sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

SAL IBARGOYEN

 

   Aquellos animales Aquellos animales de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Aquel perro se burla de nuestros dramticos ladridos Aquel pjaro no puede traducir lo que silbamos Aquella lombriz desprecia la oscuridad de nuestra nima Aquel delfn no tolera nuestros desafinados cnticos Aquel tigre no admite nuestras caricias brutales y solas Aquella abeja no comprende por qu decapitamos margaritas y rosas...

 

   Belleza Belleza de Sal Ibargoyen   


En la voz de Nuria del Saz    

primeros versos

Eres como el amor: naces de la destruccin que tu ausencia ha provocado. Mencion tu nombre muchas veces, y muchas veces habl de ti largamente con los pjaros. Siempre anduve cerca de aquellos caminos por donde iba tu voz, sin encontrarte; y siempre dispuse de seguras seales: quin...

 

   Belleza   


Por Nuria del Saz    

primeros versos

Eres como el amor: naces de la destruccin que tu ausencia ha provocado. Mencion tu nombre muchas veces, y muchas veces habl de ti largamente con los pjaros. Siempre anduve cerca de aquellos caminos por donde iba tu voz, sin encontrarte...

 

   Cancin del escriba de pie (1-3) Cancin del escriba de pie (1-3) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

1 No yo no soy el escriba ni el pintor yo no soy el que manda en las palabras. Mi nombre no fue encerrado en tinta mortal mi nombre nunca fue borrado de la piedra. Ni el nombre de mi madre con su pubis de barro ni el nombre de mi padre con sus venas colgando debajo del sol. No soy...

 

   Cancin del escriba de pie (10-11) Cancin del escriba de pie (10-11) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

10 Eres perfecto en el interior de tu apartado corazn: en l estuvo desde el inicio la acostumbrada carne en l se renen todava la piedra y la sombra en l contina asentndose tu muerte de ayer. Mientras la misma barca conducida por cambiantes remeros como un camello del agua...

 

   Cancin del escriba de pie (4-6) Cancin del escriba de pie (4-6) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

4 Si miramos el desierto como un cuero de camello aplastado por la luz no podremos ver cada partcula que a cada instante abandona su grano de arena. Y el polvo as formndose con quemados elementos de planetas de veloces deyecciones y de tronchadas mdulas llegar sin fatiga a...

 

   Cancin del escriba de pie (7-9) Cancin del escriba de pie (7-9) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

7 La mujer enviejada se mueve adentro de su tnica y sus paos pintados con el color de la luz que est detrs de la luz. Dos manos se desprenden de la imagen que los vapores del fulgente aire multiplican y deshacen. Y los dedos estiran sus uas coagulosas hasta el impuro blancor...

 

   Carta a propsito del mundo Carta a propsito del mundo de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Hijo mo: cada da es todo ms difcil y oscuro. Quin sabe si maana tocaremos el mar con estos dedos si podremos sentir el olor de la hierba que nace si veremos la sombra que las hojas dejan caer en el suelo. Debes por lo tanto cuidar de las enormes maravillas del mundo: los...

 

   Casa con olores Casa con olores de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

El opaco olor de la recmara cocinndose en polvos corporales: en calcetines desorbitados ms all del stano cado debajo de las camas: en cobijas tronchadas a cuchillazo de insecto: en zapatillas deslengundose: en faldas contaminadas por viejos almuerzos: en espejos olientes a carnes desgonzadas...

 

   Cero Cero de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Aquello sucedi rpidamente. Tan de pronto ocurri que no hubo tiempo de cerrar los ojos de mirar de tener miedo. Quedaron manos detenidas en actos de amor de piedad de furia los gritos fueron rgidas flechas absorbidas por el viento el sol un diente helado comindonos los nervios la...

 

   Ciertas lgrimas Ciertas lgrimas de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Una muchacha arroja sus lgrimas a travs de los nervios negros del telfono. Dnde ha nacido el origen de esas aguas desesperadas que manchan la acidez de la sal? Una muchacha simplemente expulsa respiraciones floraciones dulces mocos y oxgenos oxidados. Hay palabras sin alcohol...

 

   Composicin: La primavera Composicin: La primavera de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

(para Vctor Hugo Quintanilla C.) La silla blanca con sus huesos descansa en el jardn. Los pinares se encienden cerca de otras playas. Ningn rbol camina hasta las races de aqu. Una mujer y un hombre con cada pie traspasan el asfalto las piedras y tocan un terregal de costras...

