☰ men
 
palabra virtual

Poesa Contempornea II    
    Editora del fonograma:    
    Alhambra Longman    
por Fernando Guilln    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Salmo del solitario


Con tu beso de amor estoy marcado
como con una espada y un destello
en mi boca por siempre. Yo te amo
aqu, asediado, en tu fulgor ardiente.

Los hombres no me aman, no me aman.
Ya no me aman porque a Ti te quiero.
Solo contigo estoy, oh Dios; contigo
como un caliente bosque inmenso.

Ya no me aman porque T has bajado
y en mis brazos dejaste un ancho cielo,
y estoy sobre la tierra solitario,
erguido, sostenindolo.

He crecido de pronto, alzado estoy.
Una montaa entre mis brazos tengo.
Te tengo a ti, Seor, y te levanto
con mis dos manos junto al firmamento.

Aqu ests. Aqu ests. Tenme as siempre.
Un ro de dicha baja hasta mis miembros
cuando contigo meto mis dos puos
desgarradoramente, all en tu reino.


De: Primavera de la muerte



CARLOS BOUSOO






regresar