☰ men
 
palabra virtual

El Siglo Ilustrado    
    Editora del fonograma:    
    Alhambra Longman    
por Fernando Guilln    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Injuria el poeta al amor


Amor, con flores ligas nuestros brazos;
los mos te ofrec lleno de penas,
me echaste tus guirnaldas ms amenas,
secronse las flores, vi los lazos,
y vi que eran cadenas.

Nos guas por la senda placentera
al templo del placer ciego y propicio;
yo te segu, mas viendo el artificio,
el peligro y tropel de tu carrera,
vi que era un precipicio.

Con dulce copa al parecer sagrada,
al hombre brindas, de artificio lleno;
beb; quemse con su ardor mi seno;
con sed insana la dej apurada
y vi que era veneno.

Tu mar ofrece, con fingida calma,
bonanza sin escollo ni contagio;
yo me embarqu con tal falaz presagio,
vi cada rumbo que se ofrece al alma,
y vi que era un naufragio.

El carro de tu madre, ingrata diosa,
vi que tiraban aves inocentes;
besronlas mis labios imprudentes,
el pecho me rasg la ms hermosa
y vi que eran serpientes.

Huye Amor, de mi pecho ya sereno,
tus alas mueve a climas diferentes,
lleva a los corazones imprudentes
cadenas, precipicios y veneno,
naufragios y serpientes.



JOS CADALSO






regresar