sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Pablo Miraa
de William Ospina


    Editora del fonograma:
    H.J.C.K.

en la voz de William Ospina    
Colaboracin: lvaro Castao Castillo, fundador y director de la emisora HJCK    


Pablo Miraa



Con el caimo de la orilla del ro desvelar mis ojos esta noche,
con esta antorcha alumbrar mi rumbo hacia los estanques oscuros,
y comer castaas de cabeza de tigre y algarrobos,
y cada vez que piense en ti, con agua de nebanikeke,
escalera de sol y de luna,
aliviar la fiebre, har bajar la fiebre, como baj por esa liana el sol,
y solo, por los bosques, en la noche, ser la soledad mi remedio,
mi matijagua, mi licor salvador de diente de danta,
contra el veneno que me diste en tus ojos, corteza de raz de macana,
fulgor mortal de fuego de venado, muchacha de pechos hermosos,
sonrisa de barbasco que has hecho que mis peces se rompan contra la piel del agua.


De: El pas del viento



WILLIAM OSPINA


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

214 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas