☰ menú
 

Las flores del romero


Las flores del romero,
niña Isabel,
hoy son flores azules,
mañana serán miel.


Celosa estás, la niña,
celosa estás de aquel
dichoso, pues, le buscas,
ciego, pues no te ve,
ingrato, pues te enoja
y confiado, pues
no se disculpa hoy
de lo que hizo ayer.
Enjuguen esperanzas
lo que lloras por él;
que los celos entre aquellos
que se han querido bien
hoy son flores azules,
mañana serán miel.


Aurora de ti misma,
que cuando a amanecer
a tu placer empiezas,
te eclipsan tu placer,
serénense tus ojos,
y más perlas no des,
porque al Sol le está mal
lo que a la Aurora bien.
Desata como nieblas
todo lo que no ves;
que sospechas de amantes
y querellas después,
hoy son flores azules,
mañana serán miel.



LUIS DE GÓNGORA Y ARGOTE






regresar