sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Avenida Hroes
de Juan Domingo Argelles

palabra virtual


Grabacin para Palabra Virtual

    
    Editora del fonograma:
    Palabra Virtual

por Juan Domingo Argelles    
  


Avenida Hroes


A Pilla y Efran Bartolom,
en compaa de Celina y Balam


La ola de Dios del mar de Dios azota.
En la playa de Dios, clavado, hundido,
hijo y padre de Dios, migaja suya,
azotado y cansado y malherido
.
JAIME SABINES


I

Aqu estaban los muertos dijo mi padre
y el rugido del viento era un mar en el cielo.
Entre el estruendo turbio caminbamos,
entre ruinas y escombros y sueos derribados.
El oleaje busc playa en las calles;
barcos eran las casas, ya rotas sus amarras.
Aqu muri aquel hombre mientras salvaba
su porvenir, en medio del desastre;
aqu qued su cuerpo, tronchada su cabeza
por lmina silbante como machete ciego.


II

El aire trajo muerte con su cauda ululante
y cort limpiamente los hilos de la sangre.
Fue la noche ms negra de septiembre:
negro el cielo y Janet rompiendo diques,
luego el amanecer lento como una nube.


III

Apilamos los muertos en la Avenida Hroes,
muertos tambin nosotros, sin tiempo para el llanto,
muertos nuestros afanes, hundidos en el lodo
bajo un cielo ofensivo sin siquiera una mancha.


IV

Janet tiene la edad de una mujer madura.
Pero nadie se llama Janet en estas tierras.
Janet es un recuerdo como una llaga ardiente
para quienes entonces quemaron los escombros.
Aqu un madero alado se incrust en una viga,
se acomod en las hebras de la dura madera
como si en mar se hundiese la plomada.
Aqu estaba el curvato que revent su vientre
y derram sus aguas en medio del aullido.
Aqu se desplomaron los rboles ms gruesos.
Despus vino el silencio que cay sobre todos
ms fuerte y ms espeso que el huracn ms fuerte.


V

Fundamos la ciudad dijo mi madre
sobre el espanto y los recuerdos.
Otra vez fue crearla porque no haba
ciudad donde una vez hubo ciudad.
Lento es el viento hoy, dbil de tan humilde;
mueve las ramas y las acaricia
como el vaivn del mar que suavemente lame
el musgo de la roca ms amable.
Para qu recordar aquella noche,
para que convocar esa maana?
Se posa el aire en la fronda ms alta
y ah se queda inmvil.


VI

Nunca he visto yo un muerto dijo entre risas
el loco desde entonces:
el que perdi los hijos y la memoria,
y entre toses de guaro habla solo y olvida,
ya libre del recuerdo,
ya triunfador por siempre
sobre la muerte.




JUAN DOMINGO ARGELLES


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

173 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas