sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

EDUARDO MILN

 

   Ah va por el camino como un ciego... Ah va por el camino como un ciego... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Ah va por el camino como un ciego caracol sin cara la escritura, otrora una difana mirada al da, otrora un aura que el caminante amara. Amara, qu es amara? La sostenida en la sutil brisa marina, la colgada por los cabellos a la realidad, reata, rea ms buscada. Y la ms mirada:...

 

   Carcomido es lo que se ve... Carcomido es lo que se ve... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Carcomido es lo que se ve, cortado cortada esa pgina amarilla por el tiempo en su flor, sus tijeras, las de cortar el abedul total, son invisibles. El hilo no: ven esa gente deshilndose, es otra deshilachndose. Lo que no se ve es el ovillo. De:...

 

   Con gracia o sin ella...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

Con gracia o sin ella? Hay de dulce, de destino designado con el dedo, hay de temblores de amor, tembladerales de Amrica del Sur, sedimentados del Norte. Est el modelo barroco, oculta, bajo un follaje expresivo, perlas, cltoris que roza circular, encima del pliegue de bordes morados. Lo

 

   Cuando ya no hay qu... Cuando ya no hay qu... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Cuando ya no hay qu decir, decirlo. Dar una carencia, un hueco en la conversacin, un vaco de verdad: la flor, no la idea, es la diosa de ah. De: Antologa potica...

 

   Decir ah es una flor difcil... Decir ah es una flor difcil... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Decir ah es una flor difcil decir ah es pintar todo de pjaro decir ah es estar atrado por la palabra spera cardo y por el cardenal cardenal decir ah es decir todo de nuevo y empezar por el caballo: el caballo est solo ahora est solo no hay ahora oscuro no hay ahora de...

 

   decir ah es una flor difcil...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

decir ah es una flor difcil decir ah es pintar todo de pjaro decir ah es estar atrado por la palabra spera cardo y por el cardenal cardenal decir ah es decir todo de nuevo y empezar por el caballo: el caballo est solo ahora est solo no hay ahora oscuro no hay ahora de silencio no hay ahora de

 

   Diseo de lo que se dice... Diseo de lo que se dice... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Diseo de lo que se dice en tanto que sinuoso, sobre la arena, silbo que hilvana sus meandros en tanto que absorbe algo de agua, un poco slo para ir cediendo al campo arena aqu es campo en expansin salta el pan como un resorte siempre que le recuerden a su semejante...

 

   Dudo en si cortar la frase... Dudo en si cortar la frase... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Dudo en si cortar la frase aqu, sin cortar la flor afuera, por si hay una correspondencia que no llega a ser confluencia visible para que t lo veas claro, lmpido, esto adquiere su sentido siempre y cuando t te sirvas de l..

 

   El crculo est trazado... El crculo est trazado... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

El crculo est trazado, adentro giran los espartacos de hoy. Ayer pasaban silenciosamente las fronteras, de noche, con antorchas azules, de da bajo lluvia o sol. Hablaban en voz baja alrededor de la hoguera con palabras brasa, de noche. El canto del pjaro era un estremecimiento...

 

   El ojo se retrajo... El ojo se retrajo... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

El ojo se retrajo con trabajo siglos vueltos a ver , surco, hendiduras, heridas, flor de la herida. A ver, a verse a s mismo, a ver, a herirse de ver. Mientras la mirada miraba el mar retirado en la retina aguas adentro. De:...

 

   Escribir de un modo ms contemporneo... Escribir de un modo ms contemporneo... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Escribir de un modo ms contemporneo: a como viene el tiempo. A como la vida pasa: no entera, por fragmentos. As escriben hoy en Francia, en Alemania, en Brasil, en Estados Unidos los poetas. Son lo mejor que han dado los poetas, los msicos, los desobedientes en el supuesto caso...

 

   Escudos humanos Escudos humanos de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

A ese costo recuperan peso las palabras, gravedad, peso no de plomo: peso contra el plomo, detenerlo. Gravedad, leves todava de sonido, moral. Cuando la morada humana est en riesgo, ahora. De:...

 

   Excelente lenguaje, excelente... Excelente lenguaje, excelente... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Excelente lenguaje, excelente, puro, blanqusimo, una flor: azucena. Los pjaros cantan en pjaro. Los castores comen en castor. Los humanos hablan en humano, mano a mano, tocan sus voces en la conversacin. Brillante? Se dice brillante. New York se dice New York. Lenguaje de plata...

 

   Excelente lenguaje, excelente...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

Excelente lenguaje, excelente, puro, blanqusimo, una flor: azucena. Los pjaros cantan en pjaro. Los castores comen en castor. Los humanos hablan en humano, mano a mano, tocan sus voces en la conversacin. Brillante? Se dice brillante. New York se dice New York. Lenguaje de plata se dice

 

   Hay poemas flechados por una gracia... Hay poemas flechados por una gracia... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Hay poemas flechados por una gracia, hay poemas en que una flecha vuela que busca algo como destino, busca beso o busca buscar, escarba con la punta a ver qu encuentra si llega al hueso es un sabueso, no hay ms all que explorar salvo, entre algas, la medusa-mdula y eso es...

 

   Hay un problema con las ventas... Hay un problema con las ventas... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Hay un problema con las ventas, ltimamente con las ventas. Es la gente que no compra o cada vez compra menos. Chorro de ahorros no es, suerte, quizs, de arcoiris, media felicidad de una clase extinta, donde llovi. Hay ms gente que no se vende, que no se vende ms. Cada vez cuesta...

 

   Il punto a cui tutti li tempi son presenti... Il punto a cui tutti li tempi son presenti... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Il punto a cui tutti li tempi son presenti, vienes? Ahora que est el gato sin ovillo, viajas? Vine a Comala porque me dijeron que, quines? Tengo tres o cuatro cosas que ensearte, Andrs. se que ah va es un arquitecto, pinta? Nunca entendimos lo que nos pas en Somalia,...

 

   La esperanza de que los inditos...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

La esperanza de que los inditos sean mejores aun los annimos, no para siempre- que los ditos no nos niega, no nos hunde en lo ya hecho, en la culpa de la posibilidad cuajada, en los que murieron no ledos eso es cierto, el olvido de lo cierto-, en el vaciado de palabras que pedan manos, ojos

 

   La palabra del mundo: gan el afuera La palabra del mundo: gan el afuera de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

La palabra interior, no vista ni victoriosa, sin distancia ni comienzo, suspendida en su prdida ante los ojos. Todos los ojos estn fijos en las cosas del mundo, los pjaros incluso. Pero incluso tiene algo secreto que la guarda, mira hacia adentro, la mira: est siendo mirada por...

 

   Los maestros se juegan al remate... Los maestros se juegan al remate... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Los maestros se juegan al remate ya que todo comienzo es bueno . El asunto es la clausura, la voluntad de convento. Habla de amor, habla de tiempo, habla de hambre de los que padecen, habla de las pequesimas cosas: lpiz, bala, liblula, papeles sobre la mesa con florero y cartas...

 

   No digan sus patas lo que no cant... No digan sus patas lo que no cant... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

No digan sus patas lo que no cant. Que las patas de los caballos no hablen por m. No soy el amante de la velocidad rizomada, no es ma esa pelambre. No soy el fascinado por los haces de luz que se refracta y se refracta, haceres de cuenta de una deuda infinita, se son los dems,...

 

   No es una pregunta...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

No es una pregunta. No tiene respuesta. O es una pregunta que entraa su respuesta. Entonces me digo: buey, da la vuelta, retorna a donde venas, lo que le falta al crculo compltalo -sin sentido, sin sentido: deja en paz esos ptalos-, librate, vuelve a ella. En el trabajo del buey bajo las estrellas

 

   No fallen los caballos del encabalgamiento... No fallen los caballos del encabalgamiento... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

No fallen los caballos del encabalgamiento que abren los sentidos, los sentidos que se abrieron en cuatro como a Tpac Amaru. No digan los sentidos encabalgados en su locura lo contraro a lo que quiero: la precisin del sentido, no el desbocamiento de esta falsa totalidad que...

 

   Poema ms misterioso que Un coup de ds... Poema ms misterioso que Un coup de ds... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Poema ms misterioso que Un coup de ds non volver a leer, non volver a caer atrapado en dl, en sus telaraas ausentes atrapado, en las tejedoras de la Revolucin Industrial, explotadas minas personales, masa. Andan buscando misterio de la nada, rodendola con lxico simbolista,...

 

   Qu mundo es aquel... Qu mundo es aquel... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Qu mundo es aquel en el que hablar de poesa es ofender a la sociedad. El mundo este. Y nadie, en esta traduccin de lo que ramos que somos, se ofende. Estn indiferentes, no son. O no estn, trabajando para nada o poco, en el ajo. A destajo se les cura la herida del trabajo. El...

 

   Que sea pjaro pero que sea verdad...   


Por Eduardo Miln    

primeros versos

Que sea pjaro pero que sea verdad. Faisn o terror nocturno pero verdadero. No ms imgenes por imgenes, por piedad, por amor a los pies descalzos. Dame dinero pero verdadero. Un rbol en Alejandra para ir con Andrs. Somos espritus viajeros. Vino, veneno, venas, venablos. Hasta

 

   Saben que estamos desprendidos... Saben que estamos desprendidos... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Saben que estamos desprendidos, verdad?, no arrancados, desprendidos y que hay que escribir desprendimientos, liberaciones, autonomas, que, cscaras, cascotes, capa reseca de pintura nos vinimos abajo luego del portazo...

 

   Si un poema dice mucho... Si un poema dice mucho... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Si un poema dice mucho no se dice tanto y tiene que decirse a s mismo muchas veces, las que sean necesarias para ser, para dejar de ser, incluso. Abarcar el mundo, ausente uno, carece de sentido, es barco, auto, suficientemente ajenos, lejos. Contemplar debe ser decisin propia...

 

   Solt un prrafo de pjaros... Solt un prrafo de pjaros... de Eduardo Miln   


En la voz de Eduardo Miln    

primeros versos

Solt un prrafo de pjaros de una y un pardo par de otra para que ocuparan su espacio. l saba. Qu vienes aqu a hacer si no ocupas tu lugar en el espacio, dijo. Qu es entregarlo de antemano todo como si vivir fuera una propiedad ajena que no puede ser cruzada...




































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

180 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas