sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Lezama persona
de Roberto Fernndez Retamar


    Editora del fonograma:
    Palabra de esta Amrica

en la voz de Roberto Fernndez Retamar    


Lezama persona



Un momento entre leos de Mariano y manchas de humedad,
Junto a un grueso jarrn de bronce cuneiforme,
Y el soplo ladeado de la voz de doa Rosa, anunciando
Que Joseto viene para ac: anoche
No ha dormido bien ust sabe Retamar cmo es el asma,
Era lo necesario para que llegara bambolendose
Y su palma hmeda pasara de encender el tabaco posiblemente eterno
A dar ceremoniosamente la mano que alzaba aquella gruta a palacio,
Aquel palacio a flor de loto conversada, a resistencia
De guerrero o de biombo de Casal.
Recogamos el ltimo nmero de Orgenes, olorosa an la pgina,
Con algo de Alfonso Reyes o unos versos de un poeta de veinte.aos,
Y no hacamos demorar ms el ritual del Cantn.
Adelaida haba guardado para entonces su silencio,
Rajado a momentos por su mejor risa valona.
La noche se abra, por supuesto, con mariposas.
Aparecan platos suspensivos, bamb y frijoles trasatlnticos
Junto al aguacate y la modestsima habichuela.
Ya haban saltado del cartucho previas empanadas,
Y por encima de alguna sopa y del marisco misterioso,
La espuma de la cerveza humeaba hasta adquirir la forma
De una Etruria filolgica, calle Obispo arriba,
Posiblemente con Vctor Manuel, una pesada maana de agosto.

T sers el animal, oigo decir todava.

Los ojitos desaparecen por un instante
(Despus de haber brillado como ascuas hmedas),
Tragados por la risa baritonal primero, luego aflautada
En el Bombn de Barreto.
O, grave
(Esto es ms bien en sillones, frente a un obsesivo dibujo de Diago,
Un cuerpo que se curva o quizs se derrite),
La evocacin sobre los tejados de La Habana,
La forifai en la mano de DArtagnan, cruzada con la otra en el cuadro de Arche
(Pudo haber sido Aristides Fernndez),
Y atrs un parque que siempre me ha hecho pensar
En la plazoleta de nuestra Universidad,
De donde baja con risa la manifestacin hacia la muerte.

Todava nos esperan extraas aves
Posadas en los adverbios, arpas para ser redas hasta la ltima cuerda,
Cimitarras entreabiertas, abandonadas por el invisible camarero
Que sirve el t fro con limn, porque aqu el caf es muy malo.
Aunque, a la verdad, no puede pedirse ms por un peso.

Infelices los que slo sabrn de usted
Lo que proponen (lo que fatalmente mienten) los sofocados chillidos de la tinta;
Los que no habrn conocido el festival marino,
Areo, floral, excesivo, necesario,
De una noche del restorn Cantn de una noche del mundo
Girando estrellado en torno a La Habana que nos esperaba afuera
Con billetes de lotera, algarabas descascaradas, y el viento arrastrando
Papeles de peridicos infames, y un mendigo ms desesperanzado que su
sombra.



ROBERTO FERNNDEZ RETAMAR


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

197 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas