sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Palabras a los muertos
de Juan Gil - Albert


    Editora del fonograma:
    Alhambra Longman

en la voz de Pedro Mara Snchez    


Palabras a los muertos



Oh muertos,
desconocidos hombres que pueblan mi mundo de fantasmas,
y que errantes sobre nuestros caminos de la vida,
pesan como los rboles frutales, abrumados,
hacia el suelo profundo.

No ser ya posible evitar vuestro espectro
que asoma con ahnco
detrs de los tapiales de la yedra,
donde de nuevo el mpetu que fuisteis
se torna esa espesura de silencio.
No ser ya posible
que aquellos que contemplen el suelo de la patria
marchito entre los brazos de tarda victoria,
deslicen sus amores o ese triunfo
sin recordar que andan sobre restos calientes.

El clamor que se queda suspendido,
cada vez que un suspiro poderoso
anuncia que otro cuerpo
trmulo y solitario acaba de caer,
en busca de posibles compaeros que llegarn ms tarde,
invade como en mbitos cerrados
los aos sucesivos,
y un perenne sudor nos espera
con la turbia conciencia bajo el laurel guerrero.

Reposad, oh innumerables tumbas entreabiertas,
cuerpos acribillados cuyos alones rotos
os entregan horrendos
a esa lenta consuncin con la tierra que haban defendido.

Es sin duda distinta as la muerte,
cuando una fresca gloria imperceptiblemente roza
vuestro exhalado aliento.
Pero es triste miraros
los rgidos despojos sobre el campo,
como si secas fuentes
no alumbraran ya ms sobre el destino a los hombres.

Reposad, grmenes voluntarios
si es que ah se conquista el reposo.
Un presentido empuje est latiendo
cuando en polvo, rodos por la muerte
tiemblan las avecillas prematuras
doble un primaveral eco de sombras.

Ya los sagrados pies de unos hombres mejores
llameantes, recorren el pas,
y la obsesiva noche de los siglos
su colosal figura parece desterrada.
As, dormid triunfando, pedestales recientes.
Nadie acierta a vivir mientras no cumple
la pavorosa deuda contrada.


De: Son nombres ignorados



JUAN GIL- ALBERT


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

172 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas