☰ men
 
palabra virtual

Poesa Contempornea III    
    Editora del fonograma:    
    Alhambra Longman    
por Nuria Espert    

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

El sealado


ste es el que algn tiempo tomamos
a risa, y fue objeto de nuestro escarnio

(SAB. 5.3)



Solo entre el odio, entre la palpitante y masculina
hostilidad l permanece y son sus das
continuo sobresalto huida y evangelio.

El sealado est y no est con todos
estudia come igual que los dems
se fatiga y enferma. Pero luego
conoce y ve las cosas de forma diferente
vela en las noches acomete y ama.

Su corazn valiente no conoce derrota.

l sabe por ejemplo que detrs de los ojos
queda un espacio negro donde los sueos reinan
o que el zngano muere salvajemente herido
por las obreras forma impura y bestial
aunque no despreciable.

Son sus estudios:
la investigacin del clavel los poetas celestiales
el oscuro murmullo de la ropa interior
y todas las facetas de la cultura griega.

Frecuenta los lugares de erudicin: reuniones
bibliotecas mingitorios. Su voz se escucha
en los parlamentos y en los templos
en las tabernas y en los amueblados.

Su actuacin sus afanes son variables. Se le ve un da
diciendo democracia democracia
libertad a las gentes y otras veces
salir de entre las turbas agitando
la terrible bandera de pliegues carcamales
reclamando Unin Familiar y Orden.

Pero sus ideales permanecen pursimos.

La vida es muy compleja suceden muchas cosas
y es mejor aguardar el momento oportuno.
Mientras tanto an se puede orinar la muralla
de siglos y costumbres a la luz de la luna.

El sealado sabe que el futuro es su imperio.


De: Salmos al viento



JOS AGUSTN GOYTISOLO






regresar