☰ menú
 

Llamada


Zumbó el lamento del mar,
cuando me habló por teléfono.

Yo, en la llanura. ¡Qué lejos
la novia del litoral!

Saltó del norte a levante.
Dejó un mar por otro mar.

¡El mar de las Baleares!



De: Marinero en tierra



RAFAEL ALBERTI






regresar