sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter

JAVIER SOLOGUREN

 

   Bajo los ojos del amor Bajo los ojos del amor de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Aún eres tú en medio de una incesante cascada de esmeraldas y de sombras, como una larga palabra de amor, como una pérdida total. Aún eres tú quien me tiene a sus pies como una blanca cadena de relámpagos, como una estatua en el mar, como una rosa deshecha en cortos sueños de nieve y sombras...

 

   Ciudades Ciudades de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Allí donde Venecia vierte en sus canales el iris vespertino y Roma empolla la forma blanca y dorada de la edad, Florencia mira con fatigados ojos un horizonte de laureles.

 

   Estancia de la muerte Estancia de la muerte de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Yo sé, Muerte, que siempre tienes la puerta abierta. Y tocaré. Y sentirá la sangre misma su libertad tocar el cielo con relámpagos nuevos.

 

   Estancia del Antiguo Estancia del Antiguo de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

El Antiguo habla en mí. En mí despierta. Sus ojos son un agua cineraria. Un pálido nenúfar, su sonrisa. El Antiguo creyó saber, y su creencia fue sabiduría. Dobló la cabeza en el amor: Espuma es hoy blanquísima.

 

   Noción de la mañana Noción de la mañana de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Voy de tu mano entre los limpios juncos, entre nubes ligeras, entre espacios de tierna sombra. Voy en tus ojos. Voy de tu mano como quien respira la pausa cálida del viento, como quien pisa en el aire blandos frutos, como quien bebe su risueño aroma. (No he de perder el trino y la corriente que te moja de libres claridades...

 

   Oh, corazón, rey entre sombras... Oh, corazón, rey entre sombras... de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Oh, corazón, rey entre sombras, pastor de signos y de dudas, no se comulga en soledad, tu canto vuelva por los hombres. Que en él escuchen el latido, la brisa de tu sangre. Oh, corazón, oh, fuente alada, un alba de vigor y de ternura desde tu lecho se levante, una suave aurora teñida con la verdad de tu sangre.

 

   Te alisas, amor, las alas... Te alisas, amor, las alas... de Javier Sologuren   


En la voz de Javier Sologuren    

primeros versos

Te alisas, amor, las alas, tus cálidas plumas. El oro de la tarde está muy quieto; Pero la angustia es mucho cielo, muchas celestes llamas huyendo de tus ojos. Otros países hay de niebla y lejanía, otras comarcas pudriéndose de frutos, otros espacios indecibles, amor...




































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

165 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas