que me quieras será de plenilunio, con notas de Beethoven vibrando en cada rayo sus inefables cosas, y habrá juntas más rosas que en todo el mes de mayo. Las fuentes cristalinas irán por las laderas saltando cristalinas el día que me quieras...

   En paz En paz de Amado Nervo


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje la miel o la hiel de las cosas, fue porque en ellas...

   Eso me basta Eso me basta de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Este libro tiene muchos precedentes, tantos como gentes habrán sollozado por un bien amado, desaparecido, por un gran amor extinguido. Tal vez muchos otros lloraron mejor su dolor que yo mi inmenso dolor, quizá (como eran poetas mayores) había en sus lágrimas muchos más fulgores.....

   Eternidad Eternidad de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

¡La Muerte! Allí se agota todo esfuerzo, allí sucumbe toda voluntad. ¡La Muerte! ¡Lo que ayer fue nuestro Todo hoy solo es nuestra Nada!... ¡Eternidad! ¡Silencio! El máximo silencio que es posible encontrar. ¡Silencio!...! Ultrasilencio, y no más! ¡Oh, no más! ¡Ni una voz en la noche...

   Gratia plena Gratia plena de Amado Nervo


      En la voz de Manuel Bernal    
primeros versos

Todo en ella encantaba, todo en ella atraía: su mirada, su gesto, su sonrisa, su andar... El ingenio de Francia de su boca fluía. Era llena de gracia, como el Avemaría; ¡quien la vio no la pudo ya jamás olvidar! Ingenua como el agua, diáfana como el día, rubia y nevada como Margarita...

   Gratia plena Gratia plena de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Todo en ella encantaba, todo en ella atraía su mirada, su gesto, su sonrisa, su andar... El ingenio de Francia de su boca fluía. Era llena de gracia, como el Avemaría; ¡quien la vio no la pudo ya jamás olvidar! Ingenua como el agua, diáfana como el día, rubia y nevada como Margarita sin par, el influjo de su alma celeste amanecía...

   Llorar ¿Por qué? Llorar ¿Por qué? de Amado Nervo


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

¿Llorar? ¿Por qué? Este es el libro de mi dolor: lágrima a lágrima lo formé; una vez hecho, te juro, por Cristo, que nunca más lloraré. ¿Llorar? ¿Por qué? Serán mis rimas como el rielar de una luz íntima, que dejaré en cada verso; pero llorar, ¡eso ya nunca! ¿Por quién? ¿Por qué?...

   Los muertos mandan Los muertos mandan de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Los muertos mandan. ¡Sí, tú mandas, vida mía! Si ejecuto una acción, digo: ¿Le gustaría? Hago tal o cual cosa pensando: ¡Ella lo hacía! Busco lo que buscabas, lo que dejabas dejo, amo lo que tú amabas; copio como un espejo tus costumbres, tus hábitos..., ¡Soy no más tu reflejo!...

   Más que que yo mismo Más que que yo mismo de Amado Nervo


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

¡Oh, vida mía, vida mía!, agonicé con tu agonía y con tu muerte me morí. ¡De tal manera te quería, que estar sin ti es estar sin mí! Faro de mi devoción, perenne cual mi aflicción es tu memoria bendita. ¡Dulce y santa lamparita dentro de mi corazón! Luz que alumbra mi pesar desde que...

   Me besaba mucho Me besaba mucho de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Me besaba mucho; como si temiera irse muy temprano... Su cariño era inquieto, nervioso. Yo no comprendía tan febril premura. Mi intención grosera nunca vio muy lejos... ¡Ella presentía! Ella presentía que era corto el plazo, que la vela herida por el latigazo del viento, aguardaba ya...

   Mi secreto Mi secreto de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

¿Mi secreto? ¡Es tan triste! Estoy perdido de amores por un ser desaparecido, por un alma liberta, que diez años fue mía, y que se ha ido... ¿Mi secreto? Te lo diré al oído: ¡Estoy enamorado de una muerta! ¿Comprendes tú que buscas los visibles transportes, las reales, las tangibles...

   Muerta Muerta de Amado Nervo


      En la voz de Ignacio López Tarso    
primeros versos

¡Muerta! En vano entre la sombra mis brazos, siempre abiertos, asir quieren su imagen con ilusorio afán. ¡Qué noche tan callada, qué limbos tan inciertos! ¡Oh! Padre de los vivos, ¿a dónde van los muertos, a dónde van los muertos, Señor, a donde van? Muy vasta, muy distante, muy...

   No le habléis de amor No le habléis de amor de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

¡Es su faz un trasunto de ideal, tan completo! ¡Son sus ojos azules de tan raro fulgor! Sella todos sus actos un divino secreto ¡No le habléis de amor! ¡Es tan noble el prestigio de sus manos sutiles! ¡Es tan pálido el rosa de sus labios en flor! Hay en ella el misterio de los viejos marfiles ¡No le habléis de amor! ...

   Ofertorio Ofertorio de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Deus dedit, Deus abstulit Dios mío, yo te ofrezco mi dolor: ¡Es todo lo que puedo ya ofrecerte! Tú me diste un gran amor, un solo amor, ¡un gran amor! Me lo robó la muerte... Y no me queda más que mi dolor. Acéptalo, Señor: ¡Es todo lo que puedo ya ofrecerte!... De: La amada...

   Pasas por el abismo de mis tristezas… Pasas por el abismo de mis tristezas… de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Pasas por el abismo de mis tristezas como un rayo de luna sobre los mares, ungiendo lo infinito de mis pesares con el nardo y la mirra de tus ternezas. Ya tramonta mi vida; la tuya empiezas; mas, salvando del tiempo los valladares, como un rayo de luna sobre los mares pasas por el abismo de mis tristezas...

   Por miedo Por miedo de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

La dejé marcharse sola... y, sin embargo, tenía para evitar mi agonía la piedad de una pistola. ¿Por qué no morir? pensé ¿Por qué no librarme desta tortura? ¿Ya qué me resta después que ella se me fue? Pero el resabio cristiano me insinuó con voces graves: !Pobre necio, tú qué...

   Quedamente Quedamente de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Me la trajo quedo, muy quedo, el Destino, y un día en silencio, me lo arrebató; llegó sonriendo; se fue sonriente; quedamente vino; vivió quedamente, ¡queda.... quedamente desapareció! 25 de abril de 1913 De: La amada...

   Reparación Reparación de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

¡En esta vida no la supe amar! Dame otra vida para reparar, ¡oh Dios!, mis omisiones, para amarla con tantos corazones como tuve en mis cuerpos anteriores; para colmar de flores, de risas y de gloria sus instantes; para cuajar su pecho de diamantes y en la red de sus labios dejar...

   Su trenza Su trenza de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Bien venga, cuando viniere, la Muerte: su helada mano bendeciré si hiere... He de morir como muere un caballero cristiano. Humilde, sin murmurar, ¡oh Muerte!, me he de inclinar cuando tu golpe me venza; ¡pero déjame besar, mientras expiro, su trenza! ¡la trenza que le corté y que,...

   Tan rubia es la niña... Tan rubia es la niña... de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Tan rubia es la niña que cuando hay sol, no se la ve. Parece que se difunde en el rayo matinal, que con la luz se confunde su silueta de cristal, tinta en rosas, y parece que en la claridad del día se desvanece la niña mía. Si se asoma mi Damiana a la ventana, y colora la aurora su tez lozana de albérchigo y terciopelo...

   Unidad Unidad de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

No, madre, no te olvido; mas apenas ayer ella se ha ido, y es natural que mi dolor presente cubra tu dulce imagen en mi mente con la imagen del otro bien perdido. Ya juntas viviréis en mi memoria como oriente y ocaso de mi historia, como principio y fin de mi sendero, como nido y...

   Viejo estribillo Viejo estribillo de Amado Nervo


      En la voz de Alí Chumacero    
primeros versos

¿Quién es esa sirena de la voz tan doliente, de las carnes tan blancas, de la trenza tan bruna? Es un rayo de luna que se baña en la fuente, es un rayo de luna... ¿Quién gritando mi nombre la morada recorre? ¿Quién me llama en las noches con tan trémulo acento? Es un soplo de...

