sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Ser verdad que cuando toca el sueo... (Rima LXXV)
de Gustavo Adolfo Bcquer


    Editora del fonograma:
    Yoyo USA

en la voz de Favio Camero    


Ser verdad que cuando toca el sueo... (Rima LXXV)



Ser verdad que cuando toca el sueo
con sus dedos de rosa nuestros ojos,
de la crcel que habita huye el espritu
en vuelo presuroso?

Ser verdad que husped de las nieblas,
de la brisa nocturna al tenue soplo
alado sube a la regin vaca
a encontrarse con otros?

Y all, desnudo de la humana forma,
all los lazos terrenales rotos,
breves horas habita de la idea
el mundo silencioso?

Y re y llora y aborrece y ama,
y guarda un rastro del dolor y el gozo,
semejante al que deja cuando cruza
el cielo un meteoro?

Yo no s si ese mundo de visiones
vive fuera o va dentro de nosotros;
pero s que conozco a muchas gentes
a quienes no conozco!



De: Rimas, leyendas y narraciones



GUSTAVO ADOLFO BCQUER


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

168 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas