sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

sguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal







Perro con persona
de Sal Ibargoyen

palabra virtual


Grabacin para Palabra Virtual

    
    Editora del fonograma:
    Palabra Virtual

por Sal Ibargoyen    
  


Perro con persona


Hay olor a personas hambrientas
adentro de este perro.
Adentro de los estmagos
de ese perro que vuela perdido
se ladra y se babea una persona hambrienta.
Y unas muelas
con agudos apetitos y con ganas de morderse
y golpearse y machacarse
se mueven adentro de las oscuras
encas de aquel perro.
Y el perrocasi el mismocomo el perro aquelotro
dibuja una corta meada sin espuma
y con aromas a persona encerrndose
entre cueros caninos y humanas pelambreras.
Y ms en el fondo de los adentrados abismos
de algn perro pasajero
una figura de persona se lava
sus partes sus regiones sus pedazos
con los jugos preparados para el oscuro minuto de comer.
Y unas rgidas hilachas de hueso pisoteado
sin cogulos ya sin arterias ni grasa
ni sal ni condimento
se meten en la boca o la boca las atrapa
para que la interna persona se abrace
al perro cualesquiera
como almohada en su funda de una noche
como simple cuchillo en un pastel asesinado.
Se comen son comidos los hueserales breves
los cartlagos deshechos los tejidos en putrefaccin
las mugrosas seales de la calle
el agua rechazada por los pjaros:
eso todo se comen
o es comido
para que ms personas nazcan en el cuerpo
picoteado y huyente de este sencillo perro
de este piloso ciudadano
que no ladra su nombre correcto
ni tiene sitios rastreros ni espacio hacia arriba
para gruir su salivante oracin.
Lleno de personas
o de una persona
ese perro tal vez amarillo
con su hambre inagotable
en cada sombra humansima
que le absorbe los huesos de afuera
que con flaca dentadura a golpes le devora
mdulas y tripas
para que un hocico solitario
derrame en las baldosas
su chorreante cancin.



De: Poesa reciente (1995/2003)



SAL IBARGOYEN


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.




PGINA DEDICADA A SAL IBARGOYEN EN PALABRA VIRTUAL



EL POETA Y YO   NUEVO





LIBROS EN PDF DE SAL IBARGOYEN EN PALABRA VIRTUAL



 
  El escriba de pie   
 

 
  Nuevas destrucciones   
 

 
  La espada de fuego   
 

 
  Poemar   
 

 
  Poesa y computadora   
 

 
  Fantoche   
 

 
  Cuento a cuento   
 

 
  La sangre interminable   
 

 
  La ltima copa   
 

 
  La ltima bandera   
 

 
  Poeta + poeta   
 

 
  Amor de todos   
 

 
  El escriba de pie y otros poemas   
 

 
  Grito de perro   
 

 
  Poemar   
 

 
  Poeta semi-automtico   
 

 
  Versos de poco amor   
 

 
  El poeta y yo   
 

 
  Gran Cambalache   
 

 
  El Torturador   
 

 
  Volver... volver   
 

 
  Sangre en el Sur (el fascismo es uno solo)   
 

 
  Juntaversos   
 

 
  Tango negro   
 

 
  Cuaderno de Flavia   
 

 
  Epigramas a Valeria   
 

 
  Libro del maestro   
 

 
  Impermanencia (1954 - 1959)   
 

 
  Poesa reciente (1995-2003)   
 

 
  Rojo es el silencio (2005 /2006)   
 

 
  El Rey Ecco Ecco   
 

 
  Habana 3000   
 

 
  Haikus   
 

 
  Historia de sombras   nuevo
 

 
  Lmite   nuevo
 

 
  Sem Regresso   nuevo
 

 
  Perro de soledad   nuevo
 



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

160 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas