☰ men
 
palabra virtual

Tiempo ganado    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Eduardo Langagne    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Estos aos


padre no te importe si los otros se espantan
con tu hijo de ojos vivos y cabellos siempre desaliados

Ldo Ivo


Desde Nicols:
Padre,
mis ideas no estn slo
en las notas que extraigo al piano,
taciturno mueble, conservador, oscuro,
al que le exijo actualizarse.

Mi pensamiento hace florecer las plantas,
abre las flores
y provoca que el limonero del jardn
d limones ms dulces y ms grandes.

Mis ideas no se marchitan
como las flores del jarrn.

Mis ideas descienden la escalera en calzoncillos,
salen por la ventana de la sala,
se acuestan desnudas en el pequeo jardn
y lo vuelven tan inmenso como los sueos.

No te importe si convenzo a la noche
de dibujar conmigo trazos que son incomprensibles
para ti y los invitados a la cena.

Los cuadros multiplican sus colores
y los grabados en blanco y negro
delinean mejor sus contornos.

Los adolescentes somos los corazones del mundo.
O las manos de un Dios
escribiendo poemas para el mundo violento.

Los adolescentes somos el limonero que crece en el jardn,
los colores de los cuadros.

Hacemos florecer la vida
y por eso sorprendemos tu conviccin adormecida,
tu olvidado anhelo,
tu ilusin domesticada.

Somos las melodas del mundo,
siempre capaces de hacer nuevos sonidos para ustedes,
comedidos oficiantes de lo predecible.

Tus ideas tambin
bajaban la escalera en calzoncillos,
tu pensamiento se iba de casa,
tus ilusiones se salan en las noches a escondidas.

Padre, confa en m,
que yo puedo ayudarte
a encontrar esos sueos nuevamente.



De: Lo que pas esto fue



EDUARDO LANGAGNE




LIBROS EN PDF DE EDUARDO LANGAGNE EN PALABRA VIRTUAL



 
  El lbum blanco   
 





regresar