   Vivir sin tus caricias Vivir sin tus caricias de Amado Nervo


      En la voz de Enrique Rambal    
primeros versos

Vivir sin tus caricias es mucho desamparo; vivir sin tus palabras es mucha soledad; vivir sin tu amoroso mirar, ingenuo y claro, es mucha obscuridad... 25 de julio de 1912 De: La amada...

   Y el Buda de basalto sonreía Y el Buda de basalto sonreía de Amado Nervo


      En la voz de Oscar Chávez o Claudio Obregón    
primeros versos

Aquella tarde, en la Alameda, loca de amor, la dulce idolatrada mía me ofreció la eglantina de su boca. Y el Buda de basalto sonreía... Otro vino después, y sus hechizos me robó la di cita, y en la umbría nos trocamos epístolas y rizos. Y el Buda de basalto sonreía... Hoy hace un año del amor perdido; al sitio vuelvo...

 
 Amalia Puga de Losada

   A mi hijo en su infancia A mi hijo en su infancia de Amalia Puga de Losada


      En la voz de Conchita Fernández    
primeros versos

Del mismo Cielo descendiste un día, como rayo de luz esplendorosa, a ser el sol de la existencia mía. Y al mirarme en tus ojos amorosa y al besar con fruición tu blanca frente, do la inocencia en majestad reposa, sentí que, prosternada y reverente, el alma, de mi ser en lo profundo, adoraba la Diestra omnipotente...

 
 Amanda Berenguer

   Dicciones Dicciones de Amanda Berenguer


      En la voz de Amanda Berenguer    
primeros versos

Introducción a dicciones Apenas puedo explicar esto que he hecho. Lo llamaremos dicciones . Sé que lo hice buscando la insoslayable comunicación como otra manera de arribar al contacto profundo con los demás. La Gran necesidad. Tú y yo, nosotros. ¿Lees? ¿Escuchas? ¿Conversas? ¿Cantas?...

   El limón El limón de Amanda Berenguer


      En la voz de Amanda Berenguer    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Una docena de tigres caben en un limón. Se pueden domar los tigres: en el limón sólo cabe recordar el azahar. IV de Identidad de ciertas frutas…

   La estranguladora La estranguladora de Amanda Berenguer


      En la voz de Amanda Berenguer    
primeros versos

No hubo apremios / ni desgarraduras / Ni ser cosa aparente / que fuera de veras / así creía / fui violada / impregnada / por el Ave Tiempo / el Ave Roc del 2 viaje de Simbad / me parece / y quedé presa / irremediablemente embarazada de algo que no sabía / aquí estoy / toda vientre...

   Poniente sobre el mar del miércoles 1o de marzo de 1972 Poniente sobre el mar del miércoles 1o de marzo de 1972 de Amanda Berenguer


      En la voz de Amanda Berenguer    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Porque hunde usted su cabeza cortada en el filo del agua azul marino su cabeza entre pájaros suspensos nubes alas pendientes del tono final de las guindas porque desciende usted rojo al patíbulo del horizonte señor del día poderoso y vencido soporto la sombra el engaño las pesadillas los…

 
 Ana Isabel Illueca

   Saloma Saloma de Ana Isabel Illueca


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Como un lamento lejano resuena entre los peñascos la voz que se hace sollozo para decir su quebranto. Como el bramido del toro que ve la muerte a su paso; como el llanto de los niños que quedaron en el rancho; y como el venado herido que los perros van husmeando; así rasgó la saloma todos los montes y llanos...

 
 Ana Rossetti

   Chico Wrangler Chico Wrangler de Ana Rossetti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Dulce corazón mío de súbito asaltado. Todo por adorar más de lo permisible. Todo porque un cigarro se asienta en una boca y en sus jugosas sedas se humedece. Porque una camiseta incitante señala, de su pecho, el escudo durísimo, y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale. Todo...

   Demonio, lengua de plata... Demonio, lengua de plata... de Ana Rossetti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Arcángel desterrado y refugiado en mi anhelo; cada vez que la albahaca se movía a mi vientre tu mano apuñalaba y en el raudo abanico de luces y luciérnagas o en la pared confusa, donde el enfebrecido pájaro de la noche se cernía, aparecías tú. Continua caracola prendida de mi oído;...

   Imago passionis Imago passionis de Ana Rossetti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Arcángel mío, Compañero mío, Amado que en las columnas atas mis insomnios y derramas por el alba los claveles que te ofreció mi sangre, a cambio de la corona púrpura de tu indómito reino prometido, del lirio de tu cetro; a cambio de hospedarme en el arisco armiño de tu piel. Arcángel...

   Where is my man? Where is my man? de Ana Rossetti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Nunca te tengo tanto como cuando te busco sabiendo de antemano que no puedo encontrarte. Sólo entonces consiento estar enamorada. Sólo entonces me pierdo en la esmaltada jungla de coches o tiovivos, cafés abarrotados, lunas de escaparates, laberintos de parques o de espejos, pues...

   Where is my man? Where is my man? de Ana Rossetti


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Nunca te tengo tanto como cuando te busco sabiendo de antemano que no puedo encontrarte. Sólo entonces consiento estar enamorada. Sólo entonces me pierdo en la esmaltada jungla de coches o tiovivos, cafés abarrotados, lunas de escaparates...

 
 André Cruchaga

   A contraluz A contraluz de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

bajo un amplio cielo gris Charles Baudelaire Bebo los latidos de la ceniza En el velorio de los sueños Roto póstumo Deshaciendo oráculos Destruyendo arcos Subastando lágrimas Bronces desvaídos Anillos como gargantas Nunca fueron hechos los sueños Sin paciencia Sin ríos Sin...

   Aún queda el crepúsculo Aún queda el crepúsculo de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

Aún queda el crepúsculo(Menos mal) Rodajas de nubes Pedazos de cielo Brisas de vez en cuando Ventanas aunque sin vecinos en los balcones Gatos cazando ratones Cucarachas felizmente alimentadas Con suculentas migajas Húmedos albañales Cloacas Mujeres madres solteras Niñas a la moda...

   Despojos Despojos de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

Eternidades que están atravesando mi alma. Manuel Altolaguirre En todas partes el frío Inunda las calles Y las esquinas envejecen La gente aflora sus toxinas De pronto se cuelan los recuerdos Por el orificio Cinematográfico De los calendarios No sé cómo este mundo apretado Mitiga su...

   Formas de la duda Formas de la duda de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

A veces todo es noche Abismo Oscuros círculos Relojes desconcertantes Noches sin más límites Que las ventanas Calles donde pasa la brisa Crujiendo entre los brazos A veces pasa el silencio Con su acústica de vidrio La oscuridad estática Absoluta Final El cuerpo muriendo Amontonando su...

   Haberes Haberes de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

Es como si estuviera en medio de una niebla espesa José Saramago: Ensayo sobre la ceguera Hay historias para no contarse nunca Hay encuentros al final de un túnel Miedos Vacíos Golpes Papeles sonrisas obtusas Hay lenguas reducidas a astillas Días encapuchados Hay días que pasan como...

   Historia del asedio Historia del asedio  de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

Hay jardines que mis ojos no ven. Ningún pie cabe en el lugar Donde guardo las colillas que las manos tiran a cucharadas. Ningún día me habla con sombreros impermeables, con tazas De café o con el corazón abierto de los niños. En la pizarra Del grito hay furias, y hasta rostros de infatigable ceniza...

   Paseo nocturno Paseo nocturno de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

Tal vez el mundo sea bello, cuando el sol claro lo ilumina, pero yo sé que hay hombres tristes como la lluvia gris y fría. Carlos Bousoño: La tristeza Al final del día Todo va quedando inerme La noche está ahí como una calle Intransitable: Musgo sin espejos Humus sin puertas Pero...

   Retrato: Historia de mi Madre Retrato: Historia de mi Madre de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga (español) y Miren Eukene Lizeaga (vasco)    
primeros versos

Mi madre no fue una mujer de pomposas ciudades, Sino de ardiente pueblo y nobles árboles: Todo un río que marcha callando entre las sombras , Flotando, bajo el sol, en la superficie, Su íntima sencillez de juventud erguida. No tuvo, pese a su mocedad sencilla, una rama de sosiego En...

   Sombra del país (I) Sombra del país (I) de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga (español) y Miren Eukene Lizeaga (vasco)    
primeros versos

Sé cuánto pesa la Esperanza en mi País, Y la libertad asida de mis manos; Sé caminar por los senderos de la noche; Atajar las piedras es saber el camino de la aurora. En esta pequeña aldea donde vivo, Se conocen desde lejos los párpados: El corazón No tiene inocencia Se salva el que...

   Vértigo Vértigo de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga    
primeros versos

A menudo me toca jugar Con la soledad o el olvido Da igual cerrar las puertas Abrir las ventanas Hacer puentes donde no hay ríos Cobrar un sueldo y pagar los impuestos Ir a misa O escuchar un discurso presidencial Salir a la calle O pegarse un tiro en la cama A menudo uno se...

   Viajes y cavernas del subsuelo Viajes y cavernas del subsuelo de André Cruchaga


      En la voz de André Cruchaga (español) y Miren Eukene Lizeaga (vasco)    
primeros versos

En la lluvia reconozco el lugar de donde vengo; El agua apaga este amor feroz, incandescente, Que le tengo a las campanas cuando tocan las raíces De mis músculos y el vino de mi sangre. La vida ha de irse, es la única condición que compartimos Cuando vemos partir todo lo que amamos...

 
 Andrés Alencastre (Kilku Warak’a)

   Puma Puma de Andrés Alencastre (Kilku Warak’a)


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Tiznado gato, crío de la niebla Airada fiera, garra de piedra Deambulas por los cerros Cabizbajo por la nieve Acechando con furor Barres la niebla Laceando con tu rabo Lías montañas Espinos filudos tus bigotes Al sol deslumbran, relucientes Candente brasa tu lengua Se relame por sangre Grácil felino de los dioses...

 
 Andrés Eloy Blanco

   El dulce mal El dulce mal de Andrés Eloy Blanco


      En la voz de Andrés Eloy Blanco    
primeros versos

Vuelvo los ojos a mi propia historia. Sueños, más sueños y más sueños... gloria, más gloria... odio... un ruiseñor huyendo... y asómbrame no ver en toda ella ni un rasgo, ni un esbozo, ni una huella del dulce mal con que me estoy muriendo. Torno a mirar hacia el camino andado...

   La renuncia La renuncia de Andrés Eloy Blanco


      En la voz de Andrés Eloy Blanco    
primeros versos

He renunciado a ti. No era posible. Fueron vapores de la fantasía; son ficciones que a veces dan a lo inaccesible una proximidad de lejanía. Yo me quedé mirando cómo el río se iba poniendo encinta de la estrella... hundí mis manos locas hacia ella y supe que la estrella estaba arriba...

   Píntame angelitos negros Píntame angelitos negros de Andrés Eloy Blanco


      En la voz de Balbino Blanco Sánchez    
primeros versos

¡Ah mundo! La negra Juana, ¡la mano se le pasó! Se le murió su negrito, sí, señor. ¡Ay compadrito del alma!, tan sano que estaba el negro! Yo no el acataba el pliegue, yo no le miraba el hueso; como yo me enflaquecía, lo medía con mi cuerpo, se me iba poniendo flaco, como yo me iba...

   Píntame angelitos negros Píntame angelitos negros de Andrés Eloy Blanco


      En la voz de Andrés Eloy Blanco    
primeros versos

¡Ah mundo! La negra Juana, ¡la mano se le pasó! Se le murió su negrito, sí, señor. ¡Ay compadrito del alma!, tan sano que estaba el negro! Yo no el acataba el pliegue, yo no le miraba el hueso; como yo me enflaquecía, lo medía con mi cuerpo, se me iba poniendo flaco, como yo me iba poniendo...

 
 Andrés Holguín

   Nueva aventura Nueva aventura de Andrés Holguín


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

La muerte no es un viaje, es un regreso. No es partir a región desconocida. Es volver al origen de la vida, patria de carne y polvo, sangre y hueso. Por eso no me aterrará, por eso llegaré a su rivera presentida como quien entra a tierra conocida buscando amor y sal, abrazo y beso...

 
 Andrés Trapiello

   La casa de la vida La casa de la vida de Andrés Trapiello


      En la voz de Marcelo Cejas    
primeros versos

Mi corazón es una vieja casa. Tiene un jardín y en el jardín un pozo y túneles de yedra y hojarasca. En esa casa a la que tiran piedras los niños cuando pasan al volver de la escuela, después de haber robado de su huerta magro botín de unas manzanas agrias. En su tejado hay nidos de...

 
 Ángel Cruchaga Santa María

   La seda de tus hombros La seda de tus hombros de Ángel Cruchaga Santa María


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

Ya no temo a la muerte. Me defienden tus manos y tus ojos. Estoy tranquilo como un prado verde donde sonríen los infantes de oro. Ya no temo a la muerte; Dios empieza en el canto de tus ojos. Mi corazón se duerme como un ciego en la llama de un sollozo. Se alza la luna siempre más allá de la seda de tus hombros...

 
 Ángel González

   A veces, un cuerpo puede modificar un nombre A veces, un cuerpo puede modificar un nombre de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

A veces, las palabras se posan sobre las cosas como una mariposa sobre una flor, y las recubren de colores nuevos. Sin embargo, cuando pienso en tu nombre, eres tú quien le da a la palabra color, aroma, vida. ¿Qué sería tu nombre sin ti? Igual que la palabra rosa sin la rosa: un...

   Artritis metafísica Artritis metafísica de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Siempre alguna mujer me llevo de la nariz (para no hacer mención de otros apéndices). Anillado como un mono doméstico, salte de cama en cama. ¡Cuánta zalema alegre, qué equilibrios tal altos y difíciles, qué acrobacias tan ágiles, qué risa! Aunque era un espectáculo hilarante, hubo...

   Ayer Ayer de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Ayer fue miércoles toda la mañana. Por la tarde cambió: se puso casi lunes, la tristeza invadió los corazones y hubo un claro movimiento de de pánico hacia los tranvías que llevan los bañistas hasta el río. A eso de la siete cruzó el cielo una lenta avioneta, y ni los niños la...

   Canción de invierno y de verano Canción de invierno y de verano de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Cuando es invierno en el mar del Norte es verano en Valparaíso. Los barcos hacen sonar sus sirenas al entrar en el puerto de Bremen con jirones de niebla y de hielo en sus cabos, mientras los baladros soleados arrastran por la superficie del Pacífico sur bellas bañistas. Eso sucede...

   Cumpleaños de amor Cumpleaños de amor de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

¿Cómo seré yo cuando no sea yo? Cuando el tiempo haya modificado mi estructura, y mi cuerpo sea otro, otra mi sangre, otros mis ojos y otros mis cabellos. Pensaré en ti, tal vez. Seguramente, mis sucesivos cuerpos prolongándome, vivo, hacia la muerte se pasarán de mano en mano, de...

   Dato biográfico Dato biográfico de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Cuando estoy en Madrid, las cucarachas de mi casa protestan porque leo por las noches. La luz no las anima a salir de sus escondrijos, y pierden de ese modo la oportunidad de pasearse por mi dormitorio, lugar hacia el que por oscuras razones , se sienten irresistiblemente atraídas...

   Discurso a los jóvenes Discurso a los jóvenes de Angel González


      En la voz de Pedro María Sánchez    
primeros versos

De vosotros, los jóvenes, espero no menos cosas grandes que las que realizaron vuestros antepasados. Os entrego una herencia grandiosa: sostenedla. Amparad ese río de sangre, sujetad con segura mano el tronco de caballos viejísimos, pero aún poderosos...

   Entonces Entonces de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Entonces, en los atardeceres de verano, el viento traía desde el campo hasta mi calle un inestable olor a establo y a hierba susurrante como un río que entraba con su canto y con su aroma en las riberas pálidas del sueño. Ecos remotos, sones desprendidos de aquel rumor, hilos de una...

   Esperanza Esperanza de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Esperanza, araña negra del atardecer. Te paras no lejos de mi cuerpo abandonado, andas en torno a mí, tejiendo, rápida, inconsistentes hilos invisibles, te acercas, obstinada, y me acaricias casi con tu sombra pesada y leve a un tiempo. Agazapada bajo las piedras y las horas,...

   Introducción a las fábulas para animales Introducción a las fábulas para animales de Ángel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Durante muchos siglos la costumbre fue ésta: aleccionar al hombre con historias a cargo de animales de voz docta, de solemne ademán o astutas tretas, tercos en la maldad y en la codicia o necios como el ser al que glosaban. La humanidad les debe parte de su virtud y su sapiencia a...

   Me basta así Me basta así de Angel González


      En la voz de Manuel López Castilleja    
primeros versos

Si yo fuese Dios y tuviese el secreto, haría un ser exacto a ti; lo probaría (a la manera de los panaderos cuando prueban el pan, es decir: con la boca), y si ese sabor fuese igual al tuyo, o sea tu mismo olor, y tu manera de sonreír, y de guardar silencio...

   Me he quedado sin pulso Me he quedado sin pulso de Angel González


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Me he quedado sin pulso y sin aliento separado de ti. Cuando respiro, el aire se me vuelve en un suspiro y en polvo el corazón de desaliento. No es que sienta tu ausencia el sentimiento. Es que la siente el cuerpo. No te miro. No te puedo tocar por más que estiro los brazos como un...

   Meriendo algunas tardes Meriendo algunas tardes de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Meriendo algunas tardes: no todas tienen pulpa comestible. Si estoy junto a la mar muerdo primero los acantilados, luego las nubes cárdenas y el cielo escupo las gaviotas , y para postre dejo las bañistas jugando a la pelota y despeinadas. Si estoy en la ciudad meriendo tarde a...

   Muerte en el olvido Muerte en el olvido de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Yo sé que existo porque tú me imaginas. Soy alto porque tú me crees alto, y limpio porque tú me miras con buenos ojos, con mirada limpia. Tu pensamiento me hace inteligente, y en tu sencilla ternura, yo soy también sencillo y bondadoso. Pero si tú me olvidas quedaré muerto sin que...

   Para que yo me llame Ángel González Para que yo me llame Ángel González de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Para que yo me llame Ángel González, para que mi ser pese sobre el suelo fue necesario un ancho espacio y un largo tiempo: hombres de todo mar y toda tierra, fértiles vientres de mujer, y cuerpos y mas cuerpos, fundiéndose incesantes en otro cuerpo nuevo. Solsticios y equinoccios...

   Primera evocación Primera evocación de Angel González


      En la voz de Ángel González    
primeros versos

Recuerdo bien a mi madre. Tenía miedo del viento, era pequeña de estatura, le asustaban los truenos, y las guerras siempre estaba temiéndolas de lejos, desde antes de la última ruptura del Tratado suscrito por todos los ministros de asuntos exteriores. Recuerdo que yo no comprendía...

 
 Anónimo

   El destierro del Cid (fragmento del Poema del Mio Cid) El destierro del Cid (fragmento del Poema del Mio Cid) de Anónimo


      En la voz de Manuel Dicenta    
primeros versos

Mio Çid movió de Bivar pora Burgos adeliñado, assí dexa sus palaçios yermos e desheredados. De los sos ojos tan fuertemientre llorando, tornava la cabeça i estávalos catando. Vio puertas abiertas e uços sin cañados, alcándaras vázias sin pielles e sin mantos e sin falcones e sin...

 
 Antoni Marí

   Así como el día pasado ya no vuelve... Así como el día pasado ya no vuelve... de Antoni Marí


      En la voz de Antoni Marí    
Colaboración: Círculo de Poesía
primeros versos

Así como el día pasado ya no vuelve, nunca has de volver a cruzar, de este mar, sus aguas. Nunca más del lugar de donde vienes has de volver. Nunca más podrás volver a ser el que fuiste, ni hacer memoria, tan sólo, de tu recuerdo. Nunca más tu nombre alguno podrá decirlo...

 
 Antonio Cisneros

   Cuatro boleros maroqueros Cuatro boleros maroqueros de Antonio Cisneros


      En la voz de Antonio Cisneros    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

1 Con las últimas lluvias te largaste y entonces yo creí que para la casa más aburrida del suburbio no habrían primaveras ni otoños ni inviernos ni veranos. Pero no. Las estaciones se cumplieron como estaban previstas en cualquier almanaque Y la dueña de la casa y el cartero no me volvieron a...

   Para hacer el amor Para hacer el amor de Antonio Cisneros


      En la voz de Antonio Cisneros    
Colaboración: Alberto Blanco
primeros versos

Para hacer el amor debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se achicharra para hacer el amor. Los pastos húmedos son mejores que los pastos amarillos pero la arena gruesa es mejor todavía. Ni junto a las colinas porque el…

 
 Antonio Gala

   Madres de la Plaza de Mayo Madres de la Plaza de Mayo de Antonio Gala


      En la voz de Antonio Gala    
primeros versos

Entre el recuerdo de los caídos, de todas. Cualquiera que fuesen su origen y sus creencias, su edad y sus trincheras. Entre el recuerdo de vuestros caídos, y la esperanza de lo que jamás podrá caer, se alza el futuro en vuestras manos. El grano muere pero la espiga se levanta...

 
 Antonio Gamoneda

   Ante las viñas abrasadas por el invierno... Ante las viñas abrasadas por el invierno... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Ante las viñas abrasadas por el invierno, pienso en el miedo y en la luz (una sola sustancia dentro de mis ojos), pienso en la lluvia y en las distancias atravesadas por la ira. De: El libro del...

   El cuerpo esplende en el zaguán profundo... El cuerpo esplende en el zaguán profundo... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

El cuerpo esplende en el zaguán profundo, ante la trenza del esparto y los armarios destinados a los membrillos y las sombras. De pronto, el llanto enciende los establos. Una vecina lava la ropa fúnebre y sus brazos son blancos entre la noche y el agua. De: El libro del...

   Entre el estiércol y el relámpago... Entre el estiércol y el relámpago... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Entre el estiércol y el relámpago escucho el grito del pastor. Aún hay luz sobre las alas del gavilán y yo desciendo a las hogueras húmedas. He oído la campana de la nieve, he visto el hongo de la pureza, he creado el olvido. De: El libro del...

   Esta casa estuvo dedicada a la labranza y la muerte... Esta casa estuvo dedicada a la labranza y la muerte... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Esta casa estuvo dedicada a la labranza y la muerte. En su interior cunden las ortigas, pesan las flores sobre las maderas atormentadas por la lluvia. De: El libro del...

   Extrañeza, fulgor... Extrañeza, fulgor... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Extrañeza, fulgor: el gavilán inmóvil, y la melena del carrizo, y, sobre el agua, mis manos ante las zarzas polvorientas. Pongo los frutos negros en la boca y su dulzura es de otro mundo como mi pensamiento arrasado por la luz. De: El libro del...

   Recuerdo el frío del amanecer... Recuerdo el frío del amanecer... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Recuerdo el frío del amanecer, los círculos de los insectos sobre las tazas inmóviles, la posibilidad de un abismo lleno de luz bajo las ventanas abiertas para la ventilación de la enfermedad, el olor triste de la sosa cáustica. De: El libro del...

   Sobre excremento de rebaños... Sobre excremento de rebaños... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Sobre excremento de rebaños, subo y me acuesto bajo los robles musicales. Cruzan palomas entre mi cuerpo y el crepúsculo, cesa el viento y las sombras son húmedas. Hierba de soledad, palomas negras: he llegado, por fin; éste no es mi lugar, pero he llegado. De: El libro del...

   Tengo frío junto a los manantiales... Tengo frío junto a los manantiales... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Tengo frío junto a los manantiales. He subido hasta cansar mi corazón. Hay yerba negra en las laderas y azucenas cárdenas entre sombras, pero, ¿qué hago yo delante del abismo? Bajo las águilas silenciosas, la inmensidad carece de significado. De: El libro del...

   Tiendo mi cuerpo... Tiendo mi cuerpo... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Tiendo mi cuerpo sobre las maderas agrietadas por las lágrimas, huelo la linaza y la sombra. Ah la morfina en mi corazón: duermo con los ojos abiertos ante un territorio blanco abandonado por las palabras. De: El libro del...

   Un bosque se abre en la memoria... Un bosque se abre en la memoria... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Un bosque se abre en la memoria y el olor a resina es útil al corazón. Vi las esferas del sudor y los insectos en la dulzura; luego, el crepúsculo en sus ojos; después, el cardo hirviendo ante el centeno y la fatiga de los pájaros perseguidos por la luz. De: El libro del...

