☰ men
 
palabra virtual

Homenaje a Picasso    
    Editora del fonograma:    
    CBS    
por Rafael Alberti con Paco de Luca    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Picasso


Mlaga
Azul, blanco y ail
postal y marinero.

De azul se arranc el toro del toril,
De azul el toro del chiquero.
De azul se arranc el toro.
Oh guitarra de oro,
oh toro por el mar, toro y torero!

Espaa:
fina tela de araa,
guadaa y musaraa,
braa, entraa, cucaa,
saa, pipirigaa,
y todo lo que suena y consuena
contigo: Espaa, Espaa.

El toro se estrena y que se llena
de ti y en ti se baa,
se laa y deslaa,
se estaa y desestaa,
como el toro que es toro y azul toro de Espaa.

Picasso:
maternidad azul, arlequn rosa.
Es la alegra pura una nia preada;
la gracia, un ngel, una cabra dichosa,
rosadamente rosa,
tras una nia sonrosada.

Y la tristeza ms tristeza,
Una mujer que plancha, doblada la cabeza,
Azulada.

Quin sabr de la suerte de la lnea,
de la aventura del color?
Una maana,
vaciados los ojos de receta,
se arrojan a la mar: una paleta.
Y se descubre esa ventana
que se entreabre al medioda
de otro nuevo planeta
desnudo y con rigor de geometra.

La Fbrica de Horta de Ebro.
La Arlesiana.
El modelo.
Clovis Sagot.
El violinista.
(Qu queda de la mano real, del instrumento,
del sonido?
Un invento,
Un nuevo dios sin parecido.)

Entre el ayer y el hoy se desgaja
lo que ms se asemeja a un cataclismo.
Trae rigideces de mortaja,
separacin de abismo.
Le journal.
Una pipa.
Una guitarra.
Una botella.

El cubismo.
Pero todo pasado ah, ah! por otra estrella.

Cul ser la arrancada
del toro acorralado?
en un duro, aparente
callejn sin salida.
Miedo
Fuera, fuera la gente!
Para m es poco ancho todo el ruedo.
Por entre los tejados
se divisa la raya
de la mar y mujeres charlando en una fuente
y desnudoscorriendo por la playa.

Vida, vida, vida.
Sangre pura, pasin de toro bravo.
Aqu el toro torea a veces al torero.
Es el toro quien teme la cogida.
Con las astas dibuja.
Quin vio punta de aguja
torear ms ceida?

El taller.
Una mujer
es apenas un cuarto de sombrero,
mujer casi almohadn,
caderas de butaca,
los senos en la alfombra, y el trasero,
asomado al balcn.

Monstruos.
Oh monstruos, razn de la pintura,
sueos de la poesa!
Precipicios extraos,
secretas expediciones
hasta los fosos de la luz oscura.
Arabescos. Revelaciones.
Canta el color con otra ortografa
y la mano dispara una nuevaescritura.

La guerra: la espaola.
Cul ser la arrancada
del toro que le parten en la cruz una pica?
Banderillas de fuego.
Una ola, tras otra ola desollada.
Guernica.
Dolor al rojo vivo.

...Y aqu el juego del arte comienza a ser un juego explosivo.




De: La pintura (Poema del color y la lnea)



RAFAEL ALBERTI






regresar