☰ men
 
palabra virtual

Platero y yo    
    Editora del fonograma:    
    KITARA    
por Laura Castanedo    
Msica: Mario Castelnuovo-Tedesco Arreglos y guitarra: Alberto Ubach    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Retorno


Venamos los dos, cargados, de los montes: Platero, de almoraduj; yo, de lirios amarillos.

Caa la tarde de abril. Todo lo que en el poniente haba sido cristal de oro, era luego cristal de plata, una alegora, lisa y luminosa, de azucenas de cristal. Despus, el vasto cielo fue cual un zafiro transparente, trocado en esmeralda. Yo volva triste...

Ya en la cuesta, la torre del pueblo, coronada de refulgentes azulejos, cobraba, en el levantamiento de la hora pura, un aspecto monumental. Pareca, de cerca, como una Giralda vista de lejos, y mi nostalgia de ciudades, aguda con la primavera, encontraba en ella un consuelo melanclico.

Retorno... Adnde? De qu? Para qu?

Pero los lirios que venan conmigo olan ms en la frescura tibia de la noche que se entraba; olan con un olor ms penetrante y, al mismo tiempo, ms vago, que sala de la flor sin verse la flor, flor de olor slo, que embriagaba el cuerpo y el alma desde la sombra solitaria.

Alma ma, lirio en la sombra! dije. Y pens, de pronto, en Platero, que aunque iba debajo de m, se me haba, como si fuera mi cuerpo, olvidado.




(XXII) De: Platero y yo



JUAN RAMN JIMNEZ






regresar