   Vi la serenidad... Vi la serenidad... de Antonio Gamoneda


      En la voz de Antonio Gamoneda    
primeros versos

Vi la serenidad en los ojos de las reses destinadas a los cuchillos industriales y los caballos inmóviles en la tristeza; después, la cal, su luz en los ancianos, y grandes grietas habitadas por lamentos. De: El libro del...

 
 Antonio Machado

   A Don Francisco Giner De Los Ríos A Don Francisco Giner De Los Ríos de Antonio Machado


      En la voz de Ana María Noé    
primeros versos

Como se fue el maestro, la luz de esta mañana me dijo: Van tres días que mi hermano Francisco no trabaja. ¿Murió?... Sólo sabemos que se nos fue por una senda clara, diciéndonos: Hacedme un duelo de labores y esperanzas. Sed buenos y no más, sed lo que he sido entre vosotros: alma...

   A un olmo seco A un olmo seco de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido. ¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero! Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina al tronco carcomido y polvoriento. No...

   A un olmo seco A un olmo seco de Antonio Machado


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido. ¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero! Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina al tronco carcomido...

   A una España joven A una España joven de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

... Fue un tiempo de mentira, de infamia. A España toda, la malherida España, de Carnaval vestida nos la pusieron, pobre y escuálida y beoda, para que no acertara la mano con la herida. Fue ayer; éramos casi adolescentes; era con tiempo malo, encinta de lúgubres presagios, cuando...

   Al maestro Azorín por su libro Castilla Al maestro Azorín por su libro Castilla de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

La venta de Cidones está en la carretera que va de Soria a Burgos. Leonarda, la ventera, que llaman la Ruipérez, es una viejecita que aviva el fuego donde borbolla la marmita. Ruipérez, el ventero, un viejo diminuto bajo las cejas grises, dos ojos de hombre astuto , contempla...

   Allá, en las tierras altas... Allá, en las tierras altas... de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

Allá, en las tierras altas, por donde traza el Duero su curva de ballesta en torno a Soria, entre plomizos cerros y manchas de raídos encinares, mi corazón está vagando, en sueños... ¿No ves, Leonor, los álamos del río con sus ramajes yertos? Mira el Moncayo azul y blanco; dame tu...

   Allá, en las tierras altas... Allá, en las tierras altas... de Antonio Machado


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Allá, en las tierras altas, por donde traza el Duerosu curva de ballesta en torno a Soria, entre plomizos cerros y manchas de raídos encinares, mi corazón está vagando, en sueños... ¿No ves, Leonor, los álamos del río con sus ramajes yertos? Mira el Moncayo azul y blanco; dame tu mano y paseemos...

   Anoche cuando dormía... Anoche cuando dormía... de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

Anoche cuando dormía soñé, ¡bendita ilusión!, que una fontana fluía dentro de mi corazón. Di, ¿por qué acequia escondida, agua, vienes hasta mí, manantial de nueva vida de donde nunca bebí? Anoche cuando dormía soñé, ¡bendita ilusión!, que una colmena tenía dentro de mi corazón; y...

   Apuntes, consejos, proverbios y cantares Apuntes, consejos, proverbios y cantares de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González, Ana María Noé y Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Sobre el olivar, se vio la lechuza volar y volar. Campo, campo, campo. Entre los olivos, los cortijos blancos. Y la encina negra, a medio camino de Úbeda a Baeza. Por un ventanal, entró la lechuza en la catedral. San Cristobalón la quiso espantar, al ver...

   Caminos Caminos de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo, la sierra gris y blanca, la sierra de mis tardes madrileñas que yo veía en el azul pintada? Por tus barrancos hondos y por tus cumbres agrias, mil Guadarramas y mil soles vienen, cabalgando conmigo, a tus...

   Campos de Soria Campos de Soria de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

VI ¡Soria fría, Soria pura, cabeza de Extremadura, con su castillo guerrero arruinado, sobre el Duero; con sus murallas roídas y sus casas denegridas! ¡Muerta ciudad de señores soldados o cazadores; de portales con escudos de cien linajes hidalgos, y de famélicos galgos, de galgos...

   Canciones a Guiomar Canciones a Guiomar de Antonio Machado


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

No sabía si era un limón amarillo lo que tu mano tenía, o el hilo de un claro día, Guiomar, en dorado ovillo. Tu boca me sonreía. Yo pregunté: ¿Qué me ofreces? ¿Tiempo en fruto, que tu mano eligió entre madureces de tu huerta? ¿Tiempo vano de una bella tarde yerta?...

   Coplas mundanas Coplas mundanas de Antonio Machado


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Poeta ayer, hoy triste y pobre filósofo trasnochado, tengo en monedas de cobre el oro de ayer cambiado. Sin placer y sin fortuna, pasó como una quimera mi juventud, la primera... la sola, no hay más que una: la de dentro es la de fuera. Pasó como un torbellino, bohemia y aborrascada,...

   Coplas y llanto por la muerte de don Guido Coplas y llanto por la muerte de don Guido de Antonio Machado


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Al fin, una pulmonía mató a don Guido, y están las campanas todo el día doblando por él: ¡din-dánl Murió don Guido, un señor de mozo muy jaranero, muy galán y algo torero; de viejo, gran rezador. Dicen que tuvo un serrallo este señor de Sevilla...

   Desgarrada la nube… Desgarrada la nube… de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

Desgarrada la nube; el arco iris brillando ya en el cielo, y en un fanal de lluvia y sol el campo envuelto. Desperté. ¿Quién enturbia los mágicos cristales de mi sueño? Mi corazón latía atónito y disperso. ¡El limonar florido, el cipresal del huerto, el prado verde, el sol, el agua,...

   El crimen fue en Granada El crimen fue en Granada de Antonio Machado


      En la voz de Nuria Espert     
primeros versos

Se le vio, caminando entre fusiles, por una calle larga, salir al campo frío, aún con estrellas, de la madrugada. Mataron a Federico cuando la luz asomaba. El pelotón de verdugos no osó mirarle la cara. Todos cerraron los ojos: rezaron: ¡ni Dios te salva!...

   El loco El loco de Antonio Machado


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Es una tarde mustia y desabrida de un otoño sin frutos, en la tierra estéril y raída donde la sombra de un centauro yerra. Por un camino en la árida llanura, entre álamos marchitos, a solas con su sombra y su locura va el loco, hablando a gritos. Lejos se ven sombríos estepares,...

   El mañana efímero El mañana efímero de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

La España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía, devota de Frascuelo y de María, de espíritu burlón y alma inquieta, ha de tener su mármol y su día, su infalible mañana y su poeta. En vano ayer engendrará un mañana vacío y por ventura pasajero. Será un joven lechuzo y...

   El tren El tren de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Yo, para todo viaje siempre sobre la madera de mi vagón de tercera , voy ligero de equipaje. Si es de noche, porque no acostumbro a dormir yo, y de día, por mirar los arbolitos pasar, yo nunca duermo en el tren, y, sin embargo, voy bien. ¡Este placer de alejarse! Londres, Madrid,...

   En el mar de la mujer... En el mar de la mujer... de Antonio Machado


      En la voz de Ariadna Gil    
primeros versos

En el mar de la mujer pocos naufragan de noche; muchos al amanecer...

   Fue una clara tarde... Fue una clara tarde... de Antonio Machado


      En la voz de Nuria Espert    
primeros versos

Fue una clara tarde, triste y soñolienta tarde de verano. La hiedra asomaba al muro del parque, negra y polvorienta...La fuente sonaba. Rechinó en la vieja cancela mi llave; con agrio ruido abrióse la puerta de hierro mohoso y, al cerrarse, grave golpeó el silencio de la tarde muerta...

   He andado muchos caminos He andado muchos caminos de Antonio Machado


      En la voz de Francisco Portillo    
primeros versos

He andado muchos caminos he abierto muchas veredas; he navegado en cien mares y atracado en cien riberas. En todas partes he visto caravanas de tristeza, soberbios y melancólicos borrachos de sombra negra. Y pedantones al paño que miran, callan y piensan...

   Hoy buscarás en vano... Hoy buscarás en vano... de Antonio Machado


      En la voz de Ana María Noé    
primeros versos

Hoy buscarás en vano a tu dolor consuelo. Lleváronse tus hadas el lino de tus sueños. Está la fuente muda, y está marchito el huerto. Hoy sólo quedan lágrimas para llorar. No hay que llorar,...

