☰ men
 
palabra virtual

Poetas del mundo. Archivo universal. Vol 1    
    Editora del fonograma:    
    Leutun    
por Andrs Eloy Blanco    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

La renuncia


He renunciado a ti. No era posible.
Fueron vapores de la fantasa;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejana.

Yo me qued mirando cmo el ro se iba
poniendo encinta de la estrella...
hund mis manos locas hacia ella
y supe que la estrella estaba arriba...

He renunciado a ti, serenamente,
como renuncia a Dios el delincuente;
he renunciado a ti como el mendigo
que no se deja ver del viejo amigo;
como el que ve partir grandes navos
como rumbo hacia imposibles y ansiados continentes;
como el perro que apaga sus amorosos bros
cuando hay un perro grande que le ensea los dientes;
como el marino que renuncia al puerto
y el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el nio pobre ante el juguete caro.

He renunciado a ti, como renuncia
el loco a la palabra que su boca pronuncia;
como esos granujillas otoales,
con los ojos estticos y las manos vacas,
que empaan su renuncia, soplando los cristales
en los escaparates de las confiteras...

He renunciado a ti, y a cada instante
renunciamos un poco de lo que antes quisimos
y al final, cuntas veces el anhelo menguante
pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, ser mi propio dueo;
desbaratando encajes regresar hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueo...



De: Las uvas del tiempo



ANDRS ELOY BLANCO






regresar