☰ men
 
palabra virtual

Grabacin para Palabra Virtual    
    Editora del fonograma:    
    Palabra Virtual    
por Francisco Portillo    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Las montaas azules


Aqu he llegado,
a la edad en que el hombre se detiene;
la cumbre entre la niebla es desafo
y debiera rendirme.
Cansancio de buscar irrazonablemente tanto
sin saber qu buscamos! Pero he aceptado el tiempo;
los rboles son sombras y las hojas
orecidas resbalan en la estacin propicia.
A mi redor hay muerte, pero siento
que en mi espritu nacen las primeras palabras,
las que nunca dijera porque ansiaba el olvido,
el camino ms fcil.

Pocas fuerzas me quedan
la vspera del viaje a las montaas
que el azul ms oscuro protegiera;
mas si ella est conmigo,
mejor dicho tan dentro, cabe duda?
Entrambos hallaremos el sendero
pocas veces hollado pues la pereza nos retiene!

Elena dice entonces: eres
el poeta desnudo que camina
con certeza plena de llegar a ser canto;
no cubrir tu cuerpo losa alguna.
T morirs en m, como has nacido.

Las montaas azules,
en la profunda oscuridad, me llaman.
Si me soaste,
y soaba yo en ti desde la infancia,
lanzo al viento esta dicha inquebrantable:
porque somos mortales, merecemos el triunfo:
maana sern nuestras la soledad, la altura.



De: La luz labrada



FRANCISCO TOBAR GARCA






regresar