☰ men
 
palabra virtual

Poesa religiosa de la lengua espaola    
    Editora del fonograma:    
    Luzam    
por Fernando Dez de Urdanivia    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Dios


Siento a Dios que camina
tan en mi, con la tarde y con el mar.
Con l nos vamos juntos. Anochece.
Con l anochecemos. Orfandad...

Pero yo siento a Dios. Y hasta parece
que l me dicta no s que buen color.
Como un hospitalario, es bueno y triste;
mustia un dulce desdn de enamorado;
debe dolerle mucho el corazn.

Oh, Dios mo, recin a ti me llego,
hoy que amo tanto en esta tarde; hoy
que en la falsa balanza de unos senos,
mido y lloro una frgil Creacin.

Y t, cul llorars... t, enamorado
de tanto enorme seno girador.
Yo te consagro, Dios, porque amas tanto;
porque jams sonres; porque siempre
debe dolerte mucho el corazn.



De: Los heraldos negros



CSAR VALLEJO






regresar