   Hoy es siempre todavía Hoy es siempre todavía de Antonio Machado


      En la voz de Miguel Dedovich    
primeros versos

Hoy es siempre todavía...

   Huye del triste amor... (fragmento) Huye del triste amor... (fragmento) de Antonio Machado


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Huye del triste amor, amor pacato, sin peligro, sin venda ni aventura, que espera del amor prenda segura, porque en amor locura es lo sensato. Ese que el pecho esquiva al niño ciego y blasfemó del fuego de la vida, de una brasa pensada, y no encendida, quiere ceniza que le guarde el fuego. Y...

   José Mantecón del Palacio. Nació en Almería en 1874. Murió en 1902. (fragmento) José Mantecón del Palacio. Nació en Almería en 1874. Murió en 1902. (fragmento) de Antonio Machado


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

El aire por donde pasas, niña, se incendia, y a la algura de tus ojos relampaguea. Grande Dios mi barco de la nube negra y guarde mi corazón del aire de mi morena. No me mires más, o si me miras avisa cuándo me vas a mirar. ¡Dios mío, si no llegara!... Llevando el viento de cara, yo iba de Argel...

   La primavera besaba... La primavera besaba... de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

La primavera besaba suavemente la arboleda, y el verde nuevo brotaba como una verde humareda. Las nubes iban pasando sobre el campo juvenil... Yo vi en las hojas temblando las frescas lluvias de abril. Bajo ese almendro florido, todo cargado de flor recordé , yo he maldecido mi...

   La tierra de Alvargonzález La tierra de Alvargonzález de Antonio Machado


      En la voz de Manuel Dicenta    
primeros versos

I Siendo mozo Alvargonzález, dueño de mediana hacienda, que en otras tierras se dice bienestar y aquí, opulencia, en la feria de Berlanga prendóse de una doncella, y la tomó por mujer al año de conocerla. Muy ricas las bodas fueron y quien las vio las recuerda; sonadas las tornabodas...

   Llamó a mi corazón, un claro día... Llamó a mi corazón, un claro día... de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

Llamó a mi corazón, un claro día, con un perfume de jazmín, el viento. A cambio de este aroma, todo el aroma de tus rosas quiero. No tengo rosas; flores en mi jardín no hay ya; todas han muerto. Me llevaré los llantos de las fuentes, las hojas amarillas y los mustios pétalos. Y el...

   Llanto de las virtudes y coplas por la muerte de Don Guido Llanto de las virtudes y coplas por la muerte de Don Guido de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

Al fin, una pulmonía mató a don Guido, y están las campanas todo el día doblando por él: ¡din-dan! Murió don Guido, un señor de mozo muy jaranero, muy galán y algo torero; de viejo, gran rezador. Dicen que tuvo un serrallo este señor de Sevilla; que era diestro en manejar el caballo...

   Mi amor (¿Mi amor?) Mi amor (¿Mi amor?) de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

¿Mi amor?...¿Recuerdas, dime, aquellos juncos tiernos lánguidos y amarillos que hay en el cauce seco?... ¿Recuerdas la amapola que calcinó el verano, la amapola marchita, negro crespón del campo?... ¿Te acuerdas del sol yerto y humilde en la mañana, que brilla y tiembla roto sobre...

   Poema de un día Poema de un día de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez y Agustín González    
primeros versos

Heme aquí ya, profesor de lenguas vivas (ayer maestro de gay-saber, aprendiz de ruiseñor) en un pueblo húmedo y frío, destartalado y sombrío, entre andaluz y manchego. Invierno. Cerca del fuego. Fuera llueve un agua fina, que ora se trueca en neblina, ora se torna aguanieve...

   Poned atención... Poned atención... de Antonio Machado


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Poned atención: un corazón solitario no es un corazón...

   Proverbios y cantares Proverbios y cantares de Antonio Machado


      En la voz de Efraín Bartolomé    
primeros versos

I Nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse. V No vale nada el fruto cogido sin...

   Quisiera verte y no verte... Quisiera verte y no verte... de Antonio Machado


      En la voz de Manuel Bandera    
primeros versos

Quisiera verte y no verte, quisiera hablarte y no hablarte; quisiera encontrarte a solas y no quisiera encontrarte...

   Recuerdo infantil Recuerdo infantil de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de lluvia tras los cristales. Es la clase. En un cartel se representa a Caín fugitivo, y muerto Abel, junto a una mancha carmín. Con timbre sonoro y hueco truena el maestro, un anciano mal vestido, enjuto y seco,...

   Retrato Retrato de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero; mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero. Ni un seductor Mañara, ni un Bradominhe sido ya conocéis mi torpe aliño indumentario...

   Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería... Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería... de Antonio Machado


      En la voz de Agustín González    
primeros versos

Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería. Oye otra vez, Dios mío, mi corazón clamar. Tu voluntad se hizo, Señor, contra la mía. Señor, ya estamos solos mi corazón y el...

   Soñaba un alma de piedra... Soñaba un alma de piedra... de Antonio Machado


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Soñaba un alma de piedra que el amor era un cuchillo que se iba afilando en ella...

   Tarde tranquila... Tarde tranquila... de Antonio Machado


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Tarde tranquila, casi con placidez de alma, para ser joven, para haberlo sido cuando Dios quiso, para tener algunas alegrías... lejos, y poder dulcemente recordarlas. LXXIV De: Galerías

   Y no es verdad, dolor... Y no es verdad, dolor... de Antonio Machado


      En la voz de Adolfo Marsillach    
primeros versos

Y no es verdad, dolor, yo te conozco, tú eres nostalgia de la vida buena y soledad de corazón sombrío, de barco sin naufragio y sin estrella. Como perro olvidado que no tiene huella ni olfato y yerra por los caminos, sin camino, como el niño que en la noche de una fiesta se pierde entre el gentío...

   Y podrás conocerte recordando... Y podrás conocerte recordando... de Antonio Machado


      En la voz de Ana María Noé    
primeros versos

Y podrás conocerte recordando del pasado soñar los turbios lienzos, en este día triste en que caminas con los ojos abiertos. De toda la memoria, sólo vale el don preclaro de evocar los...

   Ya hay un español que quiere... Ya hay un español que quiere... de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el...

   Yo voy soñando caminos... Yo voy soñando caminos... de Antonio Machado


      En la voz de Fernando Fernán Gómez    
primeros versos

Yo voy soñando caminos de la tarde. ¡Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas!... ¿Adónde el camino irá? Yo voy cantando, viajero, a lo largo del sendero... La tarde cayendo está . En el corazón tenía la espina de una pasión; logré arrancármela un día; ya no...

 
 Antonio Porchia

   A veces necesito la luz de un fósforo ... A veces necesito la luz de un fósforo ... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

A veces necesito la luz de un fósforo para alumbrar las estrellas. De: Voces

   A veces para aislarme del mundo... A veces para aislarme del mundo... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

A veces para aislarme del mundo lo levanto en torno de mí a modo de muro. De: Voces

   Algunos, adelantándose a todos... Algunos, adelantándose a todos... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Algunos, adelantándose a todos, van ganando el desierto. De: Voces

   Como me hice... Como me hice... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Como me hice, no volvería a hacerme. Tal vez volvería a hacerme como me deshago. De: Voces

   Cuando me acerco a un alma... Cuando me acerco a un alma... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Cuando me acerco a un alma, no llevo el deseo de conocerla; cuando me alejo, sí. De: Voces

   Cuando no ando en las nubes... Cuando no ando en las nubes... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Cuando no ando en las nubes, ando como perdido. De: Voces

   Cuando no puedes hacerme reír o llorar... Cuando no puedes hacerme reír o llorar... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Cuando no puedes hacerme reír o llorar, sólo puedes cansarme. De: Voces

   Cuando yo muera... Cuando yo muera... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Cuando yo muera, no me veré morir, por primera vez. De: Voces

   El amor, cuando cabe en una sola flor... El amor, cuando cabe en una sola flor... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

El amor, cuando cabe en una sola flor, es infinito. De: Voces

   El mal que no he hecho... El mal que no he hecho... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

El mal que no he hecho, ¡cuánto mal ha hecho! De: Voces

   Hasta el más pequeño de los seres... Hasta el más pequeño de los seres... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Hasta el más pequeño de los seres lleva un sol en los ojos. De: Voces

   He perdido doble... He perdido doble... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

