☰ men
 
palabra virtual

Grabacin para Palabra Virtual    
    Editora del fonograma:    
    Palabra Virtual    
por Hctor Rosales    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Amanece lloviendo...


Amanece lloviendo. Bien peinada
la maana chorrea el pelo fino.
Melancola est amarrada;
y en mal asfaltado oxidente de muebles hindes,
vira, se asienta apenas el destino.

Cielos de puna descorazonada
por gran amor, los cielos de platino, torvos
de imposible.

Rumia la majada y se subraya
de un relincho andino.

Me acuerdo de m mismo. Pero bastan
las astas del viento, los timones quietos hasta
hacerse uno,
y el grillo del tedio y el jiboso codo inquebrantable.

Basta la maana de libres crinejas
de brea preciosa, serrana,
cuando salgo y busco las once
y no son ms que las doce deshoras.




LXIII. De: Trilce



CSAR VALLEJO






regresar