sitemap
Palabra Virtual

Blanca Orozco de Mateos

síguenos en twitter
Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantáneo o de correo electrónico

Comparte el poema en tu blog o página personal

Copia y pega este enlace en tu blog o página personal







Oye Señor mi causa justa (Salmo 16)
de Ernesto Cardenal

palabra virtual

    Este poema forma parte del acervo
    de la audiovideoteca de Palabra Virtual


    30 años. Madres coraje
    
    Editora del videograma:
    TEA Imagen


por León Gieco    
Colaboración: Emilio Cartoy Díaz    
Página web de TEA Imagen    
  


Oye Señor mi causa justa (Salmo 16)


Oye Señor mi causa justa
                     atiende mi clamor
Escucha mi oración que no son slogans
Júzgame tú
                     y no sus Tribunales
Si me interrogas de noche con un reflector
con tu detector de mentiras
no hallarás en mí ningún crimen
Yo no repito lo que dicen las radios de los hombres
ni su propaganda comercial
                     ni su propaganda política
Yo guardé tus palabras
                     y no sus consignas
Yo te invoco
                     porque me has de escuchar
                                                               oh Dios
oye mi palabra
Tú eres el defensor de los deportados
y de los condenados en los Consejos de Guerra
y de los presos en los campos de concentración
                     guárdame como a la niña de tus ojos
                     debajo de tus alas escóndeme
libértame del dictador
                     y de la mafia de los gangsters
Sus ametralladoras están emplazadas contra nosotros
y los slogans de odio nos rodean
Los espías rondan mi casa
los policías secretos me vigilan de noche
estoy en medio de los gangsters
Levántate Señor
                     sal a su encuentro
                                          derríbalos
Arrebátame de las garras de los Bancos
con tu mano Señor líbrame del hombre de negocios
y del socio de los clubs exclusivos
                     de esos que ya han vivido demasiado!
los que tienen repletas sus refrigeradoras
y sus mesas llenas de sobras
y dan el caviar a los perros

Nosotros no tenemos entrada a su Club
pero tú nos saciarás
                     cuando pase la noche…


De: Salmos



ERNESTO CARDENAL




regresar a la página anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo a través de la difusión de la poesía iberoamericana.



Copyright © 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

182 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas