☰ men
 
palabra virtual

Al nacimiento de Jess y poesa metafsica del siglo XVI    
    Editora del fonograma:    
    Centro Internacional Universitario    
por Susana Francis    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Vivo sin vivir en m


Vivo sin vivir en m,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Aquesta divina unin
del amor con quien yo vivo,
hace a Dios ser mi cautivo
y libre mi corazn;
mas causa en m tal pasin
ver a mi Dios prisionero,
que muero porque no muero.

Ay que larga es esta vida!
Qu duros estos destierros,
esta crcel y estos hierros
en que el alma est metida!
Slo esperar la salida
me causa un dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

Ay! Qu vida tan amarga
do no se goza el Seor!
Y si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga.
Quteme Dios esta carga,
ms pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Slo con la confianza
vivo de que he de morir;
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza.
Muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta;
mira que slo me resta,
para ganarte, perderte;
venga ya la dulce muerte,
venga el morir muy ligero,
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba
es la vida verdadera:
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva.
Muerte, no seas esquiva;
vivo muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, qu puedo yo darle
a mi Dios que vive en m,
sino es perderte a ti
para mejor a l gozarle?
Quiero muriendo alcanzarle
pues a l solo es al que quiero,
que muero porque no muero.

Estando ausente de ti,
qu vida puedo tener,
sino muerte padecer
la mayor que nunca vi?
Lstima tengo de m,
por ser mi mal tan entero,
que muero porque no muero.

Cuando me gozo, Seor,
con esperanza de verte,
viendo que puedo perderte,
se me dobla mi dolor;
viviendo en tanto pavor
y esperando como espero
que muero porque no muero.

Scame de aquesta muerte,
mi Dios, y dame la vida;
no me tengas impedida
en este lazo tan fuerte;
mira que muero por verte,
y vivir sin ti no puedo,
que muero porque no muero.




SANTA TERESA DE JESS






regresar