sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Hoy como ayer, maana como hoy... (Rima LVI)
de Gustavo Adolfo Bcquer


    Editora del fonograma:
    Yoyo USA

en la voz de Favio Camero    


Hoy como ayer, maana como hoy... (Rima LVI)



Hoy como ayer, maana como hoy,
y, siempre igual!
Un cielo gris, un horizonte eterno,
y, andar..., andar!

Movindose a comps, como una estpida
mquina, el corazn;
la torpe inteligencia del cerebro,
dormida en un rincn.

El alma, que ambiciona un paraso,
buscndolo sin fe;
fatiga sin objeto, ola que rueda
ignorando por qu.

Voz que incesante con el mismo tono
canta el mismo cantar;
gota de agua montona que cae
y cae sin cesar.

As van deslizndose los das,
unos de otros en pos,
hoy lo mismo que ayer..., y todos ellos
sin goce ni dolor.

Ay!, a veces me acuerdo suspirando
del antiguo sufrir...
Amargo es el dolor; pero siquiera
padecer es vivir!



De: Rimas, leyendas y narraciones



GUSTAVO ADOLFO BCQUER


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 





























Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro y cuyo objetivo es exclusivamente de carcter cultural y educativo a travs de la difusin de la poesa iberoamericana.



Copyright 2017-2020 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2017-2020 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

168 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas