☰ men
 
palabra virtual


Palabra Virtual    

    Editora del videograma:    
    Palabra Virtual        
por Marosa Di Giorgio
Lectura en francs Christophe Rouxel    
Colaboracin: Juan Pablo Pedemonte    
Sitio web de Los pjaros oculto    
  

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Era un da de visitas...


Era un da de visitas.

La nia trajo en la cabeza un moo de organd blanco, que al caer de la tarde se fue poniendo celeste, para recuperar en la noche su deslumbrante blancura.

La nia no deca nada; estaba fija; slo si yno, de vez en cuando; las tazas y las copas tambin estaban tiesas con el alma dentro como un coral liviansimo, un poco de roco.

A veces los gatos traan pequeos ratones desde los escondites.

La nia no dijo nada y nadie recuerda nada de lo dicho: slo aquel moo blanco pasando de regreso hacia la sombra.



59 de Clavel y tenebrario



MAROSA DI GIORGIO






regresar