☰ men
 
palabra virtual

Ral Gonzlez Tun por l mismo    
    Editora del fonograma:    
    AMB    
por Ral Gonzlez Tun    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

El Poeta muri al amanecer


Sin un cntimo, solo, tal como vino al mundo,
muri al fin en la plaza, frente a la inquieta feria.
Velaron el cadver del dulce vagabundo
dos Musas: la esperanza y la miseria.

Fue un poeta completo de su vida y su obra.
Escribi versos casi celestes, casi mgicos,
de invencin verdadera,
y como hombre de su tiempo que era,
tambin ardientes cantos y poemas civiles
de esquina y banderas.

Algunos, los ms viejos, lo negaron de entrada.
Algunos, los ms jvenes, lo negaron despus.
Hoy irn a su entierro cuatro buenos amigos,
los parroquianos del caf,
los artistas del circo ambulante,
unos cuantos obreros,
un antiguo editor,
una hermosa mujer,
y maana, maana,
florecer la tierra que caiga sobre l.

Deja muy pocas cosas, libros, un Heine, un Whitman,
un Quevedo, un Daro, un Rimbaud, un Baudelaire,
un Schiller, un Bertrand, un Bcquer, un Machado,
versos de un ser querido que se fue antes que l,
muchas cuentas impagas, un mapa, una veleta,
y una antigua fragata dentro de una botella.

Los que le vieron dicen que muri como un nio.
Para l fue la muerte como el ltimo asombro.
Tena una estrella muerta sobre el pecho vencido
y un pjaro en el hombro.



De: El violn del diablo: Mircoles de Ceniza



RAL GONZLEZ TUN






regresar