☰ menú
 

JOSÉ EMILIO PACHECO

 

   Aceleración de la historia Aceleración de la historia de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Escribo unas palabrasy al minuto ya dicen otra cosasignifican una intención distintason ya dóciles al Carbono 14 Criptogramas de un pueblo remotísimo que busca la escritura en tinieblas...

 

   Álbum de zoología Álbum de zoología de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Mirad al tigre Su tibia pose de vanidad satisfecha Dormido en sus laureles / gato persa de algún dios sanguinario Y esas rayas / que encorsetan su fama Allí echadito como estatua erigida a la soberbia un tigre de papel / un desdentado tigre de un (álbum de niñez...

 

   Alta traición Alta traición de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

No amo mi Patria. Su fulgor abstracto es inasible. Pero (aunque suene mal) daría la vida por diez lugares suyos. cierta gente, puertos, bosques de pinos, fortalezas, una ciudad deshecha, gris, monstruosa, varias figuras de su historia. montañas (y tres o cuatro ríos...

 

   Autoanálisis Autoanálisis de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

He cometido un error fatal y lo peor de todo es que no sé cuál...

 

   Biología del halcón Biología del halcón de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de     

primeros versos

Los halcones son águilas domesticables Son perros de aquellos lobos Son bestias s de una cruenta servidumbre Viven para la muerte Su vocación es dar la muerte Son los preservadores de la muerte y la inmovilidad Los halcones verdugos policías Con su sadismo y servilismo...

 

   Brusco olor del azufre... Brusco olor del azufre... de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Brusco olor del azufre, repentino color verde del agua bajo el suelo. Bajo el suelo de México se pudren todavía las aguas del Diluvio. Nos empantana el lago; sus arenas movedizas atrapan, impidiendo la posible salida. Lago muerto en su féretro de piedra, sol de contradicción...

 

   Conversación romana Conversación romana de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

En Roma aquel poeta me decía: No sabes cuánto me entristece verte escribir prosa efímera en periódicos. Hay matorrales en el Foro. El viento unge de polvo el polen. Ante el gran sol de mármol Roma pasa del ocre al amarillo, el sepia, el bronce. Algo se está quebrando en todas partes. Se agrieta nuestra edad...

 

   Crónica de Indias Crónica de Indias de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Después de mucho navegar por el oscuro océano amenazante encontramos tierras bullentes en metales, ciudades que la imaginación nunca ha descrito, riquezas, hombres sin arcabuces ni caballos. Con objeto de propagar la fe y quitarlos de su inhumana vida salvaje...

 

   De algún tiempo a esta parte De algún tiempo a esta parte de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Aquí está el sol con su único ojo, la boca escupe fuego que no se hastía de calcinar la eternidad. Aquí está como un rey derrotado que mira desde el trono la dispersión de sus vasallos. Algunas veces, el pobre sol, el heraldo del día que te afrenta y vulnera, se posaba en su cuerpo...

 

   Dificultades para decir la verdad Dificultades para decir la verdad de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Practican el amor debidamente Hacen versos de fuego y los envían a sus destinatarias del convento Y cuando el Santo Oficio los sorprende hablan de la Levitación y la Unión Mística entre Cristo y la Iglesia...

 

   Discurso sobre los cangrejos Discurso sobre los cangrejos  de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

En la costa se afirma que los cangrejos son animales hechizados y seres incapaces de volverse para mirar sus pasos. De las tercas mareas aprendieron la virtud del repliegue, el ocultarse entre rocas y limo. Caminantes oblicuos, en la tenacidad de sus dos pinzas sujetan al vacío que penetran sus ojillos feroces como cuernos...

 

   Ecuación de primer grado con una incógnita Ecuación de primer grado con una incógnita de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

En el último río de la ciudad, por error o incongruencia fantasmagórica, vi de repente un pez casi muerto. Boqueaba envenenado por el agua inmunda, letal como el aire nuestro. Qué frenesí de sus labios redondos, el cero móvil de su boca. Tal vez la nada o la palabra...

 

   El emperador de los cadáveres El emperador de los cadáveres  de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

El emperador quiere huir de sus crímenes pero la sangre no lo deja solo. Pesan los muertos en el aire muerto y el trata siempre en vano de ahuyentarlos. Primero lograrían borrar con pintura la sombra que a media tarde proyecta el cuerpo del emperador sobre los muros del palacio...

 

   El espejo de los enigmas: los monos El espejo de los enigmas: los monos de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Cuando el mono te clava la mirada estremece pensar si no seremos su espejito irrisorio y sus bufones...

 

   El fuego El fuego de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

En la madera que se resuelve en chispa y llamarada luego en silencio y humo que se pierde miraste deshacerse con sigiloso estruendo tu vida Y te preguntas si habrá dado calor si conoció alguna de las formas del fuego si llegó a arder e iluminar con su llama De otra manera todo habrá...

 

   El mar sigue adelante El mar sigue adelante de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Entre tanto guijarro de la orilla no sabe el mar en dónde deshacerse ¿Cuándo terminará su infernidad que lo ciñea la tierra enemiga como instrumento de tortura y no lo deja agonizar no le otorga un minuto de reposo? Tigre entre la olarasca de su absoluta impermanencia Las vueltas...

 

   El mar sigue adelante El mar sigue adelante de José Emilio Pacheco   


En la voz de Carmen Feito Maeso    

primeros versos

Entre tanto guijarro de la orilla no sabe el maren dónde deshacerse ¿Cuándo terminará su infernidad que lo ciñea la tierra enemiga como instrumento de tortura y no lo deja agonizarno le otorga un minuto de reposo? Tigre entre la olarasca de su absoluta impermanencia...

 

   Envidiosos Envidiosos de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Levantas una piedra y los encuentras: ahítos de humedad, pululando...

 

   Escorpiones Escorpiones de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

El escorpión atrae a su pareja y aferrados de las pinzas se observan durante un hosco día o una noche anterior a su extraña cópula y el término del encuentro nupcial: sucumbe el macho y es devorado por la hembra la cual (dijo el Predicador) es más amarga que la muerte...

 

   Homenaje a la cursilería Homenaje a la cursilería de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

dóciles formas de entretenerte, olvido: recoger piedrecillas de un río sagrado estampar becquerianas violetas en los libros para que amarilleen ilegibles besarla lentamente y en secreto cualquier último día antes de la execrada separación al filo mismo del adiós tan romantic...

 

   Horas altas Horas altas de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

En esta hora fluvial hoy no es ayer y aún parece muy lejos la mañana Hay un azoro múltiple extrañeza de estar aquí de ser en un ahora tan feroz que ni siquiera tiene fecha ¿Son las últimas horas de este ayer o el instante en que se abre otro mañana? Se me ha perdido el mundo y no...

 

   Indagación en torno del murciélago Indagación en torno del murciélago de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Los murciélagos no saben una palabra de su prestigio literario. Con respecto a la sangre, les gusta la indefensa de las vacas, útiles señoronas incapaces de fraguar un collar de ajos, una estaca en el pecho, un crucifijo; pues tan sólo responden a la broma sangrienta, al beso impuro...

 

   Inmemorial Inmemorial de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

El misterioso día se acaba con las cosas que no devuelve Nunca nadie podrá reconstruir lo que pasó ni siquiera en este más cotidiano de los mansos días Minutoenigma irrepetible Quedará tal vez una sombrauna mancha en la pared vagos vestigios de ceniza en el aire...

 

   Inscripciones Inscripciones de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Piedras que inútilmente pule el tiempo. Muro entre dos distancias levantado que nada cubre ya, porque lo cubren la destrucción, la hierba, acaso el viento. Puerta cerrada de un jardín que nunca ha existido o yace entre sus ruinas. Muro de polvo: siglos que se yerguen contra el paso de nadie, bajo el tiempo...

 

   Kristiansand Kristiansand de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Desembarcamos al atardecer. Diluviaba. Nunca estuvo tan gris el Mar del Norte. Pero obstinada en recobrar la sal, la lluvia, a grandes rasgos, me contaba su historia...

 

   La enredadera La enredadera de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Verde o azul, fruto del muro, crece; divide cielo y tierra. Con los años se va haciendo más rígida, más verde, costumbre de la piedra, cuerpo ávido de entrelazadas puntas que se tocan; llevan la misma savia, son una breve planta y también son un bosque; son los años que se anudan y rompen...

 

   La materia deshecha La materia deshecha de José Emilio Pacheco   


En la voz de Carmen Feito Maeso    

primeros versos

Vuelve a mi boca, sílaba, lenguaje que lo perdido nombra y reconstruye. Vuelve a tocar, palabra, el vasallaje con tu propio fuego te destruye. Regresa, pues, canción, hasta el paraje en donde el tiempo acaba mientras fluye. No hay monte o muro que su paso ataje: lo perdurable, no el instante, huye...

 

   Las perfecciones naturales Las perfecciones naturales de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

De las capitanías de la oruga sabe el rosallo que le corresponde Silenciosas boquitas que roen de nocheo bajo la altanera plenitud del gran sol las perfecciones naturales Ante ellas no hay belleza Sólo avidezsólo la necesidad de estar vivas Y perduran matando como nosotros...

 

   Los grillos (defensa e ilustración de la poesía) Los grillos (defensa e ilustración de la poesía) de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Recojo una alusión de los grillos: su rumor es inútil, no les sirve de nada entrechocar sus élitros. Pero sin la señal indescifrable que se trasmiten de uno a otro. la noche no sería (para los grillos) noche...

 

   Mejor que el vino Mejor que el vino de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Quinto y Vatinio dicen que mis versos son fríos. Quinto divulga en estrofas yámbicas los encantos de Flavia. Vatinio canta conyugales y grises placeres. Pero yo, Claudia, no he arrastrado tu nombre por las calles y plazas de Roma. Y el pudor y la astucia me obligan a guardar tales ansias...

 

   Mosquitos Mosquitos de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Nacen en los pantanos del insomnio. Son negrura viscosa que aletea. Vampiritos inermes, sublibélulas, caballitos de pica del demonio...

 

   Noche y nieve Noche y nieve de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Me asomé a la ventana y en lugar de jardín hallé la noche enteramente constelada de nieve La nieve hace tangible el silencio y es el desplome de la luz y se apaga La nieve no quiere decir nada: Es sólo una pregunta que deja caer millones de signos de interrogación sobre el mundo...

 

   Pero el agua recorre los cristales… Pero el agua recorre los cristales… de José Emilio Pacheco   


En la voz de Carmen Feito Maeso    

primeros versos

Pero el agua recorre los cristales musgosamente. Ignora que se altera lejos del sueño todo lo existente. Y el reposo del fuego es tomar forma con su pleno poder de transformarse. Fuego del aire y soledad del fuego al incendiar el aire que es de fuego. Fuego es el mundo que se extingue y cambia para durar...

 

   Pompeya Pompeya de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

La tempestad de fuego nos sorprendió en el acto de la copulación. No fuimos muertos por el río de lava. Nos ahogaron los gases; la ceniza nos sirvió de sudario. Nuestros cuerpos continuaron unidos en la roca: petrificado espasmo interminable...

 

   Presencia Presencia de José Emilio Pacheco   


En la voz de Carmen Feito Maeso    

primeros versos

Qué va a quedar de mí cuando me muera sino esta llave ilesa de agonía, estas pocas palabras con que el día, dejó cenizas de su sombra fiera? ¿Qué va a quedar de mí cuando me hiera esa daga final? Acaso mía será la noche fúnebre y vacía que vuelva a ser de pronto primavera...

 

   Siameses Siameses de José Emilio Pacheco   


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Me llamo Tim y odio a Jim, mi hermano gemelo y algo más, ya que nacimos unidos por una membrana flexible que otorga libertad de movimiento (hasta cierto punto). Imposible cortarla pues la escisión acabaría de golpe con nuestras vidas. Tenemos dos cabezas muy diferentes. Jim es glotón y sólo come cadáveres...

 

   Statu quo Statu quo de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Tengo que rebelarme ante mi sumisión y someterme ante mi rebeldía. Las aguas estancadas me miran fijamente: piden que les revoque la compuerta. Lo hago. Y la piedad no alcanza su entumecimiento, su triste analogía con la mula / que rompió el círculo vicioso de la noria...

 

   Those were the days Those were the days de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Como una canción que cada vez se escucha menos y en menos estaciones y lugares; como un modelo apenas atrasado que tan sólo se encuentra en cementerios de automóviles, nuestros mejores días han pasado de moda y ahora son escarnio del bazar. comidilla del polvo en cualquier sótano...

 

   Tratado de la desesperación: los peces Tratado de la desesperación: los peces de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Siempre medita el agua del acuario Piensa en el pez salobre y en su vuelo reptante breves alas de silencio el entrañado en penetrables líquidos pasadizos de azogue en donde hiende su sentencia de tigresu condena a claridad perpetua o ironía de manantiales muertos...

 

   Turner´s landscape Turner´s landscape de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

Hay demasiada primavera en el aire. El excesivo fasto augura la pobreza. Nadie puede guardar unos segundos de esta tarde para alumbrarse en el invierno (yo oigo la impugnación de las hormigas). El campo de Inglaterra es un jardín ilimitado...

 

   Vanagloria o alabanza en boca propia Vanagloria o alabanza en boca propia de José Emilio Pacheco   nuevo


En la voz de José Emilio Pacheco    

primeros versos

A pulso A fuerza Infatigablemente y sin prisa ni pausa he conquistado para siempre un sitio a la izquierda del cero El absoluto ceroel más rotundo irremontable resbaloso cero Obtuve un buen lugar en la otra fila Junto a los emigrantes expulsados de la posteridad y ésta es la historia...