sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Insomnio
de Dmaso Alonso

palabra virtual


Generacin del 27

    
    Editora del fonograma:
    Alhambra Longman

por Rafael de Penagos    
  


Insomnio


Madrid es una ciudad de ms de un milln de cadveres
(segn las ltimas estadsticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo
en este nicho en el que hace 45 aos que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracn,
o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna
y paso largas horas gimiendo como el huracn, ladrando
como un perro enfurecido, fluyendo como la leche
de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntndole a Dios, preguntndole
por qu se pudre lentamente mi alma,
por qu se pudren ms de un milln de cadveres en esta
ciudad de Madrid,
por qu mil millones de cadveres se pudren lentamente
en el mundo.
Dime, que huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
Temes que se te sequen los grandes rosales del da,
las tristes azucenas letales de tus noches?



De: Hijos de la ira



DMASO ALONSO


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

186 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas