☰ men
 
palabra virtual

Antologa    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Fabio Morbito    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Mi madre ya no ha ido al mar


Mi madre ya no ha ido
al mar
lleva una buena cantidad de aos
tierra adentro,
un siglo de interioridad
cumplindose.
Se ha resecado de sus hijos
y vive lejos
en toros consanguneos.
Es como una escultura de s misma
y slo el mar
que quita el frrago
acumulado en la ciudad
puede acercarla a su pasado,
hacia su muerte verdadera,
y hacer que crezca nuevamente.
Mi madre necesita algn
estruendo entre los pies,
Una montona insistencia en los odos,
una palabra adversa
y simple que la canse,
y necesita que la llamen,
or su nombre en otros labios,
pedir perdn
y hacer promesas,
ya no se tropieza
en nada sustantivo.
Y yo tengo que armarme de valor
para llevarla al mar
armarme de mis aos
que he olvidado,
reunirme con mi madre en otro tiempo,
con un yo mismo que enterr
y que ella guarda
sin decirme nada.
Tengo que armarme de valor
para perder confianza
en lo que s,
tengo que regresar al da
en que mi risa qued trunca
entre las pginas de un libro,
cerrar el libro y completar la risa,
cerrar todos los libros y rerme,
cerrar todos los ojos que he ido abriendo
para que nadie me agrediera.
Estuvo bien ya de crecer,
es hora de desdibujarme,
lo que aprend enhorabuena,
lo que olvid tambin,
es hora de ser hijo de alguien
y de tener un hijo
y un esqueleto para ir al mar,
para morir
con cada hueso sin pedir ayuda.
Sal hace aos a rodearla a ella
para volver al mar ms solo
o acaso fui a rodear el mar
para ser hijo de otro modo de mi madre,
ya no me acuerdo qu buscaba,
nadie recuerda lo que busca,
mi madre ya no ha ido
al mar,
es todo lo que s,
y no llevarla es no reconciliarme
con el mar, no ver el mar
como se ve despus de nio,
tambin no ver cmo es mi madre
ahora, no saber nada de m mismo.



FABIO MORBITO






regresar