☰ men
 
palabra virtual

Amado Nervo    
    Editora del fonograma:    
    Voz Viva de Mxico. UNAM    
por Oscar Chvez o Claudio Obregn    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

El da que me quieras


El da que me quieras tendr ms luz que junio;
la noche que me quieras ser de plenilunio,
con notas de Beethoven vibrando en cada rayo
sus inefables cosas,
y habr juntas ms rosas
que en todo el mes de mayo.

Las fuentes cristalinas
irn por las laderas
saltando cristalinas
el da que me quieras.

El da que me quieras, los sotos escondidos
resonarn arpegios nunca jams odos.
xtasis de tus ojos, todas las primaveras
que hubo y habr en el mundo sern cuando me quieras.

Cogidas de la mano cual rubias hermanitas,
luciendo golas cndidas, irn las margaritas
por montes y praderas,
delante de tus pasos, el da que me quieras...
Y si deshojas una, te dir su inocente
postrer ptalo blanco: Apasionadamente!

Al reventar el alba del da que me quieras,
tendrn todos los trboles cuatro hojas agoreras,
y en el estanque, nido de grmenes ignotos,
florecern las msticas corolas de los lotos.

El da que me quieras ser cada celaje
ala maravillosa; cada arrebol, miraje
de "Las Mil y una Noches"; cada brisa un cantar,
cada rbol una lira, cada monte un altar.
El da que me quieras, para nosotros dos
cabr en un solo beso la beatitud de Dios.



De: El arquero divino



AMADO NERVO






regresar