☰ menú
 

Madrigal a María


He de cantar
de hoy más a María,
en el nombre del mar, la flor y el día.

Madre: pues eres flor,
mis palabras harás florecer.

Madre, pues eres mar,
insondable será mi canción.

Madre: pues eres día,
toda mi sombra ¡qué no te dirá!

Y sólo dejaré
de cantar a María,
cuando ya no haya mar, ni flor, ni día.



De: Cristo y María



MANUEL PONCE






regresar