sitemap
Palabra Virtual
síguenos en twitter

Si utilizas un teléfono móvil o celular o bien una tablet asegúrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantáneo o de correo electrónico

Comparte el poema en tu blog o página personal

Copia y pega este enlace en tu blog o página personal





La muerte absoluta
de Manuel Bandeira


    Editora del fonograma:
    Palabra Virtual

en la voz de Héctor Rosales    


La muerte absoluta



Morir
morir de cuerpo y de alma.

Completamente...

Morir sin dejar el triste despojo de la carne,
la exangüe máscara de cera
rodeada de flores,
que se pudrirán —¡felices!— en un día,
bañada de lágrimas
nacidas menos de la nostalgia que del espanto de la muerte.

Morir sin dejar siquiera un alma errante
camino del cielo
¿Pero qué cielo puede satisfacer tu sueño de cielo?

Morir sin dejar una huella, un perfil, una sombra
el recuerdo de una sombra
en ningún corazón, en ningún pensamiento,
en ninguna piel.

Morir tan completamente
que un día al leer tu nombre en un papel
pregunten “¿Quién fue...?”

Morir más completamente todavía
—Sin dejar siquiera ese nombre.



De: Lira dos cinqüent’anos



MANUEL BANDEIRA


Copyright © Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la página anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningún fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carácter cultural y educativo de difundir la poesía hispanoamerica.



Copyright © 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

185 visitantes activos
en este momento


           visitas únicas