sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Las araas del augurio
de Julio Herrera y Reissig


    Editora del fonograma:
    Voz Viva de Amrica Latina. UNAM

en la voz de ngel Rama    


Las araas del augurio



La sed jams saciada
que hace infinito el sueo...


Yo s que sus pupilas sugieren los misterios
de un bosque alucinado por una luna extica;
yo s que entre sus sedas late una fuga ertica
que suea en irreales y lcteos hemisferios.

Para mis penas fueran divina magia hipntica
sus labios, incensarios de msticos sahumerios;
y yo deseara siempre tener por cautiverios
sus brazos, sus cabellos y su nostalgia gtica.

Oh, si pudiese hallarla! Soaba en este da
que ilusion el palacio de mi melancola;
sus finas manos ebrias de delirar armnicas

dulzuras de los parques, vagaban en el piano
sonambuleando, y eran las blancas filarmnicas
araas augrales de un mundo sobrehumano.



De: Los maitines de la noche



JULIO HERRERA Y REISSIG


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

205 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas