sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder escuchar los poemas.

Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal





Discurso del paraltico
de Gilberto Owen


    Editora del fonograma:
    Voz Viva de Mxico. UNAM

en la voz de Claudio Obregn y scar Chvez    


Discurso del paraltico



Encadenado al cielo, en paz y orden,
mutilado de todo lo imperfecto,
en esta soledad desmemoriada
paisaje horizontal de arena o hielo
nada se mueve y ya nada se muere
en la pureza estril de mi cuerpo.

Solo la ausencia. Slo las ausencias.
A la luz que me ofusca, en el silencio
del aire ralo inmvil que me envuelve
en las nubes de roca de este cielo
de piedra de mi mundo de granito,
slo una ausencia viuda de recuerdos.

Pues quise ver la lumbre en las ciudades
malditas. Quise verlas flor de fuego.
Quise verlas el mircoles. Al frente
no me esperaba ya sino un incesto
y el carnaval quemaba en sus mejillas
y el ltimo arrebol de mi deseo.

Aqu me estoy. La sal va por mis brazos
y no llega a mis ojos, ro yerto,
ro ms tardo an de la cisterna
del pulso de mi sombra en el espejo,
camino desmayado aqu, a la puerta
de mi Cafarnam, all, tan lejos.


No ser y estar en todas las fronteras
a punto de olvidarlo o recordarlo todo totalmente.
en mi lenguaje de crepsculos
no hay ya las voces medioda, ni altanoche, ni sueo.

Por mi cuerpo tendido no han de llegar las olas a la playa
y no habr playas nunca,
y por m, horizontal, no habr nunca horizontes.

Hosco arrecife, abolir los litorales.
Los barcos vagarn sin puerto y sin estela
pues yo estar entre su quilla y el agua
40 noches y 40 das,
hasta la consumacin de los siglos.

(Si tuviera mis ojos, mis dedos, mis odos,
iba a pensar una disculpa para cantarla esa maana.)


Venganza, en carne ma, de la estatua
que conden para mi gula al tiempo,
a moverse, olvidada de sus lmites,
a palabras de vidrio sus silencios.
Venganza de la estatua envejecida
por el flccido mrmol de su seno.

Y Conventry. La lumbre de mis ojos
en los ijares lnguidos hundieron,
Lady Godiva que se me esfumaba
muy nube arrebatada por el viento,
y era Diana dura, o sus lebreles,
o la hija de Forkis y de Ceto.


Porque yo tuve un da una maana
y un amor. Fino y fro amor, tan claro
que lo empaaba el tacto de pensarlo.

Vi al caballo de azogue y al pez lbrico
por cuya piel los ros se deslizan,
lentos para su imagen evasiva.

Y tendra tambin un nombre, pero
no logr aprehenderlo la memoria,
pues mudaba de slabas su idioma
cuando las estaciones de paisajes.

An canta el hueco que dej en mi mano
la translcida mano de su sombra,
y en mi oreja el mar mltiple del eco
de sus pausas an brilla.

Huy la forma de su pensamiento
a la Beln alpina o subterrnea
donde los ros nacen, y velaron
su signo las palomas de Diodona.

Y una voz en las rutas verticales
del medioda al medioda por mis ojos:

Cuando el sol se caa del cielabril de Mxico
el aire se quedaba iluminado hasta la aurora.

Las muchachas paseaban como cocuyos
con un incendio de mbar a la grupa,
y en nuestros rostros de ngeles ardan canciones y alcoholes
con una llama impdica e impune.

Nuestras sombras se iban de nosotros,
amputaban de nuestros pies los suyos
para irse a llorar a los antpodas
y decamos luna y miel y triste y lgrima
y eran simples formas retricas.


(No recuerdas, Winona, no recuerdas
aquel cuarto de Chelsea? El alto muro
contra los muros altos, y las cuerdas
con su ropa a secar al are impuro.

Y el ro de tu cuerpo, desbordado
de luz de desnudez, y ms desnuda
adentro de sus aguas, t, y al lado
tuyo tu alma mucho ms desnuda.

Y recuerda, Winona, aquel instante
de aquel esto que arroj madura
tu cereza en la copa del amante.

Y el grito que me guiaba en la espesura
de tu fiebre, y en mi fiebre calcinante
entrelazada a tu desgarradura.)


Pero la tarde todo lo diluye.

La luz revela sus siete pecados
que nos fingieron una salud sola
y omos y entendemos y decimos
las blandas voces que a la voz repugnan:
lgrimas, miel, candor, melancola.

Porque la tarde todo lo dispersa.

Todas las mozas del mundo destrenzan sus brazos y acaba la ronda,
a las seis de la tarde se sale de las crceles
y estn cerradas las iglesias.
Nada nos ata a nada
y, en libertad, pasamos.

Mirad, la tarde todo me dispersa.


Que ya despierte el que me suea.
Va a despertar exhausto, Segismundo,
un helado sudor y un tenebroso
vaco entre las sienes. Pero el premio
que habr en su apremio de sentirse mvil...

Alargar las manos ateridas
y de su vaso brotar la blanca
flor de la sal de frutas. Y en cien gritos
repetir su nombre y todo el da
saltar por los campos su alarido.
Y por la noche ha de llegar exhausto,
mas no podr dormirse, Segismundo.

Que ya despierte. Son treinta y tres siglos,
son ya treinta y tres noches borrascosas,
que le persigo yo, su pesadilla,
y el rayo que le parta o le despierte.
Quien lo tiene en sus manos me lo esquiva.



Clave

Donde el silencio ya no dice nada
porque nadie lo oye; a esta hora
que no es la noche an sino en los vacuos
rincones en que ardieron nuestros ojos;

donde la rosa no es ya sino el nombre
sin rosa de la rosa y nuestros dedos
no saben ya el contorno de las frutas
ni los labios la pulpa de los labios,

grita Elas (arrebatado en llamas
a cualquier punto entre el cielo y la tierra)
grita Elas su ley desacordada
en el viento enemigo de las leyes:

Cuando la luz emana de nosotros
todo dentro de todos los otros queda en sombras
y cuando nos envuelve
qu negra luz nos anochece adentro!



GILBERTO OWEN


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

180 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas