site
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter     sguenos en fcebook     fonoteca literaria   nuevo



A un olmo seco
de Antonio Machado

palabra virtual


Grabacin para Palabra Virtual    

    Editora del fonograma:    
    La Flauta de Pan    
por Efran Bartolom    
  

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

A un olmo seco


Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No ser, cual los lamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseores.

Ejrcito de hormigas en hilera
va trepando por l, y en sus entraas
urden sus telas grises las araas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, maana,
ardas en alguna msera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el ro hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazn espera
tambin, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.




De: Poesas completas (1917)



ANTONIO MACHADO






regresar




































Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos, libros y manuscritos presentados en este portal son propiedad de su autor o herederos o titulares de los mismos. El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

192 visitantes activos en este momento



           visitas nicas