☰ men
 
palabra virtual

Lricos contemporneos II    
    Editora del fonograma:    
    Fidias, S.A.    
por Adolfo Marsillach    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Oracin por la belleza de una muchacha


T le diste esa ardiente simetra
de los labios, con brasa de tu hondura,
y en dos enormes cauces de negrura,
simas de infinitud, luz de tu da;

esos bultos de nieve, que bulla
al soliviar del lino la tersura,
y, prodigios de exacta arquitectura,
dos columnas que cantan tu armona.

Ay, t, Seor, le diste esa ladera
que en un labe dulce se derrama,
miel secreta en el humo entredorado.

A qu tu poderosa mano espera?
Mortal belleza eternidad reclama.
Dale la eternidad que le has negado!



DMASO ALONSO






regresar