sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Prisin de Don Alvaro de Luna. Pide ver al Rey, sin conseguirlo
de Romancero Espaol


    Editora del fonograma:
    Fidias, S.A.

en la voz de Luis Prendes    


Prisin de Don Alvaro de Luna. Pide ver al Rey, sin conseguirlo



El rey se sale de misa
de Santa Mara la Blanca;
don Alvaro, el Condestable,
con otros lo acompaaba.
Djole el rey en llegando,
con enojo estas palabras:

"Partios de aqu, Condestable,
que por vos me desacatan:
por creer vuestros consejos
mal me quieren en Espaa;
si por ende hacedes otro
harades en ello saa."

Ya se parte el Condestable,
ya se vuelve a su posada,
amenazando a los grandes
que al rey tan mal informaran.
En la noche, a la su cena,
Diego Goter recio entrara;
djole:

"Catad, seor,
que por todo Burgos anda
cmo habedes de ser preso
el mircoles, que es maana:
cabalga en la mi mula
que yo vos sacar en ancas
a la puerta de San Juan
cubierto con la mi capa."

El Maestre se turb
djole que bien hablara:
pidi una copa de vino
con unas peras asadas:
como las hubo comido
adormido se quedara.
Djole Diego Goter
saliese, que se tardaba:
dijrale:

"Anda, vete,
que voto a tal que no es nada."

A la maana otro da
Cartagena se levanta:
vio venir don Alvar Ziga
con doscientos hombres d′armas
fue a despertar al Maestre;
el Maestre luego s′arma.
Djole:

"Tu padre avisa
que por l cercan la casa:
"Castilla", viene diciendo,
"libertad el rey demanda."

El Maestre al gran ruido
asomse a una ventana.
Dijo:

"Hermosa gente es sta!"
Mas luego dentro s′entrara,
que le tir un ballestero,
y por muy poco le errara.
El combate fue tan recio
que no hay cosa que le valga.
Acord darse a prisin,
as como el rey lo manda.
El rey pasaba a comer,
iba all el obispo de Avila,
viole asomar el Maestre,
y como le vio as l′habla;
el dedo puesto en la frente
dijera con voz muy alta:

"Para sta, don Obispillo,
que la paguis bien doblada."

El obispo respondiera
con miedo al velle con saa:

"Por las rdenes que tengo,
seor, yo no os culpo en nada,
ni os tengo ms cargo d′esto
que os tiene el rey de Granada."

Envi el Maestre al rey
le escuchase una palabra:
el rey envi a decir
se acuerde le aconsejara
que a hombre que prendiese
nunca le muestre la cara.



ROMANCERO ESPAOL


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

217 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas