site
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

síguenos en twitter     síguenos en fcebook     fonoteca literaria   nuevo


YOLANDA BLANCO

 

   Algo de mí reconozco Algo de mí reconozco de Yolanda Blanco   


En la voz de Yolanda Blanco    

primeros versos

Algo de mí reconozco en esa florecita blanca algo de mí se sacude ese pájaro revoloteando estoy lo sospecho en una piedrita de ese nido de oropéndolas me levanto y me convierto en árbol me recuesto y soy una yedra sostenida por un sauce huelo a mí en este palito que destrozan mis dientes...

 

   Llueve Llueve de Yolanda Blanco   


En la voz de Yolanda Blanco    

primeros versos

Ella dice que aprendió bien las lecciones del Maestro y se hace cargo de su doble rol de trabajadora ama de casa Sale del trabajo toma un taxi llama a la nena por el celular para que tome los globulitos con Cyna todo estará bien Está contenta de comprar una edición en rústica de Alice Bailey...

 

   Oración Oración de Yolanda Blanco   


En la voz de Yolanda Blanco    

primeros versos

Ella dice que aprendió bien las lecciones del Maestro y se hace cargo de su doble rol de trabajadora ama de casa Sale del trabajo toma un taxi llama a la nena por el celular para que tome los globulitos con Cyna todo estará bien Está contenta de comprar una edición en rústica de Alice Bailey...

 

   Vení, lluvia, venite Vení, lluvia, venite de Yolanda Blanco   


En la voz de Yolanda Blanco    

primeros versos

Ella dice que aprendió bien las lecciones del Maestro y se hace cargo de su doble rol de trabajadora ama de casa Sale del trabajo toma un taxi llama a la nena por el celular para que tome los globulitos con Cyna todo estará bien Está contenta de comprar una edición en rústica de Alice Bailey...




OTROS POETAS EN LA VOZ DE YOLANDA BLANCO



   Canción de amor para el otoño Canción de amor para el otoño de José Coronel Urtecho   

De José Coronel Urtecho
    

primeros versos

Cuando ya nada pido Y casi nada espero Y apenas puedo nada Es cuanto más te quiero.* II Te quiero en Diciembre, en Enero. Te quiero día a día, el año entero. Te quiero bajo el naranjo y bajo el limonero...

   Cantada Cantada de José Coronel Urtecho   

De José Coronel Urtecho
    

primeros versos

Por ti me he vuelto sincero como en la guerra el guerrero y en la mar el marinero. Porque en la ley de a tierra cada cosa en su lugar como el guerrero en la guerra y el marinero en la...

   Cuando los dorados corteses florecieron Cuando los dorados corteses florecieron de Ernesto Cardenal   

De Ernesto Cardenal
    

primeros versos

Cuando los dorados corteses florecieron nosotros dos estábamos enamorados. Todavía tienen flores los corteses y nosotros ya somos dos...

   Escrito junto a una flor azul Escrito junto a una flor azul de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Temo trazar el ala del gorrión porque el pincel no dañe su pequeña libertad. Anote el poderoso esta ley del maestro cuando legisle para el débil. Escuche este adagio del alfarero la muchacha cuando mis labios se...

   La bala La bala de Salomón de la Selva   

De Salomón de la Selva
    

primeros versos

La bala que me hiera será bala con alma. El alma de esa bala será como sería la canción de una rosa si las flores cantaran o el olor de un topacio si las piedras olieran, o la piel de una música si nos fuese posible tocar a las canciones desnudas con las manos. Si me hiere el...

   La noche es una mujer desconocida La noche es una mujer desconocida de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Preguntó la muchacha al forastero: ¿Por qué no pasas? En mi hogar está encendido el fuego. Contestó el peregrino: Soy poeta, sólo deseo conocer la noche. Ella, entonces, echó cenizas sobre el fuego y aproximó en la sombra su voz al forastero: ¡Tócame! dijo . ¡Conocerás la noche!...

   Lamento de la doncella en la muerte del guerrero Lamento de la doncella en la muerte del guerrero de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Desde tiempos antiguos la lluvia llora. Sin embargo, joven es una lágrima, joven es el rocío. Desde tiempos antiguos la muerte ronda. Sin embargo, nuevo es tu silencio y nuevo el dolor mío. (Selección: Juana Rosa...

   Niña cortada de un árbol Niña cortada de un árbol de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Las aves nicaragüenses se forman de los árboles: de frutas enternecidas por la lluvia de hojas suavizadas por el viento de susurros que la savia amansa y pule en trinos. Mi patria es entendida en vegetales que cantan; en primaveras que he besado; en frutales que tú eres cuando me...

   Nonantzin Nonantzin de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Amada, si yo muriera, entiérrame en la cocina bajo el fogón. Al palmotear la tortilla me llamará a su manera tu corazón. Mas si alguien, amor, se empeña en conocer tu pesar, dile que es verde la leña y hace llorar...

   Pequeño canto para bien parir Pequeño canto para bien parir de Joaquín Pasos   

De Joaquín Pasos
    

primeros versos

Como la Virgen del Carmen vas a parir, en una cama de nardos. En medio de la montaña vas a parir mañana por la mañana. Cuando el sol está naciendo el cielo está carmesí, estás teñida de sangre, vas a parir. Nardos teñidos de sangre, vas a parir, sangre teñida de nardos...

   República de poetas República de poetas de Pablo Antonio Cuadra   

De Pablo Antonio Cuadra
    

primeros versos

Mi bandera pretende como el cielo, unir el azul y el blanco. Equivocados los próceres quisieron juntar abajo lo que solamente arriba se hermana y no siempre. Pero algo logras, paisano, izando el cielo en tu mástil, ¡somos un millón de hombre con la cabeza de...

   Romanzón Romanzón de Carlos Martínez Rivas   

De Carlos Martínez Rivas
    

primeros versos

Caminantes camineros de Madrid a San Sebastián hemos visto cómo toda la tierra está cantada por el mar. Y al borde de tu misa oímos un océano universal y el rumor de todas las hostias que se venían a quebrar. (...) Y caminantes camineros sacamos en claro esta verdad...

   Yo, la que te quiere Yo, la que te quiere de Gioconda Belli   

De Gioconda Belli
    

primeros versos

Yo soy tu indómita gacela, el trueno que rompe la luz sobre tu pecho Yo soy el viento desatado en la montaña y el fulgor concentrado del fuego del ocote. Yo caliento tus noches, encendiendo volcanes en mis manos, mojándote los ojos con el humo de mis cráteres. Yo he llegado hasta vos...








































Copyright © Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos, libros y manuscritos presentados en este portal son propiedad de su autor o herederos o titulares de los mismos. El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

202 visitantes activos en este momento



           visitas únicas