☰ men
 
palabra virtual

Juan Ramn Jimnez. Premio Nobel 1956. Antoloja personal    
    Editora del fonograma:    
    Visor Libros    
por Juan Ramn Jimnez    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Paraso


1

LO QUE SIGUE

Como en la noche, el aire ve su fuente
oculta. Est la tarde limpia como
la eternidad.
La eternidad es solo
lo que sigue, lo igual; y comunica
por armona y luz con lo terreno.

Entramos y salimos sonriendo,
llenos los ojos de totalidad,
de la tarde a la eternidad, alegres
de lo uno y lo otro. Y de seguir,
de entrar y de seguir.
Y de salir...

(Y en la frontera de las dos verdades
exaltando su ltima verdad,
el chopo de oro contra el pino verde,
sntesis del destino fiel, nos dice
qu bello al ir a ser es haber sido.)


2

EL OTOADO

Estoy completo de naturaleza,
en plena tarde de urea madurez,
alto viento en lo verde traspasado.
Rico fruto recndito, contengo
lo grande elemental en m (la tierra,
el fuego, el agua, el aire) el infinito.

Chorreo luz: doro el lugar oscuro,
trasmino olor: la sombra huele a dios,
emano son: lo amplio es honda msica,
filtro sabor: la mole bebe mi alma,
deleito el tacto de la soledad.

Soy tesoro supremo, desasido,
con densa redondez de limpio iris,
del seno de la accin. Y lo soy todo.
Lo todo que es el colmo de la nada,
el todo que se basta y que es servido
de lo que todava es ambicin.



De: La estacin total



JUAN RAMN JIMNEZ






regresar