 

   Cuando regrese a la casa que habit tu hermosura... Cuando regrese a la casa que habit tu hermosura... de Sal Ibargoyen   


En la voz de Hctor Rosales    

primeros versos

Cuando regrese a la casa que habit tu hermosura, antes que yo mis castigados pies querrn llegar, y peinar los cabellos no segados por el tiempo y quitar de mis ropas las lluvias que el viento sec. Las mismas letras formarn el nombre de esta calle...

 

   Cuando regrese a la casa que habit tu hermosura...   


Por Hctor Rosales    

primeros versos

Cuando regrese a la casa que habit tu hermosura, antes que yo mis castigados pies querrn llegar, y peinar los cabellos no segados por el tiempo y quitar de mis ropas las lluvias que el viento sec. Las mismas letras formarn el nombre de esta calle...

 

   De las estatuas De las estatuas de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Mira si puedes mirar en estos ahoras de ceniza cmo caen piedra abajolos ojos slo polvode una estatua innominada. Esos ojos con la forma de un astro descubierto entre los relmpagos que lo obligan a morir.Esos ojos que caen como pozos volanderos debajo de las losas bermejas de cualquier jardn...

 

   Dilogo Dilogo de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Dilogo? No hay preguntas en los colores vacos del aire No hay respuestas en aquel dilogo de palomas mojadas que las frreas campanas despedazan No hay preguntas debajo de los paraguas ensombrecidos debajo de pellejos disolvindose entre hervores de sudor y lejana...

 

   El escriba otra vez El escriba otra vez de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Yo soy otra vez el escriba de pie con un corazn que empieza a herrumbrarse por decisin de los dioses inalcanzables. Escribo as y aqu para simplemente tozudamente respirar en la memoria de algunos otros pues en este pincel o clamo o lpiz estn las crnicas las tachaduras los gestos los silencios...

 

   El escriba otra vez (FRAGMENTOS) El escriba otra vez (FRAGMENTOS) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Ulises Paniagua y Brenda Herrera al canto.    

primeros versos

Yo soy otra vez el escriba de pie con un corazn que empieza a herrumbrarse por decisin de los dioses inalcanzables. Escribo as y aqu para simplemente tozudamente respirar en la memoria de algunos otros pues en este pincel o clamo o lpiz estn las crnicas las tachaduras los gestos los silencios...

 

   Elega 2005 Elega 2005 de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Ayer estuvimos entre las muelas rojas de la araa. Hoy besamos con ancianos labios un fulgor de ceniza que antes fue cundo aqu o dnde all? un cuerpo carnal respirando desde el hueso. Por qu aceptar las cidas espumas que nos queman?...

 

   Ertica Ertica de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Ertica ma: escribir en tu espalda con un trazo de dientes una sola historia: no puedo mirarte sin sangre en los ojos no puedo amarte fuera del incendio. Besar es oficio que a veces nos pierde en bocas de bestias oscuras en grietas dolorosas que el sudor ilumina...

 

   Fundacin o nacimiento Fundacin o nacimiento de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

En la caja de papel hemos puesto las palabras de cobre. La mesa tomada de la sustancia ciega del laurel o del cedro est simplemente debajo del ligero cofre que ahora balbucea como un pulmn de hombre cotidiano. Debajo de las patas sin uas que contienen la direccin de los rumbos...

 

   Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

(para Enrique Santos Discpolo, mucho despus) Gran Cambalache, corazn, mir no mirs para atrs ni pal costado, el futuro ya no est el porvenir de todos lo han hipotecado, o por ah qued es un billete de muerta lotera. Y el tiempo nuestro se nos va, y ya se fue como un gorrin...

 

   Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado (FRAGMENTOS) Gran Cambalache: Poema fallido o rap falso o tango fracasado (FRAGMENTOS) de Sal Ibargoyen   


En la voz de Ray Manzanrez     

primeros versos

Gran Cambalache, corazn, mir no mirs para atrs ni pal costado, el futuro ya no est el porvenir de todos lo han hipotecado, o por ah qued es un billete de muerta lotera. Y el tiempo nuestro se nos va, y ya se fue como un gorrin en la neblina. Mir si es que pods, mir de a poco cada vez...

 

   Hombre esperando Hombre esperando de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

El hombre se acuesta con sus mudas palabras trepndole por la boca. Hay miedo en esas palabras miedo en esa lengua miedo en la espalda enterrndose entre las vaciedades de la sbana miedo en el cuerpo que no encuentra ahora la suave sombra carnal que lo sustente miedo en los relojes...

 

   La banqueta La banqueta de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Un duro pedazo de silencio cae sobre la banqueta indefensa:trozos fragmentos partculas mnimas galaxias lastiman la partida raz de las jacarandas: hienden la piel de lejanos eucaliptos buscan en las breves tierras su primera nima mineral...

 

   La calle en septiembre La calle en septiembre de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Hasta el fondo de tu calle de este oscuro septiembre llegan chillidos de gorriones tardos puntos de polvo de inmedibles torres despedazadas y un silencio de incompleta primavera. Qu pasos qu caminares de qu pies casi extranjeros se mueven debajo de tantas sustancias que las jornadas humanas entremezclan?...

 

   La piedra La piedra de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Es intil el peso de la piedra de una piedrade todas las piedras? Porque la piedra quiere pesar tal vez: Y eso pues a pesar de su peso y contra las pesanteces que entre polvo suciedad metales xidos fsiles bacterias secas la oprimen y la envuelven: as convirtindola en la piedra una piedra todas las piedras...

 

   La voz ms voz La voz ms voz de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Cada voz que llega a la punta de tus dedos: trae ronqueras de fiebre transporta rasguidos chillidos chasquidos abrindose un rumbo casual entre gargantas de celo y agona? Es la voz de aquella nia con su sombrero de fibras azules con sus camisas de plida transparencia con sus cabellos liberados para que los aires entreguen su frescor a este mundo?...

 

   Lapsit Exilla Lapsit Exilla de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

(para Julio Ricci, in memoriam) Sobre estas piedras tomadas de cualquier calle habrn de abrirse los pasos extranjeros. En cada suela de estos esos aquellos pies se acumulan sedimentos de toses perdidas y babas de gorriones enfermos y lgrimas de caracoles condenados y las migajas...

 

   Liblulas Liblulas de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

El viento salta desde los ms lejanos verdores de la ceiba: rompe las confusiones de la luz: destruye el perfecto temblor de un vuelo transparente. De espaldas en la alberca la liblula no puede gritar los colores de su muerte: sus quietos dientes an se ocupan de un hgado de...

 

   Lista Lista de Sal Ibargoyen   


En la voz de Palabra Virtual    

primeros versos

Entre burbujas agotadas: entre plumas de caballos muy tristes: entre lminas calcinndose y cayendo sobre un techo universal de sangre pobre: entre palomas que se ahogan en una atmsfera encadenada: entre figuraciones de ceniza y ropas nuevas...

 

   Los asesinos Los asesinos de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

En estas calles ya no hay visitas de asesinos: solamente aquella sangre que sin apuro envejece. Dedos de gatos reverdecidos estallan contra las duras telas de una acacia o jacaranda. Y plumas estriles saltan de la estrechez de cada hueco. Una boca mira la falta de sombra de este cuerpo solo...

 

   Los hombres gordos Los hombres gordos de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Como un ltigo naufragando en el sudor de las bestias As encuentran su corazn Los hombres gordos: Deforme engaado repleto de fichas y pldoras Insomnios y precios Con lgrimas que no saltan de la sangre Con el deseo enterrado en la grasa Con el latido separado del recuerdo. As...

 

   Neblinas Neblinas de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Viejas neblinas se mezclan con las fras polvaredas del invierno inicial. Cul es o dnde est el origen de esas aguas que tenuemente introducen lenguas de invisible pavor: hilachas hebras hiladas nervaduras mdulas salidas de la panza de la bestia universal. Habr zapatos que deshagan esas nieblas...

 

   Nocturno en el Distrito Federal Nocturno en el Distrito Federal de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Haba un crneo de aire entre las fibras de la noche unos huesos negros como harapos colgantes unas mdulas ateridas fuera de su cauce unas grietas abrindose como gritos de triste bacteria aplastada. Haba una nebulosa de pesada grisura un escndalo de silencio y gelatina...

 

   Nuestras manos Nuestras manos de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

La mano que ahora contemplamos se pierde entre sus dedos tan enhuesados s de propias suciedades y escamas desprendindose. Se pierde se espirala se ensimisma se busca al recorrer con dedos imparablesuna esfera de barro imperfecto: ah la carne cotidiana metida en sus movidos y frgiles pellejos pasando y repasandolas sustancias sensuales de la tierra...

 

   Ojos que ya no ven Ojos que ya no ven de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Es este el mar que tus ojos de ayer ya no contemplan Y aquella es la luz que tus ojos no vern Venir hacia ti con sus impalpables escamas De oros populares y de lcida sangre. No es este el aire del Sur que transita tus pulmones Cerrados a veces como una voz que no quera cantar...

 

   Oscuridades Oscuridades de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

No hay lugar en donde el aire ponga sus races: no hay sitio adonde el dolor de cualquier estmago establezca un podero sin fin: no hay marcas en tierra alguna adonde no deje su temblor el viejo gritar de las galaxias: no hay regin adonde toda sombra pueda esconder su oscuridad sin trmino...

 

   Otras voces Otras voces de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Cabalgaron tus voces por las calles que el barro con sus lluvias contamina: tropezaron sas tus voces con pequeos astros cancerosos que huelen a muladar a cochinero a porquera: se alzaron algunas de tus voces como estatuas indecisas entre soltarse de su mrmol o penetrarse ms en su cerrado abismo...

 

   Palabra aqu Palabra aqu de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Aqu hay una palabra deshabitndose de s: cinco vocales que fulguran quince consonantes entre la madera sagrada y el agua siete vocales invencibles trece consonantes entre el fuego y el fro. Aqu hay una esa tal palabra desigualndose de s nutrida de astros...

 

   Panorama de Teotihuacan   


Por Sal Ibargoyen    

primeros versos

Teotihuacan: en tus nubosos lugares sin sombra el pie vamos poniendo sobre cada figura de otros pies transfigurados. Borrosos de luz seca y quemante ruedan los rodillos que portaron pesados colores apretados tomos de sol ilevantable...

 

   Patria perdida Patria perdida de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Ya no puedo volver cul es mi patria? Me han pedido que descanse el corazn que resucite la insistencia lograda tenazmente que reitere mi atencin por el perfume de las plidas estrellas imprevistas. En el principio de las huellas all lejos permanecen un smbolo enfermo y una...

 

   Perro con palabras Perro con palabras de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Estas palabras as tan otras empiezan con un perro. Nuevas y ya contaminadas palabras que traen entre hilos y fibras de silencio el pedazo envejecido de este solo perro. Porque todo animal toda pulsacin de mugre o de energa todo ptalo todo ocano toda mnima mancha de materia en...

 

   Perro con persona Perro con persona de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Hay olor a personas hambrientas adentro de este perro. Adentro de los estmagos de ese perro que vuela perdido se ladra y se babea una persona hambrienta. Y unas muelas con agudos apetitos y con ganas de morderse y golpearse y machacarse se mueven adentro de las oscuras encas de aquel perro...

 

   Piedras blancas y negras Piedras blancas y negras de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Estn all pueden ser vistas o imaginadas fuera de sus caminos o rumbos o carreteras o calles habituales o montaas o playas. Estn all con sus millones de dcadas atrapadas en molculas que giran en su propio vaco: hecho con la nada de incontables vacos de innumerables universos fracasados...

 

   Refraccin Refraccin de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Has visto esos cueros de cristal que abrazan el cuerpo de las calles que tactan la raigambre de las jacarandas que absorben jugos de perros que borran andares de babosas que no se quiebran azotados por la ceniza del sol? Has visto la sombra de las corambres aferradas a un cielo que no puede alzarse sometido por el humo grasoso de carruajes extraviados...

 

   Regreso en septiembre Regreso en septiembre de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Ahora es septiembre padre como hace mil aos. Las cosas han cambiado han cambiado tanto. Muchas lluvias se extinguieron en el aire mucho polvo ha sido desde entonces barro. Y t regresas nuevamente hacia mi sangre. Es ste un viaje de momentos y sombras de recuerdos y dolor cayendo...

 

   Regresos Regresos de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Regresan las musas de sus viajes profundos: en el rostro estallan mnimas arrugas y lunares. Las pieles de cada mano retienen el sabor de contactos sbitamente lejanos el calor del pan tejido con harinas extraas el olor de otras manos que de golpe envejecieron...

 

   Respiracin Respiracin de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

El hombre respira con su pecho de alambre: arterias de cobre como fuego joven venas de fierro adelgazadas por el oxgeno negro de la asfixia tubos obturados por mantecas de sangre espinas huecas con su mensaje de cidos gases pelos de acero oscurecidos por las flemas filamentos...

 

   Saliva Saliva de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

De tu mltiple boca huyen las salivas negras como buscando los cruentos olores de cada orgasmo muerto. No crezca en la fatiga de tu crneo ninguna memoria de muchachas cocinndose en un sudor luminoso que otros cuerpos encendieron. S cada objeto de piedra de jugos de gases de silencio...

 

   Slo mirar Slo mirar de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Miramos s otra vez todo lo mirado todo lo que incluye un sabor de sudores en rechazo: todo lo que lleva un temblor de sombras descompuestas: todo lo que arrastra voces no preparadas para nombrar la perfeccin de tu cabal ausencia. Miramos s como quien camina entre ciudades de rboles muertos: entre cementerios derrotados por aquella soledad que desde lo ptrido de viejos ocanos nos llama...

 

   Tercer mundo Tercer mundo de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

(para Pilar Cabrera) Aquel hombre sostenido por su rostro de ciego completo sufridamente iluminndose en la carnal oscuridad: le adjudicamos estos versos un cuenco de arroz unas monedas plidas? Aquella sirvienta o costurera de a sesenta centavos o hembra leprosa pariendo o negra...

 

   Tiempo de rer Tiempo de rer de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Hace tiempo sabamos rer en una edad sin sombras apretados bajo el olor incandescente del cielo. No fue en el paraso donde nuestros labios aprendieron a moverse ni hubo magos legendarios que sacaran de su corazn aquel sonido. Pero reamos y el mundo cambiaba en un milmetro a la...

 

   Tus calles Tus calles de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

En estas calles hay plumas deshojndose de gorriones antiguos y un cauce polvoroso de lluvias desterradas. Estn ah para el uso de tus pies con su firme tendn enternecido: para el apoyo a lo frgil de la hembredad de toda tu sombra: para el saltante sonido del eco que tu boca evocada desata: para el espacio de maderas verticales donde la avidez de tu silencio se levanta...

 

   Un no sueo Un no sueo de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Esto no es un sueo: las palabras sabenque esto no es un sueo. Porque soarse no es apalabrarse. Porque la tinta del sueo se prepara con punzantes sudores y desenterradas lgrimas. Porque un sueo es el comienzo de algo que en nosotros ha sido contemplado a travs de un lquido vivo...

 

   Versos del vino Versos del vino de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

El vino no se bebe el vino se vive. El vino es el cielo del infierno. El beso nace en la boca la boca nace en el vino. Vino de muchas jarras hay en este vino. El fuego del vino es oscuro como el amor. Slo merece su vino aquel que en el vino muere. Ganars el vino con el chocar de tu copa...

 

   Versos, etc Versos, etc de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Cansado en re menor y sin sustancia: circunstanciado de m entre palotes que un trgico nio escribe en su cuaderno: extremoso en frgiles cuidados y en cuitas de insolente singladura: caminado por adentro del zapato que ayer noms perdi su ardiente suela...

 

   Viajes Viajes de Sal Ibargoyen   


En la voz de Sal Ibargoyen    

primeros versos

Viajes? En el viaje hacia el hambre en un fondo de sucias gelatinas habrn de aparecer tus dientes muertos. All quizs otra vez no crezcan las slabas multitudinarias levantadas desde el barro por las fuerzas verdes del sol. Porque tus encas y el techo de tu boca envejecen con distinta velocidad que pelos y uas usan para morir...





PGINA DEDICADA A EN PALABRA VIRTUAL



 

EL POETA Y YO   NUEVO





LIBROS EN PDF DE SAL IBARGOYEN EN PALABRA VIRTUAL



 
  El escriba de pie   
 

 
  Nuevas destrucciones   
 

 
  La espada de fuego   
 

 
  Poemar   
 

 
  Poesa y computadora   
 

 
  Fantoche   
 

 
  Cuento a cuento   
 

 
  La sangre interminable   
 

 
  La ltima copa   
 

 
  La ltima bandera   
 

 
  Poeta + poeta   
 

 
  Amor de todos   
 

 
  El escriba de pie y otros poemas   
 

 
  Grito de perro   
 

 
  Poemar   
 

 
  Poeta semi-automtico   
 

 
  Versos de poco amor   
 

 
  El poeta y yo   
 

 
  Gran Cambalache   
 

 
  El Torturador   
 

 
  Volver... volver   
 

 
  Sangre en el Sur (el fascismo es uno solo)   
 

 
  Juntaversos   
 

 
  Tango negro   
 

 
  Cuaderno de Flavia   
 

 
  Epigramas a Valeria   
 

 
  Libro del maestro   
 

 
  Impermanencia (1954 - 1959)   
 

 
  Poesa reciente (1995-2003)   
 

 
  Rojo es el silencio (2005 /2006)   
 

 
  El Rey Ecco Ecco   
 

 
  Habana 3000   
 

 
  Haikus   
 

 
  Historia de sombras   nuevo
 

 
  Lmite   nuevo
 

 
  Sem Regresso   nuevo
 

 
  Perro de soledad   nuevo
 



































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

222 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas