sitemap
Palabra Virtual
sguenos en twitter

Si utilizas un telfono mvil o celular o bien una tablet asegrate que el browser sea compatible con flash para poder ver los videos.


Comparte el poema con tus amigos

Copia y pega este enlace en un mensaje instantneo o de correo electrnico

Comparte el poema en tu blog o pgina personal

Copia y pega este enlace en tu blog o pgina personal






Atraan verdades... (fragmento)
de Pedro Piccatto


    Los pjaros ocultos. Artistas de la ocultura uruguaya.

    Editora del videograma:
    Tremendo Films

por Gustavo Wojciechowski    
Colaboracin: Juan Pablo Pedemonte    
Sitio web de Los pjaros ocultos    


Atraan verdades... (fragmento)


Atraan verdades
mis ojos
si miraban.

Cunta humildad y orgullo
desde mi intimidad
suba a ellos
con intencin de cielo.

En ellos,
azul de soledad,
se movan heridas
que el hombre no conoce todava.

Heridas comparables a las que sufre Dios
cuando crea el dolor de un inocente.

Umbral de la belleza
y camino para todas las alas,
mi intimidad
soaba

De lejos venan
como un temblor impuro,
sobresaltos de sombra.
Pero no la tocaban
ni la heran

Apenas levemente la turbaban.

Pero no la tocaban
ni la heran
como no toca al ngel
ni lo hiere
la nube de un dolor.


II de Sangral



PEDRO PICCATTO


Copyright Derechos reservados del titular.

Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.



regresar a la pgina anterior 































Los poemas, poemas con voz, videos y libros en pdf presentados en este portal son propiedad de sus autores o herederos o titulares de los mismos.

El Portal de la Palabra Virtual no persigue ningn fin de lucro ya que tiene como objetivo exclusivamente el carcter cultural y educativo de difundir la poesa hispanoamerica.



Copyright 2006-2008 Palabra Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2006-2008 Virtual Word Inc. Worldwide Copyrights.

212 visitantes activos
en este momento


           visitas nicas