site
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter     sguenos en fcebook     fonoteca literaria   nuevo


    

palabra virtual


Las oyes cmo piden realidades...
de Pedro Salinas


100 aos de poesa    

    Editora del fonograma:    
    Planeta    
por Pedro Salinas    
  


Las oyes cmo piden realidades...


Las oyes cmo piden realidades,
ellas, desmelenadas, fieras,
ellas, las sombras que los dos forjamos
en este inmenso echo de distancias?
Cansadas ya de infinitud, de tiempo
sin medida, de annimo, heridas
por una gran nostalgia de materia,
piden lmites, das, nombres.
No pueden
vivir as ya ms: estnal borde
de morir de las sombras, que es la nada.
Acude, ven conmigo.
Tiende tus manos, Tindeles tu cuerpo.
Los dos les buscaremos
un color, una fecha, un pecho, un sol.
Que descansen en ti, s t su carne.
Se calmar su enorme ansia errante,
mientras las estrechemos
vidamente entre los cuerpos nuestros
dnde encuentren su pasto y su reposo.
Se dormirn al fin en nuestro sueo
abrazado, abrazadas. Y as luego
al separarnos, al nutrirnos slo
de sombras, etre lejos,
ellas
tendrn recuerdos ya, tendrn pasado
de carne y hueso
el tiemo que vivieron en nosotros.
Y su afanoso sueo
de sombras, otra vez, ser el retorno
a esta corporeidad mortal y rosa
donde el amor inventa su infinito



De: La voz a ti debida



PEDRO SALINAS


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.





regresar
































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.



           visitas nicas