☰ men
 
palabra virtual


Ernesto Cardenal. Solentiname    

    Editora del videograma:    
    Gobierno del Estado de Veracruz, Universidad Veracruzana, Fundacin Universidad Veracruzana, Ediciones Pentagrama        
por Fina Garca Marruz    
  

    Este poema forma parte del acervo de la audiovideoteca
    de Palabra Virtual

Interior de casa


ste es un pueblo pulcro, artstico.
Jams pintan un rbol en la lejana
como una mancha de verdor. Nunca est lejos
para su corazn un rbol verde. Y as, le pintan cada hoja
como si estuviera cerca de sus ojos,
pues una madre, aunque est lejos, no olvida ninguno
de los gestos del hijo, as pintan, una a una,
cada diferente ramazn. sta es la patria de Rubn, sin duda.
La patria de Sandino, que no olvidaba tampoco
cada uno de los rostros annimos de su pueblo.
sta es la patria de lo exquisito natural.
La que hace del mimbre flexible muebles slidos.
La que da al hierro mil arabescos, tambin de flor.
Veo el arreglo esmerado de este interior de casa,
sin objetos de lujo, porque el lujo es la flor.
Una inmensa repisa cubre la alta pared
y en cada hueco de la madera, una
maceta aislada, blanca, amarilla, azul, o verde, lmpidos,
deja ver una especie de muestrario de hojas
que convierte la pared en fresco panel verde.
De los techos tambin cuelgan macetas
como si fueran lmparas: lo son, con su cascada
de vario verde, abrindose en pucha gentil:
en los verdes que caen, como si se alzasen.
As, por las paredes, en los patios,
la hoja que se abre en abanico,
la que se afelpa en terciopelo y sordina,
la que se entrega suave, mullida y coposa,
la que se arisca, con espinas,
la que se abre en hilos de delgado surtidor de aguas,
la moteada, la caprichosa, la sobria,
la tersa del chilamate, la preciosista.
Aqu la flor, como una obra de arte.
Aqu la tierra que "como en andas de flores
se levanta, cargada de granadillas e hipomeas.


De: Viaje a Nicaragua



FINA GARCA MARRUZ






regresar