☰ men
 
palabra virtual

Len Felipe    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Len Felipe    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Elega


A la memoria de Hctor Marqus,
capitn de la Marina mercante espaola,
que muri en alta mar y
lo enterraron en Nueva York
.


Marineros,
por qu le dais a la tierra lo que no es suyo
y se lo quitis al mar?
Por qu le habis enterrado, marineros,
si era un soldado del mar?
Su frente encendida, un faro;
ojos azules, carne de iodo y de sal.
Muri all arriba, en el puente,
en su trinchera, como un soldado del mar;
con la rosa de los vientos en la mano
deshojando la estrella de navegar.

Por qu le habis enterrado, marineros?
Y en una tierra sin conchas! En la playa negra!! ... All,
en la ribera siniestra
del otro mar;
Nueva York!
piedra, cemento y hierro en tempestad.
Donde el ojo ciclpeo del gran faro
que busca a los ahogados no puede llegar;
donde se acaban las torres y los puentes;
donde no se ve ya
la espuma altiva de los rascacielos;
en los escombros de las calles srdidas
que rompen en el ltimo arrabal;
donde se vuelve la culebra sombra de los elevados
a meterse otra vez en la ciudad...
All, la arcilla opaca de los cementerios, marineros,
all habis enterrado al capitn.

Por qu le habis enterrado, marineros,
por qu le habis enterrado,
si muri como el mejor capitn,
y su alma viento, espuma y cabrilleo
est ah, entre la noche y el mar?



LEN FELIPE






regresar