He perdido doble, porque también he ganado. De: Voces

   La pobreza ajena me basta... La pobreza ajena me basta... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

La pobreza ajena me basta para sentirme pobre; la mía no me basta. De: Voces

   Las cosas que más contrastan entre sí... Las cosas que más contrastan entre sí... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Las cosas que más contrastan entre sí son las que menos contrastan conmigo. De: Voces

   Las flores sin perfume deben el llamarse flores... Las flores sin perfume deben el llamarse flores... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Las flores sin perfume deben el llamarse flores a las flores perfumadas. De: Voces

   Los méritos de una cosa... Los méritos de una cosa... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Los méritos de una cosa no vienen de ella: van a ella. De: Voces

   Los que dieron sus alas están tristes... Los que dieron sus alas están tristes... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Los que dieron sus alas están tristes, de no verlas volar. De: Voces

   Mi sed agradece un vaso de agua... Mi sed agradece un vaso de agua... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Mi sed agradece un vaso de agua, no un mar de agua. De: Voces

   Mis muertos siguen sufriendo... Mis muertos siguen sufriendo... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Mis muertos siguen sufriendo el dolor de la vida en mí. De: Voces

   No he probado ningún vino... No he probado ningún vino... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

No he probado ningún vino superior a mi sangre. De: Voces

   No me hables... No me hables... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

No me hables. Quiero estar contigo. De: Voces

   No ves el río de llanto... No ves el río de llanto... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

No ves el río de llanto porque le falta una lágrima tuya. De: Voces

   Para los que mueren... Para los que mueren... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Para los que mueren, esta tierra es lo mismo que la más lejana estrella. No debiera preocuparnos tanto lo que sucede... en la más lejana estrella. De: Voces

   Quien abre todas las puertas... Quien abre todas las puertas... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Quien abre todas las puertas, puede cerrarlas todas. De: Voces

   Quien ha hecho mil cosas... Quien ha hecho mil cosas... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Quien ha hecho mil cosas y quien no ha hecho ninguna, sienten iguales deseos: hacer una cosa. De: Voces

   Quien hace un paraíso... Quien hace un paraíso... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Quien hace un paraíso de su pan, de su hambre hace un infierno. De: Voces

   Si crees que no me debes nada... Si crees que no me debes nada... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Si crees que no me debes nada, nada me debes, porque respeto todas las creencias y porque todas las creencias son iguales. Todas son creencias. De: Voces

   Si eres bueno con éste... Si eres bueno con éste... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Si eres bueno con éste, con aquél, éste, aquél dirán que eres bueno. Si eres bueno con todos, nadie dirá que eres bueno. De: Voces

   Si se mira siempre una misma cosa... Si se mira siempre una misma cosa... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Si se mira siempre una misma cosa, no es posible verla. De: Voces

   Sí, sufro siempre... Sí, sufro siempre... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Sí, sufro siempre, pero sólo en algunos momentos, porque sólo en algunos momentos pienso que sufro siempre. De: Voces

   Te ayudaré a venir... Te ayudaré a venir... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Te ayudaré a venir si vienes y a no venir si no vienes. De: Voces

   Temer no humilla tanto... Temer no humilla tanto... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Temer no humilla tanto como ser temido. De: Voces

   Todo se había quedado sin engaño, esa vez... Todo se había quedado sin engaño, esa vez... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Todo se había quedado sin engaño, esa vez. Y esa vez tuve miedo de todo. De: Voces

   Triste eres menos triste.... Triste eres menos triste.... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Triste eres menos triste. Quédate triste. De: Voces

   Un corazón grande... Un corazón grande... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Un corazón grande se llena con muy poco. De: Voces

   Vengo de morirme... Vengo de morirme... de Antonio Porchia


      En la voz de Darío Grandinetti    
primeros versos

Vengo de morirme, no de haber nacido. De haber nacido me voy. De: Voces

   Y casi todo lo voy pasando así... Y casi todo lo voy pasando así... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Y casi todo lo voy pasando así, por el tiempo que, como un puente, pasa por encima de todo. De: Voces

   Y si crees que eres como cualquier ser ... Y si crees que eres como cualquier ser ... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Y si crees que eres como cualquier ser, como cualquier cosa, eres todos los seres, todas las cosas. Eres el universo. De: Voces

   Ya no sabes qué hacer... Ya no sabes qué hacer... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Ya no sabes qué hacer, ni cuando te vuelves un niño. Y es triste el ver a un niño que ya no sabe qué hacer. De: Voces

   Yo le pediría algo más a este mundo... Yo le pediría algo más a este mundo... de Antonio Porchia


      En la voz de Antonio Porchia    
Colaboración: Alejandra Correa
primeros versos

Yo le pediría algo más a este mundo, si tuviese algo más este mundo. De: Voces

 
 Antonio Porpetta

   Donde las manos de la amada... Donde las manos de la amada... de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Hablan, cantan, respiran, amanecen. Vuelan, indagan, dudan, se cobijan. Averiguan, descubren, se apresuran. Amurallan, acechan, se confían. Avanzan, acometen, se detienen. Disimulan, conspiran, se deslizan. Prosiguen, se demoran, permanecen. Acosan, se apoderan, domestican...

   El amor El amor de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Ella duerme despacio con un lento galope de gacelas reclinado en su frente. Es hermosa como una fruta fresca, como un ágata, como un tallado capitel. Escucho la lejana andadura de sus párpados, el navegar inmóvil de su olvido, su exacta placidez de hierbabuena. Una fragancia leve de...

   Las sirenas Las sirenas de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Vieron llegar la nave: como siempre elevaron sus cánticos pianísimos, sus murmullos de lluvia y arboleda que un céfiro brumoso llevaba lentamente a las sienes morenas de los hombres, allí, donde se oculta el desconsuelo y remotos paisajes se atesoran con el secreto brillo de su...

   Los ángeles del mar Los ángeles del mar de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Los ángeles del mar, cuando llega la noche, arrastran suavemente a los ahogados hasta playas amigas, y allí limpian sus cuerpos de algas y medusas y peinan sus cabellos con esmero para que no parezcan tan difuntos y sus madres, al verlos, no piensen en la muerte. A veces depositan...

   Los Arcángeles Los Arcángeles de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Llegaron los arcángeles. Se supo que llegaban por una luz dorada que se esparció en la noche, cuando los sueños labran manantiales en la yerma memoria de las gentes. Podían escucharse sus pisadas de luna entre los árboles, el rumor de sus voces delgadas como espigas, y eran de ver...

   Los suicidas Los suicidas de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Suicidarse en el mar es como desnacerse en el claustro materno, es como retornar a la tibieza de la verdad primera, redescubrir el hálito fugaz que nos perdura, quizás la certidumbre de que también el fin puede ser una forma de empezar. Hay suicidas muy torpes: tienen prisa en sus...

   Monólogo con Mozart en tarde de lluvia Monólogo con Mozart en tarde de lluvia de Antonio Porpetta


      En la voz de Antonio Porpetta    
Títulos de los poemas: Charo Moreno.
primeros versos

Quiero decirte, Wolfgang Amadeus, hermoso y fiel amigo, que esta tarde de lluvia me han hablado todos tus violoncelos: comentaban aquellos viejos días de salitre tan ebrios en la ausencia, tan repletos de arena y soledades, tan siempre regresados. Quiero decirte, Wolfgang Amadeus,...

 
 Ariel Dorfman

   Los demás compañeros de la celda están dormidos Los demás compañeros de la celda están dormidos de Ariel Dorfman


      En la voz de Ariel Dorfman    
primeros versos

Tú entras a la única habitaciónde la casa y no pones la luz para no despertara los niños. Te sacas la ropa en la oscuridad y extiendes la mano bajo la frazada hasta sentir el cuerpo tibio y dormido de la más pequeña, la que no conozco, la que nació después...

 
 Ariel Montoya

   Regreso al país natal Regreso al país natal de Ariel Montoya


      En la voz de Ariel Montoya    
primeros versos

Yo, Raymundo José Flores Fonseca, oriundo de Las Jagüitas de Managua, engendrado por veredas pobladas de chocoyos y gorriones y cercos de piñuelas y polvosas frondas de mango, me quito y alzo el sombrero blanco de la nueva era y ratifico mi destino y certidumbre de soldado. Soldado...

 
 Armando Tejada Gómez

   Destinación de las gaviotas Destinación de las gaviotas de Armando Tejada Gómez


      En la voz de Alfredo Alcón    
primeros versos

Aquella tarde, el mar se parecía, enormemente azul, a lo lejano: al azul que de niño se perdía adentro de los ojos, de mirarlo. No es fácil penetrar un continente con la esperanza atada a los pañuelos. Armado de la propia artesanía y la ausencia alojada en el silencio...

 
 Armando Uribe Arce

   Barata Barata de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

Huyan de las baratas, niños lindos. Esta barata tiene piernas. Súbanse niños a los guindos. Esta barata come carnes tiernas. Corrieron tanto que enfermaron de hernia. Comieron tantas guindas que los trataron de indios. De: La inquietante...

   Barata Barata de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

Huyan de las baratas, niños lindos. Esta barata tiene piernas. Súbanse niños a los guindos. Esta barata come carnes tiernas. Corrieron tanto que enfermaron de hernia. Comieron tantas guindas que los trataron de indios...

   Divagaciones (fragmento) Divagaciones (fragmento) de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

La muerte despiadada no hace excepciones: uno por uno nos recoge del suelo en que vagamos como hormigones negros -cuando menos pensamos pero en nada pensamos- cuando nos llega el turno despiadada nos coge con sus pinzas de fierro nos traslada al lugar de nuestro entierro. La...

   Divagaciones (fragmento) Divagaciones (fragmento) de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

La muerte despiadada no hace excepciones: uno por uno nos recoge del suelo en que vagamos como hormigones negros -cuando menos pensamos pero en nada pensamos- cuando nos llega el turno despiadada nos coge con sus pinzas de fierro nos traslada al lugar de nuestro entierro...

   El faraón es el pecado El faraón es el pecado de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

El faraón es el pecado. Arráncate del faraón. Rojo el mar los pescados negros son. —¡No eres Moisés! Soy la hez de la hez. Me haces falta...

   Ojo Ojo de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

La madre es el mamut. Desaparece en la noche del tiempo. Pero de noche aparece el mamut mujer de coitos por ejemplo. Que emboca vulva al miembro y enarca la testuz. Tú tú tú tú. De: La inquietante...

   Ojo Ojo de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

La madre es el mamut. Desaparece en la noche del tiempo. Pero de noche aparece el mamut mujer de coitos por ejemplo. Que emboca vulva al miembro y enarca la testuz. Tú tú tú tú...

   Tedio Tedio de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

¿Dios mío por qué me has abandonado? —¡Porque tuyo no soy y no soy Dios! ¿Y por qué me has amanerado? —Porque me aburrís tanto vos...

   Terminó como había vivido la belleza… Terminó como había vivido la belleza… de Armando Uribe Arce


      En la voz de Armando Uribe Arce    
Colaboración: Rodrigo Gonçalves
primeros versos

Terminó como había vivido la belleza. La envidié antes de conocerla y después de casados y ahora se le envidia su muerte. Al imposible que supo llevar su vida como en andas y que estos últimos años los pasó ejercitando un arte que la revelaba...

 
 Arturo Capdevila

   Sobre las ruinas Sobre las ruinas de Arturo Capdevila


      En la voz de Carmen Feito Maeso    
primeros versos

Ayer pasó la muerte por mi casa... Se hizo una noche solitaria en torno, y en medio de las sombras de la noche, se hacinaron escombros sobre escombros. El isócrono golpe de las picas desmoronó el hogar. Así fue cómo se desplomaron los antiguos muros, y hoy ya no son más que ceniza y polvo...

 
 Arturo Corcuera

   Tarzán y el paraíso perdido Tarzán y el paraíso perdido de Arturo Corcuera


      En la voz de Arturo Corcuera    
Colaboración: Círculo de Poesía
primeros versos

¡Aaaúuaú aaa ! ¡Aaauaúaa ! Tarzán (Johnny Weismuller) es internado en un manicomio por creerse Tarzán. Su grito, que asusta a médicos y enfermeras, no es el clarín con el que hacia su victoriosa aparición en la pantalla. El grito a Tarzán no le pertenece...

 
 Arturo Torres Rioseco

   Cielo de la gaviota Cielo de la gaviota  de Arturo Torres Rioseco


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Esta triste gaviota desolada, sonora de silencios y de viajes, nieve de espumas y oro de oleajes, prodigiosa de fuegos coronada, vuela como una niña atormentada entre claros cristales y mirajes, tristeza congelada en los paisajes, de alguna playa ausente y destrozada...

 
 Augusto Arias

   La flauta de ónix La flauta de ónix de Augusto Arias


      En la voz de Héctor Rosales    
primeros versos

Sentir como el perfume de las cosas ya idas: que se prolonga el eco de la fuente callada que se pierden las rosas y las hojas caídas y se esfuma el instante de la aurora apagada... La vida va quedando en el camino largo... de la vendimia loca la rosa deshojada, la evocación sincera para el minuto amargo...

 
 Augusto Roa Bastos

   Madres del pueblo Madres del pueblo de Augusto Roa Bastos


      En la voz de Augusto Roa Bastos    
primeros versos

No cayeron tumbadas por las balas, se inclinaron tan sólo hasta la tierra.Madres adolescentes, centenarias abuelas, toscas mujeres, madres suaves, piedra humana doliente, leve corteza germinal. Madres de estibadores, rugosas campesinas...

 
 Aurora Reyes

   A veces hago un viaje A veces hago un viaje de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Ciego pie de tiniebla, vacilante, avanza en el desierto de mi pecho. Seguramente es el infierno. Aquí dentro, convulso, desbordando metales por mis ojos abiertos, levantando mareas de veneno, girando mariposas de cal y de ceniza; frías caricias lentas estrellando mis huesos. No sé si...

   Códice del olvido Códice del olvido de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Penumbra de órbitas azules trajo mirada de barro, de madera, de humo. Acá, desde la tierra piel amada descubrí los espejos de opuestas diagonales en la geometría dualidad del principio. Verte fue comprenderlo todo; los iniciales reinos del asombro, la noche giratoria danzar medusa...

   Estancias en el desierto Estancias en el desierto de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

A mi primera patria de infinito, en el Norte de México. Desiertos de Chihuahua. I ESTANCIA EN EL PRIMER INFINITO Ardiente, nueva luz abre mis ojos. Renace adulta la infantil mirada. Crecen los ecos de tu poblada ausencia, presente y encendida en la distancia. A la espalda del...

   La máscara desnuda La máscara desnuda de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

(Danza mexicana en cinco tiempos) TIEMPO PRIMERO Apareces de golpe dentro de mí, dorada por un oro manchado de musgo verdinegro. Ola petrificada del agua de la vida creciendo y apretando la sal del esqueleto. En lo más entrañable de mi ser ejecutas las invisibles líneas del rostro...

   La palabra inmóvil La palabra inmóvil de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Amor, fuera olvidarte como perder los ojos, cegar frente a los verdes más claros de la vida, caer en el invierno con un sueño encerrado sepultando los brotes de la flor del prodigio. Desconocer las formas que anidaron el tacto, ignorar la sonrisa que prepara la aurora en los húmedos...

   Madre nuestra la tierra Madre nuestra la tierra de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

A ti, Coatlicue, Madre omnipresente; principio y fin de todo ser terrenal. Cuando dormías, Madre elásticas hamacas mecidas por el tiempo, halo de niebla apenas en la blanca serpiente de tu órbita, un diamante de labio transparente cristalizó la sombra de tu cuerpo. Tu corazón fue...

   Prólogo y oración a la palabra Prólogo y oración a la palabra de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Vengo desde tus labios a mi presencia pura. Inescrutable viaje subterráneo al abismo del rostro sin edades. Recóndito universo palpitante y cerrado, perdido en el secreto de la tierra desnuda, constelado de símbolos nocturnos, de tactos germinales. Retorno a mi figura, como al...

   Recóndita espiral Recóndita espiral de Aurora Reyes


      En la voz de Aurora Reyes    
primeros versos

Aérea faz de roca construida, suspendida en la noche de la infancia. Recuerdas idolátricos perfiles de inarmónica danza. ¿Eres diáfana sombra o luz caída, anticipada muerte rescatada, perímetro de ausencia o invadida forma de realidad acumulada? Entre muros de angustia vacilante y...

































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

216 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas