☰ men
 
palabra virtual

Grabacin para Palabra Virtual    
    Editora del fonograma:    
    Palabra Virtual    
por Carmen Feito Maeso acompaada al rgano en directo por Juan Paradell Sol    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Yo fui la ms callada


Yo fui la ms callada
de todas las que hicieron el viaje hasta tu puerto.

No me anunciaron lubricadas ceremonias sociales,
ni las sordas campanas de ancestrales reflejos;
mi ruta era la msica salvaje de los pjaros
que soltaba a los aires mi bondad en revuelo.

No me cargaron buques pesados de opulencia,
ni alfombras orientales apoyaron mi cuerpo;
encima de los buques mi rostro apareca
silbando en la redonda sencillez de los vientos.

No pes la armona de ambiciones triviales
que prometa tu mano colmada de destellos:
solo pes en el suelo de mi espritu gil
el trgico abandono que ocultaba tu gesto.

Tu dualidad perenne la marc mi sed vida.
Te parecas al mar, resonante y discreto.
Sobre ti fui pasando mis horarios perdidos.
Sobre m te seguiste como el sol en los ptalos.

Y camin en la brisa de tu dolor cado
con la tristeza ingenua de saberme en lo cierto:
tu vida era profundo batir de inquietas fuentes
en inmenso ro blanco corriendo hacia el desierto.

Un da, por las playas amarillas de histeria,
muchas caras ocultas de ambicin te siguieron;
por tu oleaje de lgrimas arrancadas al cosmos
se colaron las voces sin cruzar tu misterio...

Yo fui la ms callada.
La voz casi sin eco.
La conciencia tendida en slaba de angustia,
desparramada y tierna, por todos los silencios.

Yo fui la ms callada.
La que salt la tierra sin ms arma que un verso.
Y aqu me veis, estrellas,
desparramada y tierna, con su amor en mi pecho!



De: Cancin de la verdad sencilla



JULIA DE BURGOS






regresar