sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Cudruple raz del principio de razn suficiente
de Washington Benavides


    Editora del fonograma:
    Ayu

en la voz de Washington Benavides    


Cudruple raz del principio de razn suficiente



1:aquel mundo esplndido descubierto
a los nueve aos cuando ledo fue un libro
cuyos personajes discutan la redaccin
de sus propias aventuras, escritas por un rabe, nigromante, erudito.
2:el pubis de aquella morena adolescente
donde apenas asomaba la cabellera menor
y su impulsin nuclear de amor y sexo.
3:cuando el hijo escribi (a los nueve aos)
un poema-ideograma a Euclides y la geometra
y luego, muy campante, devor arroz con leche
4:el saberse dispuesto a defender derechos
del adversario an con la propia vida
como Franois-Marie Arouet. Sin que le ordenen.

Y sta es la cudruple raz del principio
de razn suficiente
para vivir la vida.



De: Leccin de exorcista



WASHINGTON BENAVIDES


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

191 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas