☰ menú
 

La enredadera


Verde o azul, fruto del muro, crece;
divide cielo y tierra.
Con los años
se va haciendo más rígida, más verde,
costumbre de la piedra, cuerpo ávido
de entrelazadas puntas que se tocan;
llevan la misma savia, son una breve planta
y también son un bosque;
son los años
que se anudan y rompen;
son los días
del color del incendio;
son el viento que a través del otoño
toca el mundo.
las oscuras
raíces de la muerte
y el linaje
de sombra que se alzó en la enredadera.



De: Los elementos de la noche (1958-1962)



JOSÉ EMILIO PACHECO






regresar